RECORD: Azara, Félix d'. 1802-5. Apuntamientos para la historia natural de los páxaros del Paraguay y Rio de la Plata. Madrid: Imprenta de la Viuda de Ibarra. 3 vols.

REVISION HISTORY: Transcribed (single key) by AEL Data 01.2014. RN1

NOTE: This work formed part of the Beagle library. The Beagle Library project has been generously supported by a Singapore Ministry of Education Academic Research Fund Tier 1 grant and Charles Darwin University and the Charles Darwin University Foundation, Northern Territory, Australia.


[page 1]

APUNTAMIENTOS

PARA LA HISTORIA NATURAL

DE LOS PÁXAROS

DEL PARAGUAY

Y RIO DE LA PLATA,

ESCRITOS

POR DON FELIX DE AZARA

TOMO TERCERO.

MADRID MDCCCV.

EN LA IMPRENTA DE DOÑA MANUELA IBARRA.

CON LICENCIA.

[page 2]

[page] i

ÍNDICE

De los Páxaros descritos en este tercer tomo.

PAG.
Palomas 1.
Picazuró 4.
Cobijas manchadas 10.
Montés 11.
Parda tapadas roxas 12.
Roxa y amarilla 15.
Parda manchada 17.
Roxiza 20.
Picúi 23.
Enana 25.
Ynambús 26.
Ynambú-guazú 34.
Ynambúí 40.
Ynambú-carapé 45.
Tatáupá 48.
Azulado 52.
Listado 53.
Mocoicogoé 56.
Chororó 59.
Urú 62.

[page] ii

Yacús 69.
Yacuhú 72.
Yacucaraguatá 77.
Yacuapeti 80.
Mitú 83.
Avestruz Churí ó Ñandú 89.
Saria 101.
Chajá 106.
Cigüeñas ó Tuyuyús 112.
Baguari 114.
Collar roxo 117.
Canguí 122.
Espátula 128.
Flamenco 133.
Garzas 143.
Aplomada 148.
Grande blanca con manto 151.
Chica blanca con manto 153.
Blanca mayor 154.
Blanca mediana 156.
Blanca menor 159.
Jaspeada 160.
Obscura azulada 164.
Parda chorreada 168.
Flauta del sol 169.
Tayazuguirá 173.
Cuello aplomado 177.

[page] iii

Cuello pardo 180.
Roxa y negra 182.
Varia 185.
Mandurias ó Curucaus 187.
Manduria ó Curucau 189.
Curucau aplomado 195.
Cuello jaspeado 197.
Afeytado 201.
Carau 202.
Ypacahás 206.
Ypacahá 210.
Chiricote 214.
Chiricote aplomado 216.
Jaspeado todo 217.
Obscuro 219.
Pardo 220.
Cara negra 223.
Aplomado y pardo 226.
Pardo acanelado y blanco 228.
Pardo obscuro 230.
Ceja blanca 231.
Jaspeado encima 234.
Yahanás 236.
Yahaná 238.
Celeste y verde 243.
Blanco y celeste 248.
Blanco y pardo acanelado 251.

[page] iv

Garganta celeste 253.
Aguapeazós 254.
Aguapeazó 257.
Blanco debaxo 262.
Terutero ó Teteu 264.
Becasinas 270.
Becasina 1a 271.
Becasina 2a 275.
Paxaritos de ribera 278.
Mbatuituis 282.
Pecho listado 283.
Pecho de mármol 286.
Armado 289.
Collar negro 291.
Zancudo 297.
Chorlitos 302.
Rabadilla blanca 305.
Frente acanelada 307.
Pardo picado de blanco 308.
Campesino 310.
Ribetes blancos acanelados 312.
Pardo mayor 314.
Pardo menor 315.
Lomo negro 317.
Pies roxos 318.
Garganta blanca acanelada 320.
Pestorejo pardo 322.

[page] v

Golas obscura y blanca 323.
Cabeza y cuello obscuros 325.
Tarso comprimido 327.
Rayador 329.
Gaviotas 334.
La mayor 338.
Cenicienta 350.
Blanca 363.
Hatís 368.
Cogote obscuro 372.
Cabeza negra 373.
Pico corto 376.
Ceja blanca 377.
Manchado 379.
Martin pescadores 380.
Celeste 383.
Celeste obscuro 385.
Obscuro dorado 387.
Garganta roxa 388.
Verde obscuro 389.
Alilargo marino 391.
Zaramagullones 393.
Negro 395.
Chorreado 399.
Cisne de cabeza negra 404.
Ganso blanco 406.
Patos 408.

[page] vi

Grande ó Real 410.
Crestudo 417.
Cola aguda 421.
Negrizco ala blanca 423.
Pato espátula 427.
Pico pequeño 434.
Pico aplomado y roxo 436.
Alas azules 437.
Cara blanca 440.
Roxo y negro 443.
Ypecutirí 445.
Cabeza negra 447.
Pico amarillo y negro 448.
Pico de tres colores 450.
Collar negro 452.
Ceja blanca 453.
Macás 455.
Cornudo 457.
Pico corvo 464.
El menor 466.
Dedales 468.
Focha 472.
Focha de ligas roxas 474.

[page] 1

CARACTERES GENERALES

DE LAS PALOMAS.

Baxo de este nombre comprehendo todas las Palomas y Tórtolas del Paraguay, porque se parecen: en su buena carne: en la forma total y de las partes: en el tarso redondo grueso y roxo: en los dedos separados: en el modo de volar y criar solo dos pollos en nido plano, que hacen con pocos palitos en los árboles, no en agujeros: en el modo de cantar ó gemir, comer, beber, caminar, subsistir, y artículos de su alimento: en ser sociables, estacionarias y de vuelo violento: en posarse en los árboles y en el suelo, &c. De manera que si hubiese de separar las Tórtolas de las Palomas, no podria hacerlo sino por la magnitud; pero como ésta pasa de unas á otras insensiblemente, las he reunido en una familia. Los Guaranís sin embargo las dividen en tres clases con los nombres de Picazú, Yeruti y Picuí, que probablemente se deducen del canto, y equivalen á Paloma, Palomita y Tórtola. Baxo del primer nombre cuentan á mis tres

TOM. III. A

[page] 2

especies primeras; baxo del segundo las tres siguientes; y en el tercero las demas.

Hablando Buffon1 de las Palomas dice: que las que el hombre cria en los palomares del campo, no se fixan sino miéntras les gusta la habitacion, y encuentran en ella comodidad y alimento: que otras prefieren los agujeros puercos de las murallas antiguas á los mejores palomares: que otras no crian sino en agujeros de troncos: que á algunas es imposible atraerlas á las casas: y que otras no saben dexarlas. Dice que estas diferencias indican variedad de especies, y que en efecto los Naturalistas, sin contar las variedades, numeran siete especies incluyendo á la Tórtola y á la Torcaz, aunque en realidad no hay sino tres, que son la de Tórtolas, Torcaces, y otra campesina que en Aragon llaman Sisella y los Franceses Bisset; porque las cinco restantes no son sino una, segun se convence de que se mezclan y producen individuos fecundos. Pero si esta experiencia tuviese fuerza, deberia el autor reducir las Palomas no á tres, como lo hace, sino á una especie; pues cree2

1 Tom. IV. pág. 301.

2 Id. pág. 361 y 388.

[page] 3

que tambien la Torcaz y la Tórtola son capaces de juntarse y de producir con la Sisella individuos fecundos. Así sucede con el Canario y Gilguero, y sin embargo el autor los hace diversas especies. Es para mí indudable, que dos quadrúpedos ó páxaros originalmente diversos, y que jamas se juntan aun viviendo en el propio pais, se mezcláran en la esclavitud y producirán individuos fecundos, segun dixe en mi Historia Natural de Quadrúpedos tratando de Gatos y Perros. Tambien creo que las especies de Palomas son no solo siete, segun dicen los Naturalistas, sino muchas mas, pues yo he descrito nueve en este rincon del mundo. Luego se mete el autor á explicar el modo como el hombre ha podido alterar las formas, magnitud, colores y costumbres de las Palomas domésticas; pero esto no es de mi asunto, que se limita á describir lo que he visto.

Despues1, conociendo la ligereza y dilacion del vuelo de la Sisella, cree se encuentra en todo el mundo; sin reflexîonar, que siendo de pasa en Europa, es difícil y

A 2

1 Tom. IV. pág. 351.

[page] 4

para mí imposible que exista en el emisferio del sur, á no ser que la hayan transportado, segun dixe en mi discurso general. Siguiendo su idea, todas las Palomas indicadas ó descritas por otros en África, Filipinas y ámbas Américas, son para él Sisellas; pues aunque difieran, se figura que todo lo hace el clima; pero para mí quanto dice sobre esto es infundado. En las descripciones particulares veremos que algunas de dichas especies, que tiene por Sisellas, son mis Palomas. No he podido reconocer á las demas, porque no las caracterizan suficientemente los Viageros y Naturalistas.

NÚM. CCCXVII.

DE LA PICAZURÓ.

Picazú es nombre general que dan los Güaranís á toda paloma grande, y por excelencia á ésta, aunque añaden la última sílaba , que significa amarga; porque lo es quando ha comido cierta fruta. Los Españoles le llaman comunmente Paloma, y Paloma Torcaz. Es la mayor, y sin embargo parece

[page] 5

que abunda mas que otra ninguna en todos estos paises. Vive á pares, y en bandadas muy numerosas, que se suelen separar con bastante indiferencia. Es estacionaria; la mas arisca, y se posa en la copa de los árboles, dando alguna preferencia á los secos y poco frondosos. No se interna en los bosques, habita las quintas y campos, come el maiz recien sembrado, y el desperdiciado por los Loros, y otras semillas y frutas; y tambien acude á comer los pedacitos de carne cruda de las reses que se matan en el campo. No tiene diferencia sexûal, y aseguran que cria donde y como todas.

Longitud 13½ pulgadas: cola 4⅔: braza 26. Toda la garganta y la cabeza son moradas vinosas; y la nuca y algo mas, con los costados del cuello, tienen plumas redondas, obscuras con una media luna blanca cerca de la punta de cada una. El pestorejo es pardo con ribetes obscuros, y paralelos á éstos hay medias lunas anchas y vinosas blanquizcas. El lomo hasta la cola azul aplomado vivo, y la espalda y cobijas pardas; pero las de junto al encuentro son sutilmente ribeteadas con pardo clarísimo: las cobijas medias tienen blanquizca la borda exte-

TOM. III. A 3

[page] 6

rior, y las mayores blanca; ménos en el trozo externo que son puramente azules aplomadas, como los remos y cola, aunque ésta tiene una pulgada obscura en la punta. Lo inferior del cuerpo azulejo: sus costados, los remos debaxo, tapadas y timoneles inferiores, azules aplomados claros.

Remos 20, el segundo y tercero mayores: cola 12 plumas en escalerilla: la de afuera 8 lineas mas corta: pierna 30: tarso 18, roxo morado: pico 7½, azul como polveado de blanco, y el iris naranjado bello: el ojo está rodeado de peladurita granugienta y sanguina, que comunica muy angostamente con el ángulo de la boca. La hembra es poquito menor, con los mismos colores no tan vivos.

Dutertre1 reputa por Bisset ó Sisellas de Europa á las Palomas, que en las Islas del Golfo Mexicano llaman Torcaces. Añade, que son de pasa sin detenerse largo tiempo en un lugar; porque siguen la cosecha de granos, que no se verifica al mismo tiempo en todos los lugares de dichas Islas: que se posan en los arboles, y anidan dos ó tres veces al año: y que quando comen cier-

1 Tom. IV. pág. 351.

[page] 7

ta semilla son amargas. No hago caso de que el autor asegure, que las propias semillas sazonan en diversos tiempos en dichas Islas; sino de que sus Palomas no son de pasa, como dice, sino quando mucho errantes en diferentes lugares de la Isla. Tambien observo que serán grandes quando las llaman Torcaces; y que tendrán el color de tales sobre poco mas ó ménos. Y por último noto, que su carne es amarga quando ha comido cierta fruta ó semilla. Deduzco pues de todo con fundamento, que las Palomas del Autor no son Torcaces ni Sisellas, sino Picazurós, en quien concurren dichas circunstancias.

Describe Buffon1 á la Torcaz de Europa diciendo, que es de pasa: lo que en mi juicio es bastante para creerla diferente del Picazuró, que es estacionaria, y abunda eien veces mas que en Europa. El autor se refiere en la demas á la estampa 316, que le marca 3 pulgadas mas que yo á la mia; y difieren bastante en los colores, para no dudar que son diversas. Sin embargo cree 2

A 4

1 Tom. IV. pag. 361.

2 Id. pag. 370.

[page] 8

que la Torcaz de Europa se encuentra en América, fundándose: en que el nuevo viage á las Islas dice las hay en la Guadalupe, y que estando gordas son tan perezosas, que ni muchos escopetazos las precisan á volar, consiguiéndose únicamente que pasen de una rama á otra gritando. De esta noticia no se concluye que tales Palomas sean Torcaces; y solo puede presumirse que serán Picazurós. Pero seguramente es falso lo de la pereza, &c.

Allí mismo copia á Dampier, quien dice: que en la Bahía de Todos Santos hay dos especies de Palomas Torcaces: la una de color gris obscurooy del tamaño de la Torcaz europea, y la otra mas pequeña de color gris claro. Pero estas señas solo sirven para presumir que la primera es Picazuró, y la segunda mi Parda manchada; y de ningun modo para creer que son de especies europeas. Añade Dampier, que desde mayo á septiembre van en bandadas tan numerosas, que un solo hombre puede matar nueve ó diez docenas: lo que sirve para hacernos creer que nunca las cazó ni vió en el campo.

Habla mi Autor1 de una Paloma de

1 Tom. IV. pag. 373.

[page] 9

Jamayca, indicada por Hans Sloane y por Brown, que dicen es con corta diferencia del tamaño de la Torcaz europea, y que tiene de mas notable una faxa negra, que atraviesa la cola azul, el iris roxo mas vivo que dicha Torcaz, y dos tubérculos cerca de la base del pico. Como todo esto conviene al Picazuró, es de presumir que lo sea, y no variedad de la Torcaz, segun cree mi Autor. No son carácter especial de ésta los tales tubérculos, pues los tienen todas sobre las narices.

Ultimamente1 copia á Frecier, que dice. „Los campos de Chile están poblados de páxaros, principalmente de Palomas Torcaces y de Tórtolas: aquellas son amargas, y éstas no gran cosa." Me parece que tales Torcaces son Picazurós.

Allí mismo copia las noticias de muchos autores, tanto de Palomas, como de Tórtolas americanas; pero como ninguno las caracteriza, es imposible saber las especies. Por cuyo motivo no se puede hacer uso de semejantes noticias vagas, que el autor quiere aplicar á determinadas especies.

1 Tom. IV. pág. 384 c. (e).

[page] 10

NÚM. CCCXVIII.

DE LAS COBIJAS MANCHADAS.

No me ocurre otro nombre mejor. Solo la he encontrado entre los 27 y 28 grados de latitud, y creo que no tiene diferencia sexûal, pues maté tres idénticas de un tiro de 5 que andaban juntas. Lo que observé de costumbres me pareció idéntico á la precedente.

Longitud 12 pulgadas: cola 4⅙: braza 23¼. Toda la cabeza, el cuello entero, lo inferior y costados del cuerpo, tapadas, lomo y rabadilla, son aplomados como en la Torcaz, y mas claro ó débil en las partes últimamente mencionadas. Todas las cobijas tienen en la punta una manchita blanca y el resto pardo; pero las menores del trozo medio tienen ademas blanca la borda exterior, y las mayores del trozo de afuera un hilo blanco solo en la punta, siendo lo demas aplomado obscuro, como los remos y cola. El cuello carece de reflexos.

Remos 20, el segundo mayor: cola 12

[page] 11

plumas en escalerilla: la de afuera 4 lineas mas corta que la central y su inmediata; y los timoneles inferiores casi igualan á dicha exterior: pierna 26½: tarso 18, roxo cárdeno: iris blanco bello: párpado azul blanquizco, y pelado que no comunica con el pico, que es obscuro en la punta, y lo demas como el Picazuró.

NÚM. CCCXIX.

DE LA MONTÉS.

Así la llama Noseda, y la describe en los términos siguientes. "La maté en una dehesa de mi pueblo por octubre. Habita los bosques, posándose en los árboles mas altos, y es muy arisca. Suele ir en quadrillas diminutas, porque no abunda lo que las otras; y al medio dia en verano baxa y descansa en los árbolés baxos de las orillas del bosque.

„Longitud 12 pulgadas: cola 4: braza 21⅓. Del pico á media cabeza, y de la nuca á media espalda, con las cobijas menores, son de un roxo amoratado; y del

[page] 12

mismo color es por debaxo desde el fin de la quixada hasta el pecho. De media cabeza á la nuca es de color barroso obscuro, con reflexos de oro fino, de verde y carmesí puro, que se extienden hasta cerca de la quixada; y desde aquí corre el color mas claro que abraza á la horqueta, donde se pone casi blanquizco. Lodemas del cuerpo azul barroso, mas claro debaxo, principalmente el vientre. Los remos y cola obscuros; pero ésta tiene las puntas blanquizcas á distancia de una pulgada.

„Remos 22, el tercero mayor: cola 12 plumas en escalerilla; la de afuera 7 lineas mas corta: pierna 24: tarso 14, roxas: pico 8, muy negro. Tiene dos iris, el menor ceniciento, y el mayor color del grano de la granada.

NÚM. CCCXX.

DE LA PARDA TAPADAS ROXAS.

Habita únicamente los bosques, posándose siempre hácia lo baxo de los árboles y ma-

[page] 13

torrales copudos y embrollados. Vuela muy baxo, como escondiéndose sin dilatarse lo que las demas, y busca su alimento en el suelo, sin salir á lugar despejado, sino quando mucho á la inmediacion del bosque. Vá sola ó con su amada idéntica, y quando mas en familias. Sin embargo es muy comun, y los muchachos pillan muchas con trampas que ponen en las sendas, cebándolas con maiz. La llaman por excelencia Yerutó, aunque tambien dan este nombre á las dos siguientes. Es estacionaria, se extiende casi hasta el rio de la Plata, tiene el cuerpo mas fornido que las dos siguientes, y aseguran que cria como todas.

Longitud 11⅙ pulgadas: cola 4: braza 17½. Sobre la cabeza y siguiendo por el pestorejo son de un pardo morado, cambiante en azul, en dorado, y en morado. El resto sobre el páxaro pardo. La plumita de la base de la mandíbula superior, el costado de la cabeza y la garganta hasta el pecho, blanquizcos amoratados, y la horqueta blanca. Lo anterior del pecho es lo mismo; pero degenera en blanco sobre el vientre. La cola parda azulada con la punta blanca, é inmediato á este color una

[page] 14

pulgada obscura. Los remos debaxo y las tapadas de un roxo bermellon.

Remos 21, el quarto mayor: el primero no muy largo, y apénas tiene barba en una pulgada de la punta: cola 12 plumas; la de afuera 6 lineas mas corta, las demas casi iguales: pierna 26: tarso 17, roxas: pico 8, azul obscuro: iris naranjado, y una peladura morada empieza en el ángulo de la boca y rodea el ojo, notándose en su contorno algo sanguino.

Mi Autor1 habla de una Paloma indicada por Sloane, que dice es pasagera en Jamayca; que tiene la magnitud de la Sisella sobre poco mas ó ménos; que es parda purpúrea encima con el vientre blanco; y que se debe creer de la misma especie que la Sisella. Pero yo no dudo que es diversa, sino únicamente si es ó no alguna de las mias. En caso de serlo, me inclino por la presente; pues aunque el Autor la hace de pasa, pudo equivocarse en esto.

1 Tom. IV. pag. 359.

[page] 15

NÚM. CCCXXI.

DE LA ROXA Y AMARILLA.

Debe de ser muy escasa, quando solo he tenido la presente, que compré en el Paraguay muerta á un muchacho, quien le habia arrancado todos los remos.

Longitud 9½ pulgadas: cola 3⅙. La frente es de canela morada, y de allí á la espalda de un morado vinoso roxizo vivo, y precioso sin reflexos. Este color se introduce con una punta por detras y debaxo del oido hasta en frente del ángulo de la boca, dexando un espacio blanco acanelado, que cubre el oido y hasta dicho ángulo. Baxo de la cabeza y algo de la garganta blancos. El resto de esta y su inmediacion blancas vinosas, como parte del pecho. Despues hasta la cola y los costados blancos amarillazos. Las tapadas de tabaco roxo sevillano, y tambien la cola, aunque no tan viva. Esta encima, todo sobre el cuerpo y cobijas, de un acanelado algo obscuro y vinoso.

[page] 16

Cola 14 plumas en escalerilla: la de afuera 3 lineas mas corta: pierna 25: tarso 26, roxo, con la coyuntura desnuda: pico 6, obscuro roxizo encima, roxo debaxo, y el mas agudo y comprimido por los costados que he visto en Paloma, notando tambien que las plumas se avanzan sobre él mas que la nariz. El iris parece blanco. El contorno del ojo pelado sanguino, que comunica estrechamente con el ángulo de la boca.

Cree Buffon1, que la Paloma de su estampa 162, llamada por Brisson Pigeon violet de la Martinique, no es sino una muy ligera variedad de la Sisella; pero no dudo que se equivoca mucho. La estampa le marca 7 pulgadas, el tarso y dedos extra ordinariamente largos, y la cola demasiado corta. Le tiñe parte del pecho y hasta la cola de amarillo claro, la cola por debaxo de un roxo muy claro, el pico de roxo, y todo el resto de un roxo obscuro. Resulta pues identidad en los colores y su distribucion: lo que me parece bastante para no dudar que es mi Paloma, y para creer que la estatura, tarso, dedos y cola

1 Tom. IV. pág. 353.

[page] 17

están desproporcionados en la estampa. Esta, segun el Autor, representa á un macho, y la 141 á su hembra; pero se equivoca, pues verémos luego que la última estampa es de mi Paloma roxiza.

NÚM. CCCXXII.

DE LA PARDA MANCHADA.

Es muy comun en el Paraguay y Buenos Ayres. Sus costumbres no difieren de las del Picazuró, sino en que es muy mansejona. Sus bandadas rara vez llegan á 50, y lo comun es ir á pares y en familia. Se posa hácia la quarta parte alta de los árboles, no en la cumbre, prefiriendo los no muy copudos, sin hacer estudio de esconderse. No se interna en los bosques, busca su alimento en los campos y quintas, y se dexa aproxîmar mucho. Su cuerpo es mas largo que grueso, y aseguran que cria donde y como los precedentes.

Longitud 8¾ pulgadas: cola 3: braza 15½. Sobre la cabeza hasta la cola pardo, como las cobijas de los trozos internos; pe-

TOM. III. B

[page] 18

ro las últimas y mas inmediatas al cuerpo, y los últimos remos, tienen algunas gotas de un azul turquí esmaltado, siendo en lo demas pardos obscuros, como el resto de los remos y las cobijas del trozo externo. Los costados del cuello tienen reflexos de oro en conjuncion con la luz, y roxos morados en la oposicion. El costado de la cabeza es algo mas claro que sobre ella. De lo posterior del ojo nace una manchita angosta turquí esmaltada, que se prolonga 6 lineas sobre el oido: baxo de ella hay otra paralela del mismo color, y algo mas ancha. Baxo de la cabeza blanco. De allí al pecho morado pardo, y el resto hasta la cola blanco acanelado y bañado con dicho morado pardo. El costado del cuerpo aplomado débil, y las tapadas y remos debaxo aplomados blanquizcos. La barba exterior de la pluma externa de la cola es blanca, y todas, ménos la central, tienen 8 lineas blancas en la punta. Despues de este color hay un poco negro, y el resto de las plumas, con la central íntegra, son como el lomo.

Remos 21, el segundo mayor: cola 14 plumas en escalerilla: la de afuera 8 lineas

[page] 19

mas corta: pierna 19: tarso 12, sanguino opaco: pico 7: el ojo rodeado de poca peladura azul, que comunica estrechamente con el pico. La hembra es poquito menor con los mismos colores algo mas apagados.

Á primeros de marzo compré un individuo de 8 pulgadas, y las demas medidas proporcionales. El tupé y baxo de la cabeza eran blancos: sobre ésta y el cogote pardos obscuros con los mástiles y algo mas blanquizcos. De allí á la cola como en el descrito, con los mástiles blanquizcos en la nuca. Las cobijas de los trozos internos pardas, muy variadas irregularmente con negro y blanco sin notarse gotas. El flechazo de que murió le habia atravesado los oidos, y no sé si allí habria manchas esmaltadas; pero el costado de cuello carecia de reflexos, y era obscuro con los mástiles blanquizcos, lo mismo que la garganta. El pecho blanco pardo, y de allí á la cola blanco acanelado. Todo el resto como en el descrito; y presumo que este individuo puede ser no adulto de esta especie, aunque no lo aseguro.

Buffon1 menciona una Paloma mexica-

1 Tom. IV. pág. 353.

B 2

[page] 20

na, que Fernandez llama Hoitlotl, diciendo únicamente, que es parda con manchas negras, y que se persuade es la Sisella de Europa. Pero no solo creo que no lo es, sino que presumo es mi especie presente.

NÚM. CCCXXIII.

DE LA ROXIZA.

No la he visto sino en el Paraguay, cuyos Guaranís la llaman Picuípitá (Tórtola roxa). Vá con su amada idéntica, y rara vez se juntan quatro ó seis. Se posa hácia la mitad de los árboles y matorrales, sin dexarse ver en la cima. Se acerca mucho á las casas campestres, y aun entra en los corrales á buscar el alimento; pero parece que no se separa mucho de los bosques. Suele incorporarse con la anterior y con la, siguiente; pero al volar se separan. En julio compré un nido, que me aseguran ser suyo. Era como el de toda Paloma, y tenia dos huevos blancos, iguales y esfereides perfectos, euyos exes eran 10¼, y 8 lineas. Es estacionaria.

[page] 21

Longitud 7 pulgadas: cola 2¾: braza 11. Sobre la cabeza aplomado, y baxo de ella blanquizco, como entre el ojo y el pico. La garganta, su inmediacion, lo inferior y costados, son de canela avinagrada, y las tapadas negras; ménos el órden mayor que es obscuro con las bordas negras. Los remos encima y las cobijas del trozo exterior pardos obscuros. La cola negra con la punta acanelada; ménos la pluma central que es de tabaco sevillano roxo y vinoso, como todo el resto de la Tórtola, ménos algunas gotas negras que se advierten en las cobijas. La hembra no difiere sino en los colores mas apagados.

Remos 21, el tercero mayor: cola 12 plumas en escalerilla: la de afuera 5 lineas mas corta: pierna 14½: tarso 9, roxo cárdeno, en cuyos costados se ve con cuidado una hilera de plumitas informes: pico 5½, azul obscuro: iris roxizo: párpado azul y pelado, sin comunicar con el pico.

Mi Autor1 dice. „La paloma que Brisson llama simplemente Paloma de la Martinica, y se representa en la estampa 141

TOM. III. B 3

1 Tom. IV. pág. 354.

[page] 22

con el nombre de Paloma de Cayena, no es especie diferente de la de Europa; sino mas bien me parece hembra de la que he representado en la estampa 162, y Brisson denomina Pigeon violet de la Martinique; y ámbas oriundas de los que de domésticasse han hecho silvestres. Á ámbas llaman en la Martinica Perdices con impropiedad, porque no las hay allí. Como me enviáron la una de Cayena, y á la otra de Martinica, infiero que la especie se encuentra en todos los paises cá lidos de América." Pero ya dixe ántes, que la estampa 162 era de mi Paloma roxa y amarilla. En quanto á la estampa 141 me parece mi roxiza, fundándome, en que la estampa le dá algo mas de 7 pulgadas: le pinta de blanquizco baxo de la cabeza con parte de la garganta, todo el resto debaxo de canela muy clara avinagrada, y todo lo superior y el pico roxizos. De modo que todo conviene á la mia, pudiéndose tomar las pequeñas diferencias por equivocaciones de la estampa. Por consiguiente no solo las estampas son diferentes especies, sino que ninguna es oriunda de Europa.

[page] 23

NÚM. CCCXXIV.

DE LA PICUÍ.

Así le llaman los Guaranís por excelencia, aunque dan el mismo nombre á la anterior. Los Españoles la denominan Tortolita, figurándose acaso que es la de Europa; pero se engañarian mucho. Es muy comun en el Paraguay y al sur del rio de la Plata; y aunque sus costumbres se acercan á las de la anterior, abunda cien veces mas, y es ménos arisca, pues es frequente verla en los corrales dentro de los pueblos, y muchas veces la he intentado matar con el baston. Tambien difiere en el cuerpo algo mas grueso, en las alas ménos extendidas, y en apetecer lugares ménos sombríos, separándose mucho mas de los bosques. Lo comun es ir á pares, en familia y tal qual vez en bandada de hasta 25, buscando su alimento en tierra. Hace el nido de palitos, plano, sin colchon en los matorrales y árboles medianos, poniendo dos huevos blancos, el uno casi esférico de 9½ lineas de

B 4

[page] 24

diámetro mayor, y el otro algo mas prolongado.

Longitud 7⅓ pulgadas: cola 2⅚: braza 11. De la horqueta á la cola blanquizco, poco sombreado con pardo en la garganta y costados del cuerpo, y con algun vinagre en lo anterior del pecho. Las tapadas negras aterciopeladas. La frente y costados de la cabeza blanquizcos, y sobre esta y hasta la cola y cobijas pardas puras; pero en estas hay una hilera de manchitas notables azules esmaltadas, y ademas las del trozo externo y el órden mayor en el del medio son muy negros, y el órden inmediato tiene un pedazo blanco en la barba externa que forma una notable tira. El trozo exterior de remos pardo obscuro, y los demas remos obscuros. La pluma exterior de la cola blanca, como un gran pedazo hácia la punta de las tres siguientes; y lo demas en la cola pardo.

Remos 20, el segundo y tercero mayores: cola 12 plumas; la de afuera 4 lineas mas corta: pierna 14½: tarso 9, roxo cárdeno: pico 5½, azul obscuro. Del ángulo de la boca nace una angosta peladura azulada que comunica con la que

[page] 25

ocupa el párpado: iris celeste claro.

Por noviembre tuve una en todo igual á las demas, ménos que las cobijas menores y timoneles superiores eran pardos mas claros, sutilmente ribeteados de blanco; y que la barba may or de los remos mirada por encima era acanelada, y el tarso ménos vivo.

NÚM. CCCXXV.

DE LA ENANA.

No he tenido sino la presente, comprada por noviembre en el Paraguay; ni puedo añadir, sino que me parece la he visto alguna vez dentro de los bosques grandes y espesos, volando con violencia á dos varas de altura.

Longitud 6¼ pulgadas: cola 111/12: braza 9. La comparé con la especie anterior que tenia presente, y encontré los colores idénticos, ménos las diferencias siguientes. Las partes inferiores no son tan blancas, y las tapadas roxas. Encima encontré, que las manchitas azules esmaltadas de las cobijas eran ménos y redondas, quando en la anterior

[page] 26

son largas: ademas tenia una mancha idem en cada remo de los dos últimos, y otra en cada una de las cobijas correspondientes. Nada habia blanco en las cobijas, y solo se notaba con cuidado alguna claridad azulada donde la anterior tenia blanco. La barba mayor de los remos era roxa, como tambien la mitad en la raiz de las cobijas del trozo externo. La pluma exterior y su inmediata en la cola tenian poquísimo blanco en la punta de la barba exterior; y todas, ménos la central, un pedazo casi negro en la punta, con el resto aplomado. Ademas todas eran mas redondas en la punta y de barbas mas largas. Tarso roxo blanquizco, largo 8 lineas. Pierna 12½. Pico 4½. La peladura del ojo no comunicaba con el pico. Me pareció adulta.

CARACTERES GENERALES

DE LOS YNAMBÚS.

Es nombre que dan los Guaranís á una porcion de páxaros. Estos Españoles les llaman Perdices si son grandes, y Codornices sien-

[page] 27

do chicos. En realidad se parecen á las Perdices: en poner bastantes huevos: en hacer el nido en tierra con pocas pajas, que los pollos abandonan luego que nacen: en no beber ni viajar: en ser temerosos y tristes: en volar poco trecho con pesadez, esfuerzo y ruido: en ser polvoristas, veloces en la carrera, y no posarse jamas en árbol ni rama: en ser buena comida; y en el pecho carnoso y cuerpo abultado. Pero difieren mucho; porque son insociables, y quando mas van á pares; de modo que aun los pollos al nacer echan á correr cada uno por su lado, sin que nadie haya visto la familia junta, segun dicen, y lo mismo confirma mi experiencia. Tambien difieren: porque los Ynambús prefieren los gusanos á las semillas, y las tierras incultas á las de labor. Nada tienen desnudo al rededor del ojo: la cabeza es menor, el cuello mas largo y delgado, y la lengua y pico no gallinaceos; porque aquella es de Cigüeña, y éste mas recto y largo, ménos abultado, no tan fuerte ni agudo, y el respiradero largo y mas avanzado. Carecen de cola: el dedo trasero es mas corto: la carne no tan buena: y solo tienen la mitad de la fecundidad que

[page] 28

las Perdices. Difieren igualmente de la Codorniz en que son estacionarios: en que no engordan de modo que superabunde la grasa: en que cantan todo el año mañana y tarde, y algunos todo el dia, sin que por esto se advierta que muden de sitio. No obstante se parecen á la Codorniz en la poca advertencia, insociabilidad, temor, tristeza y poltronería, que les tiene casi todo el dia quietos en un lugar. Ultimamente se acercan y apartan de la Codorniz en muchas de las cosas dichas en el cotejo de las Perdices, y en otras que diré. Concluyéndose de todo, que los Ynambús son una familia á parte; por cuyo motivo les conservo el nombre guaraní. Ademas de lo dicho es comun á los Ynambús carecer de cola, y tener la popa ancha, redonda é inclinada para abaxo. La braza es corta, los remos vigorosos, estrechos, agudos, cóncavos y el primero muy corto. El pico sin excavacion en la punta, no termina en punta, sino con alguna redondez: no es muy fuerte, ni volumoso, sino mas bien algo aplastado encima, sin compresion lateral. Las mandibulas iguales, y la superior recta hasta cerca de la punta, donde encorva algo

[page] 29

sin violencia. La lengua cortísima, triangular, y casi metida en el tragadero. El oido eubierto de plumitas, que forman una lenteja notable. El cuello algo largo, y muy delgado en la nuca. El pecho abultado: el tarso redondo, robusto y con la articulacion desnuda: los dedos algo breves, completamente separades, carnosos y sus coyunturas mal marcadas. Son tan insociables, que ni á la hembra quieren muy próxîma. Caminan con despejo y soltura, corren con celeridad, vuelan con estrépito horizontal baxa y rectamente, y careciendo de cola, giran con dificultad y á la larga. No vuelan sino precisados, y se cansan luego. Son estúpidos, y tan tímidos, que tiemblan y se aturden de todo, sin resistir á nada. No tienen diferencia sexûal, ni beben. Comen muchos insectos, y tambien frutas, granos y semillas, buscándolos temprano y tarde, y con la luna.

Los hay de campo y de hosque. Los Cazadores y los páxaros de rapiña destruyen muchos de los primeros, pero pueden perjudicar poco á los segundos; porque no salen de las mayores espras, sin que por eso se posen jamas en a boles ó ramas, y

[page] 30

como no hay bosques hácia el Rio de la Plata, tampoco se encuentran allí Ynambús de bosque. Estos difieren en lo general de los de campo, en que vuelan ménos solo muy hostigados, y entónces apénas se alargan quarenta pasos; pero son mas precavidos, y su carne no es tan blanca como la de los campesinos, pero mas suculenta y sabrosa; ménos la del Tataupá, que es blanca, no muy seca, pero insípida. El dedo posterior es mas corto, pues no toca en el suelo, y las plumas de los muslos son redondas dirigidas para atras, bien barbudas, y reparables por sus ribetes, que las hacen lo mas vistoso del vestido; como los timoneles inferiores que son casi en todo lo mismo, aunque no tan redondos y algo encorvados para arriba. Las escamas del tarso son mayores en los de bosque: el pico algo mas débil, no tan agudo; y el respiradero en su medianía, quando en los de campo principia en la base. Ademas, de cada ventana del objeto nace una canaleja que sigue hasta la punta, y otras dos del ángulo de la horqueta. De todas ellas carecen los campesinos, que tienen algunos pelitos en la pestaña, que no hay en los de bosque. Estos han to-

[page] 31

mado por fondo de su plumage colores obscuros y azulados, y los campesinos acanelados, roxizos y pardos. Si estas diferencias pareciesen suficientes para separarlos en dos familias, podrá hacerse, miéntras yo los coloco en una, poniendo primero los tres de campo, y en seguida los de bosque, dándoles el órden que me ha parecido, y separándome del de magnitud. Pero anotaré aquí que en las pampas ó campos de Buenos Ayres desde los 37 grados para el sur hay otro Ynambú, que llaman Perdiz martineta, por un moño ó martinete que tiene sobre la cabeza. Dicen que apénas sabe volar, que corre mucho, y que apurada se introduce en las cuebas de las Vizcachas y de los Tatús ó Quirquinchos. No la he visto, pero debe ser muy grande, segun lo persuaden sus huevos; de los quales me traxéron tres casi de polos iguales, de color verde-gay bello lustroso, y largos 24 lineas, gruesos 19½.

Fernandez1 habla de los Colins, diciendo que en México unos les llaman Perdices, y otros Codornices; que es lo que basta para creer que pertenecen á esta familia. Pero

1 Tom. IV. pág. 288 y siguientes.

[page] 32

los describe de un modo tan confuso, que me es imposible reconocerlos, y creo que escribió por informes; que es lo peor qué puede hacer un Naturalista, por la confusion que infaliblemente resulta, y porque es mejor ignorar la exîstencia de los páxaros, que tener de ellos noticias vagas, falsas, é imposibles de aclarar; de cuya clase son todas las adquiridas por relacion. De ahí viene á mi ver, que unos Autores creen á los Colins Perdices, y otros Codornices: el que Buffon los haya apartado de los Ynambús, y el que nadie los conozca. No me detendré mucho en los Colins; pero como he visto mas Ynambús que nadie, aplicaré las noticias de Fernandez á los mios siempre que pueda, con el fin de que se proscriban sus noticias, tomando su lugar las mias; pues aunque mis reducciones fuesen erradas, siempre será útil dicha proscripcion. Fernandez dá á todos los Colins, no solo las mismas formas, sino tambien el propio canto; pero esto seguramente es falso, y acredita su poca instruccion en la materia.

Despues1 se mete Buffon á describir los Ynambús, llamados Tinamous en Guyana,

1 Tom. VIII. pag. 281.

[page] 33

diciendo: que lo que escribe de su historia se lo comunicó Sonini de Manoncour, quien tambien le facilitó los mismos individuos que describe. Pero yo desde luego no creo lo que dice, que todo páxaro en América, y tambien los Ynambús se posan en árbol; porque jamas lo hacen en rama alta ni baxa, de noche ni de dia. Tampoco creo que sean páxaros de climas cálidos precisamente, y que tengan la garganta y el papo con pocas plumas. Dice que las de la cola son tan cortas, que en algunos individuos están enteramente ocultas por los timoneles superiores. Pero en esto dá á entender erradamente que hay esta diferencia individual, y que todos los Ynambús tienen cola, quando carecen de ella casi todos. Asegura generalmente que tienen carne blanca, elástica, vidriosa ó quebradiza, y suculenta, sobre todo la de las alas, que se parece en el gusto á la de la Perdiz roxa de España; y que la de las piernas y rabadilla es amarga quando han comido cierta fruta. Pero quizá será mejor no hacer caso de estas noticias, y atenerse á lo que he dicho y diré. Asegura que todos escarvan la tierra para hacer su nido, y que crian dos veces al año; pero

TOM. III. C

[page] 34

uno y otro es contra lo que he observado. Lo mismo digo de que viven en quadrillas, pues son solitarios, y quando mas parejeros. A todos aplica el mismo canto ó silvido lento, trémulo, lamentable, y fácil de remedar para atraerlos á tiro: y todo es falso, como el hacer á las hembras mayores que los machos. En fin no me detengo en la comparacion que hace de los Ynambús con la Abutarda, y con la Perdiz, refiriéndome en todo á lo que he escrito en general, y á lo que diré en particular de los Ynambús.

NÚM. CCCXXVI.

DEL YNAMBÚ-GUAZÚ.

Este nombre le dan los Guaranís, y significa Ynambú grande; pero los Españoles le llaman Perdiz grande. Se halla en todos estos paises, y quando se asusta ó se le antoja, eleva la pluma de la cabeza formando copete. No habita sino los campos de pasto muy alto y tupido, en que se oculta mucho, y no se levanta sino casi al pisar-

[page] 35

le ú hostigado de los perros. Por lo comun apetece lugares de alguna humedad ó frescura, como las cañadas; y suele acudir con la luna y crepúsculos á los trigos y maices recien sembrados, para recoger los granos no enterrados, y tambien los desenvuelve. Su voz, que se oye con freqüencia de muy léjos, es un silvido triste y algo trémulo, no dirigido á atraer la amada, porque se oye cantar horas sin moverse. Algnnos le crian en las casas, pero siempre es arisco, y se escapa si tiene campo inmediato. Pone 7 huevos morados sumamente lustrosos y brillantes, igualmente gruesos en los polos, cuyos exes son 27, y 20 lineas. En una ocasion encontré entre ellos uno de la especie siguiente; lo que hizo sospechar, que el Ynambú-güazú se habia apoderado del nido del otro. Le coloca muy oculto dentro de alguna mata de paja, y me aseguran que los pollos escapan cada uno por su lado luego que nacen. Lo cierto es que jamas se encuentra una familia ni bandada junta, ni se nota que obren de acuerdo, y quando mas se vé un individuo á 40 pasos de otro. Su carne pasa por algo mejor que la del siguiente, y ámbos la tienen blanca y inferior á la

C 2

[page] 36

de la Perdiz de mi tierra. En Montevideo lo cogen con perros, que le levantan, siguen y pillan al segundo ó tercer vuelo. Tambien se mata fácilmente con escopeta, pero es menester llevar perro que le haga salir. Noseda pilló algunos en trampas, y habiéndolos metido en jaula, bebian como las Gallinas, no obstante que creo no beben en la libertad. Su ocupacion continua era picarse mútuamente el lomo hasta no dexar en él una pluma; pero no herian la carne, ni los pacientes reñian ni manifestaban incomodidad ni oposicion, acreditando en todo indiferencia y estupidez; y si el picado se separaba, nadie le seguia.

Longitud 16½ pulgadas: las últimas plumas exceden 2⅓ al coccix: braza 26½. He tenido individuos de solas 14 pulgadas. Sobre la cabeza es negro, con ribetes de canela clara poco sensibles, y ménos en las puntas. El oido está cubierto de una lenteja obscura, y del ángulo de la boca sale una linea lo mismo. Baxo de la cabeza blanco; y el resto de ésta, con el cuello íntegro, de canela clara. La espalda y hasta el fin del cuerpo, con las cobijas, se componen de plumas anchas, redondas, negras con anchos ribetes

[page] 37

acanelados, y en medio de cada una hay un liston igual y paralelo á los ribetes. Los remos y cobijas del trozo externo roxos, con pocas manchitas obscuras en las puntas. Las plumas que abrigan el muslo y piernas, y el vientre, son pardas blanquizeas con lineas al traves obscuras, y baxo del cuerpo y costados pardos claros acanelados. Las tapadas y remos debaxo roxizos. Pico 18½ lineas, obscuro azulado. Pierna 56. Tarso 36, pálido claro, y los pies mas obscuros.

Compré un pollo á fines de diciembre largo 6½ pulgadas. Sobre la cabeza tenia tres tiras negras á lo largo, y de sobre lo posterior del ojo nacian dos lo mismo; de las quales la inferior se dividia en dos, atravesando uno de estos brazos el oido, y el otro pasaba sobre él. Del costado de la mandíbula inferior nacia otra del mismo color, que seguia baxo del ángulo de la boca. Las tiras sobre la cabeza eran muy notables y mas anchas, principalmente la del medio, y seguian por el cogote dexando los intermedios de canela, siendo uno de éstos la ceja. Sobre el cuerpo era pardo obscuro muy variado de manchitas larguillas blancas. Baxo la cabeza blanco, y el resto baxo del cuerpo pardo claro.

TOM. III. C 3

[page] 38

Cada pluma tenia en su extremidad una cerdá ó pelo largo, y todo el vestido estaba tan alborotado, que parecia erizo mas que páxaro, y tocándole parecia piel de quadrúpedo. Lo único que aparecia en el ala eran los remos roxos del trozo exterior.

Solté este pollo en mi quarto, y desde luego comenzó á acompañarme piando sin alejarse jamas de mi. Le dí maiz quebrado y pedacitos de pan y de carne cruda; y de todo comia, prefiriendo el tomarlo de la mano á cogerlo del suelo; lo que me hizo presumir que la madre le dará la comida. Dormia tras de ún cofre junto á mi cama, y si de noche hacia yo el menor movimiento correspondia piando: muchas veces salió á obscuras del dormitoria, y vino á situarse y dormir debaxo de mi catre. Quando tenia gana de comer me picaba las piernas, y todo lo dicho practicaba con quantos etraban en el quarto; de modo que no me preferia. Al cabo de mes y medio murió de convulsion, quando ya habia tomado los dos tercios de su crecimiento y los colores de los padres. Atribuí su desgracia á la mucha carne que comia, prefiriéndola á todo.

[page] 39

Tratando Buffon1 del Zunecolin dice: „Fernandez le llama Quanthzonecolin, que en ilioma mexicano indica un páxaro dé mediana maguitud. Su plumage es obscuro, pero se conoce por su canto bastante agradable, aunque algo triste, y por un copete sobre la cabeza. Añade Fernandez que nay otro con el propio vestido, pero mas pequeño y sin copete; y me persuado que son macho y hembra." Pero á mí me parece que por dichas señas es muy dificil y casi imposible venir en conocimiento de los páxaros: en efecto nadie hasta aquí los ha reconocido. Por consiguiente lo mejor será no hacer caso de tales noticias, que no dudo están escritas de memoria: pero si sobre esto se desea oir mi dictámen, malicio que el páxaro mayor con copete es Ynambú-güazú, y que el menor sin moño que se le parece en los colores es el Ynambuí siguiente, á quien puede aplicarse el referido canto mejor que al Ynambú-güazú. La mayor dificultad está en que les dá color obscuro, que no tienen sino en parte; pero ásta puede ser equivocacion del que le ln-

C 4

1 Tom. IV. pág. 292.

[page] 40

formó, porque no creo que viese Fernandez á todos los páxaros que describe; y si los vió, no sé por que rara vez los caracteriza de modo que los pueda yo reconocer. A todos les dá nombres mexicanos; pero para mí es increible que los tengan en aquel pais.

En seguida1 describe Buffon Le grand Colin, que Fernandez dice ser el mayor de la familia, y que el color dominante de su vestido es el acanelado roxizo: que la cabeza es variada de blanco y negro: que tambien hay blanco en la espalda y puntas de los remos; y que el pico y pies son negros. Estas señas me persuaden que trata del Ynambú-guazú; pero debe entenderse por blance en la espalda, un acanelado claro, y creerse equivocacion el ponerle blanco en las puntas de los remos.

NÚM. CCCXXVII.

DEL YNAMBÚÍ.

Así le llaman los Guaranís, y tambien Ynambú-mí, significando uno y otro Ynam-

1 Tom. IV. pág. 293.

[page] 41

bú pequeño. Estos Españoles le dan el nombre de Perdiz chica en comparacion de la anterior; aunque no faltan algunos que le llaman Codorniz, teniéndole por tal, en consideracion á los colores y á las demas semejanzas que indiqué hablando en general. Canta todo el año un trino largo, melancólico y no desagradable, repitiéndolo con freqüencia, y se oye de léjos. Pone 6 ú 8 huevos morados en todo semejantes á los del precedente, aunque mas obecuros, y sus exes de 18, y 13 lineas. Habita únicamente los campos, no bebe aun en la esclavitud, y su carne es mediana. Nunca se encuentra á la madre con los pollos, en banda, ni familia, ni á los amantes muy inmediatos. Si se coge jóven vive en las casas sin reconocer al dueño, y se escapa si hay campo inmediato. No se oculta tanto como el precedente; y quando le atisvan los páxaros de rapiña, rara vez se escapa; porque si vuela, no tiene la advertencia de dexarse caer, y le pillan en el ayre; y si no vuela, lo mas que bace es agacharse contra alguna matilla de paja, y á veces en lo mas descubierto. Pero si vé de léjos al enemigo, se

[page] 42

suele introducir en la broza y salvar la vida. En el Paraguay nadie le persigue, ni come; pero como no hay tantos campos, no abunda lo que en Montevideo y Buenos Ayres, donde he visto dar 4 y 6 por medio real; bien que en el dia valen ya mas, porque los traen de mas léjos, habiéndose disminuido mucho en las cercanías. El modo de cazarlos hace conocer su estupidez. Es este. Toma el cazador una caña de dos á tres varas, acomodando en la punta un lazo corredizo, hecho del mástil de una pluma de Avestruz para que se mantenga abierto. Con esto y un saco va al campo, y quando encuentra al Ynambuí le dá una ó dos vueltas al rededor con su caballo. Con esto el Ynambuí se agacha, y se le pasa con facilidad el lazo por el cuello. Los innumerables que se comen en el rio de la Plata son todos pillados de esta manera. Á veces los matan de un golpe con las bolas ó lazo, ó tirándoles el cuchillo, porque aquí no hay piedras, y otras los pillan con la mano. Los aficionados á escopeta les tiran como quieren en el suelo ó volando, y los Perros los paran y sienten por el olfato como á las Perdi-

[page] 43

ces de España, sucediendo lo mismo con el anterior.

Longitud 10¼ pulgadas: las últimas plumas exceden al cuerpo 1¾: braza 17½. Sobre la cabeza casi negro con ribetes acanelados: sus costados, colodrillo y nuca, de canela blanquizca, variada en los últimos parages con pequeñas manchitas obscuras. De la nuca al fin del cuerpo y el escapulario tienen plumas con las bordas acaneladas blancas, y lo demas negro variado con lineas trémulas de canela al traves. Las cobijas y remos de canela con tiras mal seguidas obscuras atravesadas. Baxo de la cabeza blanquizco; devallí á media garganta pardo blanquizco acanelado con pinceladitas obscuras en los centros de las plumas. El resto de la garganta es lo mismo; pero en algunos las pinceladas están al través. El costado del cuerpo y el muslo á faxas transversales obscuras y acaneladas, y baxo del cuerpo y piernas de canela, como las tapadas; bien que mas claras.

Remos 20, el primero cortísimo, el quarto y quinto mayores: pierna 32 lineas: tarso 20½, pálidas: pico 8, pardo encima, blanquizco debaxo: iris acanelado vivo.

[page] 44

Tratando del anterior dixe, que el páxaro que mi Autor1 creía hembra del Zonecolin, podria ser mas bien Ynambuí.

Despues indica al Cacolin2, llamado por Fernandez Cacacolin, diciendo. „Es una especie de Codorniz (esto es de Colin) de la misma magnitud y formas: tiene el propio canto, se alimenta de lo mismo, y sus colores son casi los de las Codornices mexicanas." Esta indicacion adapta bastante al Ynambiú; y presumo que lo es.

En seguida llama Coyolcos al Coyolquesque mexicano de Fernandez. Y dice que se asemeja por su canto, tamaño, costumbres y modo de vivir y de volar á los demas Colines; pero que difieren los colores, porque lo acanelado mezclado con blanco domina sobre el cuerpo, y lo acanelado ó roxizo solo debaxo y en los pies: que sobre la cabeza es negro y blanco: que dos tiras del mismo color baxan de los ojos por el cuello; y que habita las tierras cultivadas. Todo esto á nadie entre los que conozco de la familia puede aplicarse tan bien como al Ynambiú, ménos las dos tiras que descienden de los ojos por el cuello sin de-

1 Tom. IV. pág. 292.

2 Id. pág. 294.

[page] 45

cirnos de que color sean. Mi Autor reprehende á Ray y á Brisson, porque creen al Coyolcos semejante á la Codorniz de Euroropa, quando Fernandez dice que se parece á las que el vulgo llama Codornices y son Colins; pero ignora Buffon que el vulgo llama tambien aquí Codorniz al Ynambuí, porque se le parece bastante en colores y formas; así no es extraño que dichos Autores comparen el Coyolcos á la Codorniz europea.

NÚM. CCCXXVIII.

DEL YNAMBÚ-CARAPÉ.

Equivale á Ynambú-enano. Por este nombre le conocen los Guaranis de Misiones, aunque algunos le llaman Ynambú-yarii, que significa abuelo del Ynambú; dando á entender con esto, que el pâxaro es viejo, aunque tan pequeño. Es muy escaso en dichas Misiones, y lo parece mas, porque siempre está oculto en la broza, y para que se levante es preciso que casi le pisen. Entónces apénas dilata su vuelo veinte pa-

[page] 46

sos, y se esconde de modo que dificultosamente se encuentra, ni se levanta aunque le pisen. Si se consigue hacerle volar segunda vez, se puede contar con que no sale mas, aunque le pisen y maten. Noseda dice que no se separa dos palmos de donde se dexa caer; y lo mismo he visto alguna vez que le he cogido con la mano; pero no hay duda que en otras ocasiones corre bastante. No habita sino los campos muy cerrados de broza y pasto alto y espeso, sin entrar jamas en bosque. Vá solo, y su voz, que solo se oye por octubre y noviembre, es aguda, y se reduce á repetir como trinando la sílaba . Noseda pilló un adulto, y ofreciéndole inmediatamente maiz quebrado con una mano, miéntras le tenia preso con la otra, lo comió como pudiera el páxaro mas doméstico; pero yo he pillado dos adultos, y no quisiéron comer dicho maiz, ni pan, sino las arañas que podian encontrar en mi quarto; pero como esto no les bastase, muriéron al tercero dia. Los dos que he tenido, y los quatro que pilló Noseda eran adultos é idénticos; de donde infiero que no tienen diferencia sexûal. Anda con despejo; pero

[page] 47

sin la velocidad de los precedentes, á quienes se parece en todas las formas y procederes; de manera que los que no le conocen y ven volar, le creen pollo de la especie anterior.

Longitud 6 pulgadas: las últimas plumas exceden al coccix 1: braza 9½. Baxo de la cabeza y hasta el fin, y las tapadas, casi blancas; pero las plumas de la garganta tienen una pinceledita acanelada á lo largo; y el costado del cuerpo y de la rabadilla son á tiritas blancas acaneladas y obscuras al traves. El tupé, el costado de la cabeza, y en seguida el cogote, acanelados claros, con algunas pequeñas manchitas en las puntas de las plumas y los mástiles obscuros; pero como estos no se ven sin registro, y es poco lo blanquizco, domina dicha canela. Sobre la cabeza obscuro con raros puntos y casi insensibles ribetes blanquizcos. El resto del pestorejo hasta la rabadilla tiene las plumas con un dobladillo compuesto de puntos casi insensibles negros sobre fondo de canela, y lo demas negro fuerte con una linea sutil blanca y no recta cerca del dobladillo. Ademas en el pestorejo y sus costados se notan

[page] 48

pinceladitas blancas á lo largo; y en las externas del escapulario como tiritas acaneladas y obscuras en la barba de afuera. La rabadilla difiere poco del lomo; y todas las cobijas y últimos remos á tiritas atravesadas negras y acaneladas con bastantes pinceladitas blancas que la agracian. Los demas remos y las cobijas del trozo exterior pardos.

Remos 19, cóncavos, el primero cortísimo, el quinto mayor: pierna 17 lineas: tarso 9, trigueño claro; y el dedo posterior tan corto que no llega al suelo: pico 6, del color y forma que en los anteriores, lo mismo que todo lo demas, aunque el cuello algo mas abultado.

NÚM. CCCXXIX.

DEL TATÁUPÁ.

Los Guaranís le llaman Ynambú tatáupá: significa Ynambú del bogar, tal vez aludiendo á que se suele acercar á las casas campestres situadas junto á espesuras. Habita los bosques y selvas, y aun las quintas

[page] 49

que tienen matorrales, masiega ó pasto muy alto donde pueda ocultarse. Cria como los anteriores; pero solo pone quatro huevos morados brillantes, largos, agudos en sus extremos, mas en el uno, y sus exes 18, y 12¼ lineas. Dicen que quando se pasa junto al nido, sale la madre arrastrando las alas, y haciendo ademanes provocativos, para que la sigan y separar el objeto de sus temores. Su carne es blanca; pero insípida. No tiene diferencia sexûal: vá solo, y alguna vez suelen criar los pollos en las casas. Yo he puesto varios adultos en mi quarto, donde se escondian mucho, y no salian á comer quando habia gente. Su voz es mas fuerre y brillante que en todos. No se reduce á un silvido: no sé explicarla sino diciendo, que comienza con un alto: que á los 8 segundos de tiempo dá otro, y á cada segundo ménos repite, hasta que apresurando así, acaba trinando, y en seguida dice dos ó tres veces chororo. Noseda puso tres adultos en jaula por octubre y noviembre que cantaban, y en diversos dias de septiembre del año siguiente dexáron caer tres huevos sin cuidar de covarlos, ni de hacer nido. Verdad

TOM. III. D

[page] 50

es que no se les puso materiales. Yo ví uno de estos huevos que no tenia yema. Sus polos eran iguales: los exes 8½, y 6½ lineas, y el color blanco morado. Los reputé como los que el vulgo cree de Gallo. Quando se echa, apoya el pecho sobre el tarso, y agachando lo anterior del cuerpo, eleva la copa mucho mas que la cabeza; y ensanchando las últimas plumas del cuerpo, las levanta semicircularmento manifestando por deitas el vientre, bomo si con esto intentase ocultar el cuerpo, y en efecto le oculta al que mira por detras. En esta disposicion hacen bella vista los timoneles inferiores, que son cóncav os inclinando la punta hácia arriba, y están bien matizados.

Longitud 9¼ pulgadas: las últimas plumas exceden 1¾: braza 16. Otros tienen mas de una pulgada ménos, y los presumo no adultos ó acaso hembras. Baxo de la cabeza y el pecho hasta el orificio son cenicientos ó blancos aplomados. Lo anterior del cuello, el costado de la cabeza, cogote y huca, aplomados, y sobre la cabeza pardo obscuro. De la nuca al fin del cuerpo y las cobijas acaneladas obscuras,

[page] 51

y los remos y cobijas del trozo exterior obscuras. Los remos debaxo y las tapadas de acero bruñido; pero las cobijas y tapadas inmediatas al encuentro son aplomadas. El costado del cuerpo pardo aplomado, y las plumas que abrigan el muslo negras con ribetes blancos, y paralelos á estos hay dentro un listoncillo blanco; pero las inmediatas á la pierna, y las de esta, tienen lo negro pardo acanelado, y diehos ribete y liston blancos acanelados. Las últimas plumas baxo del cuerpo son mas agudas, y tienen la borda de canela clara, con lo demas á listones de este color y negros, todos paralelos á las bordas.

Remos 22, el sexto mayor: pierna 31 lineas: tarso 19, roxo lustroso, y en otros roxo amoratado: pico 10, de coral roxo y vivo, como el iris. El respiradero algo mas atrasado que en los que siguen, y mas adelante que en los que anteceden; por cuyo motivo, y por volar mas que los de bosque, y ménos que los campesinos, puede considerarse como un intermedio; aunque se acerca mas á los de bosque, no solo en lo dicho, sino tambien en su habitacion.

D 2

[page] 52

NÚM. CCCXXX.

DEL AZULADO.

He oido que algunos le llaman Ynambú-apequiá (Ynambú de color sucio); pero como en realidad no tiene nombre especial, se lo he dado. He tenido 16, todos hácia el paralelo de 24 grados, donde vi uno doméstico desde pollo, que corria los quartos libremente sin conocer á su dueño. Se parece al Tataupá en elevar la popa, haciendo con ella una especie de rueda quando está echado.

Longitud 11¾ pulgadas: las últimas plumas exceden 2: braza 20. Otros son hasta una pulgada mas cortos. La cabeza, cogote y nuca, son aplomados, mas claros los costados. Baxo de la cabeza de perla, y la garganta hasta el ano con los costados de color roxizo pálido, mas vivo en la garganta y su inmediacion. Las plumas que abrigan el muslo y pierna tienen ancho ribete acanelado pálido, luego un liston negro, despues otro de canela, y lo interior

[page] 53

negro. Las últimas baxo del cuerpo son mas agudas que las del muslo, y aunque manchadas casi del mismo modo, y con los referidos colores, éstos son mas vivos, y domina mas lo negro. Las tapadas como las cobijas; pero el órden mayor y los remos son de acero bruñido. Los remos y cobijas del trozo externo encima obscuros, y todo sobre el páxaro mirado con mucha luz es acanelado mas obscuro que en el Tataupá, y con luz media y escasa es azulado ó aplomado obscuro, notándose mas dicha canela en la rabadilla.

Remos 22, el quarto mayor: pierna 39 lineas: tarso 25, verde de hoja seca: pico 10, en todo como el de la especie siguiente: iris naranjado.

NÚM. CCCXXXI.

DEL LISTADO.

No sé que tenga nombre, y se lo he dado alusivo á su color. Habita únicamente los bosques muy grandes, siempre solo segun dicen, añadiendo que cria como todos, po-

TOM. III. D 3

[page] 54

niendo 4 huevos morados lustrosos. He visto 8 idénticos, todos en los 24 grados. Sus costumbres las del precedente, y como él eleva la popa quando se echa.

Longitud 12¾ pulgadas: las últimas plumas exceden 2: braza 21⅔. Los que creo hembras tienen una pulgada ménos. Sobre la cabeza es obscuro azulado, y baxo de la misma blanco variado con obscuro. El resto de la cabeza y todo el cuello á listones al traves obscuros y acanelados. Baxo del cuerpo y los costados de un blanco pálido ó amarillazo; y las plumas que abrigan el muslo y pierna redondas con un ribete blanco acanelado, y el resto á festones paralelos al ribete del color de éste y negros. Las plumas últimas baxo del cuerpo mas agudas, pero con los mismos ribetes, listones y colores, aunque mas delgados é irregulares. Sobre el cuerpo hay los propos listones que en el pestorejo y de los mismos colores, pero mas anchos. Las cobijas tienen las mismas tintas, pero combinadas con un punteado ino é irregular. Los remos, y el órden mayor de cobijas castaños; y las tapadas obscuras, con el órden mayor plateado, como los remos allí.

[page] 55

Pierna 40 lineas: tarso 27, verde de hoja seca: pico obscuro azulado, largo 12, y el iris de canela viva.

Para describir á un páxaro dice Buffon1, que le llama Tinamou varié, por lo vario de su vestido, aunque en Cayena le denominan Perdiz pintada con impropiedad, porque no es sino listada ó rayada. De sus colores refiere. „Baxo de la cabeza y la medianía del vientre son blancos. El cuello, pecho y lo anterior del vientre, acanelados. Los costados del cuerpo y piernas rayados obliqüamente de blanco, pardo, y canela. Encíma de la cabeza y sobre lo alto del cuello son negros; y todo encima del cuerpo, cobijas y remos medios, rayados al traves de negro y pardo oliva, mas obscuro en la espalda, y mas claro en la rabadilla y costados. Los mayores remos pardos sin mancha alguna, y los pies negrizcos." Añade: que es largo 11 pulgadas: cola 2: pico 1¼: que es el que se encuentra mas comunmente en los bosques: y que pone de 10 á 12 huevos muy notables por su bello color de lila de que están mancha-

D 4

1 Tom. VIII. pág. 294.

[page] 56

dos total y uniformemente. Por supuesto que no creo que tenga cola, ni que ponga tantos huevos, ni que estén pintados como dice; porque nada de eso es adaptable á la familia. En quanto á lo demas, no hay duda que habla del Listado, aunque con algun descuido, de que proceden las diferencias que se advierten en el cotejo de las descripciones. La estampa 828 no le marca sino 9 pulgadas, es mala, y mas propia para un Ypacahá, que de un Ynambú.

NÚM. CCCXXXII.

DEL MOCOICOGOÉ.

Así le llaman comunmente los Guaranís, y otros Mbatúcaaigüá. Canta su nombre despacio, separando cada sílaba, en tono tristísimo que he oido muchas veces ya puesto el sol en los bosques grandes y espesos, que habita sin salir, ni posarse en árbol, y sin caminar de dia. No admite mas sociedad que la de la hembra. Su carne es mas azuladilla que en todos, y para mi gusto la mejor. Despues de un ayuno de dos dias

[page] 57

pesaba 48 onzas. Sus modales y costumbres son las de los dos anteriores, pero no eleva la popa para echarse. Aseguran que los pollos siguen luego á los padres, y que pone dos huevos en el suelo; pero unos dicen, que son morados; y otros, á quienes me inclino, azules verdosos: Solo he tenido dos idénticos.

Longitud 19 pulgadas: las últimas plumas exceden 4; y aunque ignoro la braza por haberle cortado los primeros remos, creo será proporcional á la de los precedentes. Baxo de la cabeza blanco: su costado punteado de obscuro y de canela clara; y de sobre el oido, que es pardo, nace una tira de canela que sigue por el costado del cuello hasta los dos tercios. Baxo de ella se nota otra algo mas obscura, y lo restante del cuello en dichos dos tercios, y sobre la cabeza y cogote, tienen un piqueteado semejante al del costado de la cabeza; aunque sobre ésta es mas obscuro, y en la garganta son mayores las manchitas, dominando la canela y asemejando á escamas las plumas. El resto del cuello aplomado verdoso, mas obscuro encima. La espalda hasta el fin del cuerpo y las cobijas son de

[page] 58

dicho plomo verdoso algo mas claro, y con angostas y freqüentes tiritas al traves casi negras; pero en dichas cobijas lo verdoso es casi amarillo. El trozo externo entero del ala casi negro, y tambien los remos de los demas; pero estos están variados en la mitad de la barba superior con tiritas trémulas y puntos de canela. Las tapadas menores aplomadas, y las demas plateadas, como los remos debaxo. Lo inferior del cuerpo hasta el orificio blanquizco aplomado, variado al traves con lineas y puntos pardos poco sensibles. El costado del cuerpo, muslo y pierna, á tiritas iguales obscuras y pálidas; y del ano al fin hay plumas preciosas, por tener una tira á lo largo amarilla clara, y las bordas pardas, variadas estas al traves con tiritas de dicho amarillo claro.

Remos 25 ó mas; pierna 54 lineas: tarso 36, aplomado claro, y sus costados detras tan ásperos, que pueden romper una ligadurá: pico 15½, de la hechura y color que el precedente, como la boca y lengua: ojo 5 de diámetro, salton, y el iris obscuro acanelado.

A los principios de mis tareas compré el

[page] 59

uno de dichos dos individuos, y despues el otro con que rectifique la descripcion; pero al n ismo tiempo que logré el primero compré otro que creí hembra de la especie, sin que despues haya pod do rectificar su descripcion hecha en aquellos trempos de mi ignorancia. Sin embargo la pondré aquí, porque todavia me parece que ha de pertenecer á la hembra.

Es notablemente menor, y todas las tintas mas débiles. El pecho hasta el fin del cuerpo á tiritas al traves pajizas y pardas; están mas anchas. Aunque sobre el cuerpo hay los mismos colores que en el descrito, se nota ademas un piquito de canela en la punta de cada pluma, y en las cobijas las tiras son mas vivas y notables. Se hizo el cotejo con los dos individuos presentes.

NÚM. CCCXXXIII.

DEL CHORORÓ.

Nunca lo he visto. Noseda, que lo describió, le cree Ynambú de bosque, y á la vérdad tiene muchas cosas de tal; pero se ale-

[page] 60

ja bastante: en la cola: en que el dedo trasero es mas largo, y no sé si los demas están ó no unidos con membrana: y en que todas las uñas son mas largas, como si quisiera acercarse en esto á los Ypacahás: lo mismo que en andar con despejo y la cola levantada: y en tener la pierna y braza mas cortas que los Ynambús. De quienes tàmbien difiere: en que el tarso tiene casi filo detras; en que el pico parece gallinaceo; y en que la lengua y naríz son diversos: por cuyos motivos me parece que este páxaro no pertenece á la familia, ó por lo ménos no es Ynambú legítimo. La descripcion de Noseda es esta.

„Es Perdiz de bosque, y le llamo Chororó, porque á esta semejanza grita quando lo espantan. Le obtuve dentro de un bosque espeso algo bañado en los 26 grados. Es difícil encontrarle y matarlo, pero se facilita al ponerse el sol, que es quando pasea dentro del bosque paso á paso con mucho garvo y la cola elevada, siguiendo las sendas, de donde luego tuerce ó se aligera, si oye rumor. Vá sola."

„Longitud 8⅙ pulgadas: cola 2½ braza

[page] 61

12. Sobre la cabeza hasta el cogote es café mal tostado. Tras del cuello y todo encima aplomado verdoso, ménos la punta de la cola que es blanca y luego tiene una faxa negra, y los remos que son obscuros. De sobre el ojo nace una tira blanca que acaba en el costado del cogote. De la horqueta todo lo inferior son plumas blancas, con una cinta negra en las bordas que dexa libres las puntas, y lo interior tiene una mancha negra triangular ó figurada á la proporcion y magnitud de cada pluma; pero lo blanco es casi amarillo delante del cuello y los timoneles inferiores. Las tapadas blancas ribeteadas de negro."

„Remos 20, el quinto mayor: cola 12 plumas casi iguales, ménos la exterior que es 4 lineas mas corta: pierna 23: tarso 20, blanco acanelado, comprimido por los costados, y casi con filo detras. Dedo medio 9, su uña 4: laterales 6: trasero 4, y su uña mas: pico casi recto, pardo blanquizco, el caballete no muy afilado largo 9, alto y ancho cerca de 4: la horqueta honda larga y pelada en la punta. La nariz corva; lo cóncavo para arriba: la lengua de figura

[page] 62

de lanceta, peludita en la punta: y el iris obscuro."

NÚM. CCCXXXIV.

DEL URÚ.

Así le llaman los Guaranís, porque su canto fuerte y algo grave dice Urú de 4 á 20 y 50 veces sin interrupcion ni tomar resuello, y por lo comun macho y hembra á un tiempo, confundiendo sus voces. No sale de los grandísimos y espesos bosques, ni se posa en ramas ó árboles: vuela quando le hostigan mucho como 20 pasos; y camina y corre como las Perdices. Es pronto, aturdido y tan alocado, que rompe sin reflexîon al percibir ruido por las matas. Difiere principalmente de los Ynambús en lo largo del dedo trasero: en la figura, longitud, agudeza y fuerza de las uñas, que no parecen gallinaceas: en la membrana que une parte de los dedos: en lo vestido de la articulacion del tarso: en el moño, y peladura del ojo: en la forma y fortaleza del pico: en

[page] 63

la lengua: en lo grueso del cuello y cabeza: en el vestido de plumas mas abultadas: en que el primer remo no es corto, ni el tarso y dedos tan carnosos; y en que no es tan estúpido. Ademas todos aseguran, que àunque por lo comun vá con su amada identica, á vecés se junta en bandadas; y que todas las hembras ponen juntas y sacan los pollos como los Annós en el mismo nido, que hacen en tierra sobre algunas hojas. Añaden que los huevos son morados, que los pollos siguen desde luego á los padres; y que si alguno se les acerca, meten una extraordinaria griteria. Quando le sorprehenden en el bosque, vuela muy poco con estrépito, gritando gri gri gri hasta que cae en tierra y echa á correr. Aunque su pecho es carnoso como el de los Ynambús, pertenece á diversa familia, y es páxaro singular entre los de por acá.

Longitud 10½ pulgadas: cola 2⅚: braza 18½. La hembra es algo menor. Las plumas sobre la cabeza son agudas, algo estrechas, largas 13 lineas, acameladas obscuras, y forman copete siempre elevado, y mas ó ménos quando quiere. En el caballete del pico nace una tirita muy notable acanelada cla-

[page] 64

ra, que siguiendo por la ceja, ensancha sin tocar el oido y continúa en el costado del cogote; pero en la hembra apénas pasa del ojo, y tiene ménos copete. El contorno del ojo es pelado y roxo, como el ángulo de la horqueta. Todo lo inferior, costados y tapadas, aplomados; y las plumas de los muslos como en el comun de los páxaros, y muy diversas de las de los Ynambús de bosque. El cogote acanelado claro: la nuca parda con pinceladitas blancas en los costados de las plumas; y el pestorejo pardo variado con manchitas negras aterciopeladas, y tiritas blancas acancladas al traves, que dexan blancos los mástiles. La espalda, escapulario y últimos remos, son lo mismo; pero las manchas negras son mucho mayores, y las blancas acaneladas de canela viva. El lomo pardo débilmente variado con tiritas mas obscuras y con otras mas claras, notándose algunas pinceladitas negras en los centros sobre la rabadilla. Las cobijas menores á tiritas negras y blancas acaneladas. En las cobijas medias domina mas lo negro, y se notan tiritas y manchitas irregulares blancas. El órden mayor de cobijas y los remos obscuros, con lente-

[page] 65

jas y varias manchitas blancas en la barba superior. Y la cola casi negra muy variada con tiritas acaneladas angostas y mal seguidas.

Remos 21, cóncavos, angostos, fuertes, y el quinto y sexto mayores: cola 12 plumas anchitas y barbudas, en escalera: la exterior 6 lineas mas corta que la central y su inmediata: pierna 37: tarso 23, aplomado lustroso, y las escamas como en la Gallina: dedo medio 17, la uña 5: exterior 13: interno 12½, los tres unidos por membrana hasta la primera articulacion: el posterior 6, y apoya en el suelo: pico 8, alto 6, ancho 5, negro, demasiado fuerte, la mitad superior toda casi tan corva como en los Loros; y la inferior casi recta por debaxo, aunque sus labios siguen la curvatura de los de encima, y en cada lado hay dos dientecillos á 3 lineas de la punta. La totalidad del pico es volumosa, gallinacea y algo comprimida por los costados. La nariz está abierta en una membrana blanda, y la lengua ancha no muy larga: ojo de 4 lineas: iris de canela, y la peladura roxa que circunda el ojo comunica con el pico: la pestaña tiene algunos pelitos.

TOM. III. E

[page] 66

Buffon1, describiendo al Colin ó Ynambú, llamado por Fernandez Coleniquiltic, dice: que á Brisson le parece la Gallineta de bosque americana, de quien dice Frisch, que se parece á las Gallinetas en la forma total y en el pico y pies; pero que su estampa está muy errada, porque le viste los pies, y le pone como dientes en los costados de los dedos, marcándole cejas roxas. Por lo que toca á colores son, segun Buffon, muy dificiles de describir en la Gallineta de Frisch, que tiene pico y pies gruesos y amarillazos. Estos antecedentes me hacen sospechar que Frisch trata del Urú; pues le acomoda todo lo dicho, y aun la ceja acanelada ó roxa de la estampa, ménos el color de los pies y pico. Pero no me meto á averiguar si la Gallineta de Frisch es ó no el Coleniquiltic de Fernandez, ni en otra cosa; porque hay pocos antecedentes para juzgar.

Mi Autor2 dice del Ocolin ou Perdrix de Montagne du Mexique: que se aleja mas de la Codorniz y aun de la Perdiz que el Coleniquiltic ó Gallineta citada de Frisch: que es mucho mas gruesa, y su carne tan buena como la de la Codorniz, aunque muy

1 Tom. IV. pag. 296.

2 Id. pág. 299.

[page] 67

inferior á la de la Perdiz: que se aproxîma un poco á la Perdiz roxa ó de España en el color de su plumage, del pico y pies: que el de su cuerpo es una mezcla de pardo, de gris claro, y de acanelado: que el de la parte inferior de las alas es ceniciento, y el de la superior matizado de manchas obscuras, blancas y acaneladas; lo mismo que la cabeza y cuello: y que habita los paises templados, y aun algo frios, sin que pueda vivir en los cálidos. Yo no entraré á desmenuzar estas noticias, y digo únicamente: que presumo que se trata del Urú; y que no hago caso de lo que dice del clima, ni de las comparaciones cón la Perdiz, &c.; porque el Autor no pudo hablar con acierto de un páxaro que conocia poco.

Despues1 indica al Tocro ou Perdrix de Guyanne, diciendo: „Allí le llaman Tocro, porque esta palabra indica muy bien su canto. Es un poco mas grueso que la Perdiz gris de Francia, con el plumage pardo mas obscuro. En lo demas se le parece en todo, tanto por la figura y proporcionnes del cuerpo, como en la brevedad de

E 2

1 Tom. VIII. pag. 298.

[page] 68

la cola, y en la hechura del pico y pies." No es dudable que este páxaro es el mio, cuyo canto sonarâ á unos urú, y á otros tocro. Pero lo mejor será atenerse á lo que he escrito de los Colins ó Ynambús; porque el Autor, y lo mismo todos los que han hablado de ellos, no los han conocido ni descrito de modo que se conozcan indudablemente. Prueba de esto es, que Buffon no solo hizo diversa familia de los Colins, sino que en seguida del Tocro habla de los Ynambús en general, llamándolos Perdices, y diciendo: que todos tienen las costumbres de la Perdiz europea, ménos que han conservado la de no salir del bosque; porque en América no hay otros campos que los que se han rozado para cultivo: que se posan en las ramas mas baxas para pasar la noche y libertarse de la humedad, y tal vez de los insectos: que producen de 12 á 16 huevos blancos: y que la carne de los pollos es excelenté, aunque sin saborcillo, y la de los viejos aun mas delicada que la de la Perdiz europea. Todo es diferente de lo que dice.

[page] 69

CARACTERES GENERALES

DE LOS YACÚS.

Así llaman los Guaranís á tres páxaros, distinguiéndolos por los apellidos que conservaré; pero ademas incluyo en esta familia á otro llamado Mitú. Todos quatro no escasean, y vuelan poco trecho horizontal y baxamente: habitan los bosques muy altos y espesos, corren por los troncos y ramas inclinadas, y en el suelo con tanta ligereza, que no puede un hombre alcanzarlos. Pasan el dia ocultos en los escondrijos de los árboles enredados, y por las madrugadas y tardes se ponen en movimiento, dexándose ver en las orillas sin andar jamas por los campos, ni lugares descubiertos, sino de rama en rama y en el suelo dentro del bosque. Se domestican lo que la Gallina, y comen lo mismo; pero aunque tragan el maiz, no lo digieren, y sale entero en los excrementos. En la libertad se alimentan de flores, cogollos y frutas. Si el dueño de la casa no les hace caso, le pi-

TOM. III. E 3

[page] 70

can las piernas para que los tome en la mano y les rasque; pero no gustan de mucho encierro, y corren los texados de la vecindad. Podrian esclavizarse con utilidad, porque son muy buena comida. Todos dan con freqüencia un agudo muy baxo, sin abrir la boca, y como por las narices. Sus zancas son largas y gruesas, los tres dedos anteriores unidos con membrana hasta la primera articulacion: la cabeza pequeña, ménos la del Mitú que es gruesecita: el pico fuerte, abultado y gallináceo: el ojo grande: los remos cóncavos, breves, y el primero muy corto: la hijuela muy grande, y sale con facilidad para aruera: la cola muy larga, barbuda, con doce plumas anchas quadradas en la punta, y la traen algo caida y un poco abierta; y casi á cada paso le dan un pequeño movimiento ensanchándola sin subirla, ni baxarla. Para beber meten el pico en el agua, y moviendo algunas veces la mandíbula inferior, llenan la boca y parte de la garganta, elevando la cabeza para tragarla. De todos aseguran que colocan el nido de palitos en algun árbol ó rama enredada. Duermen en los árboles plegando las piernas y descan-

[page] 71

sando el pecho sobre ellas. Aunque es comun ir á pares, lo es mas vivir en familias, que se aman tanto, como que es freqüente matar en el mismo árbol ó en los inmediatos hasta 6 ú 8; porque en matando uno, vuelven los demas muy luego á buscarlo. Los Españoles les llaman Pabas de monte, sin duda por notar que se parecen al Pabo doméstico en el porte, figura, ala, cola, pies, pico, docilidad y mansedumbre. Sin embargo difieren en el tamaño y voz; en que no hacen la rosca, ni tienen espolones, moco, cabeza pelada, ni escobajo en el pecho. Otros les llaman Faisanes, sin conocer á estos; y á mí me sucede lo mismo. No obstante encuentro en Buffon, que el Faisan es indomesticable, que cria en tierra, que sus pollos le siguen luego, que tiene espolones y mas plumas en la cola, y estas agudas, ménos barbudas, los dedos sin membrana, &c: que son todas diferencias con los Yacús; los quales ademas son mas bien fructívoros que granívoros.

Buffon1 les llama Hoccos, ya sea porque

E 4

1 Tom. IV. pág. 128.

[page] 72

ha alterado el nombre verdadero, que es Yacús, ó ya porque les aplica erradamente el de Hocco, que los Guaranís dan á las Garzas. Supone que son de paises cálidos en este Continente; pero tambien exîsten en los templados, y mi primera especie casi llega al rio de la Plata. Dice que en diversos paises les dan diferentes nombres, y que esto ha ocasionado se multiplicasen las especies por los Nomencladores; pero que las reducirá quanto le permitan las pocas observaciones y conocimientos que hay de los Yacús.

NÚM. CCCXXXV.

DEL YACÚHÚ.

Es bien conocido en el Paraguay por este nombre, que significa Yacú-negro; pero no lo es, aunque lo parece á alguna distancia. No escasea en dicha Provincia, y aun se acerca al rio de la Plata, donde le llaman Pava de monte. Es mas freqüente encontrarle cerca de los rios y aguadas, porque allí hay mas arboledas, y tal vez porque

[page] 73

no podrá pasar sin beber. Su voz repite alta y agriamente la sílaba yac, y otras veces la palabra yacú, formando zaloma fuerte á veces, de donde se ha tomado el nombre que le dan, y el de la familia. No tiene diferencia sexûal; y segun me aseguran, cria por octubre en nido de palitos sobre los árboles hasta 8 pollos. Es la especie mas comun.

Longitud 28 pulgadas: cola 11: braza 33⅔. En la raiz del pico hay plumitas muy cortas, derechas y negras. Tambien lo es el tupé, con las bordas de las plumitas blanquizcas casi insensibles. Sobre la cabeza y hasta el primer tercio del cuello es negro. De allí á la espalda inclusivé, las cobijas, con toda la garganta y su inmediacion, son obscuros; pero las plumas tienen un pedacito blanco en las bordas que no ocupa las puntas. El pecho es de color carmelita con las bordas de las plumas blancas; y el lomo, piernas y vientre, castaños ó de una canela opaca. Los remos, cola y tapadas, obscuros; y del costado de la mandíbula inferior nace una tirita negra que vá á cubrir el oido.

Remos 25, el septimo mayor: cola 12

[page] 74

plumas en escalera: la externa 3 pulgadas mas corta: pierna 60 lineas: tarso 41, amulatado: pico 12, negro y gallináceo: iris roxizo, y el ojo circundado de muy ancha peladura negra, que comunica espaciosamente con el pico. En la horqueta nace una membrana roxa, extendiéndose 2 pulgadas por la garganta, y cuelga como la del Pabo; pero con el susto la encoge completamente.

Mi Naturalista1 le llama Yacoú por su canto. Sigue en esto á Marcgrave, que le dá el nombre de Yacoupema; y debe ser Yacúpeba, que significa este es el Yacú. Segun Buffon, Marcgrave es quien primero habló de este páxaro, y otros le han copiado, poniéndole unos entre los Faisanes, y otros entre los Pabos; pero asegura que no es Pabo, ni Faisan, Para esto hace el cotejo, en que no me detendré, porque hablé algo de él poco ha. Dice que apénas iguala á la magnitud de una Gallina ordinaria; que su cabeza es en parte vestida de plumas, y que tiene copete, y el pico delgado y largo, Pero es claro que casi todo es errado. De sus colores dice úni-

1 Tom. IV. pág. 149.

[page] 75

camente. „El negro mezclado de pardo domina en su vestido, con diferentes reflexos y algunas manchas blancas en la garganta, pecho y vientre, y sus pies son de un roxo vivo." Aunque estos colores están indicados tan á la ligera, pertenecen al Yacúhú; pero el de los pies es falso, y tomado quizás del Guan de Edwards, que es mi Yacú-apéti, segun verémos, y no variedad del Yacúhú, como piensa Buffon.

Este dice1: „Ningun Autor habla de la hembra del Yacúhú sino Edwards, quien conjetura que carece de copete: y fundado en esto, y habiendo comparado las estampas mas exâctas de los páxaros conservados en los Gabinetes, sospecho que el que la estampa 338 llama Feisan verdatre de Cayena, llamado allí Marail, puede ser hembra del Yacúhú, ó á lo ménos una variedad de su especie; porque tiene muchas relaciones con el Guan de Edwards en la magnitud, color y formas, en el porte del cuerpo, y longitud de la cola; en el círculo pelado, acanelado ó roxo al rededor del ojo; en el espacio désnudo y roxo de la garganta; en la figura de los

1 Tom. IV. pág. 153.

[page] 76

pies y pico, &c., ménos que como hembra no tiene, ni debe tener copete. Confieso no obstante que encuentro algunas diferencias, porque el Marail tiene cola desigual, y el Guan quadrada, y ademas dicho Marail las narices mas apartadas de la raiz del pico; pero atribuyo ámbas cosas á diferencia sexûàl." Debo notar lo primero que ningun Yacú macho, ni hembra tiene copete, ni diferencia sexûal, sino el Mitú. Segundo: que como para escribir lo dicho ha consultado muchas estampas y esqueletos, es creible que haya tomado de unos y otros; porque la peladura roxa es de mi Yacú siguiente, y todo lo demas del Yacuhú, á quien pertenece la citada estampa, aunque el dibuxante le dá tambien roxa la peladura del ojo, y el nombre de Faisan verdoso de Cayena, que son cosas del Yacú que sigue. Ademas le marca 24 pulgadas, que es medida media entre los dos; y le tiñe los pies roxos y muy cortos, que son dos caractéres especiales del Yacúapéti ó Guan de Edwards. Así la descripcion y estampa de Marail deben á mi ver reformarse; lo mismo que la indicacion hecha por Barrere citado allí de un

[page] 77

Marail del rio de las Amazonas, negro, con pico verde y sin cola; porque es carácter de familia tenerla muy larga. Si se supone, como es preciso, que perdió la cola por accidente; el color del pico solo adapta al Yacú-caraguatá; pero no se puede decir de él que es negro.

NÚM. CCCXXXVI.

DEL YACÚ-CARAGUATÁ.

Así le apellidan comunmente los Guaranís, porque su voz es una zaloma fuerte é ingrata que dice Caraguatá, repitiéndolo muchas veces sin intermision. Habita los bosques como el anterior, de quien tiene las costumbres, formas y alimento, sin diferencia sexûal; pero nunca se juntan, y no sé que el presente pase los 27 grados; y ademas no tiene membrana ó colgajo en la garganta. Su carne pasa por mejor que la del Yacúhú.

Longitud 22 pulgadas: cola 9½: braza 27½. Las que juzgo hembras son algo menores. La cola es casi negra, ménos la pun-

[page] 78

ta de la pluma de afuera que es roxiza; como las piernas, timoneles inferiores y tapadas. Los remos son obscuros, como el tupé; y el resto de la cabeza, con el cuello hasta la mitad de su longitud, son aplomados. De allí al vientre pardo blanquizco. El resto del pestorejo, la espalda y cobijas, de un pardo obscuro verdoso; y el lomo hasta la cola castaño.

Remos 23, el quinto mayor: cola 12 plumas, la de afuera 2 pulgadas mas corta que la central: pierna 48 lineas: tarso 33, blanquizco, y los dedos como en el anterior: pico 10, gallináceo y pálido. La pluma sobre la cabeza un poco larga, estrecha y aplanchada. El cuello delgado, el iris pardo, el ojo rodeado de peladura sanguina, que comunica anchamente con el pico; y tambien es pelado lo inferior de la cabeza, aunque en medio hay á lo largo una hilera de plumas.

Tratando del anterior vimos que á mi parecer Buffon habia confundido aquel páxaro con éste, y con el que sigue baxo el nombre de Marail.

Los Franceses de las Antillas y Dutertre1,

1 Tom. IV. pag. 156.

[page] 79

llaman Faisan á un páxaro, y mi Autor Caracará. Este dice de él, copiando á Dutertre, que es muy hermoso, grueso como un Capon, aunque con piernas y cuello mas largos, y pies de Pabo real: que el pieo y cabeza se acercan á las del Cuervo: que todas las plumas del cuello y pecho son de un bello azul lustroso, tan agradable como el de las plumas del Pabo real: que la espalda y lomo son de un gris pardo, y las alas y cola cortas y negras: que quando es doméstico se hace amo de casa, arrojando de ella, y matando á veces á las Gallinas y Pabos comunes á picotazos: que tambien los dá á los Perros y á los Negros; y que su carne es tan buena como la del Faisan. Ahora bien: el llamarle Faisan por su buena carne, y decir que canta caracará, indican que se trata de un Yacú; y entre los que conozco á nadie mejor que á este conviene el referido canto. Pero siendo para mí de poca confianza la relacion de Dutertre, tengo por mejor no hacer caso de ella, ni del concepto de Ray, que se figura, dirigido por el nombre, que es mi Caracará del núm. IV.

[page] 80

En seguida1 indica al Chacamel mexicano, llamado por Fernandez Chachalacamelt, diciendo: que tiene la propia magnitud de los Yacús poco mas ó ménos: que su grito ó canto se parece al de la Gallina, ó mas bien al de muchas Gallinas, porque es tan fuerte y continuo que un solo Chacamel mete tanta bulla como un gallinero; y que su color es pardo en el lomo y blanquizco pardo en el vientre, con el pico y pies azulados. Todo indica que se trata de mi Caraguatá.

NÚM. CCCXXXVII.

DEL YACÚ-APÉTI.

Así le llaman muchos Guaranís, y significa Yacú con mancha blanca, aludiendo á la que tiene en las cobijas. Noseda y otros le denominan Yacú-pará (Yacú pintado), y parece que los Portugueses le dan el nombre de Yacutinga. Tiene las alas mas tendidas, las piernas mas cortas, y el pico mas largo que los dos precedentes. Tam-

1 Tom. IV. pág. 158.

[page] 81

bien es mas estúpido y mansejon; y quizás por esto le habrán exterminado en los parages poblados, porque no lo he visto sino en los bosques desiertos hácia los 24½ grados de latitud. Vá á pares y en pequeñas familias; lo mismo en todo que los precedentes. Tambien he visto algunos domésticos, que me han parecido mas familiares que los mencionados, pero no sé que tenga mas voz que el comun á todos, segun dixe ántes.

Longitud 28½ pulgadas: cola 11: braza 59. Un macho á las 28 horas de muerto pesaba 51 onzas sin vaciarlo. La frente es negra, y de allí á la nuca hay plumas anchas 3 lineas en la base, que disminuyen rápidamente hasta acabar en punta, siendo las mayores largas 21. Sus mástiles y un poquito en la base, son negros, y el resto blanco. Estas plumas están siempre aplanchadas ó abatidas, aunque muy rara vez las eleva formando copete. Tambien es blanca la nuca y hasta medio pestorejo; pero las plumas son cortas y redondas. Las cobijas mayores del trozo medio tienen blanca la barba externa, y negras la punta y la barba interior. Las cobijas que siguen

TOM. III. F

[page] 82

son blancas con las puntas y mástiles negros, y las cobijas restantes del mismo trozo, la garganta y hasta las piernas, son negras con las bordas de las plumas blancas, como en el Yacúhú. Todo lo demas del vestido es negro. La hembra es una pulgada menor, la cabellera mas corta, lo blanco se extiende algo ménos en el pestorejo, y no domina tanto en las cobijas, ni baxo del cuerpo.

Remos 24, el sexto mayor: cola 12 plumas en escalera: la de afuera 18 lineas mas corta: pierna 57: tarso 27, las 12 superiores vestidas delante, detras es blanco sucio, en los costados obscuro, y el resto roxo. Dedos como en los precedentes: pico 15, ancho 9, alto casi lo mismo, gallináceo, negro desde la punta á la nariz, el resto azul esmaltado: iris de canela viva, ojo muy grande, párpado pelado, celeste con la borda blanca. De este último color es la peladura, que rodea el ojo y comunica anchamente con el pico. Una membrana suavísima, que le cuelga como al Pabo, ocupa 2¾ pulgadas de la garganta, y está dividida verticalmente por dos colores: uno sanguino junto á la garganta, y el otro azul

[page] 83

esmaltado á la parte de afuera. En esta membrana hay raras plumitas como pelos.

Mi Autor1, describiendo al Yacuhú, dice: „No puede dudarse que el Güan ó Qüan de América, representado por Edwards con la estampa 13, es á lo ménos una variedad del Yacúhú; porque solo difiere en tener las piernas mas cortas, y el ojo de diverso color: esto es que en el Yacúhú es negrizco, y en el de Edwards roxizo ó acanelado." Yo entiendo por ojo al iris, porque la pupila es negra en todo páxaro Esto supuesto, me parece indudable, que el Güan es Yacú-apetí; pues le acomoda todo lo dicho, y no puede aplicarse á otro Yacú. Tambien le vienen los pies y tarso roxos.

NÚM. CCCXXXVIII.

DEL MITÚ.

Aunque tiene aquel comun á todos, á veces canta su nombre broncamente quando le espantan; y de aquí viene que todos

F 2

1 Tom. IV. pag. 151.

[page] 84

le llamen Mitú. La recomendacion que le dá el copete, es motivo para que le crien en las casas con mucha mayor freqüencia que á los precedentes; de quienes difiere por el copete, por la cabeza mayor, el cuello mas grueso completamente vestido y sin colgajo: por los pies, pico y cuerpo mas fornidos: por la cola, pierna y tarso algo mas largos todo á proporcion: y porque, segun he experimentado, no vá en familias sino con su amada, y pasa mucho mas tiempo en el suelo. El mejor medio de cazarlo es reconocer los bosques y sus orillas temprano y tarde, hasta que se oye piar; y entónces se embiste en derechura apresuradamente, para que suba á algun árbol, donde se le tira; pues de lo contrario corre y se pierde en la espesura sin verle.

Longitud 32 pulgadas: cola 13: braza 40½. Lo inferior y costados del cuerpo son de canela clara, y la cabeza y el cuello íntegro negros aterciopelados; pero lo inferior del cuello ó parte mas inmediata al cuerpo, aunque negra, tiene al traves listones de canela blanquizca. La espalda, remos, cobijas y tapadas, son como la mencionada base del cuello. La cola y timone-

[page] 85

les superiores á zonas negras y otras mas estrechas blancas acaneladas con puntos obscuros; pero la extremidad de la cola es blanca. El lomo á listones pardos y de canela clara. A lo largo de la cabeza hay un penacho de plumas quadrilongas, estrechas, largas casi dos pulgadas, blancas, con la punta negra y rizada ó enroscada para adelante. Este copete está siempre levantado.

Remos 25, el séptimo mayor: cola 12, en escalerilla: la de afuera 3½ pulgadas mas corta: pierna 75 lineas, vestida su coyuntura delante: tarso 55 roxas: dedo medio 31, y con la membrana que todos: pico 21, negro y gallináceo: ojo todo negro de 6 lineas de diámetro, rodeado de una peladura negra, que comunica espaciosamente con el pico.

Todo lo dicho pertenece á la hembra, que es mas linda que su macho; el qual con las mismas medidas y formas, tiene todo el vestido y el penacho negros profundos; ménos el vientre y la punta de la cola que son blancos, y las piernas jaspeadas de blanco y negro. El tarso y dedos obscuros: el pico negro desde la nariz á la punta, con lo demas amarillo puro y brillante: la peladura

TOM. III. F 3

[page] 86

al rededor del ojo comunica con el pico, y es jaspeada de dicho amarillo y negro.

Buffon1 le llama Hocco, que como tengo advertido es nombre que los Guaranís dán á las Garzas. Entra citando á una multitud de antores, que dice le han descrito, como tambien otros muchos que cree han hablado de variedades de la propia especie; porque dice, que todos han descrito páxaros que tienen muchas qualidades comunes, y que no difieren sino en la distribucion de los colores, en alguna diferencia de la forma y en los accesorios del pico, y en otros accidentes que suelen variar en la misma especie por la edad, sexô y clima; mucho mas en el Mitú, que es tan fácil de domesticar, como que ya es esclavo en algunas partes. Sobre esto debo advertir, que Buffon no merece la mayor fe, pues conoció tan poco al Mitú, como que no tuvo noticia de su hembra; y habla de influxos de clima, que no debo admitir. Tambien trata de diferencias de edad, que no conozco; y de otras sexûales, quando la que hay es única y constante: ni la especie las admite en el pico y sus accesorios. Lo dicho es un argu-

1 Tom. IV. pág. 128.

[page] 87

mento de lo que habrá que aclarar; pero como no tengo á los autores que cita, no puedo determinar los páxaros de que tratan, y me limitaré á decir lo que pueda.

Describe al Mitú diciendo: que su magnitud se acerca á la del Pabo; pero es muy notablemente menor: que su copete es alto 2 ó 3 pulgadas; y no llega á tanto: que en algunos individuos es negro (son machos), y en otros negro y blanco (son hembras): que algunas de sus plumas tienen la mitad de las barbas metidas en un estuche membranoso; y es porque estarian creciendo: que algunos tienen piel blanca tras de la oreja como las Gallinas; y es error, ó tal vez la peladura blanca del contorno del ojo que tiene el anterior: que los pies son como en la Gallina, aunque mas gruesos á proporcion; y esto no lo gradúo cierto: que su color en algunos es negrizco (son machos), y en otros color de carne (serán hembras): que Sloane le dá cola de 2 pulgadas, Edwards de 10, Aldrovando se la niega, Barrere y Brisson la hacen muy poco larga en la hembra, y Buffon está por Sloane en quanto á la hembra; y todos ciertamente van errados. Ademas mi Autor aquí hace Mitú

F 4

[page] 88

al páxaro de Barrere, quando poco despues1 le cree Marail, ó páxaro diverso.

Igual obscuridad advierto en la descripcion que nos dá de sus colores, y seráa nunca acabar meterme á describirlos; por cuyo motivo me limitaré á copiar lo que dice para que se vea que tal vez ha confundido en uno á varios Yacús. Dice pues: „el color dominante de su plumage es negro, casi siempre puro y aterciopelado sobre la cabeza y pestorejo, que algunas veces está sombreado de gotas blancas. Sobre el resto del cuerpo hay reflexos verdosos, y en algunos individuos cambian en castaño obscuro, como en el de la estampa 125; el qual carece del blanco que la estampa 86 tiene en el vientre y en la punta de la cola. Otros tienen blanco en el vientre, no en la cola, y en otros es al contrario; debiéndose notar aquí, que estos colores son expuestos á variar tanto en sus tintas como en su distribucion, segun la diferencia de sexô. El pico es gallinaceo: en unos de color de carne y blanquizco en la punta: en otros se advierten como tres puntas en la mitad superior formadas por dos

1 Tom. IV. pág. 155.

[page] 89

escotaduras: en otros está cubierto en la base con piel amarilla, la qual en otros internando en los costados forma círculos amarillos al rededor del ojo: en otros esta piel se entumece formando un boton duro como una pequeña nuez, de que se cree carecen las hembras, y aun los machos en el primer año: algunos tienen piel blanca tras de la oreja: y el color de los pies varía desde lo negro al color de carne."

La estampa 86 es del macho; pero está errada, porque le tiñe de negro el contorno del ojo, introduciendo poco este color por la punta del pico. Le marca un tubérculo muy grande sobre el pico: le enrosca demasiado y abrevia algo el penacho, con otras frioleras; pero no se puede equivocar. La otra estampa 125, que nos dá del propio páxaro, no lo es.

NÚM. CCCXXXIX.

DEL CHURÍ, ÑANDÚ, AVESTRUZ.

Los dos primeros nombres son güaranís, el tercero es el que le dan estos Españoles, y

[page] 90

los Portugueses del Brasil le llaman Ema. Como el Paraguay está mas y mas antiguamente poblado que el Rio de la Plata, escasean alla los Ñandús, que son mas comunes en los campos de Montevideo y de Misiones, y en las Pampas de Buenos Ayres, extendiéndose, segun me aseguran, hasta el estrecho de Magallanes. Nunca entra en los bosques, á no ser que estén muy despejados y claros, y siempre está en los campos francos á pares y en quadrillas, que á veces pasan de 30. Donde no les persiguen se suelen acercar hasta los corrales de las casas campestres, y no se asustan por ver gente á pie; pero donde les persiguen, huyen léjos, y siempre que ven gentes observan; y si conocen que se les quiere embestir ó cortar, echan á correr con mucha anticipacion, y con tanta velocidad, que solo los Caballos sobresalientes con buenos ginetes les pueden dar alcance. Por supuesto que no vuelan ni pueden. Para pillarlos les arrojan al pescuezo las bolas, que los detienen. Estas bolas son tres piedras como el puño atadas con cuerdas á un centro comun. Quando se detienen por no poder correr mas con las bolas enredadas, es preci-

[page] 91

so acercarse con precaucion, porque aunque no dan picotazos, despiden coces capaces de quebrar una pierna. Quando largan toda su carrera, echan las alas atras, en mi juicio porque el viento lo hace: y para girar y hacer gambetas, en que son muy prácticos, abren el ala que les conviene, y el viento les ayuda á dar vuelta con mucha prontitud, dexando burlado al que le persigue. Su andar comun es espacioso, magestuoso y grave, con el cuello y cabeza elevados, y formando una joroba en medio del cuerpo. Pero quando pacen, llevan la cabeza y cuello inclinados como corresponde, y van picando las yerbas, de que subsisten, sin que yo sepa que hagan caso de otra cosa.

Los pollos llevados á las casas, son domésticos desde el primer dia; entran en todos los quartos; andan todo el pueblo, y salen al campo, separándose á veces una legua: pero vuelven á casa, aun despues de adultos; lo que no logran hasta completar á lo ménos el segundo año. Son curiosos, y se advierte que se paran á mirar por las ventanas y puertas lo que pasa adentro. Los domésticos comen granos, pan y de todo,

[page] 92

y tambien tragan monedas y pedazos de metal si los encuentran. Tal vez harian lo mismo con las piedras, pero aquí no las hay. He comido y hallado tierna y de buen gusto la carne de los pollos; pero nadie hace caso de la de los adultos. No obstante de ser terrestre, de vivir á veces en campos absolutamente secos, y de que creo que jamas bebe; no por eso dexa de ser excelente nadador, y de pasar rios y lagunas de doscientas varas de anchura, y quizá mayores, sin que nadie le incite. Desaparecerá del mundo luego que esto se pueble, pues aunque sea dificil pillarle con escopeta y á caballo, y imposible atraerle á las trampas; todo el mundo recoge los huevos que encuentra, y por consiguiente es muy dificil que se logren las crias donde haya poblacion: á que se agrega que se matan muchos pollos las mas veces sin la menor utilidad.

Experimenta los primeros influxos del amor por julio, y se conocen por los mugidos que dan alguna vez los machos, bastante semejantes á los de una Ternera. A fines de agosto se empiezan á encontrar los primeros huevos, y por noviembre los primeros pollos. Los huevos son lisos blancos

[page] 93

amarillazos, de polos iguales, y sus exes 5¼, y 3¾ pulgadas. Los campestres toman quantos encuentran para comerlos y vender; porque son muy buenos, y principal mente los usan para hacer bizcochuelos El nido se reduce á una pequeña cavidad ancha, un poco honda, que naturalmente encuentran en el suelo, ó acaso la perfeecionan escarvando muy poco, dexando las pajas que tiene, y tal vez agregan muy pocas mas. Nunca le sitúan en lugar oculto; de manera que se ven los huevos y el páxaro desde léjos. Nadie sabe el número de huevos que pone cada hembra; sin embargo, estando yo en el Pueblo de S. Ignacio, una hembra doméstica, que carecia de macho, puso 17 con tres dias de intermedio de uno á otro, dexándolos caer en diferentes partes; lo que me hace creer, que todas las hembras pondrán lo mismo sobre poco mas ó ménos. No obstante se encuentran á veces 70 y 80 huevos en un solo nido, los que no pueden ser sino de muchas hembras. En efecto todos los campestres convienen, en que todas las hembras de cada quadrilla, sean una ó muchas, ponen los huevos juntos en el propio nido Tambien es opinion

[page] 94

universal, que un solo macho se encarga de covar los huevos; y lo positivo es, que un solo individuo es el que saca los huevos y dirige, conduce y protege á la prole sin auxîlio de otro, segun he visto muchas veces. Tambien aseguran, y creo igualmente, que quando alguno llega á tocar los huevos, los aborrece y abandona el padre. A esto agrega la opinion general, que basta que uno se detenga á mirar al que cova, para que aborrezca para siempre los huevos, y para que de rabia los quiebre á patadas. Del mismo modo aseguran todos, que el padre separa con estudio algunos huevos, para romperlos quando hayan salido los pollos, y atraer de este modo multitud de Moscas, con que se alimentan los hijos en los primeros dias. Pero como los pollos siguen al padre luego que nacen, no creo la quebradura y separacion de los huevos con dicha intencion, sino mas bien que los quebrará por figurarse tal vez que han de salir pollos, ó por su torpeza y pesadez. Yo he encontrado en el nido algunos huevos rotos, y otros hueros, y presumo que éstos quedarian estériles, porque el padre no los podria cubrir á todos.

[page] 95

Los campestres les suelen desollar todo el cuello y algo mas; y sobando el cuero, cosiéndole por lo mas ancho, tienen una bolsa, en que cabe mucha plata, y le llaman chuspa. Aunque las plumas de las alas sean inútiles para volar, porque tienen las barbas despegadas, y los mástiles muy delgados y endebles, sirven muy bien para hacer plumeros, que se usan y llevan á España, para quitar el polvo á los muebles, y tambien para penachos y adornos mugeriles, siendo las mas estimadas algunas que hay blancas, porque se pueden teñir y rizar como se quiere. Sus cañones son muy largos, aunque delgados é inútiles para escribir sin embargo los tiñen de encarnado y azul; y cortándolos á tiritas á lo largo, texen riendas y látigos muy lindos. La diferencia sexûal se reduce, á que la hembra es algo menor, y tiene ménos negro en la raiz del cuello; pero para distinguirlos es menester verlos juntos. Describiré á un macho adulto.

Longitud 57½ pulgadas: carece de cola: y de la punta del pico á la clavícula 27. Desde la punta de la uña á lo alto de la espalda 40ó. El dedo medio 5½, inclusa la uña que tiene

[page] 96

1⅔: el exterior 3¼ con su uña, que tiene 1¼; y el interno es lo mismo y casi del propio grueso. Tarso 14½, muy robusto, con escamas grandes, parduscas delante y detras. Pierna 14, muy gruesa arriba, y tambien el muslo. Pico 5 desde el ángulo de la boca, que cae tras del ojo; pero medido por el caballete apénas tiene 2½, en cuya medianía están los respiraderos á los lados, largos una pulgada. Dicho pico es muy fuerte, algo aplastado encima, la mitad superior excede un poco en la punta, y ésta es poco aguda, notándose en ella con cuida do otra puntita aguda en cada lado. La horqueta avanza mucho, y de ella salen dos canalejas hasta la punta. La lengua gruesa, corta, y de figura de una semielipse prolongada. El ojo redondo de una pulgada de diámetro, el iris color de perla, sus pestañas negras, y está abrigado por el hueso de la cabeza, que es muy plana encima, y se dilata algo sobre el ojo. El oido tiene una pulgada de diámetro, y está otra detras del ojo y del ángulo de la boca. El cuer po muy grueso termina en una rabadilla cónica y aguda.

Los muslos y todo el cuerpo están ves-

[page] 97

tidos de plumas blancas larguitas, endebles, y de barbas sueltas, ménos las del lomo que son aplomadas. Las de sobre la cabeza son muy tupidas, y ásperas como cerdas obscuras, continuando este color hasta la nuca; pero poco despues de ésta comienza otra vez lo negro, y ensanchando sigue el pestorejo hasta circundar el cuello en la raiz Todo lo demas del cuello y de la cabeza con las cejas son blanquizcas. Las plumas de la espalda y escapulario cenicientas ó color de hábito franciscano. Casi lo mismo son las alas; pero sus plumas son hácia la raiz blancas, y en la medianía obscuras. Aunque la ala por debaxo tiene algunas plumas total-mente blancas, y las demas lo son hasta los dos tercios, el resto hasta la punta es obscuro. La hijuela termina en una uñita de 6 lineas, que no le sirve para nada.

Buffon1 le denomina Touyoú, ó. Touyoúyoú; porque cree que así le llaman en Guyana. Pero estos nombres, que deben pronunciarse Tuyú y Tuyuyú, significan en güaraní barro y barro-amarillo, que sobre ser muy impropios para el páxaro, los dan

TOM. III. G

1 Tom. VI. pag. 290.

[page] 98

los Güaranís á la familia de las Cigüeñas Mejores son los de Avestruz americano, ó de occidente, ó de Mágallanes, ó de Cayena; porque los Españoles, le llaman Avestruz por sus relaciones con el de África, y el páxaro se encuentra en dichos paises. Marcgrave le nombra Nhandú-gam, que no dudo debe ser Ñandú-güazú. Klein, aludiendo al de África, le denomina Avestruz bastardo; y Barrere Heron y Emeu á long col en su Ornithologia, y Grulla en su Francia equinoccial. Pero no puede darse mayor impropiedad que la del primero y último de estos nombres, porque el Ñandú no es ni tiene conexîon con los Herons ó Garzas, ni con la Grulla. Tal vez quando le denomina Heron no tratará de él, sino de alguna Cigüeña. Por lo que hace al nombre Emeu, le tomó sin duda de los Portugueses, que le llaman Ema. Segun Buffon, otros han hecho mejor llamándole Casoar gris à bec d'Autruche. Moehring le denomina Rhea, y Brisson Rhea americana de Tuyu: en cuyos nombres no encuentro propiedad Los Bárbaros del Brasil, dice mi Autor, que le llaman Yardú, Yandú, Andú, y Ñandú-güazú; que todos están alterados, debiendo ser

[page] 99

Ñandú, y el último Ñandú-güazú. En la Isla del Marañon dice le denominan Sallian; que tal vez será Sariá, y pertenece al páxaro siguiente. En Chile, segun Nieremberg, le dan el nombre de Surí, que creo sea Churí, que es como le llaman muchos Guaranís. Entre la turba mencionada de nombres parece que no hay otro mas impropio que el de Tuyú ó Tuyúyú, que es el que ha gustado á mi Autor. Este se esfuerza en desterrar de la nomenclatura los nombres de Eme y Emeu, reservándolos para el Gasoar, y criticando á los impresores ó grabadores de las estampas de Aldrovando y de Nieremberg, porque han da do tales nombres al Ñandú; pero en vano se cansa, porque no ha de conseguir que los Lusitanos no le llamen Enà, de quienes tomáron el nombre dichos. Autores para darlo á sus estampas, que son del Ñandú, segun dice mi Autor.

Este asegura que el Ñandú pertenece á la América meridional: que escasea en Pernambuco, en el Perú, y en las costas freqüentadas: que es comun en Guyana, en el Paraguay, en lo interior del Brasil, en el rio grande de San Pedro, en Chile,

G 2

[page] 100

y en ámbas bandas del rio de la Plata hasta el estrecho de Magallanes. Tambien dice que Coreal ha visto Tuyús en las Islas de la mar del Sur; pero en mi juicio los Tuyús de este Autor serian los verdaderos: esto es Cigüeñas, y no Ñandús. Barrere le dá 72 pulgadas de altura; porque sin duda midió desdeoel pico á las uñas, y aun así hay alguna exàgeracion; como en decir Wafer, que tiene el muslo tan grueso como el del hombre. Aunque Nieremberg no lo dice, advierte Buffon en su estampa una especie de solideo, que tiene relacion cón la plasta dura y callosa que el Avestruz africano tiene en el mismo parage. Pero seguramente el Ñandú carece de tal solideo calloso; y mucho mas del cuerno que Prevot le pone arbitrariamente sobre el pico.

No me detengo en la descripcion que mi Autor hace de sus formas y colores, bastando decir que me atengo á lo que he escrito. Tampoco impugñaré las varias intenciones, que muchos se figuran tiene el Ñandú quando desplega ó atrasa las alas; porque todas son á mi ver arbitrarias. Suponen algunos, segun dice mi Autor, que

[page] 101

le cogen en trampas, y es falso. Últimamente, en quanto á su alimento y modo de procrear, tampoco hay mas de lo que he dicho, y viven errados los que creen otra cosa.

NÜM. CCCXL.

DE LA SARIÁ.

Es otro páxaro singular, á quien los Portugueses llaman Cariàma, y los Guaranís Sariá: unos y otros aludiendo á su canto, que es agrio, algo parecido al de un Pabo no adulto, y tan fuerte, que se oye de una milla. Aseguran que su carne es delicada, y con este motivo algunos Españoles le llaman Faisan. Escasea en el Paraguay, y no llega al rio de la Plata; pero no dudo que le oí cantar en los 31 grados de latitud. Se parece á los páxaros de ribera en las zancas, pies, uñas, y aun en la figura total del cuerpo; y el pico es gallináceo, el porte y cuello de Ñandú, la pestaña muy peluda, y el ojo muy grande. Sin embargo á nadie se parece; porque no ha-

TOM. III. G 3

[page] 102

bita las albercas, rios, ni lugares baxos, sino las orillas de los bosques claros que están en sitios elevados y secos; y por lo que he observado, prefiere á todo los pedregales de los sitios alomados. No sé que coma sino lagartijas y otros insectos; y estoy persuadido de que nunca bebe, ni come granos. Vive á pares y en cortas familias: corre mas que un Caballo á media rienda: huye de muy léjos; y me aseguran que no vuela sino en el último extremo, limitándose á subir á algun árbol si le hay. Carece de diferencia sexual, y tiene bastante carne á proporcion del volúmen. El cuello es grueso, y largo lo que basta para tomar la comida del suelo: le trae recto y vertical, con la cabeza siempre levantada, mirando con despejo y magestad. Su andar comun es grave y medido: quando oye ó vé motivo de susto, se para á observar cuidadosamente la intencion, y en conseqüencia toma el partido de correr ó de no moverse. No perjudica á otros páxaros, ni tiene otra defensa que la carrera. Alguna vez suelen criar los pollos en las casas con pedacitos de carne, porque no hacen caso del maiz, y andan todo el pue-

[page] 103

blo, y aun salen al campo volviendo á la casa. Ví una hembra domestica, á quien un Gallo comun hacia fiestas; pero nunca se determinó á cubrirla, aunque la Sariá le incitaba agachándose. Viendo esto, se le buscó un macho de su especie que la cubrió, y ella puso dos huevos en el suelo, sin hacer nido, dentro de un zarzo que defendia á un naranjo. Dichos huevos se han puesto á una Gallina, y no sé las resultas. No he logrado un individuo completo, y por consiguiente no lo podrá ser esta descripcion.

Longitud 30 pulgadas cola 11. La pluma interior de la cola es parda, y las demas tienen una cinta ancha y negra en medio, y otra blanca con puntos en cada extremo. Los remos negros con tiras al través muy angostas y blancas punteadas de obscuro. Lo inferior y sus costados tienen plumas algodonosas blancas y muy largas; y sobre el cuerpo son de la misma calidad, aunque mucho mas cortas. El lomo, cobijas y últimos remos, y pardos, ó mas bien una mezclilla que lo parece. Sobre la cabeza es como sobre el cuerpo, y todo el cuello y pecho tienen plumas largas 3

G 4

[page] 104

pulgadas, de mástil muy endeble, las barbas sueltas y flotantes, de color pardo blanquizco, mas claro debaxo, y casi blanco baxo de la cabeza; pero se nota una ceja blanca. En los que tengo por machos la pluma del cogote es mas larga, y casi llega á la raiz del cuello. De la naríz hasta cerca del lagrimal hay una hilera de plumas divergentes en abanico, largas 2 pulgadas, tiesas, de barbas sueltas y cortas, que casi tocan á las de la hilera que nace del otro respiradero; y todas forman un copete constante, abanzadísimo y extravagante, que sombrea al pico.

Pierna 9 pulgadas, vestida hasta la mitad de pluma corta y el resto desnudo; como el tarso, que tiene 8½, y es escamoso y naranjado: como los dedos, que son cortos y muy gruesos. El medio tiene 26 lineas, su uña 8, negra, poco aguda, casi recta, fuerte y con viruta cortadora en el costado interno. Dedo interior 13, uña 8, bastante corva, negra, mas alta que ancha, y pasablemente aguda. El exterior 14, uña 5, algo mas corva y aguda que la interna; y lo mismo es la de atras, cuyo dedo tiene 4, y está tan alto que no toco

[page] 105

al suelo. La primera falange de los tres dedos anteriores unida con membrana. Cola 12 plumas: las quatro internas de un lado casi iguales, y quizás serán lo mismo las otras que están cortadas; pero todas son bien barbudas, y el ala plegada llega como á la, mitad de la cola. La cabeza algo grande, y el cuello largo y grueso: el pico muy fuerte, gallináceo, largo 15 lineas; pero si se mide hasta el ángulo de la boca, tiene 36. Los pelos de la pestaña superior negros, tiesos, inclinados para atras, largos casi una pulgada; pero la inferior los tiene raros y cortos. Ojo de 6 lineas, su contorno pelado azulado; y el iris amarillo. La mandíbula inferior tambien es corva, naranjada y notablemente mas débil que la superior, que es obscura, pero en las que tengo por hembras todo el pico es de coral roxo.

Buffon1 le llama Careama, casi como los Portugueses. Dice que al tarso largo, y á lo inferior de la pierna desnuda como en los páxaros de ribera, de quienes tiene la naturaleza y costumbres, junta un pico corvo y aganchado como las aves de ra-

1 Tom. XIV. pag. 26.

[page] 106

piña. Dice tambien que freqüenta los lugares aguanosos, alimentándose como las Garzas, á quienes excede en magnitud; y que su vestido se parece bastante al del Alcon. Pero rodas estas cosas son casi graves errores. Por lo demas añade, que solo tiene una pluma en el copete, donde hay dos hileras numerosas; y que todo su vestido es gris hondeado de pardo, quando tiene los colores que he descrito.

NÚM. CCCXLI.

DEL CHAJÁ.

Canta muy alta, agria y claramente con bastante freqüencia, no solo de dia, sino cambien de noche si oye ruido, diciendo el un sexô Chajá, y el otro Chajali, por lo comun alternando. Vá solo, á pares, y á veces en bandadas numerosas. No tiene diferencia sexûal, ni habita sino las aguas estancadas; y si se encuéntra en los rios, es en los parages anegados de poca ó ninguna corriente. No sabe nadar, aunque entra en el agua lo que las Garzas; pero no

[page] 107

es para comer pescados, ranas, &c., sino las hojas de las plantas aquáticas, segun he observado, y tambien le he visto comer otras yerbas. Quizas no despreciará las semillas, y los insectos, aunque no lo puedo asegurar. He visto algunos criados desde muy pequeños en las casas campestres, tan mansos como las Gallinas, y me aseguráron que comian pedacillos de carne cruda; pero yo les ví picar y comer yerbas. Habita no solo el Paraguay, sino tambien las dos bandas del rio de la Plata. Se posa en la cumbre de los mayores árboles; y en tierra camina espaciosamente con magestad, llevando el cuerpo horizontal, las piernas muy apartadas y casi en la direccion del tarso, la cabeza y cuello verticales, y el pico algo inclinado para baxo. Cria dos pollos á principioe de agosto, los quales sin mas vestido que el algodon de la infancia andan como los padres; pero no sé si dexan ó no el nido ántes de poder volar, auoque me inclino á que en estse parecen á las Gallinas; porque he obser vado que los pollos desde muy chicos no solo andan, sino que tambien toman la comida del suelo. Unos dicen que hace el

[page] 108

nido plano muy grande con palitos en los matorrales baxos circundados de agua, y otros que le fabrica en los juncos pegados al agua. Su totalidad es abultada y redonda volando: el cuello largo, la cabeza algo pequeña, semejante á la de la Gallina, como tambien el pico: las alas muy largas y anchas, por el término que el Yribú; y como éste se eleva á veces, circulando largos ratos hasta perderse de vista. Tiene una diadema, que de algun modo le asemeja á mi Águila del núm. VII; y los espolones del ala le acercan al Terutero y a Aguapeazó. Estas armas y adornos, unidos á su porte desdeñoso, y á su corpulencia y altísima y formidable voz, aparentan un poderoso y magnífico guerrero: sin embargo nadie se mete con él, ni el Chajá turba la quietud pública, ni aun la particular de su especie. La membrana de los dedos y las piernas le acercan á los páxaros de ribera, y su plumon interior al Cisne. Sus uñas son particulares, segun se verá, pero todavía lo son mas dos cosas: una es el algodon que cubre toda la cabeza y buena parte del cuello, dexando un anillo ó zuncho pelado; y la segunda tener mucho

[page] 109

viento entre cuero y carne; porque aquel está separado de esta por un intermedio de linea y media, compuesto de innumerables celdillas vacias muy notables. Lo mismo sucede hasta en el tarso y dedos, que por esto parecen demasiado gruesos, y quando se comprimen, se mete el cuero dentro, como si fuese medula de higuera, volviendo á hincharse luego que cesa la compresion.

Longitud 31 pulgadas: cola 9: braza 73. En la medianía del colodrillo nacen algunas plumas de barba suelta, angostas, largas la mayor 2½ pulgadas, derechas, y su direccion continuada pasaria por el ojo y la naríz; de modo que forman una diadema inmóvil. Toda la cabeza y dos pulgadas del cuello están vestidas de plumas cortas, algodonosas y aplomadas claras. Sigue á esto un anillo ó collar blanco roxizo, pelado, ancho 9 lineas. Baxo de él hay otro de igual anchura, y de pluma negra muy corta y algodonosa. El resto del cuello y todo lo inferior y costados son de un aplomado blanquizco, como los lomos y rabadilla. La cola, remos, cobijas mayores y escapulario, obscuros. De las demas

[page] 110

cobijas unas son pardas: otras obscuras: las inmediatas al encuentro blanquean; y las del trozo externo blancas y aplomadas claras, partiendo por mitad la extension estos dos colores. Las tapadas blancas; pero las del medio forman una tira parda.

Remos 28, el tercero, quarto y quinto mayores: cola 14 fuertes, barbudas y en escalerilla: la externa 12 lineas mas corta: pierna 7½ pulgadas: las 2½ con escamas no grandes, simétricas, exâgonales y de color de rosa vivo, como el tarso, que tiene 5½. Dedo medio 53 lineas, su uña 13: exterior 43, uña 9, ámbos unidos con membrana hasta la primera coyuntura: interno 36, uña 11; y el de atras, que es mas bien lateral interno, 19, uña 17. Todas son negras, excavadas por debaxo, donde tienen las bordas cortadoras y otro filo en medio. La posterior es recta, la del medio tiene poca curvatura, y las demas algo corvas, y todas agudas. Pico fuerte, obscuro, gallináceo, largo 17 lineas, y calzado de pluma no muy corta. El respiradero sin diafragma, largo 6 lineas, ancho 1½. El párpado y 3 lineas en contorno peladas, que comunican anchamente con el pico; cuya

[page] 111

base y dicha peladura son sanguinas. Ojo de 5 lineas, y el iris pardo acanelado. El hueso de la hijuela termina en alesna; y en el trozo externo del encuentro del ala hay dos espolones: el que está cerca del ángulo es largo 19 lineas: á poco mas de 36 de él hay otro de 8, ámbos agudos, fortísimos, de hueso blanco, algo encorvados para arriba, y su superficie tiene tres planos; de los quales el mas ancho está en el plano del ala, y sus aristas son cortadoras.

Buffon1 creo le llama Ramichi, por su canto fuerte y elevado, que viene á ser lo mismo que Chajalí. Dice que en el rio de las Amazonas le dan el nombre de Cahuitabú, por imitacion de su voz; pero quién sabe si no engañáron á la Condamine diciéndole, que se llamaba Cagüicahú, que significa borracho de aguardiente. Los Portugueses del Brasil, segun mi Autor, le llaman Anhima, sin duda porque canta de noche. Todo esto vá corriente. Pero algunos Naturalistas dicen que es Águila: que subsiste cazando reptiles: que vá siempre á pares: que muerto el uno vive el viudo

1 Tom. XIV. pág. 40.

[page] 112

errante, gimiendo siempre, hasta que consumido muere cerca del sitio donde perdió al objeto amado: y que tiene las piernas cortas, y un cuerno de 3 á 4 pulgadas en lo alto de la frente, fortalecido en la base por un forro ó estuche. Yo nada de eso creo, y finalizo diciendo, que si el Kamichi es mi Chajá, como no lo dudo, deben desecharse la descripcion y estampa del autor.

Al fin del núm. CCCXCII verémos que el Amcozque de Fernandez me parece ser Chajá y no Chorlito, segun piensa mi Autor.

CARACTERES GENERALES

DE LAS CIGÜEÑAS Ó TUYUYÚS.

El primer nombre es castellano: el segundo güaraní, y alude á su domicilio, pues significa barro amarillo. Convienen estos páxaros: en carecer de voz: en ser muy grandes: en volar con serenidad largas distancias, llevando el cuello, pico y piernas muy tendidos: en la carne proporcionada al volúmen: en la lengua plana, triangular equilateral, corta y ridícula: en las zancas y

[page] 113

cuello muy largos: en no enroscar jamas á éste: en el tarso seco, comprimido, robusto con escamas exâgonales, y desnudo como parte de la pierna: en los dedos algo unidos por membrana: en las uñas gruesas semejantes á las del hombre, y que apénas exceden á las yemas: en las alas largas y vigorosas: en la cola breve: en el pico muy largo y fuerte: y en los labios ásperos, que solo unen bien en los extremos. Ademas no tienen diferencia sexûal; sus movimientos son serenos, los pasos largos y pausados, tragan la comida entera, y crian dos pollos en nido de palos fabricados en árboles. Son estacionarios; por lo ménos siempre se ven bastantes, y nunca faltan aquí Culebras, Víboras, Anguilas, Ranas, &c., de que subsisten, buscándolas en los barriales y parages aguanosos; sin que por eso naden ó floten sobre las aguas.

Buffon les quitó el nombre de Tuyúyús, aplicándolo al Ñandú erradamente, segun vimos en el núm. CCCXXXIX.

TOM. III. H

[page] 114

NÚM. CCCXLII.

DE LA BAGUARÍ.

Estos Españoles le llaman por excelencia Cigüeña, y aun la creen de la especie de Europa, pero no lo es. Algunos Güaranís le dan el nombre de Bagüarí: otros el de Mbagüarí: y otros el de Tuyúyú-güazú. Aunque busca la vida en lugares húmedos, rios y lagos, interna poco en las aguas, y tambien freqüenta los campos secos: que son diferencias con las siguientes, como tambien el tener el cuello bien vestido. No es desconfiada ni arisca: va comunmente sola, ó con otra, aunque por enero ví cincuenta y quatro juntos en una laguna del paralelo de 25 grados. Exîste en el Paraguay, y se extiende al sur del Rio de la Plata. A veces se eleva mucho volando al rededor, como si quisiera descubrir largas distancias. Me aseguran que se posa en árboles, aunque siempre la he visto en el suelo. Hácia el fin del año cria dos pollos, cuyo vestido es pardo obscuro con el vientre

[page] 115

blanco, y así dura hasta la muda; y como ésta es sucesiva, parecen en ella los pollos aspeados, porque las plumas que nacen son blancas. Alguna vez los han criado en las casas, donde se han hecho familiares; y aunque ya voladores iban al campo y á las lagunas, no dexaban de volver á la hora señalada por la racion de carne. Dicen que hace el nido en árbol con muchos palos.

Longitud 42 pulgadas: cola 9: braza 78½; y de la punta del pico á la clavícula ó raiz del cuello 29½. Todo su vestido es blanco; ménos los remos, el órden mayor de cobijas, la hijuela, el escapulario y la cola superior, porque todo esto es negro.

Remos 36, el tercero y quarto mayores. La cola está dividida horizontalmente en dos partes: la superior con 12 plumas, de las quales la de afuera no llega con 15 lineas al extremo de la cola inferior, y la pluma central es 33 lineas mas corta que dicha exterior, formando las intermedias escalera igual. La cola inferior tiene 12 plumas blancas en escalerilla: la externa 1½ pulgada mas corta. Pierna 12 escasas, mas de la mitad como el tarso, que tiene 9¾ sanguinas. Dedo mayor 45 lineas, externo 36,

H 2

[page] 116

interior 32, trasero 15. Los dos primeros unidos por membrana hasta la primera articulacion, y el primero y tercero solo un poquito. Las uñas negras. El pico largo 7⅚ pulgadas, alto 23 lineas, ancho 14, agudo, recto, con el caballete algo hundido ó cóncavo, como el labio inferior, que tiene un rebaxo cerca de la punta. La mitad de la base es celeste, y el resto obscuro: el respiradero muy estrecho, largo 6 lineas, y delante de él hay una hondura larga. Las plumas de la cabeza tienen pocas barbas; pero son largas, y mucho mas las de lo inferior de la garganta; en lo que se parece á las Garzas. El iris de marfil. Una grande peladura roxa muy granugienta rodea el ojo, y comunica anchamente con el pico y con el ángulo de la boca. Baxo de la cabeza hay piel de dicho color sin granos, con solo una tirita angosta de plumas en medio.

Buffon1 le llama Magüarí, alterándole algo el nombre; y le hace solo de climas cálidos, y castañetear con el pico; pero creo que en ámbas cosas se equivoca, como en decir que el pico es recto, largo 9 pulgadas, verdoso en la base, y azulado en

1 Tom. XIII. pág. 401.

[page] 117

el resto; porque no hay mas que lo que he dicho. Tambien se equivoca, dándole uñas roxas y ojo pequeño. Ademas no hace mencion de la cola superior que es negra.

NÚM. CCCXLIII.

DE LA COLLAR ROXO.

Le llaman algunos Aiaiai, no sé porque; pero coino la mayor parte no saben que tenga nombre propio, se le doy aludiendo á su collar. Escasea en el Paraguay, y no la he visto al sur de los 32 grados. Vá sola ó con otra, nunca en familia ni en bandadas. Es de los páxaros mas ariscos; y aunque no se eleva ni circula como el anterior y el siguiente, su vuelo es descansado, largo y sostenido. Duerme en árbol, pero no la he visto de dia posar en otro lugar que en las albercas y anegadizos, donde interna mucho mas que la Bagüarí, y prefiere los mayores lagos. Noseda me escribe la siguiente noticia de su nido. Le hallé en la costa de un bosque pegado á una alberca, sobre un árbol alto, tronchado y seco. Estaba

TOM. III. H 3

[page] 118

afianzado por una horqueta, y se componia de palos bastante largos y gruesos entretexidos en abundancia, que forman un todo alto muy espacioso: dicen que cria solo dos pollos, y que pasa algun tiempo despues que vuelan ántes de tomar lo roxo en el cuello. Tambien aseguran que los padres los defien den mucho, y que enfadados castañetean con el pico. Igualmente dicen que el nido que he visto les sirve muchos años."

Longitud 52¾ pulgadas: cola 8⅔: braza 94. Desde la punta del pico hasta la base del cuello 32⅙, y hasta el fin de la peladura 29⅙. Todas sus plumas son blancas, sin excepcion ni reflexos. La cabeza y mas de 6 pulgadas del cuello son peladas y negras azabache, con raras plumitas cortas, pelosas y blancas en el cogote y nuca; pero hácia el colodrillo hay una manchita roxa. A dicha peladura sigue un collar de escarlata viva ancho 4 pulgadas con rarísimas plumas como las mencionadas; y todo lo pelado del cuello lustroso, suavísimo, y la piel tan sobrante, que cuelga como en las Vacas, y cabrian en ella muchos cuellos. La parte roxa se introduce por los cos-

[page] 119

tados en la parte hegra, y despues se advierte que continúa la peladura con estrechez por el resto de la garganta y debaxo del cuerpo.

Remos 32, el tercero, quarto y quinto mayores: cola 12 plumas iguales y barbudas: pierna 14 pulgadas, las 7½ como el tarso; que tiene 12½ robustas, negras y sin compresion: dedo medio 4¼, unido á los laterales por membrana hasta la primera falange: pico 12⅙ hasta el ángulo de la boca, alto 2¾, ancho 111/12, negro, el caballete es trecho y cóncavo encima, como todo el pico que inclina su exe sensiblemente para arriba: el respiradero 1⅓, sin diafracma, y cubierto con tejadillo; iris insensible, y el ojo de 6 lineas: la hembra tiene solo 49 pulgadas, y carece de manchita roxa hácia el cogote.

Buffon1 le dá el nombre de Jabirú, que esporacá desconocido, y recelo sea Yabirú, que signitida coso bincbada por el viento, y podria adudir á su cuello. Marcgrave dïce que los Holandeses le llaman Ñegro; no sé por qué, siendo todo blanco. Mi Autor le hace mucho may or que la Cigüena, y mas álto que á la Crulla, grueso. Le dá pico de 13 pul-

1 Tom. XIII. pág. 408.

H 4

[page] 120

gadas, y 3 de anchura en la base, de labios cortadores, y comprimido por los costados como una hacha. Le alarga el tarso hasta 13 pulgadas: limita á 5 lo desnudo de la pierua: dice que en pie tiene á lo ménos 54 pulgadas de altura, que juncas al cuello y pico se acercan 72. Asegura que la cabeza y hasta los dos tercios del cuello: carecen de pluma, y que su piel es negra con algunos pelos grises en el cogote: y que el pellejo de lo inferior del cuello es toxo vivo en 4 ó 5 pulgadas de anchura. Añade que Willughbi, copiando á Marcgrave, le niega este roxo poniendo blanco en su lugar, y que le dá pico de 12 pulgadas, ancho 2½. No creo venga al caso detenerme á criticar todo lo dicho, bastando decir que me atengo á mi descripcion.

Buffon nota dos errores en Marcgrave el uno del Grabador, y el otro de transposicion, porque dice, que ha puesto á la estampa del Ñandúapoá el cuello del Yabirú, y que la estampa de éste está en la descrycion de aquel. Pero nada pue do hablar sobre ésto. Pison dice (quizás adivinan , que su carne, aunque ordinariamente muy seca, no es mala; y que engorda en tiempo

[page] 121

de lluvias, que es quando los Indios la comen con mas gusto, matándole á fusilazos y con flechas.

Mi Autor reprehende á Barrere, porque en su Ornithologia le llama Arquata cinerea maxima, vertice calvo & rugoso; y en su Francia equinoccial Grus incurvato rostro vertice calvo & rugoso. Pero Buffon no tiene presente, que estas mismas indicaciones las habia aplicado ántes1 á otro páxaro muy diverso, qual es mi siguiente. Ademas no debo ocultar, que la primera indicacion de Barrere me parece pertenecer á mi Curucáu del núm. CCCLXIII, segun lo indica el color y el ser el mayor de los Curucáus, á quienes Buffon llama Courlis. La segunda indicacion me parece pertenecer á mi Cigüeña siguiente: resultando de todo la inadvertencia y equivocacion de mi Autor en aplicar ámbas frases al páxaro presente, y ántes al Couricaca, que está bien indicado en la segunda, ménos que yerra llamándole Grulla.

La estampa 817 le marca 62 pulgadas, porque mediria, no como á los demas páxaros hasta el fin de la cola, sino hasta las uñas. Ademas le dá erradamente pico recto,

1 Tom. XIII. pág. 403. y 406.

[page] 122

y aun algo corvo para abaxo, el iris roxo, la cabeza pequeña, zancas azuladas, muchas plumas blancas en el cogote, y no le figura bien lo roxo de la garganta.

NÚM. CCCXLIV.

DE LA CANGUí.

Significa floxo; y así le llaman algunos Güáranís, aludiendo á la floxedad con que al parecer camina; pero en realidad no tienè nombre especial. Aunque vá comunmente sola ó á pares, tambien he encontrado familias, y visto dos bandadas de sesenta ó mas por enero. No es desconfiada ni arisca, y se dexa matar mas fácilmente que las anteriores. Habita el Paraguay, y tambien lo he visto cerca del Rio de la Plata. Se remonta á veces muchísimo volando al rededor, y no solo duerme en árboles, sino que se posa en ellos conbastante freqüencia. Prefiere las albercas y lagunas á los rios, y á todo los grandes barriales, donde mete el pico algo abierto multitud de veces para pillar al tiento las Anguilas, segun he visto.

[page] 123

Longitud 33 pulgadas: cola 5½: braza 64, y hasta la raiz del cuello 19. Otros son algo mayores. La cola tiene 12 plumas iguales, barbudas y negras. Lo mismo son los 27 remos; pero ademas tiene otros dos últimos blancos. La hijuela y las cobijas mayores del trozo externo son igualmente negras, y todo el resto del vestido blanco; pero quando caminan igualan y ajustan las alas á la cola ocultándola, y las cobijas cubren lo negro de los remos, y parece el páxaro casi todo blanco á alguna distancia.

He muerto cinco individuos: en los dos toda la cabeza y quatro pulgadas del cuello eran peladas, negrizcas, feas y sucias; porque en la cabeza no se notaba piel, pareciendo el hueso desnudo, y lo pelado del cuello estaba lleno de exfoliaciones puercas. Los otros tres tenian raras plumas cortas y blancas obscurecidas por el barro solo en el costado de la cabeza, y tambien en lo alto del cuello; lo que atribuyo á la poca edad, porque en lo demas todos eran lo mismo.

Pierna 9½ pulgadas, la 5½ como el tarso; que tiene 7½ bn escamas negras: dedo medio 4, unido á sus inmediatos con membrana pajiza hasta la primera articulacion: pico

[page] 124

7½, alto 2, ancho poco ménos, color de aceytuna en adobo en las 4 pulgadas extremas, y lo demas jaspeado de lo mismo y negrizco, con la base negra. Es fortísimo y duro como un hueso: un filo sirve de caballete en la primera pulgada, y va siendo mas obtuso hasta la medianía, y despues redondo. Las 5½ pulgadas son rectas, y el resto hasta la punta bastante corvo como en el Curucáu, y tambien tiene la punta redonda ó truncada.

Buffon1 le llama Curicaca siguiendo á Marcgrave; quien dice ademas que los Portugueses del Brasil le denominan Masarina. Pero tales nombres deben ser Curucáu y Masarico; y pertenecen no al páxaro que se aplican, sino á mi Curucáu del núm. CCCLXIII. Catesbi le da el nombre de Pelicano de bosque; porque la piel baxo de la cabeza es capaz de dilatacion; pero Buffon le reprehende con razon diciendo, que dicha piel no tiene mas dilatacion que en las Cigüeñas, sin la bolsa del Pelicano.

Mi Autor le aplica las mismas indicaciones de Barrere, que poco despues2 con-

1 Tom. XIII. pág. 403.

2 Id. pág. 410. c. (c).

[page] 125

trae al Jabirú, segun vimos en la crítica anterior; donde dixe que la una es del citado Curucáu, y la otra del Canguí.

Reprehende á Brisson y á Pison, porque refieren este páxaro á los Courlis; pero en el núm. CCCLXIII veremos, que Brisson no habla de esta Cigüeña sino de dicho Curucáu. Añade que Brisson incurrió en otro yerro, refiriendo el páxaro á mi anterior; pero quizás Brisson no hizo otra cosa, que referir el Grus incurvato rostro, vertice calvo & rugoso de Barrere á la familia de las Cigüeñas: en lo que no me parece que obra mal, quando yo le imito. Pero vamos al asunto.

Buffon, siguiendo á Catesbi, le hace llegar en bandadas numerosas al fin del estío á la Carolina, y partir ántes de noviembre; pero no le creo, porque le tengo por estacionario aquí. Para ponderar la gravedad del pico dice, que le apoya en el cuello doblado quando está posado en árbol; pero el hecho es falso, y saben los Naturalistas que las Cigüeñas no enroscan el cuello. Por lo demas le hace tan grande como á la Cigüeña, aunque de cuerpo mas delgado y largo, y el cuello y piernas mas largas. Le da pico recto hasta los tres quartos, corvo en la

[page] 126

punta, de 6 á 7 pulgadas de ruedo en la raiz, de 8 de longitud, durísimo con labios cortadores, y liso ó sin estrias. Le pone frente calva y obscura como el contorno del ojo, y alguna peladura baxo de la cabeza. Le viste el cogote y lo alto del cuello con plumas pardas. Le pone remos y cola negros con reflexos azules y roxizos, y todo el resto del plumage dice que es blanco. No me detendre en nada de eso, porque seguramente mi descripcion es mas exâcta; y solo diré que el que ponga alguna atencion se admirará, no del modo con que se habla de un páxaro que se tuvo á la vista llevado de Cayena, sino de que la estampa 868 sacada del propio original en nada se le parezca; porque le da pico roxo, no tronchado, casi recto, iris amarillo, toda la cabeza vestida de obscuro como el cuello hasta la mitad. Le eleva mucho las piernas, y las alas sobre la cola; y en fin no es posible que nadie conozca al páxaro por ella.

Despues1 describe al Nandapoá, llamado segun Marcgrave, Nhandú-apoá por los Indios Tupinambís, y Yabirú-güarú por los Petigüás del Brasil; pero como el verdadero

1 Tom. XIII. pág. 415.

[page] 127

Yabirú es mas grande, cree mi Autor que los Petigüás le llaman Yabirú-güazú, porque no conocerian al verdadero. Sobre esto me parece que Marcgrave aquí aplica mal el nombre de Yabirú, y que tampoco escribe bien al otro, que en mi juicio debe ser Ñandúoá, que significa Ñandú ó Avestruz redondo, y no puede convenir al páxaro.

Como quiera Buffon le da negros los remos y cola, y todo el resto del plumage blanco, haciendo que igualen las alas plegadas á la cola. Dice tambien, que la cabeza y lo alto del cuello carecen de plumas, y que tienen piel escamosa, con el pico corvo hácia baxo. Estas señas no dexan duda que trata del Canguí. Por lo demas le damagnitud de la Cigüeña, pico de 7 pulgadas, cuello de 19, pierna de 8, pies de 6 cenicientos, ojo negro, un bulto de hueso gris blanquizco sobre la cabeza, oreja ancha muy abierta, y reflexos roxos en los remos. Todo arguye que no se midió con exâctitud, ni se explicáron las cosas con propiedad.

[page] 128

NÚM. CCCXLV.

DE LA ESPÁTULA.

Aunque en realidad no tiene nombre propio, algunos Guaranís le llaman Güirápitá, (Ave roxa), y otros Güirati (Ave blanca). Yo le doy el nombre con relacion á su pico. No escasea en el Paraguay, y se extiende hasta las Pampas de Buenos Ayres. Va sola ó con otra, tambien en familias, y á veces en bandadas muy numerosas. No tiene diferencia sexûal, es bastante arisca, y se posa en los árboles. La he visto algunas veces en las lagunas con agua á la rodilla, oscilando á derecha é izquierda el pico enteramente sumergido, con el fin á mi entender de pillar pescaditos chicos, que me figuro son su principal alimento; porque la hechura y poca fortaleza del pico no me parecen propias para coger otra cosa. Su andar y movimientos se parecen á los de las Cigüeñas, y es freqüente juntarse en las lagunas con la Canguí; pero vuela con mas velocidad, no con tanto descanso ni eleva-

[page] 129

cion, sin circular en el ayre. Aunque lleva el cuello tendido volando, le tiene mas corto que las Cigüeñas, como tambien la pierna y tarso; sucediendo al contrario á los dedos, que tambien están algo mas unidos por la membrana. Por lo demas se parece á las Cigüeñas en las escamas del tarso, en la lengua, y en no flotar, ni zambullir, ni enroscar el cuello. Si la cotejo con las Garzas, encuentro que tiene las alas y dedos mas largos, las piernas y tarso iguales á proporcion, y el cuello y cola mas cortos. Pero tiene mas carne, no enrosca el cuello, con otras muchas diferencias que la separan de todos los páxaros que conozco.

Longitud 28 pulgadas: cola 4: braza 49: y hasta la base del cuello 15. La cabeza es fea, pelada, y plana y amarillaza encima, con sus costados verticales y naranjados. El cogote de un negro, que ocupa tambien el oido y parte del costado de la cabeza. El cuello, la espalda y lo anterior del pecho blancos; pero levantando la pluma se nota interiormente un baño rosado. Esto tiene la excepcion de que en lo inferior de la garganta hay un pincel de plumas algo mas largas, estrechas, de

TOM. III. I

[page] 130

barba suelta y color de rosa débil. De esta última tinta es el resto de su plumage, ménos la cola que es amarilla pálida encima, y todos los timoneles y cobijas menores, que son de un carmin vivo, como tambien los mástiles de los remos. Los que no son adultos tienen tan apagado el citado carmin, que solo se advierte su indicio: lo rosado es casi nada; y se nota algo pardo en la punta de los primeros remos, con el tarso obscuro.

Remos 29, el segundo mayor: cola 12 plumas iguales: pierna 72 lineas, las 30 como el tarso, que tiene 48 color de rosa obscuro. Dedo medio 35: exterior 30, interior 28, postrero 15: los tres primeros unidos por membrana hasta la mitad. Las uñas negras, agudas, poco corvas. Iris roxo. El pico es una espátula larga 5⅔ pulgadas, medidas desde el ángulo de la boca. Á 9 lineas de la base empieza el respiradero largo 6, aneho 1, y poco mas cerca del otro que del labio: de él nace una canaleja que sigue paralela á la borda ó labio, y acaba en uña que hay en la punta como en los Patos. El total es exâctamente plano en toda su longitud, ancho

[page] 131

en la raiz lo que la cabeza, y en la nariz 14 lineas. Su menor anchura, que es de 10, se encuentra a 34 de la punta; donde se vé la espátula ó castañuela con 24 lineas de anchura. La mandíbula inferior es semejante á la de encima, aunque algo mas corta, y mas ancha desde la cintura á la raiz. La base del pico tiene piel arrugada y verdosa amarilla, que es el color de todo el pico; pero quando el páxaro se asusta se muda el color en blanquizco. Los labios son desparejos hasta la mitad, y dos hileras de dientes, ó que hacen de tales, siguen hasta la mitad de la boca en la pieza superior, y otros idem siguen las bordas de la horqueta por dentro; pero ámbas mandíbulas en la mitad extrema tienen multitud de filos paralelos á las bordas. Por lo demas las dos tablas del pico son delgadas y de materia que permite alguna flexîbilidad; pero por el tragadero podrian entrar ranas, pescados y anguílas.

Buffon1 describe á la Espátula europea diciendo, que algunos cuentan dospecies, una con penacho ó melena, y otra

I 2

1 Tom. XIV. pág. 202.

[page] 132

sin ella; pero que no son sino una. A la misma refiere la americana, que es la mia, y se funda: en que el instinto y costumbres son las mismas, y en que las diferencias proceden del influxo de los climas. Sobre esto debo advertir: primero, que no son admisibles tales influxos, quando hemos visto que muchos páxaros son idénticos en todas partes. Segundo: que no está bien averiguado que tengan las propias costumbres; y quando lo fuesen, lo propio sucede á una porcion de Garzas, &c., que nadie duda son de diversas especies. Tercero: que la Espátula de Europa, tanto jóven, como adulta, es enteramente blanca con el tarso negro; y aunque esto se quiera aplicar á los pollos de acá, no es posible hacerlo á los adultos. Quarto: que las europeas tienen toda la cabeza vestida, ménos el contorno del ojo, y son de pasa; quando la mia es totalmente calva y estacionaria. Quinto: que dá el Autor á las del antiguo mundo piernas mas cortas que á las Garzas, haciéndolas algo mayores que la mia; la qual me parece tiene las zancas á proporcion tan altas como las Garzas. Sexto: que aunque el Autor no fixa las

[page] 133

longitudes, sus estampas 405 y 165, marcan 24½ pulgadas á la de Europa y 20½ á la americana; quando la mia tiene 28. Séptimo y último: que aun despreciando otras diferencias, la estampa 405 no puede representar á mi Espátula, sino quando mucho en la figura del pico; concluyéndose de todo que son de diversa especie.

Por lo demas, describe bastante bien á la mia, ménos que le dá cola acanelada, quando es amarillaza, segun la pinta su estampa 165; la qual seguramente tiene errada la escala; le abrevia las zancas; le pinta de carmin vivo sobre la cabeza, sus costados y debaxo; sin ponerle negro en el cogote y oido, con otros descuidos.

NÚM. CCCXLVI

DEL FLAMENCO.

Tambien es un páxaro singular, que me parece se acerca mas á la Espátula que á otro en las costumbres. No exîste en ell Pamaguay, ni lo he visto sino en las grandes lagunas cercanas á la costa del Rio de la

TOM. III. I 3

[page] 134

Plata, y en las de lo interior de las Pampas de Buenos Ayres, donde encontré algunas bandadas de muchos contenares; y aunque nlguna vez quise acercarme á tirarles, los encontré muy ariscos. No advertí diferencia sexûal; y ya he dicho, que se parecen á la Espátula en el volar con el cuello estirado, y en entrar al agua hasta la rodilla. Ignoro todo lo demas. Solo he tenido uno comprado, que es el que voy á describir.

Longitud 38 pulgadas: cola 5½ braza 62, y hasta la raiz del cuello 22½. Los 27 primeros remos son negros, y los restantes muy roxos, como todas las cobijas. Tambien son muy roxas las tapadas, ménos el órden mayor que es negro, como el segundo órden del trozo medio. El resto integro del vestido es blanco bañado en roxo, notándose mas este color desde el cogote al lomo y en la cola; pero en el escapulario se advierten chorros roxos á lo largo.

El segundo remo es el mayor: cola 16 plumas, como las de las Garzas: pierna 10 pulgadas, las 6 escamosas como el tarso, que tiene 10: dedo medio 34 lineas, exterior 32, interno 27, postrero 4, y los

[page] 135

tres primeros envueltos enteramente en nadadera roxa. De este color es la coyuntura del tarso, el qual en lo demas es aplomado claro. Pico 48, alto en la raiz 16, blanco rosado, y recto hasta la medianía: donde es tanto ó mas alto y grueso que en la raiz, y encorva con violencia háca abaxo por un ángulo de 55 grados, siendo este trozo negro y muy grueso, aunque termina en punta muy poco corva. La pieza superior tiene poquísima altura: la inferior mucha, y su cavidad está llena con la lengua. La misma pieza superior es plana encima en la parte negra, y dentro tiene á lo largo un filo notable, y en sus labios filos paralelos al través que figuran dientes como en los Patos; pero no los hay en la inferior. El respiradero, que está en la mitad blanca rosada, es angosto, largo 11 lineas, sin diafragma, y lo puede cerrar quando quiere comolas Garzas con la membrana de su borda superior.

Mi Autor1 le llama Flamment y Phenicoptere, siendo este nombre mas de su gusto por griego, y por significar alas ro-

I 4

1 Tom. XVI. pag. 292.

[page] 136

xas ó entendidas; pero pudo advertir que teniéndolas tambien mi Espátula, el tal nombre no le caracteriza exclusivamente.

Cita á multitud de Autores que le han descrito; pero ninguno fixa sus medidas: solo Buffon dice, que su cuerpo es menor y las piernas notablemente mas largas que en la Cigüeña, y que el cuello es largo y delgado. Cateshi dice que es alto 60 pulgadas, y la estampa 63 de mi Autor le marca 53; que es notable diferencia, siendo preciso creer que ámbos midiéron hasta las uñas, cuya medida no es tan exâcta con mucho como hasta la extremidad de la cola. Así de nada de lo dicho se puede deducir la magnitud verdadera; que yo he establecido, conviniendo con Dutertre, que le dá pico de 4 pulgadas. Mi Autor le pinta con mis colores, añadiendo lo que se me pudo pasar, aunque lo dudo, y es: que el cráneo parece elevado: que sobre la cabeza no hay plumas: que las del resto de la misma y de lo alto del cuello no son sino un plumon raso aterciopelado, y que tiene interiormente en el cuerpo un plumon igual al del Cisne. Tambien convienen conmigo los Naturalistas, en que des-

[page] 137

de la iraflexîon á la punta del pico es negro; pero varian en el color del resto has ta la raiz; porque Gesner le hace roxo vivo, Aldrovando pardo, Willughbi azulado, Seba amarillo, Dutertre roxo, y los Académicos de París roxo pálido. Yo entre tantas diferencias estoy por mi blanco rosado, y atribuyo muchos de los referidos colores á que viéron esqueletos que habrian perdido lo rosado por disipacion, y adquirido tal vez alguna porquería. Copiaré la descripcion que hace del pico, porque quizás será mas exâcta y clara que la mia. Dice pues. "Las dos mandíbulas forman un canal redondo y recto hasta cerca de la medianía; donde la superior dobla repentinamente con violenta curvatura, y de convexâ que era, se hace una lámina plana. La inferior dobla á proporcion conservando la figura de canal ancha, y la superior con otra pequeña curvatura en la punta se aplica á la extremidad de la inferior. Las orillas de ámbas tienen dentro dientes negros agudos con las puntas inclinadas atras. Grew pone ademas dentro un filo á lo largo de la pieza superior." De los dedos dice, que la membrana corre

[page] 138

de punta á punta uniendo el del medio á los laterales, y tiene una escotadura, en cada intermedio; pero creo equivocacion añadir, que los dedos son muy cortos, y el externo mas chico, porque estas cosas no se componen con mis medidas.

Asegura que habita desde las costas del Mediterráneo al Cabo de Buena Esperanza, y tambien en toda la América caliente y templada, porque no le convienen los paises frios. Pero se opone á esto el no exîstir en el Paraguay, ni al norte del Rio de la Plata, sino mas al sur. Se podrá decir que esto viene de que, segun Buffon, prefiere y aun necesita que las aguas sean saladas, y no lo son las del Paraguay, ni hasta el Rio de la Plata; y que las del sur, donde he visto los Flamencos son imbebibles por salitrosas, aunque no saladas. Mayor embarazo encuentro en asegurar el Autor, que es páxaro de paises cálidos y templados de ámbos mundos, y que al mismo tiempo es de pasa: porque son cosas muy dificiles de componer; pues los que se hallan en la zona tórrida no pueden tener motivo de viajar. Yo vi á los Flamencos en Quaresma, y me dixéron que eran esta-

[page] 139

cionarios; y si fuesen de pasa como dice, no podran extenderse de este á oeste, sino de norte á sur, segun dixe en mi discurso general. Así no dudo que el Flamenco es estacionario en todo el mundo, y que sus viages se reducirán á buscar otra laguna: esto es, que si viaja es por accidente. Asegura que se alimenta de huevas de pescados, insectos aquáticos, &c., y aun de pescados; y todo lo creo ménos lo último, á no ser que sean muy pequeños. Tampoco creo que para pillarlos, despues de meter el pico y parte de la cabeza, amasa pisando el barro continuamente, para precisar la presa á que vaya á meterse en el pico; porque no dudo, segun me ha parecido, que el amasar y revolver el barro lo hace con el pico, y no con los pies. Catesbi es de creer quando dice que come una semilla semejante al mijo, que Buffon presume ser huevos de insectos, principalmente de moscas y moscardones; pero creo que se engaña.

Dice que cria en las Islas baxas y lugares anegados: que el nido se reduce á una especie de pirámide de barro, elevada como 20 pulgadas sobre el agua que siempre la baña en la base; y que en la cum-

[page] 140

bre truncada, algo cóncava y lisa, pone sin colchon dos, y á lo mas tres huevos blancos del tamaño de los del Ganso, aunque algo mas largos. Todo esto no repugna del todo á mis creederas; pero sá dos cosas que añade: la primera, copiando á Catesbi y á Dutertre, que el páxaro no cova los huevos sino con lo postrero del vientre y la rabadilla, porque se sienta en la pirámide como sobre un taburete con las piernas colgando fuera. Mi Autor cree esto, figurándose que no puede doblar las piernas y echarse sobre ellas; pero pudo reflexîonar que el Avestruz, Cigüeñas, Garzas, y otras aves muy zancudas, no encuentran tal dificultad. La otra cosa es decir: que aunque los pollos no vuelan hasta que casi han crecido enteramente, no por eso dexan de correr con singular velocidad á pocos dias de haber nacido. Digo que no creo esto, porque nadie ha encontrado tal ligereza en los adultos. Asegura que los pollos tienen al principio color gris claro, y que á los diez ú once meses, que es quando han crecido enteramente, comienzan á tomar los colores de adultos, que con la edad van siendo mas vivos.

[page] 141

Refiere con verdad que es sociable, y que no nada, ni zambulle; pero tengo por cuento decir, que para pescar y para reposar en la orilla se ponen en fila como soldados, apostando centinelas que avisan con un grito fuerte bastante parecido al de una trompeta, que hace levantar á todos y volar en la misma linea que las Grullas. Lo que hay en esto nada tiene de extraño: si se posan en la orilla, siguen su direccion, no una hilera artificial y estudiada, sino la que prescribe el sitio: si éste es redondo, forman todos un peloton; y si largo, se sitúan lo mismo sin írden especial. Si entran á comer, las ganas y el espíritu sociable hacen que todos sigan la amelga que conocen tiene mas alimento ó mejor proporcion. Yo no he notado tales centinelas, ni oido la trompeta, ni visto el órden de las Grullas.

Mucho mayor error es decir Dutertre, que sorprehendiendo á la bandada, quedan todos tan estúpidos é inmóviles de miedo, que dan tiempo á un cazador para matarlos á todos sin dexar uno. Con este error quiere conciliar Buffon la variedad de opiniones de los Autores; pues dicen unos,

[page] 142

que son ariscos y desconfiados, y otros que se dexan matar unos despues de otros. El verdadero modo de conciliar es decir que los últimos Autores están equivocados. Los Viageros dicen que su carne es mas ó ménos delicada: lo mismo aseguran los antiguos; y solo Peyrese dice que es mala. Sobre esto no puedo decir, sino que por acá nadie la come.

Asegura que puede domesticarse facilmente á los pollos y aun á los adultos, porque es páxaro sumiso, y que toma cariñno. Pero aunque no hago sino dudar estas cosas, me niego á creer que los indios los tienen enteramente esclavos; y á dar fé á Peyrese quando dice de los domésticos: que comen mas de noche que de dia: que mojan el pan en el agua: que con el frio se acercan al fuego hasta quemarse los pies: que quando una pierna se les ha inutilizado caminan con la otra, ayudándose con el pico apoyado en tierra; y que duerme poco sobre un pie, retirando el otro doblado sobre el vientre. Todo esto, ó la mayor parte me parece equivocacion. Me alargué mucho; pero abreviaré sin entrar en menudencias, diciendo que su estampa 63 no

[page] 143

es buena. Á Buffon mismo le disgusta en el pico.

CARACTERES GENERALES

DE LAS GARZAS.

Aunque los Guaranís les dan generalmente el nombre de Hocós, prefiero el de Garzas, porque por él son conocidas de los Españoles. Esta familia tiene muchas especies: la mayor de 45 pulgadas, y la menor de 13, que arguyen la razon de sus volúmenes como 41½ á 1. Todas tienen poca carne respecto al bulto, y el pecho y espalda muy estrechos, como corresponde á una familia débil, tímida y desconfiada, que huye de muy léjos. El cuello es larguísimo y delgado, aunque parece mas grueso quando esponjan las raras y barbudas plumas que le visten; y las de sus costados inclinan su direccion algo hácia arriba. Lo levantan con prontitud para mirar á todas partes, y forman comunmente con él dos curvas. Con el susto, y quando quieren, lo estiran con suma brevedad, y la

[page] 144

trachîarteria ocupa lo anterior del cuello solo en los dos extremos, porque en la medianía está detras en el pestorejo, como sucede á todos los páxaros que enroscan el cuello. Se mantienen largos ratos posadas é inmóviles sobre los árboles ó palos, con el cuello encogido, la espalda jorobada, y el cuerpo como comprimido por las alas; cuyos ángulos están muy inmediatos y elevados, quedando casi verticales los remos del trozo exterior. Van solas ó con otra, aunque la Flauta del sol, y algunas otras viven en familias, y las especies pequeñas suelen juntarse en bandadas. Vuelan batiendo á compas espacioso las alas sin tenderlas completamente, y con mediana ó poca velocidad, llevando el cuello tan encogido, que parece carecen de él; porque le enroscan sobre el pecho formando un notable papo, y la cabeza vá mas alta que la espalda. Aunque por lo comun no corren, lo saben hacer tal qual, y mejor que las Cigüeñas: las zancas y dedos son muy largos: el del medio y exterior tienen la primera falange unida por membrana, y el de atras y el externo nacen del costado del talon, pareciendo que giran sobre el

[page] 145

mismo exe. La uña trasera es la mas corva: las demas casi rectas, y la del medio tiene en el costado interno una serrezuela ó peyne por el término que los Ybiyaús; lo que les dá facilidad para afianzarse en las plantas de los lagos y rios, que son sus domicilios; donde entran hasta la rodilla sin nadar, para pillar sapos, ranas, caracoles, pescados, culebras, víboras, anguilas y sanguijuelas, que de todo he encontrado en sus papos. En la esclavitud cazan con destreza ratones, tragándolos enteros; y tambien comen carne cruda, que suelen mojar ántes para tragarla sin dificultad. No conozco diferencia sexûal: son los últimos para criar; y me aseguran que hacen los nidos de palitos en los árboles, y que solo producen dos pollos. La altura y anchura de la cabeza delante no excede á la de la raiz del pico, y la pluma sobre ella es larga, estrecha y aplanchada; pero la erizan quando quieren, sin que por esto pueda decirse que tengan copete. El contorno del ojo es pelado, y comunica anchamente con el pico y ángulo de la boca, que cae tras del ojo. La lengua larga, estrecha, de poca punta, y con alma elástica. La boca

TOM. III. K

[page] 146

muy rasgada, el tragadero capacísimo, el pico muy fuerte, recto, disminuye igualmente hasta la punta aguda; y la pluma se avanza bastante en el caballete, que es plano hasta la mitad. Los labios afilados y ásperos: una canal principiá en el lagrimal, sigue recta hasta cerca de la punta; y en ella está el respiradero cubierto por membrana, que lo cierra y abre quando quiere. La horqueta larga y pelada, ménos una tira en medio. La cola breve algo endeble y convexâ encima.

Buffon1 las llama Herons; y describiendo á su especie primera, la hace, como á todas, sumamente tristes, desgraciadas, solitarias, torpes; y en fin las reputa entes abandonados, no solo de la naturaleza, sino tambien de sí mismos. Sin embargo yo tengo muy diversas ideas, y no sé componer el abandono de sí mismas, con la desconfianza y esquivez; ni el de la naturaleza, con ver que habitan por acá paises adequados á su temperamento, y cubiertos de manjares propios, sin que les falte para cogerlos la misma facultad que las Cigüeñas, con mas ligereza y actividad. Si pasan

1 Tom. XIV. pag. 50 y siguientes.

[page] 147

largos ratos inmóviles en una estaca, es porque no tienen hambre y están digiriendo el almacen del papo. En fin no encuentro que les falte nada para ser felices. Ni son tan torpes como supone para correr y pescar; pues habiendo registrado algunas, encontré sus papos muy surtidos de varias víboras, ranas, y de pescados hasta de un pie de largo. Resultando una equivocacion en mi Autor, que se figura que no comen serpientes, y que los Ingleses no tuviéron motivo justo para prohibir que las matasen. Sin duda los Ingleses tenian mejores noticias que Buffon; quien se equivoca diciendo, que el dedo medio es tan largo como el tarso, y la braza mayor que en los páxaros de presa. Tambien dice que se elevan hasta las nubes; pero nunca lo he visto. Asegura que el dedo posterior articula en el talon con el externo, y despues lo contrario.

Divide á las Garzas en varias clases ó familias, fundándose en caractéres que ha imaginado, sin que entre ellos apénas haya otro verdadero que el de la magnitud: el qual sirve de poco, porque las hay de todas. Ya vimos que les habia robado el nombre de hocó para aplicarlo á los Yacús.

K 2

[page] 148

NÚM. CCCXLVII.

DE LA APLOMADA.

Va sola ó con otra idéntica: es la mayor, muy arisca, escasa, y solo se encùentra en los rios y lagunas muy grandes del Paraguay, porque ignoro si llega al Rio de la Plata. Su voz, que se oye rara vez volando, dice gazá desagradablemente; y dos pollos idénticos que compré en noviembre se parecian á los padres, aunque no podian aun volar. El vendedor me aseguró, haberlos encontrado en nido de palitos sobre un árbol. En el papo le encontré Víboras grandes, y un pescado largo 12 pulgadas.

Longitud. 45 pulgadas: cola 7¼: braza 69; y hasta la raiz del cuello 28. Algunos son dos pulgadas mas cortos. Sobre la cabeza es azul casi negro; y las plumas estrechas, largas 5 pulgadas en lo alto del cogote, de mástil endeble y barbas largas y sueltas. Baxo de la cabeza, el colodrillo y todo el cuello, muy blancos; pero las plumas de los dos tercios superiores de la gar-

[page] 149

ganta tienen una mancha azul fuerte hácia la punta de la barba interna, de modo que el todo hace un jaspe no feo. La espalda hasta la cola inclusivè (ménos la punta que es obscura) y las cobijas, aplomadas blanquizcas, ó de un ceniciento azulado, mas claro, ó casi blanco en las cobijas mayores; pero las del trozo exterior son de plomo obscuro, como los remos del mismo, y el resto de éstos aplomado claro. Las tapadas y costados del cuerpo como el lomo, y la cola debaxo de plomo claro. El encuentro, piernas y timoneles inferiores, blancos: y en lo inferior de la garganta principia una peladura grande que sigue hasta el vientre, aunque la ocultan las plumas de sus costados, que son muy largas, cóncavas, de barbas esponjadas, y de color azul casi negro; pero las mas interiores tienen blanca la borda de adentro. De la espalda nacen plumas débiles de barba suelta y sedosa, que casi llegan al fin de la cola, y aun la exceden en los que tengo por machos. Semejantes plumas nacen del tercio inferior de la garganta, largas 9 pulgadas, que todas podrian servir para adornos de luxo y mugeriles.

TOM. III. K 3

[page] 150

Remos 28, el tercero mayor: cola 12 plumas iguales: pierna 10½ pulgadas, la mitad como el tarso, que tiene 8 de un obscuro cárdeno: dedo medio 52 lineas: pico 72, la base roxa cárdena, el resto amarillo pálido, iris amarillo puro, y la peladura del ojo azulada.

Confrontán dola con el Heron comun de Buffon1, se ve que le dá algo mas de 36 pulgadas; 60 á la braza; 16 ó 17 al cuello (excluyendo sin duda al pico y la cabeza); al tarso 6; á la desnudez de lá pierna 3; al dedo medio 5 (incluyendo sin duda la uña); y al pico 6. Esta última ajusta á la de mi Garza; pero temo que midió hasta el ángulo de la bora; porque las demas medidas acreditan, que el Heron es mucho menor, y de diferente especie. Lo propio persuaden las diferencias sexûales que refiere, y no he notado; el darle pico amarillo con la punta obscura: la peladura del ojo verdosa, y el tarso y dedos amarillos verdosos: como tambien conceder al macho solo dos ó tres plumas negras en el cogote, y una faxa negra sobre el pecho. Verdad es que la estampa 755, al paso que confirma las medidas del

1 Tom. XIV. pág. 50 y siguientes.

[page] 151

autor, le da muchas plumas en el copete, y le pinta blanco sobre la cabeza. En fin no nos cansemos, quando lo dicho parece bastante para no dudar la diferencia específica; pero como tienen el propio color en la garganta, sobre el cuerpo, alas, &c., es de presumir que los Viageros hayan tomado al uno por el otro, asegurando que el Heron de Francia exîste en muchas partes de América.

NÚM. CCCXLVIII.

DE LA GRANDE BLANCA CON MANTO.

Solo he tenido dos: una en los 28 grados, y otra al sur de Buenos Ayres: me parece muy escasa.

Longitud 35 pulgadas: cola 5½: braza 52; y hasta la raiz del cuello 22¾. Todo suplumage es mas blanco que la nieve, y su pelleja obscura. Remos 28, el segundo y tercero mayores: cola 12 plumas iguales. De una espalda á la otra va una hilera de plumas de mástil rectisimo y tieso, de barbas descompuestas y sedosas, que están echa-

K 4

[page] 152

das sobre el cuerpo, excediendo 7½ pulgadas á la cola: y como su raiz apoya únicamente en la piel, el viento juega con ellas, y aun las mete en el barro y las ensucia; pero las del otro individuo eran casi tres pulgadas mas cortas, lo que me hizo creer que era hembra. El vientre enteramente pelado, y el pecho casi lo mismo; pero ocultan este defecto las plumas largas de los costados. Las de sobre la cabeza son estrechas, débiles y muy largas: tambien las de lo inferior de la garganta, aunque en la hembra ni unas ni otras tienen longitud reparable. Pierna 7½ pulgadas: la mitad como el tarso, que tiene 5⅓ negras. Dedo medio 44 lineas. Pico 49 doradas. El contorno del ojo amarillo, y el iris de marfil.

Buffon le llama la Grande Aigrette1, equivocándose en darle pico negro; pero la estampa 925 le enmienda tiñéndoselo de oro obscuro.

1 Tom. XIV. pág. 101.

[page] 153

NÚM. CCCXLIX.

DE LA CHICA BLANCA CON MANTO.

Nunca la he visto en el Paraguay, y solo he tenido tres en Buenos Ayres.

Longitud 22½ pulgadas: cola 3¼: braza 34¾; y hasta la raiz del cuello 13½. Todo el uniforme es de nieve, y su piel obscura. Las plumas sobre la cabeza y cogote endebles, de barba suelta, delgadas, largas las mayores 4 pulgadas escasas, y las eleva ó abate quando quiere, como lo hacen otras Garzas. Las de lo inferior de la garganta son de la misma calidad, y las mayores de 5 pulgadas. Tambien hay otras por el mismo estilo en la espalda, que siendo rectas y echadas sobre los costados del cuerpo, como lo estan naturalmente, emparejan con la punta de la cola. Uno de los individuos, que creo hembra, era una pulgada mas corto, y las mencionadas plumas de la cabeza, garganta y espalda, eran mas cortas y ménos en número.

Pierna 5 pulgadas: las 2¼ negras como

[page] 154

el tarso, que tiene 3¾. Los dedos amarillos: el del medio de 27 lmeas, unido hasta la primera coyuntura con el exterior, que tiene 23: el interno 20, enteramente separado: y el de atras 14 Pico 36, recto y negro con un poco amarillo en la raiz del caballete que se dilata hasta ocupar el ojo. Remos 24, el segundo y tercero mayores. Cola 12 plumas de Garza.

Es l' Aigrette de Buffon1; que tambien se encuentra en Europa, África y Asia, sin que los climas la hayan alterado en lo mas mínimo.

NÚM. CCCL.

DE LA BLANCA MAYOR.

Solo he tenido dos en el Paraguay, cuya piel era negra, y todo el plumage muy blanco. Longitud 37¼ pulgadas: cola 5⅓: braza 55; y hasta la raiz del cuello 25½. El otro era 2½ pulgadas mas corto. Pierna 9⅙: la mitad como el tarso, que tiene 6¾ negras, con escama grande á tablas delante, y pen-

1 Tom. XIV. pág. 95.

[page] 155

tagonal ó irregular en lo inferior. Dedo medio 4. Pico 4½, amarillo puro dorado con la punta obscura. El contorno del ojo amarillo verdoso, y el iris amarillo blanco. La cabeza muy pequeña, plana encima, sus costados verticales, y la pluma que la viste sentada, y muy corta para Garza: tambien lo es la de lo inferior de la garganta. Estas circunstancias; y la de haber observado en dos ocasiones, que obraba de acuerdo con otra aplomada, huyendo juntas con el propio rumbo, me han hecho maliciar que la blanca puede ser hembra de la aplomada; pero como no me pude acercar bastante, no hago mas que insinuar mi conjetura, añadiendo que la que le acompañaba me pareció diferente de la del núm. CCCXLVII.

Es el Heron blane de Buffon1. No discrepan nada las medidas y colores; pues aunque dice Brisson, que lo desnudo al rededor del ojo es todo verde, le enmienda mi Autor diéiendo, que tambien tiene amarillo. Se encuentra en Éuropa, África y Asia; y como conserva las medidas, formas, y colores, οque dirémos del influxo de los climas?

1 Tom. XIV. pág. 83.

[page] 156

Mi Autor1 se contradice asegurando que tiene constantemente el pico negro. Cree que en el Brasil le llaman Güiratinga; y no lo extrañaré, pues güirati significa páxaro blanco. Fourner dice, que cohabita con el Heron comun de Buffon; lo que fortalece mi conjetura de que tiene macho aplomado: el qual podrá ser el de Buffon, porque á mí me pareció diferente de mi número CCCXLVII.

NÚM. CCCLI.

DE LA BLANCA MEDIANA.

La he encontrado sola y á pares en las lagunas; y aunque no es de las mas ariscas, no dexa de ser bastante desconfiada para huir de léjos.

Longitud 22 pulgadas: cola 3½: braza 36; y hasta la raiz del cuello 13½. Todo su plumage es muy blanco. Remos 24, el tercero mayor: cola 12 plumas iguales: pierma 5½ pulgadas: las dos como el tarso, que tiene 4 negras delante, y amarillas en lo de-

1 Tom. XIV. pág. 93.

[page] 157

mas. Dedo medio 2½. Pico 3: la base de encima amarilla, lo demas negro, como el labio de la pieza inferior, que en el resto es blanca. El contorno del ojo y el iris amarillos.

No dudo que es la Garzette blanche de Buffon1; pues dice es toda blanca, que no llega á dos pies de longitud, y que tiene pico y pies negros. La Garza blanca de que habla Rzaczynski en Prusia, que tiene pico y pies amarillazos, y que Buffon reputa una variedad; podrá ser la misma, porque si le miró los pies por detras y el pico por debaxo, los encontraria amarillazos. Pero como lo que refiere el Prusiano acomoda igualmente á mi Garza que sigue, queda la duda sobre qual de las dos será. Verdad es que sabiéndose que la presente se encuentra en Europa, debemos inclinarnos á que lo es la de Prusia, miéntras tenemos la duda de que la siguiente exîsta en el Continente antiguo. Mi Autor dice allí mismo, que Herbert mató en Brie por abril una Garza blanca no mayor que una Paloma: que tenia los pies verdes con las escamas lisas: y se figura que sea de la misma especie; pero yo me incli-

1 Tom. XIV. pág. 92.

[page] 158

no mas bien á que es la siguiente, fundándome en la pequeñez.

Despues1 describe á una Garza toda blanca, con lo de sobre la cabeza negro, dándole 24 pulgadas sin copete. No puede dudarse que es diferente de la mia. Pero refiere á su especie á una Garza del Brasil descrita por Marcgrave y Brisson, fundándose en que la diferencia en magnitud puede ser individual, y lo negro de la cabeza y no tener copete cosas de sexô. Pero lo único que de esto deduzco es: que la de Marcgrave, siendo hembra como la supone, será algo menor de 24 pulgadas, toda blanca y sin copete: que son todas cosas aplicables á la Garza presente. Verdad es que tambien adaptan á la que sigue, pero como sería demasiado pequeña, para reputarla hembra de un macho que se supone de dos pies; me parece mas prudente que la de Marcgrave es la que acabo de describir. De contado es equivocacion, figurarse que la Garza de copete negro es macho de la de Marcgrave.

1 Tom. XIV. pag. 107.

[page] 159

NÚM. CCCLII.

DE LA BLANCA MENOR.

La he visto en el Paraguay varias veces en bandadas tan numerosas, que posadas en algun árbol ó árboles de las lagunas, parecian blancos mirados de léjos. Persuadido de que eran la especie anterior, las desprecié mucho tiempo, hasta que finalmente pillé una, y encontré; que aunque los colores y formas eran los mismos en todas partes, el pico de la presente es mas largo á proporcion, y con alguna curvatura en el tercio de la punta; que es cosa que no anoté en la anterior, la qual tambien es mas grande: de forma que creo son diferentes.

Longitud 19¾ pulgadas: cola 2¾: braza 31¾; y hasta la raiz del cuello 12. Todos los colores como en la anterior, y su piel negra. Pierna 4⅚ pulgadas: las 2 como el tarso, que tiene 3½. Dedo medio 27 lineas, y pico 33.

En la crítica de la precedente insinué, que la Garza blanca no mayor de una Pa-

[page] 160

loma que mató Herbert, podria ser de esta especie.

Tambien dixe que la Garza del Brasil descrita por Marcgrave y Brisson pudiera ser mi Garza presente.

NÚM. CCCLIII.

DE LA JASPEADA.

Solo la he visto en el Paraguay. Va sola ó con la amada idéntica, y á veces hasta 4. Los pollos se parecen á los padres, y cria dos por noviembre en nido de palos sobre algun árbol. Esta Garza y la siguiente se diferencian de todas; no solo porque prefieren las lagunas y barriales pequeños á los grandes, sino tambien porque no conocen la esquivez, y se posan en lo mas alto, y aun dentro de los árboles como ocultándose algunas veces.

Longitud 32 pulgadas: cola 5: braza 48; y hasta la base del cuello 20. La espalda y cobijas son bellamente jaspeadas de canela clara y pardo obscuro; de manera, que

[page] 161

aunque las manchas de canela son grandes, domina el otro color. El órden mayor de cobijas del trozo exterior y sus remos son negros, con las puntitas y raros piquitos blancos acanelados en las barbas superiores. Los demas remos tambien negros, con las puntitas albas y raras tiritas acaneladas mal seguidas en la barba superior. El costado de la cabeza, sobre ella y hasta el tercio del pestorejo, tienen plumas angostas, largas y lindas, con faxas no rectas de canela y obscuras, y el resto del pestorejo es lo mismo con colores mas claros. La garganta jaspeada de blanco, obscuro y acanelado. Los lomos, cola, lo inferior y costados del cuerpo, y las tapadas, es todo negro variado con tiritas blancas, y con alguna canela en el pecho. Los remos debaxo obscuros con listones blancos mal seguidos.

Remos 27, el quarto mayor: cola 12 plumas casi iguales: pico 48 lineas, obscuro encima y los labios, y el resto amarillo obscuro: el contorno del ojo pajizo vivo: iris de oro: pierna 6½ pulgadas, la 1½ como el tarso, que tiene 4½ de color amarillo verdoso obscuro.

TOM. III. L

[page] 162

Mi Naturalista1 habla de un Butor de Carolina y Jamayca, llamándole Etoillé; porque siendo su vestido enteramente par do, está sembrado sobre el ala de algunas manchas blancas. Esto, el vivir lo interior del pais en aguas dulces, y parecerse al Butor, me hizo maliciar que era mi Garza, interpretando por dichas manchas las de canela clara que tiene la mia. Tambien me induxo á lo mismo la descripcion de Brisson, que es: Ardea fusca, superne saturatius, inferne dilutius; alis superne albo puntulatis rectricibus cinereo cœrulescentibus spatio rostrum inter & oculos nudo, & rostro inferiore viridibus, rostro superiore nigro virescente; pedibus flavo virescentibus…. Bataurus americanus nevios. Pero al fin veo que no me determino á otra cosa que á dudar la identidad.

Despues2 describe al Onoré de Cayena, comparándole al Butor de Europa en las formas y colores; sin mas diferencia, sino que tiene ménos plumas en el cuello, aunque mas que el comun de las Garzas, y que es mas grueso que en éstas. Dice que es tan

1 Tom. XIV. pág. 175.

2 Id. pág. 180.

[page] 163

grande como dicho Butor, pero menos grueso, y que su vestido es agradablemente manchado y anchamente cortado con bandas negras al traves en zig zag sobre fondo acanelado encima, y gris blanco debaxo. Todo esto podria aplicarse muy bien á mi Jaspeada, sino se opusiese la estampa 790, que no se le parece; y ademas le marca 25½ pulgadas, quando la mia tiene 32. Sin embargo, considerando que no están exêntos de descuidos el autor y su dibuxante; y que alguna vez no se parece lo que dice el uno á lo que el otro representa, será bueno y lícito sospechar la identidad. Lo cierto es, que mi Garza siguiente tiene hasta 34 pulgadas, y que es el Onoré rayé de mi Autor1; quien dice es un poco mayor que el que qüestionamos: de donde parece deducirse que el poco mayor debe recaer en dos pulgadas: esto es, que el Onoré de que tratamos tendrá como 32, que es lo que compete á mi Jaspeada. Por fin no es infundada la identidad, ni la sospecha de que dicha estampa es mala, y que tiene la escala errada.

1 Tom. XIV. pág. 181.

L 2

[page] 164

NÚM. CCCLIV.

DE LA OBSCURA AZULADA.

Repito quanto dixe de la anterior, ménos que no he visto sus pollos.

Longitud 31 pulgadas: cola 5: braza 45; y hasta la raiz del cuello 19½. Otros son mas de 2 pulgadas mas largos. La pluma de la cabeza y cuello es como en la anterior, larga 3 pulgadas, y de color de tabaco sevillano roxo. La espalda y parte inmediata del pestorejo, y las cobijas, son obscuras azuladas, finamente punteadas de acanelado pálido, que dexa exêntos los centros de las plumas. Los remos y las cobijas del trozo externo aplomadas obscuras con las puntitas blancas: la cola y lomo tienen el propio plomo obscuro, sutilmente ribeteado y poco punteado de blanco en los lomos. Toda la garganta jaspeada de roxo, blanco, pardo y obscuro; aunque blanquea mas en lo alto; y el encuentro del trozo exterior es lo mismo. Las tapadas y costados del cuerpo aplomados con listones al traves blancos. Baxo

[page] 165

del cuerpo aplomado, y con las plumas muy largas de barba suelta; lo que tambien sucede en el cuello. Los remos debaxo aplomados blanquizcos.

Remos y cola como en el precedente. Piernas 6 pulgadas, la 1¾ desnudas: tarso 4¼ obscuras y escamosas no á tablas: dedo medio 33 lineas: pico 48, alto 15, ancho 21, obscuro encima y los labios de abaxo; lo demas con la rariz de la pieza superior amarillos, como el contorno del ojo: iris de oro junto al lagrimal y en lo inferior, en lo demas obscuro.

Mi Autor1 le llama Onoré rayé. Le da 30 pulgadas, y los remos y cola negros. Le varía al traves toda la capa bonitamente con lineas sutiles acaneladas amarillazas y obscuras hondeadas, que forman como medios festones. Le tiñe el pestorejo y la cabeza de tabaco roxo, tambien cortado con lineas delgadas obscuras; y le pone la garganta y lo inferior del cuello blanco jaspeado de obscuro. Todo concuerda con mi descripcion, que es mas circunstanciada. Añade que Laborde le envió de Cayena es-

TOM. III. L 3

1 Tom. XIV. pág. 181.

[page] 166

te páxaro y el precedente, informándole que ámbos se esconden en las zanjitas excavadas por las aguas en las sábanas ó campos: que freqüentan las orillas de los rios: que en tiempos de seca se mantienen escondidos en las yerbas cerradas: que huyen de muy lejos: que jamás se encuentran dos juntos: que es menester precaucion para acercarse quando están heridos, porque pican procurando hacerlo en los ojos; y que sus costumbres son de Garza. Esto último, y freqüentar los rios son las únicas cosas que pueden pasar no sin restriccion, porque todo lo demas son cosas de Laborde, que no sabia observar, segun vimos en mi descripcion de los quadrúpedos.

Añade que vió uno doméstico que espiaba y pillaba los ratones; que siempre estaba en algun sitio retirado; y que al acercarse qualquiera le fixaba la vista. Todo esto es de la familia, y no particular de los Onorés; de quienes dice con verdad que son estacionarios; pero no creo que sean bastante raros como supone. La estampa 860 no es de las peores, y yo la reconocí, aunque tiene bastante que enmendar.

[page] 167

En seguida describe1 al Onoré de boix, llamado así en Guyana, y Socó en el Brasil segun Marcgrave; pero sin duda este nombre debe ser Hocó. Mi Autor encuentra en él muchas relaciones con sus dos anteriores Onorés, y dice que su plumage de la rabadilla, lomo y espalda, es negro muy punteado de amarillazo: que lo mismo son el pecho, vientre y costados; y que sobre el cuello es blanco con manchas longitudinales negras y pardas. Marcgrave añade que su longitud hasta las uñas se acerca á 36 pulgadas, y que el cuello tiene 12. Estas medidas acomodan á la mia, y tambien todos los colores que Buffon le dá encima, como igualmente los que por equivocacion pone en el pestorejo, debiendo decir en la garganta, segun corresponde á toda Garza, y lo dice Brisson de esta misma. De modo que no hay mas diferencia que la de teñir Buffon el pecho, vientre y costados como sobre el cuerpo; lo que no es así, sino como yo he escrito, porque la identidad es indudable.

L 4

1 Tom. XIV. pág. 183.

[page] 168

NÚM. CCCLV.

DE LA PARDA CHORREADA.

Aunque nunca la he visto en las lagunas he comprado cinco idénticas en el Paraguay por los meses de mayo, octubre y noviembre. Se diferencia del comun de las Garzas, en que tiene la cabeza mayor, y vestida de pluma corta: en el cuello y braza mas largos, y en el tarso algo mas corto.

Longitud 23 pulgadas: cola 4½: braza 42½, y hasta la raiz del cuello 12½. Otros son 1 pulgada menores. La horqueta es blanquizca con las bordas pardas; y toda la cabeza, el cuello entero, lo inferior y costados del cuerpo, piernas, tapadas, espalda, escapulario y lomos, es todo chorreado de pardo y blanco, dominando lo primero en las partes superiores, y lo blanco en las de abaxo. El vientre hasta la cola blanco, y las cobijas menores pardas con un triángulo largo blanquizco en cada una. Lo mismo son las cobijas mayores; pero el triángulo es blanco y mucho ma-

[page] 169

yor. Los remos tienen de canela morada la barba superior, morada parda la inferior, y las puntas blancas. Los mismos remos debaxo, y su órden mayor de tapadas blancos azulados. La cola como los remos, con la puntita blanca en las dos plumas de afuera de cada lado.

Remos 26, el segundo y tercero mayores: cola 12 plumas iguales: pierna 5⅙ pulgadas, la una desnuda: tarso 3½, verde azulado: dedo 34 lineas: pico 31½, alto 12, ancho 8, mas grueso en la raiz que lo comun de las Garzas, y encorva algo desde la mitad á la punta. La pieza superior negra, ménos el labio y la comunicacion con el ojo, que son verdes como la mitad inferior, en la que se nota una mancha negra hácia la punta: iris naranjado vivo.

NÚM. CCCLVI.

DE LA FLAUTA DEL SOL.

Los Guaranís le llaman Curahí-remimbí, que significa Flauta del sol; y aluden á su

[page] 170

canto, que se reduce á unos silbidos dulces y melancólicos, que repite con alguna freqüencia, y cree la gente del campo que anuncian mutaciones de tiempo. Abunda mas que otras muchas: vá sola, á pares y en familias: no tiene diferencia sexûal, y se posa y duerme en los árboles. Bate las alas con alguna mayor freqüencia que las demas, las lleva mas encogidas volando, y el cuello mas tendido, ó no tan enroscado. No freqüenta tanto los lagos y rios como los campos húmedos y secos. Me parece que no se encuentra al sur del Rio de la Plata; pero sí al norte, y en mayor número en el Paragüay; donde por enero compré dos huevos por suyos, y me dixéron que estaban en nido plano de palitos sobre un árbol. Eran poco mas agudos en un polo, de color celeste claro con manchas grandes de paja seca que apénas se conocian, y los exes 22 y 16 lineas.

Longitud 21 pulgadas: cola 4: braza 38; y hasta la base del cuello 12. Algunos son 2 pulgadas mas cortos. Baxo de la cabeza es do un blanco amarillazo, que se extiende en la garganta por una tira angosta. Del mismo color son lo inferior y

[page] 171

costados del cuerpo, tapadas, lomos y cola. En el ángulo de la boca principia lo azul fuerte, que siguiendo por debaxo del ojo y tras de él vá á ocupar lo alto de la cabeza y el cogote. Tras de este color hay sobre el oido una grande mancha de canela en el costado de la cabeza y del colodrillo. No sé explicar el color del resto del cuello, sino diciendo me parece de un pardo blanquizco amarillazo, siendo sus plumas largas de barba despegada. La espalda, la raiz del cuello inmediata, los remos, las cobijas junto al encuentro, las del órden mayor y todas las del trozo externo, son aplomadas claras; pero dicho órden mayor tiene la borda externa y un piquito hácia el extremo del mástil blanquizcos. El resto de las cobijas son largas, angostas, acaneladas amarillazas con dos graciosas lineas obscuras apartadas del mástil, y paralelas á él en cada pluma. Del cogote nacen 12 plumas desiguales, anchas por igual una linea, de barba unida, y aplomadas hasta 6 lineas de las puntas, que son blanquizcas: las dos mayores tienen 4 pulgadas, y todas son arqueadas ó cóncavas encima. Forman una especie de copete extra-

[page] 172

ño, flotante, casi paralelo al cuello sin tocar ó sentarse en la nuca, y no tiene movimiento, ni se vé sino de muy cerca. Baxo de él hay en la nuca un grupo de plumas mas anchas y mas cortas que las del copete; pero largas, tiesas, endebles, muy reparables, y caen para abaxo.

Remos 27, el tercero y quarto mayores: cola 12 plumas iguales, y las zancas mas cortas que en las demas: pierna 4⅔ pulgadas, la 1½ desnudas: tarso 3½, negras: dedo medio 27 lineas: pico 31, rectas, aunque con cuidado se advierte que la última pulgada encorva algo para abaxo: iris blanco: la peladura del ojo azul polveada de blanco, como la raiz del pico, el qual de allí á los dos tercios es roxizo, y el resto negro. La cabeza algo pequeña, el pico algo corto, y el cuello y la braza algo mayores á proporcion que en lo demas.

Se parece al Bihoreau de Cayena de Buffon1 en la magnitud, copete, formas y proporciones; pero como los colores y su distribucion son muy remotos, no se puede afirmar la identidad, sino á lo sumo maliciar que el individuo del Autor es alterado.

1 Tom. XIV. pág. 191.

[page] 173

NÚM. CCCLVII.

DE LA TAYAZÚ - GÜIRÁ.

Generalmente le conocen los Guaranís por este nombre, que significa páxaro del Cerdo, y alude á que encuentran alguna semejanza entre su voz y la del Puerco. El vulgo cree que quando pasa volando y canta sobre alguna casa, indica que en breve morirá alguno en ella. No conozco páxaro tan arisco y dificil de matar; porque en qualquiera parte que esté, sea en árbol ó en el suelo, huye del hombre en el momento que lo vé, aunque sea á una milla de distancia: por cuyo motivo son raros los que le conocen por otra cosa que por su canto; y esto porque suele mudarse de noche de unos lugares á otros, y le oyen gritar al paso. Yo lo he encontrado solo en el Paraguay, siempre en pequeñas sociedades á lo mas de 14 individuos en las lagunas y barriales, buscando la vida como las demas Garzas; pero con mucho trabajo

[page] 174

y diligencia solo he podido adquirir el que voy á describir.

Longitud 21⅓ pulgadas: cola 4⅓: braza 39; y hasta la raiz del cuello 12. El tupé es de un blanco, que estrechando sigue por la ceja sin excederla. Sobre la cabeza y cogote son azules casi negros; y en lo alto de este hay tres plumas bloncas, largas 4⅙ pulgadas, muy estrechas y endebles que flotan con el viento. Baxo de la cabeza, sus costados del ojo abaxo, y siguiendo lo inferior del páxaro hasta la cola con los costados, es todo blanco. De la nuca á la espalda no hay plumas; pero las de los costados del cuello, que son blancas con viso aplomado, ocultan la peladura. Las tapadas son como los costados del cuello, y los remos y cola debaxo de plomo blanco. La espalda, la parte inmediata del pestorejo y el escapulario, negros con reflexos verdes, y morados obscuros; y el lomo, cola, remos y cobijas, de plomo muy claro. He notado en las bandaditas, que algunos individuos no parecian negros sobre el cuerpo.

Remos 26, el tercero mayor: cola 12 plumas casi iguales: pierna 5 pulgadas, la

[page] 175

una desnuda: tarso 3¼, color de caña: dedo medio 31 lineas: pico 32½, alto 11, ancho 8, negro, recto, aunque encorva algo en el tercio de la punta; lo qual y el ser demasiado grueso le separa del comun de las Garzas. El contorno del ojo amarillo verde: iris de carmin: la cabeza grande, y el cuello abultado.

Buffon1 le llama Bihoreau, y describe al macho sin diferencia conmigo. Nos dá la estampa 758, que es de las mejores, aunque le abrevia el cuello. Dice que la hembra carece de las plumas del copete, y que difiere lo bastante del macho para que la hayan desconocido algunos Naturalistas como Brisson, que hace de ella su nona especie. Asegura que su capa es de un ceniciento acanelado, y que tiene pinceladas del propio color sobre el cuello, con lo inferior del cuerpo de un gris blanco. En quanto á lo demas supone que tiene el cuello y piernas mas cortos que su Heron, y tal vez se equivoca: lo propio que en decir, que está todo el dia escondido moviéndose solo al ponerse el sol; pues yo lo he encontrado con lo fuerte del dia; y es

1 Tom. XIV. pág. 185.

[page] 176

para mí indudable que en esto como en todo es verdadera Garza. Si viaja de noche, lo mismo practica mi Aplomada, los Patos y otros, sin que por esto se tengan por nocturnos. Tambien dice que es á medias terrestre y aquática, porque busca en el agua ranas y pescados, y en el campo lombrices, grillos y otros insectos; pero yo siempre la he encontrado en los fangales, nunca en campos. Igualmente asegura que es de pasa, llegando á Silesia en primavera, y ausentándose en otoño; pero no lo creo, pues en el Paraguay es estacionaria. Tampoco creo á Belon que dice cria en las rocas, y me atengo á los que aseguran que fabrica el nido en árboles; por lo ménos aquí no puede criar en peñas, porque no las hay. Supone que pone de 3 á 4 huevos blancos, y que su canto ó graznido es extraño, y se oye de noche. Lo creo; pero no que diga cacaca, como quiere Willuhbi, comparándolo á los esfuerzos de un hombre que vomita. Asegura Buffon que huye del frio, y que no llega á Suecia: por consiguiente no pudo venir por el norte, sino precisamente por otra parte mas meridional, donde los continentes estarian unidos

[page] 177

ó próxîmos antiguamente; pues no le creo bastante volador para atravesar los mares que hoy los separan, ni es de los que pueden descansar en el agua como los Patos Este hecho, y otra multitud que ya hemos visto de páxaros comunes á ámbos mundos, destruyen dos conclusiones de Buffon: una es, que influyen los climas; y la otra, que los páxaros comunes á ámbos continentes son precisamente los que sufren grandes frios, y han podido avanzarse hácia el norte, hasta el parage donde supone que casi se tocan los continentes.

NÚM. CCCLVIII.

DE LA CUELLO APLOMADO.

Como la mayor parte de las Garzas, y aun de todos los páxaros, no tienen nombre en estos paises, y me veo en la precision de dárselos, me encuentro muchas veces bastante embarazado, por no ocurrirme los que convienen. Así me sucede en esta Garza y en la siguiente. La he encontrado muchas veces, siempre sola y

TOM. III. M

[page] 178

muy arisca, en las costas de los rios y albercas. Sin embargo he tenido algunos individuos idénticos, y uno vivo que regalé á una Dama; en cuya casa vivia con pedacitos de carne cruda, que bañaba en agua ántes de comerlos. La tenia en una especie de desvan, donde fué muy útil, porque lo limpió de ratoncitos, que cazaba con destreza, y los tragaba enteros, empezando por la cabeza.

Longitud 16¼ pulgadas: cola 2¼: braza 22½, y hasta la raiz del cuello 10½. La horqueta y toda la garganta son lindamente jaspeadas de blanco, obscuro y canela. El pecho, costados, piernas y remos por debaxo, aplomados blanquizcos. Las tapadas jaspeadas del mismo color y de blanco: las plumas del vientre aplomadas blanquizcas, con las bordas blancas acaneladas; y cada timonel inferior tiene una mancha obscura. Sobre la cabeza y cogote hay plumas muy largas, endebles, agudas y de azul casi negro. La nuca hasta la espalda como el pecho; y en la espalda hasta la cola tienen las plumas largas, muy agudas, azules con solo los mástiles blancos. La cola azul, como las cobijas, que

[page] 179

son agudas y ribeteadas con gracia de blanco, ménos las del trozo exterior que son azules obscuras con las puntas blancas. En el mismo caso están los remos; pero los de dicho trozo no tienen la punta blanca.

Remos 26, el segundo y tercero mayores: cola 12 plumas iguales: pierna 36 lineas, las 7 desnudas: tarso 25, verde delante, amarillo detras: dedo medio 21: pico 25½, negro encima y los labios de abaxo, con el resto de un amarillo, que sigue al rededor del ojo y tiñe el iris.

Otra era 9 lineas mas larga. Nada tenia negro en la garganta. Las tapadas eran como el costado del cuerpo. El vientre mas blanquizco, y las plumas del cogote tenian, ademas del mástil blanco, las bordas y puntas blanquizcas.

Mi Naturalista1 indica á su Crabier gris atetè et queue vertes, diciendo que se lo enviáron de Cayena: que la cabeza y la cola son de un verde sombrío, como una parte de la cabeza: y que el gris claro de pizarra domina en el resto del plumage. Nos dá la estampa 908, que no conviene

M 2

1 Tom. XIV. pág. 147.

[page] 180

con lo dicho; pero como está en lo que se vé acorde con mi descripcion, y tambien lo es la longitud de 15 pulgadas que le marca, no puedo ménos de creer que la estampa es de mi Garza, y lo que dice el Autor de otra; ó acaso tomó de otra el color de la cabeza y cola para aplicarlo á la mia, figurándose que eran una misma especie.

NÚM. CCCLIX.

DE LA CUELLO PARDO.

Le compré viva por abril en el Paraguay, y no he visto otra. La solté en mi quarto, y no quiso comer carne cruda, ni pan mojado, no obstante que parecia tener hambre, y aparentaba buscar comida. Al tercer dia murió, no sé si de necesidad, ó por algun golpe que le pudiéron dar al cogerla.

Longitud 14 pulgadas: cola 2⅙: braza 21, y hasta la raiz del cuello 8⅚. De la horqueta al vientre es chorreado de blanco, obscuro y canela; y casi lo mismo son los costados del cuerpo. El muslo azulado par-

[page] 181

do: lo exterior de la pierna vario de canela y obscuro, y lo interior con el vientre y hasta la cola blancos; pero los timoneles inferiores están lavados con plomo. Los remos y cola debaxo aplomados blanquizcos, y las tapadas blancas variadas con pardo azulado. Sobre la cabeza muy obscuro con baño azul, y cada pluma tiene la mitad extrema del mástil y un poco de la barba inmediata á él blanquizca ó acanelada. Del cogote á la espalda pardo: la espalda hasta la cola pardas avinagradas, y las plumas no agudas, ni largas. La cola, remos y cobijas del trozo exterior azules que reflexan morado; pero los remos de los trozos internos tienen un hilo blanquizco en las bordas y la punta blanca. Tambien hay un piquito blanco en la punta de los remos y de las cobijas del trozo exterior. El órden mayor de cobijas en los trozos internos y las plumas del escapulario tienen un triángulo muy blanco en las puntas, un ribete de canela clara, y lo demas obscuro. El resto de las cobijas es lo mismo, con el triángulo mucho mas agudo y largo, y no tan blanco. Las inmediatas al encuentro carecen de triángulo; pero

TOM. III. M 3

[page] 182

tienen la borda de canela, y ninguna de dichas cobijas es aguda. Los costados de la cabeza y del cuello son chorreados de pardo y blanquizco.

Remos 24, el segundo, tercero y quarto mayores: cola 12 plumas iguales: pico 21 lineas: su color, el del iris, y contorno del ojo como en la precedente; y lo mismo el tarso y los dedos.

NÚM. CCCLX.

DE LA ROXA Y NEGRA.

Aunque nunca la he encontrado, los Bárbaros que navegan el rio Paraguay me han vendido quatro individuos idénticos vivos, diciendo que no sabe volar, y que los cogiéron con la mano: sin embargo los creo adultos.

Longitud 13 pulgadas: cola 1½: braza 15½, y hasta la base del cuello 8¾. Sobre la cabeza y el centro del cogote son negros, como la espalda hasta la cola inclusive y escapulario. Los costados de la cabeza y del occipucio, la nuca y hasta la

[page] 183

espalda, son de color de tabaco sevillano roxo, como el órden mayor de cobijas en los trozos internos. El propio roxo tienen las cobijas menores junto al ángulo del ala, y en la raiz de la misma; y las cobijas menores de los mencionados trozos son de canela. Los remos muy obscuros, y las cobijas del trozo exterior negras con las puntas del propio roxo, que tambien tiñe la barba superior de los últimos remos. Baxo de la cabeza y el vientre hasta la cola blancos. La garganta de canela clara algo variada con blanco, y lo mismo siguen el pecho y costados del cuerpo; pero lo anterior de aquel ó último de la garganta es un jaspe de dicho tabaco y de obscuro. Los remos debaxo aplomados, y las tapadas blanquecinas; pero las medias tienen una tintilla parda y de canela.

Remos 23 endebles, el segundo mayor: cola 8 casi iguales: pierna 31 lineas, las 6 desnudas: tarso 20 amarillas: dedo medio 17: pico 20, obscuro el caballete, y el resto amarillo, como el iris.

Mi Naturalista1 indica al Blongios de

M 4

1 Tom. XIV. pag. 127.

[page] 184

Suiza diciendo, que tiene las piernas mas baxas, y el cuello mas largo que el comun de las Garzas: pero no hago alto en esto, quando no nos dá sus medidas, y veo que se equivoca en decir iguales cosas del Bihoreau equivocándose. Añade: que tiene el pico y pies verdosos: que sobre la cabeza, la espalda, cola y remos, son negros con reflexos verdes; y que el cuello, vientre y sobre las alas, están teñidos de roxizo castaño, mezclado con blanco y amarillo. Aunque el Autor habla aquí con ligereza, no se puede dudar racionalmente que trata de mi Garza; sabiendo ademas, que dice es la menor de todas. La estampa 323 le marca sobre 11 pulgadas, y aunque le dá en partes los colores mas ó ménos vivos, la distribucion es idéntica; y apénas hay mas diferencia que la de teñirle blancas acaneladas las cobijas del trozo exterior: lo que es bien poca cosa para un dibuxo, que aquí mismo le abrevia las zancas, el cuerpo y la cola: le alarga las alas, y engruesa la totalidad. Así es para mí muy creible la identidad, y que se puede repetir aquí lo que dixe en el núm. 357 sobre el inflexo de los climas, preguntando οcomo

[page] 185

vino aquí este páxaro que no sabe volar? Añade que á Edwards le lleváron uno de Alepo, que no diferia sino en tener las plumas de la espalda ribeteadas de canela, y las de delante del cuello y pecho pinceladas de pardo; pero esto último no es diferencia sino identidad. Dice que es comun en Suiza y raro en Francia, y que exîste en las costas orientales del Mediterraneo, y en las de Berbería.

NÚM. CCCLXI.

DE LA VARIA.

Los mismos Bárbaros, que me vendiéron la anterior, me traxéron seis individuos de esta especie, algunos vivos, que regalé, y subsistiéron en las casas algunos meses comiendo carne cruda y maiz. Se parece á la precedente en las formas, proporciones y medidas: en la cola con 8 plumas: en tener el cuello y braza mas cortos á proporcion que las demas; y en que tambien me dixéron que no vuela. En Buenos Ay-

[page] 186

res me regaláron una viva, que habian cogido con la mano.

Longitud 13 pulgadas: cola 1⅚: braza 16½, y hasta la raiz del cuello 9. La garganta es bastante chorreada de blanco y canela amarilla, con lineas obscuras. El pecho, costados y piernas por fuera, tienen dicha canela amarilla, con los mástiles y algo mas obscuros, y el vientre es blanco. Á lo largo de la cabeza sigue una tira negra; cuyos costados, los de la cabeza y siguiendo hasta la raiz del cuello, son pardos acanelados muy claros. En la espalda y parte inmediata del pestorejo, en el escapulario y cola, son las plumas de centro negro, luego canela clara, y las bordas externas blancas; sucediendo lo mismo en la raiz de la garganta. El lomo y cobijas como el pestorejo, ménos las de los trozos de afuera y dentro que son de tabaco roxo sevillano. Ademas la hijuela y el órden mayor baxo de ella tienen negra la mitad de la raiz. Un buen pedazo de las puntas de los remos es del mencionado tabaco, y lo demas negro. Las tapadas blancas, poco variadas con pardo acanelado en el centro.

Remos 23, el segundo mayor: cola 8

[page] 187

agudas, la de afuera 7 lineas mas corta que la central: pierna 32, enteramente vestida: tarso 20, verdes delante, amarillas detras: dedo medio 18: pico 22, obscuro el caballete, lo demas naranjado, y el iris de limon amarillo.

CARACTERES GENERALES

DE LAS MANDURRIAS Ó CURUCÁUS.

A la primera especie llaman los Guaranís Curucáu por su canto; y tambien á la segunda, porqué se le parece mucho en la magnitud y formas, no en la voz: y como la de ámbas no es agria, y se figuran estos Españoles que se parece al sonido seco de la Mandurria, llaman así á ámbas especies. Las dos últimas no sé que tengan nombres, aunque algunos Guaranis les dan el de Carauy (Carau pequeño), por ser menores que el páxaro que llaman Caráu por su canto; pero como este es de diversa familia, no debe darse su nombre á dichas dos últimas especies. Yo reuno las quatro, porque se asemejan en el porte y andar á paso

[page] 188

medido y grave, sin correr, ni enroscar el cuello: en sus movimientos pausados y magestuosos: en ser poco ariscas y estacionarias, y en no conocer diferencia sexûal. Todas tienen el pico recto hasta la mitad, y el resto insensiblemente corvo, tronchado ó redondo en la punta, de perfil casi redondo con estrias ó canalejas á lo largo, y bastante fuerte y muy largo. La lengua es triangular, muy corta ó de Cigüeña. La horqueta muy honda, sus costados verticales, y su ángulo continúa por una canaleja hasta el fin. El cuello, tarso y pierna, son algo largos, y ésta arremangada ó desnuda en lo inferior, como el contorno del ojo y hasta el pico. Una membrana une la primera falange del dedo exterior al medio, y un poco del interior. Algunos ponderan su carne; pero la de las dos primeras apénas llega á mediana.

Buffon á todas las describe entre sus Courlis; pero no me persuado que sea con propiedad, porque difieren del Courlis en ser estacionarias y en correr poco, y en que no tienen el pico delgado, ni débil, ni de substancia tierna, ni corvo en toda su longitud; y ademas es mas corto, y las alas

[page] 189

mas extendidas, &c. De manera que quizás estarian mejor en familia á parte; pero no es de mi objeto profundizar la materia.

NÚM. CCCLXII.

DE LA MANDURRIA Ó CURUCÁU.

Es la que ha prestado el nombre á la familia. Se lo dan con preferencia por su canto, que en el suelo y mas volando dice dos sílabas, que á unos suenan Crucáu ó Curucáu en tono seco de Mandurria, y á otros Totac; y por esto hay tambien quien le llame así. Se oye muy bien su voz de una milla; y los Portugueses del Brasil le llaman Masaríco.

Es bastante comun en el Paraguay y hasta el Rio de la Plata; pero no me acuerdo si la he visto al sur de él. Va comunmente á pares y en familias, y tambien he visto bandadas de cincuenta. Aunque algunas veces se encuentra en lugares húmedos, no interna en los barriales, ni en las aguas, y prefiere conocidamente los campos secos, donde come Lombrices, Grillos y otros in-

[page] 190

sectos. Se suele acercar á los cadáveres del campo, particularmente en tiempos secos; y no dudo lo hace porque la humedad de la corrupcion hará salir las Lombrices, y porque allí acuden multitud de Escarabajos á escarvar debaxo para depositar sus huevos. Todas las familias ó parejas de una ó mas leguas en contorno acuden á dormir en los mismos árboles, prefiriendo siempre los muy altos, secos y de ramas tronchadas que están en las orillas de los bosques; de manera que si hay escasez de estas circunstancias, se juntan en el propio árbol quantas pueden acomodarse, y por la mañana cada pareja ó familia va á buscar el campo de su destino; porque no se aleja de los que empezáron á freqüentar, pudiéndose contar con que están hoy donde ayer sobre poco mas ó ménos. La he visto covar sobre un nido hecho de abundancia de palitos, y al parecer hondo, colocado en la corona de un tronco tronchado á doce varas de altura. En un pequeño corral ví un individuo, y su dueño me dixo que se lo habian dado seis meses ántes ya adulto, y que le habian criado desde pollo en otra casa. Vivia en paz con las Gallinas y Patos, apro-

[page] 191

vechando los desperdicios de la cocina sin aspirar á escaparse. Quando se dirige á dormir al ponerse el sol, vuela con bastante elevacion; pero por lo comun sus vuelos son baxos, rectos, horizontales, algo espaciosos, con el cuello tendido, batiendo á compas las alas, y posándose á la vista.

Longitud 26 pulgadas: cola 7½: braza 48; y hasta la raiz del cuello 12½. Sobre la cabeza es del color de tabaco sevillano roxo, y sus costados y todo el cuello blancos, aunque en el cogote y siguiendo se nota un baño de canela. Tambien hay una grande mancha del referido tabaco en la raiz del cuello delante, y otra poco sensible en la misma raiz detras. La espalda, escapulario y cobijas menores, son aplomadas con angostos dobladillos blanquizcos. El lomo, cola, remos, cobijas del trozo exterior y las tapadas, son negras. El órden mayor de cobijas en los trozos internos es blanco, y el segundo y tercero órdenes inmediatos tienen bastante blanco en las puntas. El pecho aplomado, y de allí á la cola negro.

Remos 25, el tercero mayor: cola 12 plumas iguales, ménos la de afuera, que es mas corta: pierna 60 lineas, las 18 desnu-

[page] 192

das: tarso 41 roxas: dedo medio 26: pico 62, alto y ancho 12, negro hasta los dos tercios, verde débil el resto, fuerte, y por cada lado le sigue una canaleja, en que está el respiradero, largo 6½ lineas, angosto, y empieza á 4½ de la base. Una membrana negra arrugada, ancha muy notable, comienza en la nariz, y incluyendo el ojo, sigue por debaxo de éste hasta tres lineas del ángulo de la boca, de donde vuelve por debaxo de la cabeza á formar una notable peladura en cada costado de la horqueta: iris roxo.

En el núm. CCCXLIII. advertí, que la frase de Barrere, que dice: Arquata cinerea maxima, vertice calvo & rugoso, me parecia pertenecer á esta Mandurria, y no á mis Cigüeñas segunda y tercera, como quiere Buffon.

En mi núm. CCCXLIV. vimos que el autor llama á mi Canguí Curicacá y Masarino, que dixe debian ser Curucáu y Masarico, y que ámbos no pertenecen á aquel páxaro, sino al presente.

Tambien noté que el autor aplica al mencionado Canguí la siguiente descripcion de Brisson, que dice: Numenius albi-

[page] 193

dus; capite anteriore nudo, nigro cœrulescente; capite posteriorere & collo grisseis; uropigio nigro virescente; remigibus majoribus & rectricibus superne nigro virescentibus subtus nigris; rostro fusco rubescente, pedibus nigris. Pero esta descripcion no puede aplicarse al Canguí, sino al verdadero Curucáu y Masarico, que es el presente, bien que no es bastante exâcta.

Mi Autor1 llama á un páxaro Matuituí des Rivages, siguiendo en esto á Pison y á Marcgrave, que dicen se asemeja mucho al Curicacá, y que es de la magnitud de una Gallina. Estos carácteres, únicos con que Buffon le indica, acomodan igualmente á mi páxaro presente y al que sigue; por consiguiente es regular aplicarlos al mas comun y abundante, que es el actual. Brisson describe así al mismo: Numenius albidus; capite anteriore nudo, nigro; capito posteriore & collo griseis; uropigio nigro vires, cente; remigibus majoribus & reotrícibus superne nigro virescentibus, subtus nigris; rostro fusco rubescente; pedibus pallide rubris….. Numenius americanus minor. Esta

TOM. III. N

1 Tom. XV. pág. 73.

[page] 194

descripcion tampoco puede aplicarse á la siguiente, sino á la actual; bien que no es exâcta. Buffon reprehende á Brisson, porque le llama Petit Courlís, no siéndolo. Pero el denominarle Numenius americanus minor quizas no será por considerarle pequeño, sino comparándolo al Numenius americanus major, que creia diferente y mayor, aunque en uno y otro creo que se equivoca. De todos modos no sé como quieren aplicarle el nombre de Matuitúi, que nadie le ha dado por acá, y pertenece á otros, segun verémos.

Despues1 le llama Grand Courlís de Cayenne, y le indica diciendo: que toda la capa, los remos, y lo anterior del cuerpo, son pardos con lustre verde y ribeteados de gris: que el cuello es blanco acanelado: y que las cobijas grandes son blancas. Esto dice que basta para distinguirle de todos; y en verdad que no se puede dudar la identidad. Su estampa 976 le alarga y encorva mucho el cuello, que siempre trae vertical. Le eleva de piernas, y le ajoroba el cuerpo. Le tiñe de ob curo roxizo sobre la cabeza, el iris de amarillo, el contorno del ojo de

1 Tom. XV. pág. 75.

[page] 195

celeste, el pico todo negro: y no marca lo tronchado de la punta. Ademas le hace poco corvo donde debe serlo; y todo mucho mas débil de lo que es, con otros varios defectillos.

NÚM. CCCLXIII.

DEL CURUCÁU APLOMADO.

Le apellidan aplomado y tambien barroso, aludiendo á su color, y para distinguirlo del precedente. Su voz es mas alta y aguda, se oye con mucha mayor freqüencia á la misma distancia, reduciéndose á repetir apresuradamente la sílaba tu seis ú ocho ó mas veces. Aunque es idéntico al anterior en las formas y modo de volar, caminar, &c.; tiene el iris mas encendido, la peladura del ojo mucho menor, y la horqueta completamente pelada. La pluma del cuello en lo anterior es mucho mas esponjada y redonda, la del cogote y nuca mucho mas corta, el tarso mas breve y encendido, el cuerpo mas robusto, y el cuello mas abultado. Ademas el aplomado es quarenta ve-

N 2

[page] 196

ces mas escaso, por lo ménos en el Paraguay, y se extiende al sur del Rio de la Plata. Va con su amada, rarísima vez en familias de quatro, y en una sola ocasion ví treinta juntas. Tampoco entra en los rios grandes, ni en las aguas; pero suele andar en los barriales mas que la precedente; y tambien le he visto llegar á los cadáveres, segun dixe de la anterior; á quien tambien se parece, en posarse sobre los árboles, aunque no he notado que duerma siempre en los mismos.

Longitud 26½ pulgadas: cola 6: braza 45; y hasta la raiz del cuello 13. El tupé ancho 4 lineas y blanco, se extiende por la ceja hasta la medianía del ojo. Los remos, las cobijas del trozo exterior y la cola, son obscuros. Las cobijas del trozo medio pardean; y todo el resto del plumage es aplomado, ménos los centros de las plumas del cogote y nuca que son blanquizcos.

Remos 27, el segundo, tercero y quarto mayores: cola 12 plumas casi iguales. Las del cogote y nuca angostas, agudas, largas 3½ pulgadas; y quando se enoja, las eriza ó levanta: iris naranjado: párpado obscuro, pierna 66 lineas, las 18 arremangadas:

[page] 197

tarso 43, roxizas: dedo mayor 29: pico 64, todo como en la anterior. Lo pelado del ángulo de la boca obscuro, y comunica con el ojo; en cuyo lagrimal tiene 5 lineas de travesía, y 3 tras del ángulo de la boca.

NUM. CCCLXIV.

DEL CUELLO JASPEADO.

Aunque este páxaro y èl que sigue no tienen nombre en el pais, suelen los Guaranís llamarlos Carauy, porque encuentran alguna semejanza con otro llamado Caráu por su canto; pero como éste sea de diversa familia, no puede admitirse tal nombre para los de ésta. Quizás estarian mas bien separados de los dos anteriores, porque son ménos mansejones y mas voladores: no sé que se posen en arbol: tienen el cuello algo mas largo y delgado: el pico no tan fuerte: ménos carne á proporcion: caminan con el cuello mas caido, aunque sin enroscarlo: y son páxaros propiomente de barriales. He visto al presente en el Paraguay y campos de Buenos Ayres, siempre en bandadas de 20 á 60, y me,

TOM. III. N 3

[page] 198

parece es el que muchas veces he visto pasar puesto el sol y á las diez de la noche, volando con mucha altura en linea de batalla, recta y corva, cantando Chibi en tono algo ronco.

Longitud 18½ pulgadas: cola 3¼: braza 30⅓; y hasta la raiz del cuello 10. Otros son algo mayores. El ala entera, lo superior del cuerpo y la cola, son obscuros con muchos reflexos morados, verdes y avinagrados. Lo inferior y costados del cuerpo obscuros mo- rados, y la pluma de la cabeza y cuello enteros es algodonosa, muy tupida y jaspeada, porque tiene fondo pardo obscuro con las bordas blancas. Algunos individues tienen plumas acaneladas sin simetría en lo inferior y costados del cuerpo y en las cobijas.

Remos 25, el tercero mayor: cola 12 plumas iguales: piernas 51 lineas, la mitad desnuda: tarso 36, liso y obscuro: dedo me dio 27: pico 46 aplomado, de la hechura que el siguiente, pero mas fuerte, y la lengua como en los precedentes: de la horque, ta nace una canaleja, y una pela ura comunica el ojo con el pico: el cuello mas grueso que el del siguiente.

[page] 199

Mi Natúralista1 le llama Gouaroná, porque dice que en el Brasil le denominan Güaroná. Describe sus colores diciendo: que su plumage es obscuro castaño, con reflexos verdes en la rabadilla, cobijas y remos: y que la cabeza y cuello están jaspeados con lineas longitudinales blanquizcas sobre fondo obscuro. Es pues indudable la identidad Margrave le da la magnitud del Yacúbú; de donde deduce Buffon, que tiene 24 pulgadas hasta las uñas. Añade que se asemeja mucho, y que aun representa al Courlís de Enropa; pero se engaña, aunque es cierto que su carne es buena.

Despues2 llama Acalot á un páxaro, abreviando el de Acacalotl, que le dan en México, segun Fernandez; quien tambien le llama Corvus aquaticus como Nieremberg. Brisson le denomina Numenius varius. Mi Autor le describe diciendo: que aunque otros Courlís son pelados solo en el contorno del ojo, éste tiene desnuda una grande parte de la cabeza en la frente con piel roxiza: que el pico es azul: el cuello y la

N 4

1 Tom. XV. pág. 68.

2 Id. pág. 70.

[page] 200

parte posterior de la cabeza vestidos de plumas obscuras ó pardas, mezcladas de blanco y verde: y que sus alas reflexan verde y púrpura. En esta indicacion advierto lo primero: que el llamarle Corvus aquaticus, siendo aquático, y de la familia de los Courlís, parece no puede venir de otra cosa, sino de parecerse al Cuervo en el color. De manera que puede sospecharse que el páxáro es negro. Esto y tener la cara pelada y roxiza caracterizan especialmente á mi páxaro siguiente. Lo segundo: que el nombre de Numenius varius, y los colores del pico, y todos los demas mencionados, son puntualísimos de mi páxaro presente. Resulta pues, que la descripcion del Acalot es tal vez un compuesto de mis dos especies. Añade Buffon: "Adanson viendo que el páxaro diferia del Courlís de Europa en la frente pelada, le compara en esto al Ybis, al Cüará, y al Curicacá, de quienes hace una familia aparte sin advertir, que no basta tener la frente desnuda, para apartarlos de los Courlís, quando se parecen en todo lo demas." Sobre esto debo notar: que tiene mucha razon Adanson en acercar el Canguí ó Curicacá al Ybis, porque tienen

[page] 201

multitud de semejanzas. Pero ni uno ni otro pueden componer familia con el Guará y mi Afeitado, pues aunque se parezean en lo pelado de la frente, y curvatura del pico, distan demasiado en la magnitud y colores, en la proporcion de las piernas, y en las costumbres, como que coloqué yo al Curicacá ó Canguí entre las Cigüeñas.

NÚM. CCCLXV.

DEL AFEYTADO.

Siempre lo he encontrado solo, á pares, y en familia de hasta seis en el Paraguay, y no sé si exîste en el Rio de la Plata, aunque presumo que sí. Lo he visto entrar algo en el agua, pero sin llegar á flotar.

Longitud 19½ pulgadas: cola 4¼: braza 32; y hasta la raiz del cuello 10. Todo su plumage es negro; pero reflexa morado sobre el cuerpo, y verde muy obscuro en las alas y cola.

Remos y cola como en el anterior: pierna 49 lineas, las 21 desnudas: tarso 31, con escamas pequeñas roxizas que tienen una

[page] 202

hondurita en medio de cada una: dedo medio 24: pico 45, color de aceytuna claro: la lengua estrecha aguda, larga 6 lineas, ojo 4: iris pardo. Si se concibe un plano perpendicular al del pico continuado, y que pase una linea tras del ojo; todo lo que cae delante es pelado y roxizo en la cabeza. Del ángulo de la horqueta sale una canal hasta la punta del pico.

En la crítica del precedente queda advertido mí parecer, en quanto á que Buffon y Brisson han confundido aquel páxaro con este.

NÚM. CCCLXVI.

DEL CARÁU.

Es bastante comun en el Paraguay, y no sé, ni creo que llegue con mucho al Rio de la Plata. Su voz se oye de media legua, y dice clara, fuerte, y agriamente su nombre, no solo de dia, sino tambien de noche sí advierte rumor. Le tengo por páxaro singular, que se parece á los Ypacahás en la forma del pico, pies, cola y alesna de la hijue-

[page] 203

la; en batir prontamente la cola convel susto; en caminar con despejo y ligereza, en manifestar viveza é inquietud; en no admitir mas sociedad que la del amor, y no siempre; y en ser estacionario, y su carne mediana comida. Pero difiere, porque los Ypucahús no vuelan sino en el último apuro, y poco trecho; y el Caráu con freqüencia y voluntad, dilatándose bastante, y batiendo las alas con mayor prontitud al subir las que al baxarlas. Tampoco es tan activo ni andariego, ni tiene su velocidad ó carrera, ni se oculta en la broza, y la cola es convexâ encima como la de las Garzas. A éstas se parece en posarse en lo alto de los árboles, y en vivir del producto de los barriales; pero dista mucho de ellas en la extension de las alas, cola y pico; en la hechura de éste; en el cuello y zancas, que son mas breves, y en los dedos mas largos, separados, y el posterior no articulado con otro. A que se agrega que el Caráu es ménos arisco, prefiere los barros, no entra en las aguas, ni enrosca el onello, que está cubierto de diferente pluma. Tiene mas carne á proporcion, la espalda mas ancha, y no come váboras ni pescado. No conoce diferencia se-

[page] 204

xual, y aseguran que oculta mucho el nido en los esteros, y que cria dos pollos, que siguen á la madre desde muy pequeños. Compré uno en junio largo 5½ pulgadas, sin una pluma y enteramente vestido de algodon peloso y obscuro, ménos baxo de la cabeza que era blanco. Le solté en mi quarto, y andaba continuamente sin esquivez, piando sin cesar para que le diese pedacitos de carne cruda, que comia muy bien. Desea ba criarlo; pero una noche se enredó en un hilo, y amaneció ahorcado.

Longitud 26 pulgadas: cola 6: braza 44; y hasta la raiz del cuello 13. Sobre la cabeza, espalda, cobijas, y lo inferior y costados del cuerpo, son pardos obscuros; pero en el vientre y en lo interior de las piernas se notan flamulas blancas. En los costados y tras del cuello hay plumas cortas, blancas en el centro y pardas en las bordas; sucediendo lo mismolá las tapadas. Los remos pardos morados: la cola, rabadilla y lomo do mismo, aunque algo mas obscuros: la mitad anterior de la horqueta pelada, y la otra mitad blanca: el costado de da cabeza y la mitad de la garganta blanquean bastante, porque las plumas son

[page] 205

blancas, ribeteadas de pardo: esta mezcla va á ménos, hasta que la raiz de la garganta es ya parda pura.

Remos 25, el tercero mayor: cola 12 plumas casi iguales y barbudas: pierna 78 lineas, las 30 como el tarso, que tiene 64 aplomadas obscuras: dedo medio 42, todos separados: pico 54, obscura la punta y el caballete, el resto amarillo, recto hasta los dos tercios, lo demas poco corvo, y la mitad de la punta mas robusta que ántes de ella: el respiradero de 8 lineas, estrecho y sin diafracma: lengua con alma elástica, angosta, y no llega sino á 12 lineas de la punta del pico: ojo triste de 6 lineas: iris pardo acanelado.

Mi Autor1 dice, se lo lleváron de Cayena con el nombre de Courlirí; de donde la estampa 848 le dió el de Courlan. Dice que se parece á los Courlís en lo corvo de la punta del pico: pero esta curvatura es tan poca, que sera mejor decir que ni en esto se asemeja. Le compara á las Garzas en la estatura, casi en la altura de las zancas, en las formas, y en que tiene filo la uña del dedo medio en el costado interior, que re-

1 Tom. XIV. pág. 194.

[page] 206

presenta la serrezuela. Pero ninguna de estas comparaciones es buena, y vale mas atenerse á lo que he dicho. Le da pico recto, con débil curvatura, hácia la punta, largo 4 pulgadas, Señala 32 á la longitud hasta las uñas, y 7 á la desnudo de pierna junto con los pies. Le viste de obscuro, que degenera en roxizo y color de cobre en los remos y cola; y en medio de cada pluma del cuello coloca una pincelada blanca. Siendo indudable que trata del Caráu, no hay otra cosa que hacer sino atenerse á lo que he escrito, dándole el nombre que yo. La estampa le alarga las zancas, y se las tiñe mal. Tampoco pinta bien el pico, con otros descuidillos.

CARACTERES GENERALES

DE LOS YPACAHÁS.

La primera especie, que es comun, canta Ypacahá muy altamente; y por eso no solo le dan con razon este nombre los Guaranís, sino que tambien lo extienden á la familia en general. Y porque dicha especie quando

[page] 207

está avispada suele levantar la cola á la manera que las Gallinas, estos Españoles la llaman Gallineta, lo mismo que a las demas especies en general. Todas son recomendables por la elegancia de sus formas: por lo ayroso, expedito y agil de sus movimientos: por la alegria y jovialidad de su carácter: y por lo aseado de sus vestidos, no obstante que carecen de colores brillantes y de reflexos. Convienen ademas en huir de léjos: en andar con soltura y la cabeza elevada, suspendiendo el pie como los caballos de brazos: en correr velocísimamente, ser estacionarios: mantenerse ocultos de dia para buscar la vida bastante tarde y mañana en las costas de las albercas, barriales y lagunas que tienen plantas y broza, sin internarse en las aguas, ni nadar que yo sepa, ni dexarse ver en arenales ó costas limpias: en esconderse en la broza, espadañas, maleza y bosques pegados á las lagunas: en ir solos, á veces con otro, y jamas en bandada ni familia; y en no subir á los árboles, sino quando algun Zorro les persigue y rarísima otra vez. Nunca he visto sus nidos, ni encontrado quien dé noticia de ellos: de donde infiero que los ocultan mucho; y sin duda la fe-

[page] 208

cundidad es poca, pues ninguna especie abunda en individuos.

Tambien se parecen, en que la hijuela termina en una alesna de cuerno: la cabeza es algo pequeña; el cuello delgado, no corto, ni largo, y la pluma que cubre uno y otro corta, tupida y aplanchada. La cola breve, y la baten con el susto en sentido vertical. Las zancas larguitas, parte de la pierna desnuda, y el tarso vigoroso. Los dedos muy largos completamente separados. E pico recto, aunque encorva algo hacia la punta, que es bastante parecida á la del pico de la Gallina; bien que el total es mucho mas largo y comprimido por los costados, pero fuerte, y el respiradero sin diafracma. Los remos débiles, cortos y cóncavos. Jamas vuelan voluntariamente sino en el último apuro, y entónces apénas se sostienen en el ayre veinte pasos. Fian su seguridad á la carrera y á lo intratable de sus domicilios: y aunque el pecho tiene alguna carne, y es buena comida, la mitad trasera, es mas estrecha de lo que corresponde. Las especies mayores podrian fácilmente domesticarse con utilidad, porque se alimentan de qualquier cosa, y su carne es buena.

[page] 209

Buffon1 trata de la familia de sus Rales, componiéndola de varias especies, entre las quales hay una sola terrestre. Todas las demas tienen los caractéres que doy á los Ypacabás, sin mas diferencia que hacerlos el Autor de pasa, poner de 7 á 8 huevos, nadar encima y entre dos aguas, y tambien zambullir; que son cosas inadmisibles en los Ypacahás. Pero quizás Buffon se equivoca, atribuyendo á los Rales de agua la pass y fecundidad peculiares de la especie terrestre, y el nadar y zambullir que no competen á los de mi familia. En quanto á la pasa, conviniendo en que los Rales de agua tienen las alas cortas y cóncavas, y en que vuelan con los pies colgando, dá á entender que no son voladores, ni capaces de transmigrar. Tampoco se me hace creible que naden, sino acaso rarísima vez; porque no tienen el plumon y nadaderas que para eso se requieren. Por lo que hace á la fecundidad, es igualmente inverosimil quando escasean tanto. Concluyo, pues, que los Ypacahás pertenecen á la familia de los Rales aquáticos, como que mi Autor des-

TOM. III. O

1 Tom. XV. pág. 223 y siguientes.

[page] 210

cribe entre ellos á algunos de los mios. Tambien creo que les aplica equivocadamente a pasa y fecundidad del Rale terrestre, y el nadar; que son cosas que no les pertenecen, sino mas bien á la familia que llama de Poules D'eau.

NÚM. CCCLXVII.

DEL YPACAHÁ.

Este nombre le dan los Guaranís por excelencia, y porque lo canta altísima y claramente, oyéndose de una milla; aunque á veces solo dá silvidos fuertes. Los Españoles, tambien por excelencia y por ser el mayor de la familia, le llaman Gallineta, pareciéndoles que se asemeja mas á la Gallina que á otro páxaro. Es bastante comun sin abundar en el Paraguay, y tambien la he oido cantar en el riachuelo de Buenos Ayres. En casa de Don Antonio Cruz Fernandez, médico del Paraguay, soltáron un pollo en el corral, y desde luego comió calabaza, pan, carne y de todo, aunque preferia los gusanos. Quando fué

[page] 211

adulto reñía con las Gallinas y Gallos; y quando estos esperaban de firme al Ypacahá, éste, incomparablemente mas ligero, agachaba la cabeza, y metiéndose por entre las piernas del Gallo le derrivaba, dándole sin perder momento picotazos en el vientre y rabadilla ántes que se levantase. Conocia quando iban á poner las Gallínas, y las seguia, echándose no léjos de ellas; y luego que soltaban el huevo, lo tomaba el Ypacahá con el pico, y lo llevaba léjos donde con cuidado lo agujereaba y bebia sin desperdicio; de manera que no se lograba un huevo en la casa. Se impacientaba si las Gallinas tardaban en poner, y las echaba á picotazos del ponedero, persiguiéndolas y picándolas con rabia. Lo mismo practicaba en las casas vecinas, porque lo andaba todo y subia á los texados; de modo que fué preciso matarle por las quejas de los vecinos. Sin duda hará en el campo mucho daño en los nidos si los encuentra. No se dexaba tocar; pero entraba en todos los quartos de la casa, y si encontraba dedal, tixeras ú otra alhajilla, la llevaba y escondia en las yerbas, y á veces en el barro. Tambien pillaba con destreza

O 2

[page] 212

los ratoncitos, los mataba y tragaba enteros.

Longitud 18 pulgadas: cola 3⅓: braza 26. El ángulo de la horqueta es pelado, y lo demas baxo de la cabeza de un blanquizco, que insensiblemente degenera en aplomado hácia la medianía de la garganta, siguiendo el plomo hasta cubrir parte del pecho. De allí á las piernas es roxo. El muslo, rabadilla y parte inmediata del lomo, la cola y todos sus timoneles, son negros; y el vientre y piernas cenizosos obscuros. El costado y sobre la cabeza aplomados. De allí á los dos tercios del cuello de canela, separando este color y el de debaxo ó de lo anterior del cuello una linea que vá del oido á la raiz del ala, y es formada por acabar repentinamente dichos colores. La espalda y parte inmediata del pestorejo y del lomo, con todas las cobijas, pardas verdosas. Los 15 primeros remos roxos con las puntas como la espalda, y los 7 restantes pardos verdosos; pero todos debaxo son acanelados, y las tapadas á faxas al través roxas y obscuras. Otros individuos tienen la hijuela roxa, y las cobijas del trozo exterior castañas.

Todo el vestido es larguito, de barba

[page] 213

despegada, ménos la cola y remos. Estos en reposo tienen sus puntas baxo de la cola, que suele estar elevada casi como en las Gallinas, y tiene 12 plumas. Las de la cabeza y cuello son cortas, tupidas y aplanchadas: pierna 62 lineas, las 15 desnudas: tarso 46 roxas: dedo medio 35: pico 36, recto con poca curvatura las 8 extremas, fuerte, verde la mitad de la punta, lo demas naranjado, y en otros individuos verde amarillazo. En todos tiene la base pequeñas arrugas, y á 17 lineas de la punta acaba el respiradero, largo 8, y estrecho. En el cielo de la boca hay tubérculos en linea, y del ángulo de la horqueta nacen dos canalejas paralelas, que acaban ántes que el pico. El iris y la borda del párpado de carmin, no tan vivo en esta.

Buffon1 dice de su Grand Poule D'eau, que se parece á las demas por las formas, ménos en el pico que es muy largo: que tiene 18 pulgadas de longitud: que el cuello, cabeza, cola, vientre y piernas, son de un gris pardo, la capa de oliva sombrío, y el estómago y remos acanelados encen-

TOM. III. O 3

1 Tom. XV. pág. 282.

[page] 214

didos: y que es páxaro muy comun en Guyana, hasta en el foso de la Ciudad. No es menester que me detenga, siendo evidente que habla del Ypacahá. La estampa 352 no se parece á lo que debe representar: ni sé de donde saca mi Autor el decir, que se acerca á las Garzas en la longitud del cuello; y le coloca entre les Poules D'eau, ateniéndose al nombre que le dan en Guyana, como aquí el de Gallineta; pero pudo notar, que teniendo el pico muy largo, y careciendo de calva, se apartaba de sus Poules D'eau; como tambien en que carece del plumon tupido, y en que no nada, ni es tan aquática.

NÚM. CCCLXVIII.

DEL CHIRICÓTE.

Canta con mucha claridad su nombre, y por eso se lo dán los Guaranís y Españoles del Paraguay. Allí es bastante comun sin abundar, y tambien le he oido en el riachuelo de Buenos Ayres Y como sucede lo mismo al precedente, y ademas convie-

[page] 215

nen en ser los mayores, y en las formas y colores, estuve algun tiempo dudando si eran macho y hembra; pero en el dia estoy convencido de que son especies diversas: y me fundo, no solo en el testimonio universal, sino tambien en el canto por muy diverso tono; en que la magnitud se aparta bastante; en que el Chiricóte se interna mas en los bosques, sube á veces á los árboles baxos y enredados, durmiendo en ellos; en que en un solo dia pillé diez y seis Chiricótes y ningun Ypacahá; y últimamente en que Noseda crió en jaula muchos meses tres Chiricótes con carne y maiz, y estaban muy gustosos, cantando con freqüencia su nombre, y nunca el de Ypacahá.

Longitud 14½ pulgadas: cola 2¾: braza 23: y hasta la raiz del cuello 7. Baxo de la cabeza es color de perla blanquizco. Sobre ella, sus costados y todo el cuello, son aplomados, aunque algo acanelado desde media cabeza al occipucio. El pecho, la parte inmediata del cuello y hasta las piernas, del propio roxo que en el Ypacahá. La pierna, la rabadilla entera, la parte inmediata del lomo, la cola, todos sus ti-

O 4

[page] 216

moneles y las plumas que abrigan el muslo, son todas negras. La espalda, lomo y cobijas, verdes obscuras, y los remos roxos, con las tapadas á faxas atravesadas de canela y obscuras.

Remos 22, el quarto y quinto mayores: cola 12 plumas iguales: pierna 50 lineas, las 12 desnudas: tarso 38, color de sangre lustroso: dedo medio 24: pico 24, verde tierno, con la base verde casi amarilla y arrugada; y á 13 de la punta acaba la nariz de 4. Dos canalejas nacen de la horqueta y acaban 8 lineas ántes que el pico; cuya forma es la del Ypacahá, lo mismo que la boca.

NÚM. CCCLXIX.

DEL CHIRICÓTE APLOMADO.

Solo he tenido dos. Sus medidas y formas las del precedente, de quien difiere en lo siguiente. Todo lo que en aquel era roxo baxo del cuerpo, en éste es aplomado claro. El colodrillo y hasta los dos tercios del pestorejo es acanelado pardo, y separa este

[page] 217

color del de lo anterior del cuello una linea recta y limpia que del oido vá á la raiz del ala. El pico es de un verde mucho mas tierno, y todo el resto es idéntico. Aunque las mencionadas diferencias parezcan de ménos peso que las identidades, como estoy seguro de que no son sexûales, pues he tenido una multitud de la especie anterior, me ha parecido que bastaban para fundar la diferencia específica: mucho mas quando se trata de unos páxaros en quienes una diferencia vale por muchas identidades.

NÚM. CCCLXX.

DEL JASPEADO TODO.

Solo he visto al presente, que Don Pablo Maillos compró en Buenos Ayres, y me lo regaló vivo. Le solté en mi quarto, y murió por no querer comer pan, ni carne cruda. Sus procederes y formas son de la familia.

Longitud 11¼ pulgadas: cola 2: braza 17¼, y hasta la raiz del cuello 5⅔. El cos-

[page] 218

tado y sobre la cabeza, y el cogote, tienen fondo negro con puntos blancos. Baxo de la cabeza es blanco con puntos negros. El cuello entero negro jaspeadito de blanco; y el pecho lo mismo, pero domina lo blanco. De allí á la cola y costados á listones al través negros y blancos, y los timoneles inferiores blancos. Las tapadas obscuras jaspeadas de blanco, y los remos allí obscuros. Las plumas de la espalda, escapulario y timoneles superiores, negras aterciopeladas, con dobladillos pardos hácia las puntas, y muy blancos en los costados. El lomo es lo mismo sin blanco. Las cobijas del mencionado pardo; pero en bastantes de ellos se notan tambien manchitas blancas. Los remos obscuros, y la cola parda.

Remos 21, el segundo y tercero iguales: cola 12 plumas como todos: pierna 33 lineas, arremangada en parte: tarso 22 roxas: dedo medio 19: pico 21½, verde muy tierno: su calva no se interna, y es corva y muy ancha.

Buffon1 indica Le Rale tachete de Cayenne diciendo, que es de los mayores, y que tiene el ala parda acanelada, y el resto

1 Tom. XV. pág. 255.

[page] 219

del plumage moteado y chorreadito de blanco sobre fondo negro bello. Esta indicacion la creo del mio. La estampa 775 le marca 10½ pulgadas: le tiñe el tarso amarillo: y le figura pésimamente el pico pintándoselo de amarillo, con la mitad de la raiz de la pieza inferior naranjada. Estas diferencias creo son descuidos.

NÚM. CCCLXXI.

DEL OBSCURO.

He pillado tres idénticos en el Paraguay, y visto uno cerca de la costa del norte del Rio de la Plata.

Longitud 11 pulgadas: cola 2: braza 15; y hasta la raiz del cuello 5¼: baxo de la cabeza es blanquizco: la garganta hasta el vientre y costados, los de la cabeza y del cuello, y la frente, son de plomo obscuro: el vientre hasta la cola inclusivè, las piernas y timoneles superiores, negros, y las tapadas y remos debaxo obscuros Del cogote á los citados timoneles y las cobijas pardas verdosas: los remos obscuros.

[page] 220

Estos son 22, el quarto y quinto mayores: cola 12 plumas: pierna 35 lineas, las 7 desnudas: tarso 24 roxas: dedo medio 21: pico 22, verde tierno, y el iris de carmin.

Compré otro despues como los descritos, y otro largo 13⅙ pulgadas: cola 2⅓: braza 18; y hasta la raiz del cuello 6⅓, con las demas medidas exâctamente proporcionales, sin que el mayor cuidado pudiese encontrar la menor diferencia en los colores y formas: de manera que los reputo de la misma especle.

NÚM. CCCLXXII.

DEL PARDO.

He tenido tres idénticos. Longitud 11¾ pulgadas; cola 25/12; braza 16½; y hasta la raiz del cuello 6. El costado de la cabeza y sobre ella pardos obscuros: el cogote hasta la espalda pardos claros: y de allí á la cola y cobijas pardas puras; pero el centro de las plumas es algo mas obscuro, y los remos y cola obscuros. Baxo de la cabeza, pardo blanquizco, y la garganta hasta las piernas y

[page] 221

costados pardos azulados; pero desde la clavícula al orificio hay una notable tira blanquizca, porque lo son las puntas de las plumas. Los timoneles inferiores obscuros con las puntas y bordas pardas acaneladas; sucediendo lo mismo á las piernas y á lo inferior y costados de la rabadilla. Los remos y tapadas obscuras lustrosas, con ribetito blanco poco sensible en las tapadas menores.

Remos 22, el tercero y quarto mayores: cola 12 plumas, la de afuera 8 lineas mas corta: pierna 35, las 6 desnudas: tarso 22½ de coral roxo, ménos por detras que es obscuro: dedo medio 21: pico 25½, muy largo respecto á los demas, algo arrugado en la raiz como en todos, verde obscuro, y el iris roxo.

Despues cogí dos en los 32 grados de latitud, que no diferian sino en tener el tarso obscuro roxizo, y todo el pico muy obscuro verdoso.

Describe Buffon1 le Rale à longbec de Cayenne, diciendo: que es mayor que los europeos, y que tiene el pico mas largo á proporcion que los demas: que su plumage

1 Tom. XV. pág. 251.

[page] 222

es gris con poco acanelado en lo anterior del cuerpo, y mezclado de obscuro en la espalda y alas: y que el vientre está rayado al traves de tiras blancas y negras. A mí me parece que esta indicacion conviene con la mia, y que no difieren sino en el modo de explicarse. La estampa 849 le marca las 12 pulgadas del mio: le aclara el pardo de los costados y sobre la cabeza: le baña de canela el pardo de la garganta hasta el estómago, negándole la tira blanquizca desde la raiz del cuello al orificio: le marca demasiado los listones en los costados: y le tiñe el tarso amarillazo, y el pico naranjado pardo.

Añade el autor: que en Guyana hay ademas otra especie ó acaso variedad de la misma, que tambien tiene el pico largo; pero que es mucho mayor, siendo su estatura la del Barge. Y como éste tenga 16½ pulgadas, es evidente que no puede ser de la especie que la estampa 849, ni aun variedad de la misma; pero como no explica sus colores, es imposible adivinar qual pueda ser este segundo Rale ó Ypacahá.

[page] 223

NÚM. CCCLXXIII.

DEL CARA NEGRA.

No he visto sino dos en el Paraguay. Longitud 9 pulgadas: cola 1⅚: braza 14½. La base del pico hasta el ojo es de un negro aterciopelado, que dexa libre la horqueta, y se extiende por una tira sobre la cabeza, degenerando en pardo en el cogote. El resto de la cabeza, el, cuello entero, la horqueta y hasta el pecho, aplomados; pero en éste blanquea algo. La espalda hasta la cola de un pardo con viso acanelado, y las cobijas acaneladas pardas. Los remos y cola, con las cobijas mayores del trozo externo, pardas obscuras; pero el primer remo y la primera pluma de la hijuela, tienen blanca la borda exterior. Del pecho al orificio blanco acanelado. Los remos y órden mayor de tapadas de acero bruñido, y las demas tapadas blanquizcas variadas con piquitos pardos. El costado del cuerpo, muslos y vientre, pardos con lentejas blancas; y la cola

[page] 224

debaxo parda, con sus timoneles inferiores blancos. El otro individuo tenia las lentejas mal formadas.

Remos 20, el segundo y tercero mayores: cola 12 plumas: pierna 30 lineas, las 8 desnudas: tarso 19, pardas verdosas: dedo medio 22, y los tres delanteros tienen en los costados á lo largo como un doblez 6 indicio de nadadera: pico 13, alto, 6 ancho 4, verde muy tierno y bello, con el caballete algo obscuro: iris roxo muy vivo.

Despues compré otro en Buenos Ayres, á quien habian quitado los remos. Era largo 9 pulgadas: cola 2⅙. Las únicas diferencias con el descrito son, tener el cogote y cuello aplomados. Sobre la rabadilla era negro, las cobijas de canela muy roxa obscura, y el escapulario lo mismo, pero mas claro y encendido. La hijuela no tenia blanco. Del pecho al ano era blanquizco sin canela: no habia lentejas blancas en todo el costado del cuerpo, sino en lo posterior de él. La cola obscura encima y debaxo. Sus timoneles inferiores blanquizcos; y el iris naranjado.

Mi Naturalista1 no dice mas de su Ra-

1 Tom. XV. pág. 256.

[page] 225

lé de Virginia, sino que le parece exîstir en toda la América Septentrional hasta la Bahía de Hudson; y que todo su plumage es pardo. Del mismo dice Brisson: Rallus superne fuscus, inferne fuscos rufescens; rectricibus fuscis. No hay duda que mi Autor habla con ligereza: y ateniéndome á Brisson, me parece que su Rallus Virginiensis es el presente, pues le acomoda bastante dicha indicacion. Agrega mi Autor, copiando á Catesbi, que engorda mucho en otoño, por cuyo motivo le apetecen tanto en Virginia como al Hortelano en Europa; y que los Salvages le pillan en grande número cansándole á correr. Pero se me hace dificil que abunde y que engorde, que son dos cosas á mi parecer repugnantes á la familia. Y en quanto á que pillen muchas del modo que dice, lo tengo por cuento; pues, sobre no abundar, es dificil correr donde el páxaro habita.

TOM. III. P

[page] 226

NÚM. CCCLXXIV.

DEL APLOMADO Y PARDO.

No he visto sino éste, que compré en la Villa de Curugüatí del Paragüay.

Longitud 8 pulgadas: cola 1½: braza 12½. Baxo de la cabeza es blanco: de allí al ano aplomado blanquizco; y el muslo y timoneles inferiores pardos obscuros con muy raras y sutiles lineas blancas al traves. Las tapadas obscuras lustrosas con sutiles ribetes blancos, y los remos de acero bruñido. El costado de la cabeza como el pecho. Sobre ella hasta la cola, ésta, y las cobijas, son casi negras, con muy anchos y notables ribetes acanelados pardos. El encuentro casi enteramente blanco, y los remos obscuros, como las cobijas del trozo exterior.

Remos 19, débiles, cóncavos, y el tercero mayor: cola como todos: pierna 29 lineas, las 6 arremangadas: tarso 19 obscuro roxizo: dedo medio 16: pico 12, verde tierno, algo obscurecido en el caballete, y el iris de carmin.

[page] 227

Mi Autor1 da á su Ralé D'eau las costumbres de Ypacahá, y dice. "El pico es roxizo en la raiz, y los pies roxos obscuros, aunque Ray los tiñe en algunos de amarillo, figurándose que ésta es diferencia sexûal. El vientre y costados son rayados al traves de listones blanquizcos sobre fondo negrizco. La garganta, pecho y estómago, de un hermoso gris de pizarra: y la capa de un acanelado pardo oliva." Esta descripcion apénas difiere de la mia sino en lo roxo de la base del pico, y en dar á la capa el color que yo á los dobladillos de sus plumas. La estampa 749 le marca una pulgada mas que yo: le tiñe los pies pardos obscuros, el pico lo mismo, figurándoselo tan mal, que no parece de Ypacahá: y los colores concuerdan con los mios sin mas diferencia que teñirle la capa roxiza obscura con ribetes de un roxo de tabaco sevillano. De manera que por lo dicho podríamos creer que son el propio páxaro; pero como en la familia dominan las semejanzas, y vale mas una diferencia que muchas identidades, es menester vivir con reserva y desconfianza

P 2

1 Tom. XV. pág. 237.

[page] 228

contra las identidades. Añade que atraviesa las aguas nadando: que es de pasa, y va á Malta en primavera y otoño: que el Vizconde Querhoent le ha visto y cogido con la mano por abril en la mar á cincuenta leguas de Portugal: y que Gmelin le ha encontrado en las tierras regadas del Don. Si estas cosas fuesen ciertas no debia dudarse que eran páxaros diferentes, pues el mio es estacionario, y no creo que nade. Ni las alas son para viajar ni volar, ni vuela ningun Ypacahá, sino en la extrema como cincuenta pasos. Pero el caso es que no puedo creer tales cosas, quando el mismo autor dice, que no echa á volar sino en el último apuro, que tiene como todo Ralé ó Ypacahá las alas cortas y cóncavas, y que quando vuela es con las piernas colgando. Este es un carácter de todo páxaro no volador.

NÚM. CCCLXXV.

DEL PARDO-ACANELADO Y BLANCO.

He comprado 6 idénticos en el Paraguay: los dos vivos y al parecer sanos, que solté

[page] 229

en mi quarto; pero no queriendo comer pedacitos de carne cruda, muriéron al quarto dia. Sus procedimientos eran los de los anteriores, ménos que no elevaban la cola, ni la batian verticalmente.

Longitud 6½ pulgadas: cola 1⅚: braza 9. El costado de la cabeza, y siguiendo hasta la raiz del ala, son de tabaco sevillano roxo, y sobre la cabeza hasta la base del cuello del propio color ménos vivo. De allí á la cola y cobijas de canela obscura, ó mas bien castaño; y los remos y cola pardos algo acanelados. La garganta hasta el ano muy blanca: los costados del cuerpo y piernas á preciosas faxitas blancas y negras al traves: los timoneles inferiores del medio negros, y los colaterales muy blancos: y las tapadas pardas con las puntas blancas, y los remos debaxo pardos.

Remos 20, débiles, agudos, cóncavos, y el tercero mayor: cola como en todos: pierna 22 lineas, las 6 desnudas: tarso 15 roxas: dedo medio 14: pico 8½, de la hechura que todos, obscura la pieza superior y los labios de la de abaxo, que en lo demas es verde amarillaza, y el iris encendido y bello.

TOM. III. P 3

[page] 230

NÚM. CCCLXXVI.

DEL PARDO OBSCURO.

Solo he tenido dos idénticos en el Paraguay. Longitud 6⅚ pulgadas: cola 1½: braza 9½. La garganta es blanquizca, y en el ángulo de la boca comienza el color de tabaco roxo que por debaxo del párpado va á cubrir el oido, prolongándose por el costado del cuello hasta la raiz del ala y costado del pecho. Lo mismo son los timoneles inferiores. La mitad postrera del pecho, el costado del cuerpo y la pierna, obscuros con lindas tiritas blancas al traves. Las tapadas variadas de pardo y blanco, y los remos allí plateados. El párpado y resto del costado de la cabeza, sobre ésta y siguiendo hasta la cola, ésta, los remos y cobijas, son todas pardas obscuras.

Remos 19, débiles y cóncavos, el tercero y quarto mayores: cola ridícula como en los demas: pierna 22 lineas, las 4 desnudas: tarso 16 pálidas: dedo medio 16: pico 8½, verde de la raiz á los ángulos de la boca, lo demas obscuro.

[page] 231

Despues tuve otro que solo diferia en que la garganta y hasta los timoneles inferiores eran muy blancos; y en que las faxas de las piernas y costado del pecho casi unian en el estómago.

NÚM. CCCLXXVII.

DEL CEJA BLANCA.

He visto tres idénticos en el Paraguay, aunque los dos eran pollos.

Longitud 6 pulgadas: cola 1½: braza 8½. Una muy reparable tira blanca nace del pico, y corre sobre el ojo hasta pasarlo; pero está interrumpida detras del ojo por un poquito negro. Del mismo pico nace otra tira muy negra, que por debaxo de la anterior va al lagrimal. Debaxo de ésta hay otra blanca, que incluye el párpado inferior. Debaxo de ésta hay otra en la quixada acanelada amarilla clara y poco sensible, que se prolonga por el costado del cuello hasta la raiz del ala, ocupando tambien la garganta. Baxo de la cabeza es blanco, como el pecho y hasta los timoneles;

P 4

[page] 232

y lo mismo son las piernas por dentro. Estas por fuera, los costados del cuerpo y timoneles inferiores, á listones iguales blancos y obscuros al traves. Las tapadas blancas, pero las menores variadas con pardo claro. Sobre la cabeza de un obscuro, que degenera en pardo en el centro del cogote; cuyos costados y siguiendo gran parte sobre el pestorejo son pardos como el oido. La espalda y la parte inmediata del pestorejo hasta los timoneles superiores, y el escapulario, son negros, chorreados de blanco en los centros de las plumas; cuyas puntas son de canela, notándose una mancha viva de esta canela entre el escapulario y la espalda. Los remos pardos, como las cobijas del trozo exterior, y los de los otros acanelados; pero en los tres órdenes mayores, aunque domina la canela, tienen el centro de un obscuro interrumpido con notables manchitas blancas. Les habian arrancado la cola, dexando una sola pluma que era obscura con picos blancos en el centro.

Remos 19, el tercero y quarto mayores: pierna 19 lineas, las quatro desnudas: tarso 12 amarillas: dedo medio 14: pico 7½ negro, y los ojos estaban consumidos.

[page] 233

Mi Naturalista1 describe á su Petit Rale de Cayena diciendo. "Es lindo, el menor de la familia, y no mayor que la Fauvette. Tiene lo anterior del cuello y el pecho de un blanco bañado en canela y amarillo. Los costados del cuerpo y la cola rayados al través de blanco y negro; y el fondo de las plumas de la capa es negro, variado en la espalda con manchas y lineas blancas y ribetes de canela." No es posible dudar que trata del mio. La estampa 847 disminuye la estatura; pero le marca bien la ceja, aunque no le representa con bastante propiedad.

Añade que Cook le ha visto en el estrecho de Magallanes, en diferentes islas del emisferio Austral, en Anamocka, Tarma, y en la isla de Norfolk. Pero no me resuelvo á creer que todos estos Ypacahás de Cook sean de la especie que piensa Buffon. Lo propio digo de dos que dice hay en las islas de la Sociedad, y de otras dos de la laguna de México; porque no las caracterizan bastante para poder formar juicio de quales puedan ser.

1 Tom. XV. pág. 259.

[page] 234

NÚM. CCCLXXVIII.

DEL JASPEADO ENCIMA.

No lo he visto; pero Noseda le describe del modo siguiente.

„Longitud 61/12 pulgadas: cola 1¼: braza 9¾. De la base del pico hasta media cabeza encima es acanelado fuerte, con los costados de ella poco ménos. Lo mismo es debaxo y siguiendo hasta la cola, sin mas diferencia que el pecho es algo mas blanquizco. De media cabeza por encima hasta la cola pardo acanelado, y cada pluma tiene la punta central obscura, y en el centro marginal de esta se coloca otra manchita blanca. De manera que queda el color total jaspeado de blanco y obscuro sobre fondo pardo acanelado; el qual encima de las alas es mas canela, y en el costado del cuerpo perfecta canela con el mismo jaspe de arriba; comprehendiendo esta pintura, aunque ménos perceptible, el tercio exterior de los remos, que todos son pardos puros.

[page] 235

Las tapadas menores acaneladas blancas, y las mayores obscuras con visos de perla y las puntas mas claras. La cola parda.

„Remos 20, el quarto y quinto mayores: cola 8 plumas en escalerilla: pierna 18 lineas, las 3 desnudas: tarso 11, de coral roxo: dedo medio 10½: pico 7, la punta obscura, la pieza superior negra: el labio de ésta y lo demas de la inferior verde amarillo: iris roxo."

Mi Autor1 describe á su Marouette diciendo, que es un Rale aquático tan pequeño como mi Correndera del número CXLVII; y que el fondo de todo su vestido es pardo oliva, manchado y variado de blanquizco, cuyo lustre sobre la tinta sombría le hace parecer como esmaltado. Siendo la Correndera de 6 pulgadas, podria esta descripcion aplicarse al Ypacahá de Noseda; pero es menester desconfiar, porque sobre que Buffon habla en globo, añade que es de pasa en Francia y en Italia: que nada entre dos aguas y encima: que zambulle, y que pone de 7 á 8 huevos. Que son todas cosas que no creo de ninguno de mis Ypacahás, ni en los Rales.

1 Tom. XV. pag. 242.

[page] 236

Agrégase que la estampa 751 le marca 7 pulgadas y difiere en los colores de lo que dicen Buffon y Noseda, siendo el pico y todo el dibuxo no de Rale ó Ypacahá.

CARACTERES GENERALES

DE LOS YAHANÁS.

Se debe tener por repetida aquí la descripcion general de los Ypacahás, porque todo lo dicho en ella acomoda igualmente á los Yahanás; ménos que estos tienen las alas algo mas fuertes y extendidas, los dedos mas largos, el pico mas corto y grueso, y mas gallináceo, la frente calva ó sin pluma, ni pelo, y el vestido mas corto y tupido. Ademas los Yahanás no son tan andariegos, vuelan con ménos repugnancia, se internan algo en las aguas estancadas, y aun las atraviesan nadando con ménos ligereza que los Patos.

Buffon1, siguiendo á Marcgrave, aplica el nombre de Jacanás á mis Aguapeazós, que son de otra familia; porque los verda-

1 Tom. XV. pág. 288.

[page] 237

deros Yahanás, que es como debe escribirse, son los que Buffon1 denomina Poules d'eau.

Los caracteriza diciendo, que aunque tienen mucha semejanza con los Ypacahás, se diferencian: primero, en tener el pico mas corto, aunque de la propia hechura: segundo, en la frente desnuda y cubierta de membrana gruesa: tercero, en los dedos, que aunque separados, tienen borda membranosa á lo largo: quarto, en que son mas aquáticos aunque nadan muy poco, y únicamente para atravesar á la otra orilla; y quinto, en que no son de pasa, limitando sus viages de la llanura á la montaña, y al contrario en el propio Reyno. Pero debo advertirle, que no he notado tal borda membranosa en los dedos, y presumo será porque no la tienen: que tampoco los Ypacahás son de pasa, y que se le pasáron otros caractéres de los que he referido.

Despues forma otra familia de las que llama Poules Sultanes, sin decirnos sus caractéres ó diferencias con las Poules d'eau; lo que creo será porque no los encontraría. En efecto me parece que no los hay, y

1 Tom. XV. pág. 263 y siguientes.

[page] 238

que las Poules d'eau, y las Poules Sultanes, pertenecen á la misma familia, que yo llamo aquí de Yahanás.

NÚM. CCCLXXIX.

DEL YAHANÁ.

Así le llaman los Guaranís por excelencia. Ganta kakaka sonoramente. Es bastante escaso en el Paraguay y hasta los 29 grados, sin que le haya visto mas al sur, donsin embargo me persuado que exîstirá. Vá solo, á pares, y rara vez 3 ó 4. No conoce diferencia sexûal, y habita las aguas detenidas sin entrar en las corrientes. Se oculta mucho en los juncales, de donde sale, y caminando con despejo y ligereza por las orillas y por donde hay poca agua, busca su vida, y á veces náda. Toma tanto afecto á la laguna donde nació, que aun perseguido no la abandona. Es estacionario, y solo vuela en la precision poco trecho. Aseguran que cria entre los juncos solo dos pollos, que desde muy chicos si-

[page] 239

guen á los padres, hasta que el amor los separa el año siguiente.

Longitud 141/12 pulgadas: cola 3⅙: braza 21¾; y hasta la raiz del cuello 6⅙. Los que supongo hembras son 1½ pulgadas mas cortos. Toda la cabeza y hasta medio cuello son negros: el resto de éste, la espalda, pecho y costados, son aplomados, y lo mismo el vientre; pero las puntas de sus plumas y las de su inmediacion son blancas. Los remos debaxo y das tapadas pardas, y la cola negra. De este color son los timoneles inferiores, ménos los exteriores que son blancos. El lomo, rabadilla, remos y cobijas obscuros, con el encuentro blanco. Los que creo hembras solo difieren en tener algunos chorros blancos en los costados del cuerpo, y en que las tapadas menores son sutilmente ribeteadas de blanco, &c.

Remos 22, cóncavos, algo débiles, el segundo y tercero mayores: cola 14 plumas en escalerilla: la externa 12 lineas mas corta: pierna 45, las 12 desnudas y roxas junto á la plunta: tarso 31, verde, abrazado por grandes escamas delante: dedo medio 33, todos completamente sepa-

[page] 240

rados, y el posterior sumamente comprimido: iris pardo: el cielo de la boca con tubérculos carnosos: pico recto hasta el último tercio, donde encorva poco hasta el fin. El respiradero acaba á 71/12 lineas de la punta, es largo 3, estrecho y sin diafragma. La horqueta continúa por dos canalejas. Las quatro lineas de la punta del pico amarillas verdosas: lo demas sanguino opaco, y está ocupado por una membrana, que principiando con quatro lineas de anchura en lo alto de la cabeza, vá casi rectamente al labio algo delante del ángulo de la boca, ocupando el respiradero y toda la mandíbula superior ménos la parte verde. Donde dicha membrana encuentra al labio epieza lo sanguino de la mitad inferior, cuya tinta se extiende lo que arriba. Dicha membrana es muy lisa, lustrosa, bella y adherente al pico y á la cabeza. Esta es pequeña, el cuello delgado en la nuca, y ámbos vestidos de pluma corta y tupida.

Buffon1, despues de hablar de las tres Poules d'eau conocidas en Francia, dice. „ La mediana es la mas comun, larga 12

1 Tom. XV. pag. 263.

[page] 241

pulgadas hasta el fin de la cola, y 14 ó 15 hasta las uñas. Su pico es amarillo en la punta, y roxas la raiz y la calva ó espacio membranoso de la frente, y lo desnudo de la pierna sobre la rodilla. Los pies son verdosos, y todo el plumage sombrío gris de fer bañado con blanco debaxo, y gris obscuro verdoso encima. El encuentro y los timoneles laterales inferiores blancos. Todo el vestido tupido y con plumon. La hembra, aunque algo menor, tiene los mismos colores mas claros, y se le notan mas en el vientre las hondas blancas. Baxo de la cabeza es blanco. La calva de los pollos está cubierta de plumon mas semejante á pelos que á plumas." Me parece que no puede encontrarse mayor identidad con mi descripcion, y que no cabe duda en que hemos descrito el propio páxaro. Añade, que por octubre dexa los cantones montañosos de Francia, y baxa á los mas meridionales y templados. De modo que no es propiamente de pasa, pues se lim ta á baxar de las alturas á los llanos del propio pais. Tambien dice que se encuentra en Inglaterra, Escocia, Prusia y Suiza: que Cook le vió en la isla de Nor-

TOM. III. Q

[page] 242

folk y Nueva Zelanda, Adanson en el Senegal, Gmelin en Mangasea de Siberia cerca de Genisca: que igualmente exîste por las Antillas en la Guadalupe, Jamayca, isla de las Aves, Canadá, Lusiana é isla de Santo Tomas. Verdad es que no asegura sea de la misma especie la Poule d'eau de todos los referidos lugares; pero es de creerlo, viendo que exîste aquí.

Despues1 indica á su Poulette d'eau diciendo, que aunque así la llama Belon, difiere poco en magnitud de la mediana: que los colores son casi los mismos, pues Belon no encuentra otra diferencia, sino que la menor tiene una tinta azulada en el pecho, blanco el párpado, su carne muy tierna, los huesos delgados y frágiles; y últimamente no se junta con la mediana, viviendo en los mismos lugares. Aquí se hace reparable que mi Autor copie á Belon, no obstante de que tuvo, segun dice, viva y muerta á la Poulette, Segundo, que tambien la mediana ó mi Yahaná tiene la tinta azulada ó aplomada en el pecho. Y tercero, que las demas diferencias no sabemos que lo sean, pues no dixo cosa en contrario

1 Tom. XV. pág. 272.

[page] 243

de la mediana. Por consiguiente sospecho, y aun creo, que la tal Poulette es hembra de la mediana, y que es equivocacion decir que no se juntan, porque esto es dificil de averiguar.

Quizás será igualmente de la misma especie la Grande Poul: d'eau ou Porzane, de quien únicamente dice que es larga cerca de 18 pulgadas, y que el pico encima es amarillo con la punta negra, la cabeza y cuello negrizcos, la capa de un obscuro castaño, y el resto del plumage como en mi Yahaná; porque á excepcion del color del pico, todo lo demas le acomoda bastante, y presumo que en esto y en la magnitud se habrá equivocado.

NÚM. CCCLXXX.

DEL CELESTE Y VERDE.

Solo he visto tres idénticos y solitarios, que en las lagunas del Paraguay procedian como el anterior, aunque no les vi nadar. Es páxaro precioso.

Longitud 11½ pulgadas: cola 2½: bra-

Q 2

[page] 244

za 19½ y hasta la raiz del cuello 5½. El uno era 9 lineas mas largo. Sobre la cabeza y sus costados son negros; y el cogote, nuca, costados del cuello y del cuerpo, son azules morados, muy brillantes y bellos en la oposicion de la luz. Baxo de la cabeza y siguiendo hasta parte del pecho es obscuro en conjuncion, y morado en oposicion. De allí al orificio negro, con los timoneles inferiores muy blancos. Las tapadas y las cobijas desde el encuentro á la medianía azules preciosas. Pasada la nuca hasta la cola, las cobijas restantes, la barba superior de los remos y la cola, verdes vivos en oposicion, y verdes pardos en conjuncion. El órden mayor de tapadas y los remos debaxo de acero bruñido; pero el primer remo encima tiene la barba blanca y angostisima.

Remos 22, el segundo mayor, poco cóncavos: cola 10 plumas algo agudas en escalera, la de afuera 13 lineas mas corta: pierna 44, las 13 desnudas: tarso 30, verde amarillo con grandes escamas á tablas delante: dedo medio 26: pico 13, contadas desde lo mas anterior de la calva, que es casi semicircular, pues tiene 6 de diá-

[page] 245

metro y 7 de sagita ó entrada, y el color es azul. Esta calva y la de las especies siguientes difieren de la del anterior, en que son ménos membranosas, y mas bien continuacion de la piel que cubre la raiz del pico. Este es roxo en los dos tercios de la raiz, y verde claro en lo demas, con la misma forma y respiradero que en el anterior, aunque la horqueta carece de canalejas. La cabeza, cuello, &c. como en el precedente.

Mi Autor1 llama Jacaná vert á un páxaro, cuya hermosura pondera Marcgrave, á quien copia. Dice: „La espalda, alas y vientre, tienen fondo negro que reflexa verde. En el cuello se notan los bellos cambios del papo de la Paloma; y la calva es azul, el pico y las uñas roxas en su primera mitad, y amarillas en el resto." Brisson le describe en esta forma. Jacaná nigro viridans; capité anteriore membrana dilute cærulea obducto; capite, collo & pectoré splendide violaceo colore variantibus; tectricibus caudæ inferioribus albis; rectricibus nigro-viridantibus. De modo que sin

TOM. III. Q 3

1 Tom. XV. pág. 296.

[page] 246

detenernos, se puede asegurar la identidad, ateniéndose á Brisson y á mi descripcion por mas ciertas y circunstanciadas. Buffon, sin mas fundamento á mi ver que figurarse una analogía, cree contra el silencio de Marcgrave, que tiene los espolones de los Aguapeazós, y se engaña mucho, no solo en esto, sino tambien en el lugar que le dá, porque no es Aguapeazó, sino legítimo Yahaná ó Poule d'eau.

Despues1 indica á la Petite Poule Sultane. Dice: „Es natural de Guyana, y un poco mayor que le Rale d'eau; pero en el resto se asemeja tanto á la Poule sultane de Francia, que hay pocos exemplares de relaciones tan perfectas, ni de representaciones tan exâctas en ámbos continentes. Su espalda ó los hombros son de un verde azulado, y todo lo anterior del cuerpo azul violeta, suave y pastoso; el qual cubre tambien el cuello y la cabeza, tomando una tinta mas obscura." Me parece que no puede dudarse que trata de mi páxaro. Cree que es la segunda especie de Brisson, quien la hace de la India, siendo americana. Dicho Brisson habla así: Por-

1 Tom. XV. pág. 321.

[page] 247

phyrio superne obscure viridis, inferne splendide violaceus; calvitio in fronte rubro; capite splendide violaceo; collo superiore viridi cæruleo; tectricibus caudæ inferioribus albis; rectricibus obscure viridibus. Y en verdad que esta descripcion es del mio, sin mas diferencia que aplicar á la calva lo roxo que tiene el pico pegado á ella. Así no dudo la identidad, preseindiendo de que esté ó no en la India.

Indica mi Autor1 al Acintli mexicano, que Brisson refiere á la Poule Sultane contra la opinion de Buffon. Este dice: „Tiene, los pies amarillos ó verdosos. Todo su plumage es purpúreo negrizco mezclado de algunas plumas blancas. Fernandez le llama Quatchilton, y Acacintli, y Avis siliquastrini capitis, aludiendo esto último á la calva." Me parece que tambien este páxaro es el mio, y que las plumas blancas son los timoneles inferiores. Añade Fernandez que de noche y de madrugada canta como el Gallo; pero temo que se equivoca doblemente: una comparando su voz á la del Gallo, y otra tomando el canto kakaka

Q 4

1 Tom. XV. pág. 324.

[page] 248

de mi páxaro anterior, algo semejante al de la Gallina, para aplicarlo al presente.

En quanto á la Poule d'eau que mi Autor cree Acintli ó especie muy próxîma; tambien me parece mi páxaro presente. Dice de él que tiene calva de Poule sultane; y que todo su vestido es azul; ménos la capucha negra que cubre la cabeza y cuello. Que son cosas que adaptan puntualmente al mio; pero no le conviene lo que añade que tiene hembra diferente, dándonos de ella una descripcion que no entiendo bien, aunque creo es mi Yahaná del núm. CCCLXXXIII, y no hembra del que supone.

NÚM. CCCLXXXI.

DEL BLANCO Y CELESTE.

No he visto sino el que voy á describir, y le compré en el Paraguay.

Longitud 7/12 pulgadas: cola 2⅚: braza 16. Baxo de la cabeza, el pecho hasta la cola y las mayores tapadas, es todo blanco: tambien la garganta y las demas tapa-

[page] 249

das; pero con débil tinta de añil. El costado de la cabeza, el del cuello y el del cuerpo de añil claro; y sobre la cabeza hasta la espalda inclusivè, los remos últimos y sus cobijas correspondientes, pardos verdosos. Las cobijas restantes y la borda superior de los otros remos celestes, y por debaxo plateados. El lomo hasta la cola inclusivè negros; pero la borda de ésta celeste, y las quatro plumas de afuera en cada lado tienen un piquito blanco en la punta, como sus timoneles superiores.

Remos 21, el segundo y tercero mayores: cola 10 en escalerilla, la de afuera 8 lineas mas corta: pierna 34, las 10 desnudas: tarso 22, naranjadas escamosas: dedo medio 27½: pico 15, su calva semicircular de 3 lineas de diámetro, y verde como el pico, que tiene la hechura de los anteriores, y el iris naranjado.

Mi Autor1 indica la Poule Sultane verte diciendo: „No es mayor que el Rale. Todo sobre el cuerpo es verde opaco lustroso. Todo debaxo blanco desde las mandíbulas y garganta á la cola. Y la calva y pico verdes amarillazos." Brisson le describe así:

1 Tom. XV. pág. 317.

[page] 250

Porphyrio superne obscure viridis, inferne albus; calvitia in fronte viridi flavicante; genis candidis; rectricibus obscure viridibus. Todo lo dicho adapta con exâctitud á mi páxaro, sin que contradiga la identidad otra cosa, que decir los Autores que es de la India oriental. Pero esto pudiera ser equivocacion; y quando no lo fuese, no se opon que viva aquí y allá.

Despues1 indica á la Favorite, y dice: „Es con corta diferencia de la magnitud que la anterior ó Celeste y verde, y del propio pais; de modo que se podria tomar por su hembra, pues le tiñen los propios colores aunque mas débiles. El verde azulado de las alas y de los costados del cuello son mas apagados. En la espalda aparece lo pardo que domina en la cola. Y todo lo anterior del cuerpo es blanco." Esta indicacion á mi ver es indudablemente de mi páxaro, que no creo hembra del anterior como sospecha Buffon, sino especie diversa. Su estampa 897 le marca la propia longitud; pero le alarga con exceso los dedos y el ala: le tiñe el tarso de pálido puerco: le dá pico muy delgado y

1 Tom. XV. pág. 323.

[page] 251

amarillo, la calva naranjada, y la cola parda obscura: sin notarle las bordas celestes, ni los piquitos blancos; con tal qual otra cosa, aunque en lo demas no le representa muy mal.

NÚM. CCCLXXXII.

DEL BLANCO Y PARDO ACANELADO.

Le compré en el Paraguay por marzo; y aunque á primera vista me pareció podia ser de la especie anterior, viendo que las medidas no son exâctamente proporcionales, y que hay alguna diferencia en los colores, me ha parecido describirle por diferente.

Longitud 10¼ pulgadas: cola 2⅙ braza 17¾. Baxo de la cabeza, y el pecho hasta la cola, son blancos. El costado de la cabeza y lo anterior del cuello de un pardo acanelado muy claro. La propia tinta mas opaca hay en el costado del cuerpo, y en lo interior de las piernas: y los remos debaxo con las tapadas plateadas obscuras; pero éstas tienen las puntitas albas.

[page] 252

Sobre la cabeza y hasta medio pestorejo pardo obscuro acanelado, y de allí al lomo y las cobijas pardas obscuras; pero muy verdosas en la oposicion de la luz. Los remos obscuros en conjuncion, y verdes azules en la oposicion. El lomo y cola pardos obscuros.

Remos y cola como en el anterior: pierna 39 lineas, las 12 desnudas: tarso 27, color de paja algo verdoso: dedo medio 25½. La calva y el pico como en la especie anterior; pero el color de éste es obscuro hasta la mitad, y el resto verde.

Despues compré otro indudablemente de esta especie, pues los colores eran los mismos, aunque mas vivos. Pero las medidas diferian porque era largo 11¼ pulgadas: cola 1¼: braza 20: pierna 48 lineas, las 14 desnudas: tarso 33, y el dedo medio 30. Me persuado que es un macho.

Tratando del núm. CCLXXX. dixe que el páxaro que mi Autor creia hembra del Acintli me parecia pertenecer á esta especie.

[page] 253

NÚM. CCCLXXXIII.

DE LA GARGANTA CELESTE.

Hallándome el 11 de octubre al sueste de la isla de la Ascension distante 45 leguas, se entró este páxaro en mi embarcacion cansado de volar, y le cogí con la mano. Habia viento norueste fresco.

Longitud 11½ pulgadas: cola 3: braza 21¼. Baxo de la cabeza, lo inferior de la garganta y hasta la cola, blancos. La garganta y algo de sus costados es celeste esmaltado precioso, jaspeado de pardo muy claro. El propio celeste se nota sobre los músculos pectorales, con algunas plumas pardas que abrigan el costado del cuerpo: el muslo obscuro, y la pierna lo mismo, pero jaspeada de blanquizco, uniendo este jaspe con él sigue lo inferior del costado de la rabadilla. Las tapadas cercanas al encuentro de agua marina, y las demas y los remos obscuros lustrosos; pero aquellas con las puntas blancas. El costado de la cabeza pardo claro acanelado: sobre la misma y

[page] 254

el cogote del propio pardo mucho mas obscuro, y de allí al lomo y las cobijas de un pardo muy verdoso amarillazo. Las cobijas del trozo exterior y la borda superior de los remos de un azul marino no muy vivo. La cola casi como la espalda, y el lomo muy obscuro verdoso.

Remos 20, bastante tendidos, el segundo y tercero mayores. La cola y calva como en los precedentes: pierna 48 lineas, las 15 desnudas: tarso 32, grueso y amarillo obscuro: dedo medio 30: pico de la hechura que los demas, largo 20 lineas desde lo interior de la calva, que entra algo mas de lo que es ancha: su color verde obscuro, como la punta del pico hasta la nariz, y el intermedio roxizo obscuro.

No sé si le describe Buffon, porque le obtuve despues de leida su obra.

CARACTERES GENERALES

DE LOS AGUAPEAZÓS.

Aunque tienen relaciones con las dos familias anteriores en el pico, cabeza, cuello

[page] 255

y plumas que le visten: en lo ridículo de la cola, y separacion de los dedos, y en habitar las lagunas y aguas detenidas, son los Aguapeazos muy singulares, y á mi ver de otra familia; pues aun prescindiendo de que tienen espolones en las alas, barbas de membrana, cuerpo mas corto, mas ancho de espalda, la rabadilla mas aguda, las zancas mas largas, y los dedos y uñas distantísimos, difieren, porque nunca se ocultan: andan de dia mas que por las mañanas y tardes: tienen las alas mucho mas extendidas: vuelan francamente con freqüencia y bastante ligereza, aunque recta y horizontalmente: nunca nadan, y caminan por el agua á la rodilla, y mejor sobre las ninpheas y otras plantas rasas aquáticas, que los Guaranís llaman Aguapé; de donde han tomado el nombre de Aguapeazó, que significa Gusanos del Aguapé. Ademas son mucho mas numerosos y fecundos que los Ypacahás y Yahanás, los quales se extienden y pasan al sur del Rio de la Plata, quando los Aguapeazós no sé que lleguen á los 30 grados, y corren con mucha ménos ligereza, aunque caminan con garvo y desembarazo sin elevar la cola con el sus-

[page] 256

to. No me detengo mas, porque describiendo á la especie primera explicaré sus caractéres que son los de la familia.

Marcgrave en mi juicio les aplica erradamente el nombre de Jacaná, que pertenece á la familia anterior, y le escribe mal debiendo decir Yahaná. No solo esto, sino que quiere se unan los Aguapeazós á los Yahanás, que son les Poules d'eau de Buffon; fundándose en que se parecen en la naturaleza y costumbres, en el cuerpo corto, en la figura del pico y pequeñez de la cabeza. Pero Buffon1 le enmienda con razon diciendo, que los Aguapeazós se diferencian por otros caractéres bien singulares: como son los espolones del ala, los colgajos de membrana en la cabeza, y la longitud extraordinaria de los dedos y uñas. Y pudo añadir los caractéres que yo doy á la familia. Pero lo particular está en que mi Autor á pesar de esta reprehension, creo que sigue á Marcgrave en unir ó confundir á los Aguapeazós con los Yahanás ó Poules d'eau, segun ya hemos visto.

1 Tom. XV. pág. 284.

[page] 257

NÚM. CCCLXXXIV.

DEL AGUAPEAZÓ.

Por ser mucho mas comun que el siguiente, le dan este nombre por excelencia. Es muy vivo, activo, estacionario, y no despreciable por sus colores. Carece de diferencia sexûal, no es pendenciero ni muy arisco, y las alas plegadas ajustan y cubren exâctamente la cola. Sin edificar nido deposita quatro huevos sobre las hojas verdes de la planta que creo llama Umbiculus veneris, ú otra equivalente de las que se crian en las lagunas donde hay poca agua. No busca parage oculto, y los huevos son poco mas agudos en un extremo, de color de caña jaspeados, ó mas bien veteados con negro, y los exes son 14, y 10 lineas. Aseguran que los pollos siguen muy luego á sus padres. Vive á pares y en familias de hasta diez.

Longitud 9¾ pulgadas: cola 1½: brazai 18. La cabeza y cuello enteros, y siguiendo por debaxo hasta la cola, es negro. Tambien lo son las cobijas mayores del trozo ex-

TOM. III. R

[page] 258

terno y la hijuela. La espalda y el resto de las cobijas son color de bermellon. El costado del cuerpo, el lomo y la cola, tienen el mismo color roxo mas encendido y avinagrado. Los 18 primeros remos son de un amarillo verdoso y bello, con las bordas obscuras solo en las puntas, y lo mismo la barba exterior del primer remo. Los restantes remos son acanelados como las tapadas, ménos las mayores del trozo exterior, que son obscuras con la punta blanca.

Remos 23, el segundo y tercero mayores. Cola 10 plumas ridículas, forman en punta, la exterior 7 lineas mas corta, y los timoneles la igualan encima y debaxo. Pierna 39, las 18 desnudas. Tarso 41 aplomadas. Dedo medio 27, su uña 11: externo 26, uña 10: interior 23, uña 11: posterior 11, uña 24: todas rectas, endebles, flexîbles, agudas y muy elásticas, principalmente la postrera que tiene alguna curvatura contraria al comun de los páxaros. En el encuentro hácia el ángulo del ala hay un punzon de hueso, agudísimo, fuerte, cónico, largo 5 lineas, ancho 3 en la base, y amarillo; pero la hijuela no termina en lesna. Pico 15 lineas, las 9 extremas amarillas

[page] 259

y el resto completamente cubierto con membrana sanguina, que se acerca á una linea del lagrimal, dirigiéndose desde allí á lo alto de la cabeza, donde forma dos puntas redondas no adherentes. La misma membrana desde el lagrimal vuelve curvamente para abaxo, y cuelga baxo de la mandíbula frente del ángulo de la boca. El mismo pico es recto, con alguna hinchazon á 4 lineas de la punta. El respiradero elíptico sin diafracma: la boca amarilla con tubérculos carnosos en su cielo: ojo pequeño, iris insensible; y todo el vestido de barba despegada, ménos los remos y cola.

Mi Naturalista1 le llama Jasaná, que ya dixe debe ser Yahaná, y que pertenecia á otros páxaros. Dice que su dedo posterior es tan largo como el del medio; y no es verdad, aunque incluya las uñas. Tambien dice que por ser estas muy largas agudas como visturís, llaman al páxaro Cirujano en la Isla de Santo Domingo; pero es con impropiedad. Habla de sus colores, espolones y membrana de la cabeza, no con puno tualidad. Supone que Fernandez le hace ir

R 2

1 Tom. XV. pág. 288.

[page] 260

á México de la parte del norte, y habitar únicamente las aguas saladas; pero uno y otro es falso; porque es estacionario y vive en las lagunas del Paraguay que son dulces. Marcgrave habla á bulto quando compara su magnitud á la de una Paloma. Y mi Autor copia una carta, que sobre este páxaro le escribió Lefebbre des Hayes de la Isla de Santo Domingo; la qual puede decirse que no contiene sino errores. La estampa 322 le da 2 pulgadas mas de longitud, le alarga y desfigura el pico, y los colores no son propios.

Copiando á Marcgrave, indica en seguida1 á su Yahaná negro diciendo: que toda la cabeza, el cuello, espalda y cola, son negros: que lo alto de las alas y sus puntas son pardas, con el resto verde: que lo inferior del cuerpo es pardo con los espolones del ala y el pico amarillos: y que de la raiz de éste se eleva una membrana roxiza por la frente. Esta indicacion discrepa de mi descripcion, principalmente en el color de la espalda y cola. Sin embargo creo que pertenece al Aguapeazó, y que Marcgrave describió á éste por informes. Mejor habla del

1 Tom. XV. pág. 295.

[page] 261

mismo páxaro Brisson diciendo: Jucaná su nigr, inferne fusca; capita anteriore membrana rufa obducto, remigibus viridibus, apice fuscis; rectricibus nigris; alis armatis. Pero me atengo á lo mio.

Despues1 llama Jacaná pecá á un páxara; y copiando igualmente á Marcgrave, dice qué en el Brasil le dan el nombre de Agua-pecácá: que en cada ala tiene un espolon con que se defiende: que carece decalva membranosa: y que las alas son mas pardas y los colores mas vivos que en el Jacaná vert minm. CCCLXXXI. A esto añade únicamente que Barrere le llama Porpbyrion, indicando tener pies roxos; y que es comun en Guyana, donde los naturales leollaman Kapouá. Me parece bien dificil concocer al páxaro por lo dicho. Sin embargo viendo que tiene espolones en el ala: que le llaman Agua-pecácá, que viene á ser lo mismo que Aguapeazó: y que es comun en Guyana, y considerando que estas tres cosas ajustan completamente al mio, creo que lo es, y no hago caso de lo poco que habla Marcgrave de sus colores, porque se sabe

TOM. III. R 3

1 Tom. XV. pag. 297.

[page] 262

que es autor no de los mas puntuales. Tampoco hago mayor caso de Brisson que le copia diciendo: Jacaná nigro viridans; alis ad fuscum vergentibus, armatis; rectricibus nigro viridantibus.

Al propio Aguapeazó pueden aplicarse mas bien que á otro las noticlas de La Borde, y de Aublet que allí copia mi Naturalista, y no repito por no incluir cosa substancial.

NÚM. CCCLXXXV.

DEL BLANCO DEBAXO.

Aunque no conozco sus huevos, ni sé como cria; es de presumir que en esto se acerca al precedente, cuya descripcion debe tenerse aquí por repetida sin excluir la voz, ménos las medidas y colores. No abunda la vigésima parte que el anterior, ni se aparte con él, y es algo mas débil. Como se parecen tanto, presumo que vienen de un mismo origen, y que el presente le tuvo de alguna pareja ó individuo Albino, que produxo el anterior y se ha perpetuado.

[page] 263

Longitud 81/6 pulgadas: cola 1⅓: braza 15¼. Del pico nace una muy notable tita blanca, que pasando por la ceja, va á lo inferior del cogote. De lo posterior del ojo principia lo negro, que por debaxo del cogote va á ocupar la nuca y hasta la mitad del pestorejo. El resto del costado de la cabeza, baxo de ésta, y siguiendo hasta la cola y costados, son casi blancos. Sobre la cabeza pardo lustroso: la espalda y hasta la mitad del pestorejo son lo mismo: y las cobijas pardas con las puntas roxizas. Los espolones notablemente menores que en el anterior, y lo mismo la membrana del pico; cuyo color y el de lo restante del vestido es como en el precedente, aunque algo mas apagado, y el iris amarillo. Todo lo que no se menciona es lo mismo que en el anterior.

Mi Autor1 le llamá Jacaná varie. Dice que en cada costado de la cabeza tiene una tira blanca que pasa por la ceja; que lo anterior del cuello y lo inferior del cuerpo son blancos; y que en quanto á los demas colores puede verse la estampa 846: pero que

R 4

1 Tom. XV. pag. 300.

[page] 264

en la frente tiene membrana naranjada y espolones en las alas, y que se lo lleváron del Brasil, y á Edwards de Cartagena de Indias. Dicha estampa le marca 9 pulgadas, y en lo demas tampoco es puntual.

NÚM. CCCLXXXVI.

DEL TERUTÉRO Ó TETÉU.

Le dan el primer nombre en Buenos Ayres y Montevideo, y el segundo en el Paraguay. Ambos le convienen, porque los canta con freqüencia agria y fuertemente incomodando bastante. Tambien canta de noche si oye rumor, y por eso dicen que es enemigo de los contrabandistas. Igualmente lo es de los viageros y cazadores, porque suele ir á encontrarlos y los acompaña, incomodándolos con sus voces continuas y alborotando la caza. Es muy comun, y le son indiferentes el Paraguay y las Pampas de Buenos Ayres, porque en todas partes es estacionario y vive con gusto. Parece que da preferencia á los campos secos, sin despreciar los húmedos y anegados, como ten-

[page] 265

gan despejo para correr. No se interna en las aguas y bosques, ni se posa sino en el suelo Va por lo comun con su pareja idéntica, y si alguna vez se junta en familias ó bandaditas, es por casualidad, y se deshacen luego por falta de instinto sociable decidido. Su vuelo no es violento ni elevado, aunque á veces se prolonga bastante; y tambien hace gambetas en el ayre, jugando hasta ponerse de costado ó panza arriba. No riñe con otros páxaros: camina con la cabeza y cuello inmóviles á pasitos cortos y freqilentes, sin que su ligereza llegue á la mitad de la Perdiz. Come lombrices, grillos y otros insectos, que pilla baxando mucho lo anterior del cuerpo y levantando la popa. No es arisco, y suele revolétear al rededor del hombre amagando herirle. Lo mismo hace con el Caracará y qualquiera otro páxaro ó animal que se acerque á su nido.

Cria desde octubre á diciembre. Deposita los huevos en el suelo sobre pocas ó ningunas pajas, porque si las hay no es porque las haya acopiado. Pone lo mas quatro, y lo ménos dos huevos color de aceycuna en adobo clara, muy jaspeados con negro, agudos en un polo, largos 20 lineas, grue-

[page] 266

sos 14½. Los pollos luego que nacen siguen á los padres, que se albonetan quando alguno pasa cerca, cantando con toda su fuerza pudiéndose oir de una milla; y ensanchando las als, las arrastran, y corren dando vuelecitos, todo con el fin de desviar el objeto: de modo que por sus procederes se conoce la proximidad de los huevos ó pollos. Estos se agachan á la voz de los padres; pero si uno se apea á cogerlos, furiosos los padres envisten, y casi llegan á tocar el sombrero. Son buena comida; y suelen criarlos desde pequeños en las casas, donde se hacen muy mansos, y se intcoducen en los quartos y cocina, buscando siempre insectos y migajas de carne. Viven en paz con las Gallinas, y las temen mucho. Le considero páxaro singular aquí. Vuela batiendo á compas las alas, y con el susto sube y baxa la cabeza verticalmente.

Longitud 13 pulgadas: cola 4: braza 29½. La frente vertical se eleva sobre el pico 9 lineas negras, y otro tanto es la anchura de este color, cuyo costado va á dar al ángulo de la boca; y ocupando la horqueta y la garganta estrechamente, se ensancha en el tercio inferíor de ella, para ir á

[page] 267

tocar la raiz del ala, y de allí va á terminar curvamente en el estómago. Este color negro es acompañado por fuera en la frente y garganta de otro, blanco hácia el lagrimal y mandíbula inferior, y en lo demas blanquizco. El resto baxo del cuerpo, costados, piernas, tapadas y timoneles superiores, son blancos. Lo restante del cuello y hasta dichos timoneles, con las cobijas del trozo interno, son pardos; pero las plumas del escapulario reflexan en conjuncion con la luz, y morado en la oposicion. Las cobijas del trozo medio pardas con reflexos mas vivos morados, verdes y azules; pero los tres órdenes mayores mas cercanos al trozo exterior son muy blancos. El trozo externo entero del ala negro, como la mitad última de la cola; cuya otra mitad y la punta son blancas.

Remos 26 el segundo y tercero mayores: cola 12 plumas iguales: pierna 47 lineas, las 18 arremangadas: tarso 29. Lo desnudo de la pierna sanguino cárdeno, que va obscureciendo hasta que el metatarso y dedos son aplomados: dedo medio 16, unido con membrana hasta la primera coy untura del exterior, y poco al interno: el pos-

[page] 268

terior es de 3½ lineas: pico 15, alto 6, ancho 4, agudo, fuertecito, rono hasta la mitad, de allí á la punta negro, donde hay algun entumecimiento: respiradero sin diafracma: ojo grandecito: iris y la borda del parpado de carmin, doblando ésta notablemente para afuera. Un espolon cónico, de base ancha, agudo, largo 5½ lineas y de hueso roxo, sale hácia el ángulo del ala. Un copete de 6 plumas principales, tiesas, angostas como sedas negras, que apénas se perciben á quince pasos, nacen de lo alto del cogote, prolongándose en la diréccion del pico continuada. Este copete largo 3 pulgadas no tiene movimiento. La, cabeza grandecita, plana encima.

Un pollo de 6½ pulgadas es blanco baxo de la cabeza y hasta media garganta: el costado de la cabeza, cogote y hasta medio cuello, pando blanquizco. La ceja jaspeada de pardo obscuro y blanquizco; y en lo alto del cogote hay un cerquillo negro donde empieza á nacer el copete. Encima de la cabeza y el resto sobre el cuerpo de un obscure, variado confusamente con canela, ménos el escapulario y cobijas, donde dicha canela está á tiritas. El tacto ha-

[page] 269

ce conocer que asoman los espolones; y todo el resto como en los padres, aunque con tintas mas débiles.

Buffon1 le llama Vanneau armé de Cayenne, y dice: „Es á lo ménos de la magnitud del de Francia, á quien se asemeja absolutamente por las tintas y masas de color, aunque es mas zancudo, y tiene un espolon en cada ala. El hombro tiene una plancha gris azulada, cuyo color fundido con tintas verdes y purpureas, se extiende en la espalda y lomo. El cuello gris. Una grande mancha negra de figura arredondeada hay sobre el pecho. La frente y garganta negras, y la cola por mitades blanca y negra. En el occipucio hay un pequeño copete de 5 ó 6 plumitas muy delgadas bastante cortas." Esta descripcion es sin duda del Terutéro, aunque incompleta y no exâcta. A la estampa 837 se le olvidó la escala, y en lo demas es mala.

Añade que Frezier vió en Chile á un páxaro dé esta familia muy chillon, y que quando veia al hombre, voltegeaba gritando al rededor, como para advertir que se escapasen los demas. Esto conviene cierta-

1 Tom. XV. pág. 105.

[page] 270

mente al Terutéro; pero no lo que añade, que tiene espolones de una pulgada.

CARACTERES GENERALES

DE LAS BECASINAS.

Así las llaman los Españoles: los Guaranís Yacaberés; y algunos en Montevideo Aguateros, figurándose que anuncian lluvia quando al anochecer y romper el dia, y á veces con la obscuridad, suben casi verticalmente á mucha altura; de donde se dexan caer abandonados plegadas las alas cabeza abaxo, sonando bere bere muchas veces continuas, y ántes de llegar al suelo vuelven á subir, repitiendo lo mismo algun rato. Verdad es que ignoro si la segunda especie usa esta práctica, y si canta kaká como la primera al levantarse asustada. Habitan las costas cenagosas de las lagunas, ocultándose mucho en las yerbas y broza, sin dexarse ver en parages pelados, ni entrar en los bosques. Son seminocturnas y estacionarias: van solas ó con otra idéntica, y á veces hasta quatro; y son bastante ariscas, aun-

[page] 271

que se suelen levantar de muy cerca. El pico á proporcion es mas largo que en los Mbatuitúis y Chorlitos, y termina en porrita. Los costados de la cabeza son verticales, y encima es algo hundida á lo largo. Las zancas y braza son algo mas cortos que en dichos Mbatuitúis y Chorlitos: su vuelo tambien es mas incierto ó con mas gambetas; y caminan con ménos despejo y ligereza, llevando el cuerpo mas agoviado ú horizontal, aunque levantan el cuello. Su librea es mas obscura, y los dedos completamente separados. Su alimento consiste sin duda en gusanos é insectos aquáticos; y yo solté una viva de la primera especie en mi quarto, donde vivió bastantes dias comiendo pedacillos de carne cruda.

NÚM. CCCLXXXVII.

DE LA BECASINA 1.a

He tenido bastantes en el Paraguay, y no no dudo que tambien exîste en el Rio de la Plata.

[page] 272

Longitud 10⅙ pulgadas: cola 2: braza 15; y hasta la raiz del cuello 57/12. Tres tiras blanquizcas siguen la cabeza á lo largo: la del medio la divide en dos mitades, y las otras pasan sobre los ojos incluyéndolos escasamente. Los intermedios son negros, y por debaxo del ojo va otra tirita negra á la nuca. Otra lo mismo atraviesa el oido sin excederlo. El costado de la cabeza en lo demas es blanquizco, y la garganta y su inmediacion jaspeada de pardo y blanquizco. En el cogote se advierte un jaspe pardo y roxizo, y en seguida el pestorejo es vario de obscuro y blanquizco. El pecho hasta la cola blanco; pero el costado del cuerpo, tapadas, piernas y timoneles inferiores, son de un jaspe no feo obscuro y blanco. Algunos tienen las piernas blancas. Los timoneles superiores á tiritas de canela y obscuras, y el lómo jaspeado de pardo y blanco. La cola negra con la puntita blanca, luego una tirita negra, y despues otra muy ancha de tabaco sevillano roxo; ménos en las tres plumas exteriores que son todas á faxas blancas y negras. Las del escapulario largas y negras; pero sigue su parte exterior á lo largo una tira blanca acanelada. Las de la

[page] 273

espalda, que son largas y agudas, tienen el centro á lo largo negro y los costados blancos acanelados. Cobijas obscuras con la punta blanca, y los remos lo mismo sin la tal puntita.

Remos 24, de mayor á menor: cola 14 plumas en escalera: la de afuera 10 lineas mas corta: pierna 31, las 6 desnudas: tarso 19, comprimido por los costados, verde marchito, y apénas se conocen sus escamas delante: dedo medio 15: pico 30, recto, obscuro, no fuerte, las mitades igualmente gruesas, poco mas larga la superior; la qual termina en porrita lisa, que tiene una canaleja que principia á 9 lineas de la punta, y sigue hasta el fin por el sitio del caballete. La entrada ó calva es capaz no profunda, y la horqueta extiende su ángulo hasta el extremo. En cada costado de la mandíbula inferior hay una canaleta á lo largo, y de cada respiradero nace otra que sigue hasta cerca de la punta.

Buffon1 indica á la Becasse des Savanes diciendo: "Aunque un quarto mas pequeña que la Becada de Europa, tiene el pico

TOM. III. S

1 Tom. XIV. pág. 249.

[page] 274

y tarso mas largos y pardos. El gris blanco, cortado y variado con barras negras, domina en su plumage, que es ménos mezclado con canela que el dé la Becada." Agrega una relacion bastante larga de sus costumbres, observadas en Cayena por La Borde: el mismo, que según vimos cien veces en mi Tratado de Quadrúpedos, dice pocas verdades averiguadas, y muchas noticias de oidas. Así sin hacer alto en sus observaciones, y siendo muy creible que en Cayena y Guyana hay las mismas Becasinas que en el Paraguay, donde no exîste la Becada, no dudo que la des Savanes de Buffon es alguna de las mias, aunque no la caracteriza bastante para decidir qual sea. Si para esto se quiere consultar su estampa 895; éste no es recurso decisivo: sin embargo no hay duda en que no es de Becada, como quiere el autor, sino de una Becasina, que por los colores se aproxîma mas á la presente que á la que sigue; bien que no son puntuales, y tiene la equivocacion de marcarle 3½ pulgadas mas que yo.

[page] 275

NÚM. CCCLXXXVIII.

DE LA BECASINA 2.a

He tenido muchos individuos de la especie anterior, y solo tres como el presente; á quien pongo por de diversa especie, aunque no lo aseguro absolutamente, bien que me lo parece.

Longitud 9¾ pulgadas: cola 1⅙: braza 15, y hasta la raiz del cuello 5⅙. Todos los colores de la garganta y cabeza son los de la anterior. Del cogote á la espalda es como la garganta. El pecho, lo inferior y costados del cuerpo, tapadas, timoneles inferiores, sobre la rabadilla y lomos, todo esto no difiere de la anterior, sino en tener las piernas casi blancas. La pluma central de la cola negra: lo mismo las tres ó quatro siguientes hasta la mitad, y el resto hasta la punta color de ta baco roxo con una linea irregulan obscura hacia la púnta, que es blanquizca. Las demas plumas á faxitas mal seguidas blancas y obscuras Remos, cobijas, espalda y escapulario como en la precedente.

S 2

[page] 276

Remos 25 de mayor á menor: cola 16 plumas, la externa ancha 2 lineas, y 4 mas corta que la del medio; y las demas van ensanchando hasta que la central lo es mas que ninguna: pierna 29½, las 6½ desnudas: tarso 17½, muy obscuro y poco comprimido: dedo medio 14, y todos como en la anterior: pico 29½, recto, negro, pasablemente fuerte para becasina, y de la figura y todas las formas que en la precedente, sin mas diferencia que tener la porrita, ó las 9 lineas de la punta canalejas perpendiculares al exe del pico, que parecen hechas con un cuchillo.

Otro individuo idéntico en colores era 14 lineas mas corto y las demas medidas á proporcion, ménos el pico que era 8 lineas mas breve, aunque semejante en la figura. Tambien diferia en el tarso mas escamoso y robusto, sin compresion y de color mas claro. Pudiera muy bien suceder que perteneciese á otra especie.

Buffon1 describe á la Becasina de Francia diciendo, que se encuentra en América y en todo el mundo: que tiene pico muy largo, y cabeza quadrada: que no entra

1 Tom. XIV. pág. 252.

[page] 277

en los bosques, habitando donde la mia: que sale á volar con violencia haciendo gambetas, y á veces se eleva hasta no verse: que camina á pasos con el cuello elevado, aunque rara vez se ve en tierra, porque se oculta en la broza y pasto: que en su plumage el gris y blanco son los dominantes: que su vestido es variado como el de la becada, aunque con ménos canela; y que por lo comun vá sola y á veces hasta quatro. Todo es de mi Becasina, á quien no he oido que al volar dé un pequeño grito silvando como dice, ni que cante mee mee mee; aunque esto podrá no ser canto, sino el zumbido de los descensos, que suena beré beré beré. Tambien dá á entender que es de pasa en Europa, y en el Paraguay no lo es. Agrega que balancea la cabeza horizontalmente, lo que ignoro; y que menea la cola arriba y abaxo, lo que tengo por mas creible, que el que engorde mucho ordinariamente como dice. Aldrovando añade que su lengua tiene la punta que la de los Carpinteros para penetrar los insectos, de cuya substancia vive; pero no le creo, ni dudo que los traga enteros; pues he visto á la anterior comer carne cruda,

TOM. III. S 3

[page] 278

acreditando que puede criarse en casa, contra lo que aseguran Longolius y Buffon. Bougainville supone que en Maluinas no hace gambetas; pero no le creo, aunque sí el que no es tan arisca como en Europa. Por fin no dudo que esta becasina del Autor es una de las mias, aunque lo dicho no me basta para determinar qual. Para esto nos queda el recurso de la estampa 883. Esta le marca 9¾ pulgadas, y le pinta las piernas blancas, y el tarso obscuro, que acomodan á la presente. Lo demas no discrepa mucho de las dos.

Finaliza el Autor diciendo, que le parece tener esta especie una raza mas pequeña; pero que esta sola diferencia, no habiéndola en costumbres, formas y color, puede indicar una simple raza, ó tal vez variedad individual y accidental οquien sabe sino se trata aquí de mi último individuo?

CARACTÉRES COMUNES

Á LOS PAXARITOS DE RIBERA.

Asi denomino en general á diez y nueve

[page] 279

páxaros, que los Guaranís llaman Mbatuitúis, y los Españoles Chorlitos, sin saberlos distinguir; y por esto atribuyen á todos lo que ven hacer a qualquiera de ellos. Yo no lo extraño, viendo que grande parte de las especies se acercan tanto en el color, magnitud, formas y costumbres, que solo por la observacion y teniéndolos en la mano se pueden discernir sus diferencias. Son los que me han dado mas trabajo, y los que he descrito con mayor disgusto; porque adquiriéndolos con grandes intervalos de tiempo, quando las ideas no estaban frescas, solo para conocer si el que se ofrecia era ó no especie nueva, tenia que cotejarlo con todas mis descripciones. Se agrega que como casi todos difieren poco en colores, y estos no pueden explicarse sin muchas palabras y molestia, me era muy sensible tomar tan ímprobo trabajo sin seguridad de conseguir el fin. Ninguno tiene nombre propio, y el dárselo es una empresa casi imposible de desempeñar. Todas estas dificultades me han hecho mirar á estos páxaros con fastidio, y sido causa de que muchas veces no solo no quisiese matar los que encontraba, sino que tambien arrojé

S 4

[page] 280

los que me traian á vender; de donde ha resultado que no los he descrito con la claridad que á otros.

Convienen todos en tener parte de la pierna seca y desnuda, como el tarso. Este es flaco, liso, y con escamas blandas casi insensibles solo en la parte anterior; y las uñas negras, cortas, casi rectas y no fuertes. El cuello algo largo, delgado, principalmente en la nuca, y la pluma que le viste y la de la cabeza estrecha, tupida, aplanchada y no larga. El pico delgado, largo, no agudo, de materia tierna, algo flexîble, propio para coger insectos en el barro ó tierra húmeda y floxa. La horqueta easi pelada, avanzada y aguda; y el respradero largo, estrecho, sin diafragma, y de lo anterior de él nace una canaleja. Aunque la facilidad y ligereza con que vuelan y giran les proporciona poder pillar insectos al vuelo, no los apetecen, ni la boca puede servirles para eso, porque la charnela de sus ángulos no dá de si, ni tiene mas juego que para tragar insectos, aunque creo que algunos comen tambien semillas. La lengua es muy aguda, delgada, ancha en la raiz lo que la boca; pero es-

[page] 281

trecha mucho despues. Las alas son agudas, estrechas, largas, vigorosas, y el primer remo es el mayor. El escapulario se compone de plumas angostas, agudas y largas, y las de la espalda son casi lo mismo. La cola es breve, y sus plumas aguditas y estrechas; y sus timoneles inferiores la igualan, cubriéndola tambien enteramente las alas en reposo. El ojo es triste, su volar incierto y violento. Son ordinariamente flacos; pero buena comida. Con el susto baxan y suben la cabeza verticalmente. No se posan en árbol, ni mata, ni entran en los bosques. Miran con despejo, caminan con soltura y libertad á pasos cortos y freqüentes, y quando entran en las aguas no nadan, limitándose por lo comun á correr las orillas, las playas y prados.

Aunque los mencionados caractéres acomodan á los diez y nueve páxaros siguientes, los separaré en dos familias de Mbatuitúis y Chorlitos, poniendo á la cabeza de cada una los caractéres que la distinguen de la otra.

[page] 282

CARACTÉRES GENERALES

DE LOS MBATUITUIS.

Los he separado de las Becasinas y Chorlitos, porque tienen el ojo mas grande: el pico mas corto, fuerte, grueso, agudo y cilindrico, con alguna hinchazon cerca de la punta. La cabeza es mas grandecita y redonda, con la frente elevada perpendicularmente al pico. El cuello es mas corto, los dedos medio y exterior están unidos por membrana hasta el primer artexo; el interno es casi separado, y carecen del posterior. Tambien tienen la cola, braza y zancas mas largas que las Becasinas, con los dedos mas cortos. Y si se cotejan con los Chorlitos se verá, que ademas de lo dicho tienen la braza y pierna mayores, con la cola, tarso y dedos iguales á proporcion.

Buffon1 les llama Pleuviers; y aunque los quiere describir en general, concluyo diciendo, que lo que ha dicho pertenece á la especie que llama Dorada.

1 Tom. XV. pág. 114.

[page] 283

NÚM. CCCLXXXIX.

DEL PECHO LISTADO.

He comprado y muerto bastantes en el Paraguay, sin advertir diferencia sexûal, y no dudo que llega al Rio de la Plata. Solo se detiene por acá en verano: es sociable sin abundar, y habita los prados y lugares fangosos y húmedos. Solté tres en mi quarto y muriéron por no querer comer carne cruda, ni pan. Se manifestáron mas ariscos que el siguiente, y se escondian tras de los cofres. Á veces hostigados de la necesidad cantáron un fuerte, agrio é incómodo, que no he oido al que sigue, á quien el presente se parece en todo lo demas.

Longitud 9½ pulgadas: cola 2½: braza 22, y hasta la raiz del cuello 3¾. Baxo de la cabeza, la pluma de la base del pico y la frente, son blancas. Sobre el ojo principia una tira blanca que sigue hasta pasar el oido; pero tiene algunos piquitos largos y obscuros, sucediendo lo mismo á la quixada inferior. Delante del lagrimal comien-

[page] 284

za una mancha obscura, que atraviesa el ojo y cubre el oido. Sobre la cabeza y colodrillo de un negro, variado en aquella con piquitos blanquizcos, y en este amarillos y mas notables. Todo el cuello variado de pardo y blanco, dominando este en lo inferior de la garganta, y el pardo encima. El pecho hasta la cola blanco; pero se notan tiritas pardas al través de los costados, y casi nada en el pecho. La cola y remos debaxo plateados; pero las puntitas de la cola son blancas, con algunos piquitos obscuros en sus bordas. Las tapadas blancas opacas. La espalda y parte inmediata del pestorejo, el escapulario y cobijas, obscuras muy variadas con manchitas blancas. El lomo hasta la cola tambien obscuro; pero muy variado de manchas amarillas. Los remos, el órden mayor de cobijas y la cola, pardos; pero dicho órden y la cola tienen las puntas blancas, y ésta ademas picos albos en las orillas.

Remos 25, el primero mayor: cola 12 plumas casi iguales: pierna 33 lineas, las 12 desnudas: tarso 22, aplomado, las escamas pequeñas, exâgonales y hundidas: dedo medio 13, externo 8½, unidos con

[page] 285

membrana hasta la primera coyunture; y el interno 8: pico 10½, recto con la puntita algo corva, negro, y bastante fuertecito.

Mi Autor1 describe al Pleuvier doré de Europa dándole el pico, pies, ojos, cuello y cabeza como el mio, y como corresponde á la familia, señalándole cerca de 10 pulgadas. En quanto á colores dice. „Todo lo de encima tiene fondo negrizco, con pinceladas amarillas mezcladas con gris blanco; de manera que las manchas amarillas sobresalen en lo obscuro, y hacen que el plumage parezca dorado. Los mismos colores mas débiles están mezclados en la garganta y pecho, y el vientre es blanco." Se conoce fácilmente que esta descripcion acomoda poco al mio. Tampoco le viene tener tantas variedades individuales, accidentales ó de la edad, que entre 20 ó 30 individuos pillados al mismo tiempo apénas se encuentran dos exâctamente iguales, segun dice Baillon, bien que no le creo. Queriendo mi Autor2 describir á esta familia dice, que todo se debe aplicar al Pleuvier doré. En este concepto

1 Tom. XV. pág. 127.

2 Id. pág. 114.

[page] 286

ligo, que del mismo modo repugnan al las ban la las tarosas, que la menor no baxa de cincuenta. Igualmente no le adapta el ser muy arisco, ni el ir á pasar el verano muy al norte en Laponia, ni el estar muy gordo, ni el golpear la tierra para hacer salir los insectos. Suponiendo exâcta la estampa 904, tampoco representa al mio: de manera que los creo diferentes; pero como tienen bastantes semejanzas, parece que los han creido el mismo, y que de allí viene decir mi Autor que el de Europa se encuentra en la Jamayca, Martinica, Santo Domingo, Cayena, y Bahía de Hudson.

NÚM. CCCXC.

DEL PECHO DE MÁRMOL.

Sus costumbres creo son las del anterior. Habita el Paraguay y Rio de la Plata. Solté uno en mi quarto, y vivió un mes sin mas alimento que el maiz quebrado que desperdiciaban otros paxarillos. Pasado este tiempo compre una Becasina y la solte lo mis-

[page] 287

mo; pero viendo que no hacia caso de dicho maiz, la di pedacillos de carne cruda que comia; y observé que el Pecho de mármol, abandonando el maiz, se dedicó á comer solo carne, con lo que adquirió mucho vigor. Caminaba á pasitos cortos y freqüentes sin alterar la velocidad, y despues de cada carrerita, paraba repentinamente; de modo que casi igual tiempo estaba parado que corriendo. Me pareció que el anterior caminaba ménos, y ámbos para andar no mueven la cabeza, ni el euello, como si fuesen de una: pieza con el cuerpo. El presente me pareció estúpido, triste y cobarde, y con la luz artificial corria como de dia. Jamas se echó ni para dormir, y qua ndo tomaba un pedacito de carne, daba carrerita, paraba y lo sacudia, repitiendo varias veces lo mismo hasta que lo tragaba.

Longitud 9¼ pulgadas: cola 25/12: braza 21; y hasta la base del cuello 3¼. Otros son media pulgada mas largos. Del pico al ojo, el costado de la cabeza y debaxo de esta, son varios de obscuro y blanquizco, y el oido pardo. La frente es mas blanca que en el anterior, y se prolonga por una

[page] 288

ancha ceja, continuando un poco por el costado del cuello. Sobre la cabeza de un negro, ménos variado de blanquizco que en el anterior, formando dicho negro una entradita en la frente que no tiene el mencionado. El colodrillo y pestorejo son como en el precedente; pero la garganta, sus costados y siguiendo hasta les timoneles inferiores, son de una especie de mármol obseuro y blanco, cuyas manchas son mucho mas grandes baxo del cuerpo y en sus costados. Los citados timoneles blancos, los remos debaxo y las tapadas son lo propio que en el anterior, aunque mas opacas. La cola por debaxo parda con tiritas blanquizcas al través, y lo mismo es encima. El resto de colores sobre el páxaro como en el precedente; pero con muchas ménos manchitas blancas y amarillas.

Pico 11 lineas, y aunque poquito mas débil, es semejante al del anterior, de quien tiene todas las formas, los dedos, alas, cola, y el ojo de 4½ lineas, algo salton y sin nota en el iris: pierna 30 lineas, las 10 desnudas: tarso 21 aplomadas, y con escamas mas menudas, y no tan hundidas como en el dicho

[page] 289

NÚM. CCCXCI.

DEL ARMADO.

Debe de ser muy escaso, quando no he visto otro que el presente, comparado por noviembre en el Paraguay.

Longitud 8⅓ pulgadas: cola 2¼: braza 17¾. La frente ancha es de un color negro aterciopelado, que extendiéndose por todo el costado de la cabeza y sobre el ojo, une en medio del colodrillo, y continúa ocupando el pestorejo, baxando á formar una gola ancha mas de una pulgada en la medianía dé la garganta. Baxo de la cabeza de un blanco, que se extiende por debaxo del oido y por la parte alta de la garganta. Lo superior de la cabeza y del cogote blancos, con una grande mancha parda clara en medio. Todo el resto baxo del páxaro es blanco, ménos la mitad extrema de los remos del trozo exterior que es obscura, y encima negra, como el escapulario, y una pulgada de la punta de la cola. El resto de los remos encima y el órden mayor de

TOM. III. T

[page] 290

cobijas blancos, como lo demas de la cola, rabadilla y lomos; y la espalda y cobijas restantes pardas muy claras.

Remos 26 ó mas, el primero mayor: cola 12 plumas iguales y quadradas: pierna 29 lineas, las 11 desnudas: tarso 23 roxas: dedo medio 9, externo 7, poco ménos el colateral, y los tres tan poco unidos por membrana, que pueden decirse separados; en lo que y en la medida del tarso difiere de los precedentes: pico 10⅓, negro con un poco en la base de la mitad inferior naranjado, que es el color de la borda del párpado. En el ángulo saliente del ala hay un punzon de hueso patdo blanquizco, agudisimo, algo corvo, cónico, largo 3½ lineas, ancho en la base una; de modo que mas bien es una alesna.

Mi Naturalista1 le llama Pleuvies armé de Cayenne. Le describe con los colores que yo; ménos que le pone la gola muy abaxo en el pecho, y le dá negros todos los remos; pero el decir que tiene la estatura del de Europa y el pico mas largo, no son comparaciones muy justas. La estampa 833 tambien le marca muy abaxo la gola,

1 Tom. XV. pág. 161.

[page] 291

le prolonga el pico, y le tiñe el tarso pajizo.

Añade mi Autor que el Amacoxque de Fernandez, páxaro griton, cuyo plumage es mezclado de blanco y negro, que tiene dos collares, y vive todo el año comiendo insectos en la laguna de México; le parece un Pleuvier, aunque no lo asegura por haber omitido la explicacion del número de dedos. Sobre esto pienso de muy diverso modo, y mas bien presumo, que el Amacozque es mi Chajá del núm. CCCXLI, porque le acomoda exâctamente todo lo dicho.

NUM. CCCXCII.

DEL COLLAR NEGRO.

No le conozco diferencia sexûal. Corre solo y en familias las playas de los rios y lagunas, los prados de gramilla y los campos limpios, aunque estén secos, por todos estos payses; donde es estacionario, y su caminar, volar, figura y procedimientos, son de la familia. Parece que duerme poco de neche, pues alguna vez lo he encontrado ca-

T 2

[page] 292

minando, y otras le he oido cantar volando muy cerca de mí.

Longitud 5¾ pulgadas: cola 1¾: braza 11¾. Del pico va al lagrimal una manchita negra, y el tupé de 2½ lineas blancas se extiende incluyendo el ojo hasta sobre el oido. Tras del tupé hay otro ancho 4 lineas muy negras, y tras de éste sobre la cabeza una tirita roxiza. De aquí á la cola y cobijas menores de un pardo como polveado de canela. Los remos y cobijas mayores pardas obscuras, con la puntita blanca en éstas, y en los remos de los trozos internos. La pluma exterior de la cola y su inmediata blancas, y las demas pardas obscuras con la puntita blanca. El oido negro, como una bonita gola en lo inferior de la garganta. Tras del ojo nace una notable tira de canela que sigue el costado del cuello hasta la gola. Desde la horqueta y ángulo de la boca la mitad del cuello que encierra la garganta, y desde la gola á la cola, con los costados y tapadas, es todo muy blanco, y los remos debaxo plateados; cuyos mástiles encima son blancos, con los extremos pardos en el trozo exterior.

Remos 25, el primero mayor: cola 12

[page] 293

plumas en escalerilla: la de afuera 3 lineas mas corta: pierna 17, las 5 desnudas: tarso 13 blanquecinas: dedo medio 6⅓, exterior 5½, unidos con membrana hasta la primera coyuntura; y el interior casi nada, largo 4: pico 6¼, recto, negro: iris insensible.

Buffon1 dice de su Pleuvier à colier: „Tiene cabeza redonda, pico muy corto, calzado, blanco ó amarillo en la primera mitad, y negro en la punta. La frente es blanca, y una banda negra hay sobre la cabeza, á quien cubre un solideo gris. Este solideo está limitado por una tirita negra, que sale del pico y pasa por debaxo de los ojos. El collar es blanco, y en el pecho hay una plasta negra. La capa de un gris opaco, los remos negros, y lo inferior del cuerpo blanco. Tal es en globo su vestido; porque para explicar todas las diferencias en la distribucion ó en extension de dichos colores, las de un poco mas claros ó mas fuertes, mas embrollados ó limpios, sería menester hacer otras tantas descripciones que establecerian casi tantas espe-

TOM. III. T 3

1 Tom. XV. pág. 142.

[page] 294

cies como individuos se viesen. A pesar de estas ligeras diferencias verdaderamente individuales ó locales, se reconoce ser este paxarito el mismo en casi todos los climas. Me lo han traido de Siveria, del Cabo de Buena Esperanza, Filipinas, Luisiana y Cayena. Cook le vió en el Estrecho de Magallanes, Ellis en la Bahía de Hudson, y Marcgrave en el Brasil le llama Matuitúi. Willughbi se admira de ver que habita la América Meridional y la Eupa; lo que en verdad es un hecho maravilloso, que no se puede explicar sino por el principio que estableci sobre la naturaleza de los páxaros de agua y de ribera: los quales viajando poco á poco se acostumbran á todas las regiones, porque su vida pende de un alimento que hace mas iguales á todos los climas, proporcionando en todas partes el mismo fondo de subsistencia. De manera que han podido establecerse de norte á medio dia, y encontrarse igualmente baxo de los trópicos y en las Zonas frias. Así este paxarillo existe en todo el globo, sin mas diferencias que algunas variedades en el vestido; las quales deben mirarse como tintas locales,

[page] 295

ó libreas de los climas, tomadas por los páxaros, mudando mas ó ménos sus plumas baxo de diferentes cielos. Vive en las orillas del agua y de la mar, corriendo las riberas, y volando de tanto en tanto siempre gritando; por cuyo motivo en algunas partes de Francia le llaman con razon Criard, por sus gritos importunos y continuos, quando le incomodan miéntras alimenta á sus pollos."

En vista de los colores mencionados, y de los que le da Brisson en la Nomenclatura, no puede dudarse que tratan de mi páxaro, bien que no están bien explicados. Yo le conocí al instante en la estampa 921, no obstante de tener los defectos de marcarle negro un tupé estrecho, de no incluirle el ojo en lo blanco de la frente, de señalar una borda posterior blanca á lo negro sobre dicha frente, de darle el resto sobre la cabeza como la capa, de hacer que lo blanco de la garganta y lo negro de la gola unan en la nuca, de privarle de canela en el costado del cuello, y de pintarle zancas amarillas. Como siempre he encontrado á los individuos idénticos, creo que todas las diferencias con la estampa, y las que indica el

T 4

[page] 296

autor son equivocaciones, y no variedades, como supone sosteniendo el influxo de los climas, que otra multitud de observaciones demuestra su no exîstencia. La estampa 920, que da por duplicada, tiene los defectos de la dicha, y aun otros. Por lo demas, nada tiene de extraño que este paxarito se encuentre en todo el mundo, quando lo propio sucede á otra multitud de agua y de todos, aun de los que vuelan muy poco, y de los que son de los mas pequeños y pusilánimes, segun ya hemos visto. Por lo que hace á sus gritos importunos y continuos; no hace mas de lo que todo Chorlito, admirándome que le den el nombre de Chillon, y que tenga reputacion de tal. Refiere tambien que en Inglaterra encuentran su nido sobre las rocas de la costa, y que los cazadores dicen que no hace nido, sino que pone los huevos en la arena de las riberas: que son verdosos manchados de pardo: y que los pollos no vuelan hasta el mes ó cinco semanas. Nada puedo hablar sobre esto; pero no creo lo que dice, que los padres se esconden en agujeros y debaxo de las puntas que salen. Por consiguiente los que se fundan en esto, para probar que es el Chara-

[page] 297

dríos de Aristóteles, ciertamente no van seguros; bien que no entro en esta qüestion Añade á lo dicho que la especie tiene otra raza mas grande, del tamaño del Mauvis, ménos conocida y extendida; pero que en realidad le parece simple variedad, fundándose, en que se encuentran entre las dos otras que al parecer las unen. Sobre esto no sé, sino desconfiar, y no creer.

NÚM. CCCXCIII.

DEL ZANCUDO.

Es páxaro escaso en todos estos paises. Va solo y en familias; y le llamo Zancúdo, porque quizá no hay otro que á proporcion de su poca carne tenga zancas tan largas. Es estacionario, y habita las lagunas limpias, entrando hasta la rodilla. El pico y dedos tambien son demasiado largos, y aquel no muy fuerte. La braza es algo mas corta que en los anteriores, y el iris de carmin. Las referidas circunstancias le apartan de los precedentes, á quienes se parece en todo lo

[page] 298

demas. Es mediamente arisco, é intrépido en el andar despejado y á pasos largos. Su voz, que se oye rara vez, dice gaa desagradablemente, por lo qual y por sus colores le llaman algunos Gaviotilla. Vuela con bastante velocidad, estirando las piernas, que salen mucho tras de la cola.

Longitud 13¾ pulgadas: cola 2¾: braza 27; y hasta la raiz del cuello 7¼; pero estiradas las piernas exceden 6 á la cola. En la base del pico nace lo blanco, que ocupa todo lo alto de la cabeza casi hasta el cogote, y comunica por el ángulo de la boca con lo inferior de la cabeza, garganta y su inmediacion, lo inferior y costados del cuerpo, rabadilla y lomos, que todo es muy blanco. Tambien lo son los párpados, y la cola negra. Este color comienza en el lagrimal, y siguiendo por debaxo del ojo, comunica con el cogote y sigue el pestorejo hasta su raiz, donde hay una tira blanca al traves que une con lo blanco de debaxo. La espalda obscura, y los remos, cobijas y tapadas, negras. Algunos individuos difieren, en que lo negro es obscuro, y lo obscuro pardo; lo que atribuyo á la edàd. Por julio tuve en Buenos Ayres uno idéntico al descrito, pero

[page] 299

con la cola de un blanco no tan puro como el del resto.

Remos 27 de mayor á menor: cola 12 plumas iguales: pierna 56 lineas, las 33 desnudas: tarso 52 roxas, con escamas casi insensibles solo delante: dedo medio 17, externo 13, interior 12 con la union que el precedente: pico 27½, recto, negro, cilindrico, y no grueso ni fuerte.

Mi Autor1 le llama Echasse. Confiesa que sus costumbres le son desconocidas, y que solo ha visto uno, que le enviáron de Poitou en Francia por páxaro nunca visto que matáron en una laguna. Esto supuesto merece poca fe, quando dice que su andar es lento y trabajoso, y que la especie es débil; porque nada ha visto, y todo es oido y errado. En quanto á lo demas dice, que sus zancas son tres veces mas largas que el cuerpo; lo que es una ponderacion desmedida, aun quando quitase al cuerpo el cuello y la cola, y tomase por zancas los muslos, dedos y uñas. Tambien le alarga el tarso hasta 8 pulgadas, incluyendo lo desnudo de la pierna; y lo mismo el pico, que le da de 34 lineas. Pero á uno y otro apli-

1 Tom. XV. pág. 177.

[page] 300

ca los colores y formas que yo, y tambien eleva la frente, y le da cabeza redonda. Dice: „sus alas son tan largas, que exceden á la cola, que es bastante breve; siendo ámbas negras, como la espalda, con reflexos azules verdosos. Detras de la cabeza es gris pardo, el pestorejo una mezcla de pardo y blanco, y todo lo inferior blanco desde la horqueta á la cola." Por supuesto que esta descripcion no es completa ni tan exâcta como la mia. Su estampa 878 es mala. Brisson se equivoca á mi ver, dándole la pluma exterior de la cola casi blanca y las demas cenicientas claras; ó acaso vió un individuo singular como el que tuve en Buenos Ayres. Plinio le llama Himantopus, y se engaña en decir, que nace en Egipto, y que se alimenta puramente de moscas; aunque podrá ser cierto que no le hayan podido alimentar en Italia sino pocos dias.

Añade mi Autor: „Le han visto en Francia, en Italia, en el Danubio, en las tierras del norte de Escocia, y en el Nuevo Mundo; pues Fernandez trata de una variedad en Nueva España, diciendo que habita las regiones frias, y que no baxa á

[page] 301

México sino por invierno." Pero yo, sin dudar su existencia en dichos lugares, no creo que el de Fernandez sea variedad, sino la propia especie: ni tampoco que sea de pasa en México, quando no lo es en el Paraguay, ni en Buenos Ayres, ni en la Jamayca Concluye Buffon diciendo, que el de Fernandez es algo mayor, y que tiene blanco y negro en las alas. Yo no sé en qué funda tal diferencia en magnitud; y como no dudo que el tal Fernandez escribió parte de sus páxaros por informes, ó por lo que le pareciéron viéndolos volar de léjos, fundandome en la confusion con que habla siempre; no le creo quando dice que su páraro tenia las alas variadas de blanco y negro, ni en que sea mayor que el de Europa ó el mio. Si le da cola blanca, será porque la miró por debaxo oculta con los timoneles, ó porque vió algun individuo singular como el que he citado.

[page] 302

CARACTÉRES GENERALES

DE LOS CHORLITOS.

Hablando de los Mbatuitúis en general, indiqué sus diferencias con los Chorlitos. Resta solo advertir las que tienen con las Becasinas, y son: el no ser tan nocturnos: el ocultarse mucho ménos, ó por mejor decir nada: el caminar con mayor soltura: el tener las alas y zancas mas largas, los dedos algo unidos por membrana, y el posterior mas corto: y el pico algo mas breve, no tan recto, algo mas agudo, y no acaba en porrita.

Mi Autor1, hablando en general de las Becadas, Becasinas, Chorlitos y de la mayor parte de los páxaros de laguna dice: que tienen los sentidos obtusos, el instinto reducido á sensaciones groseras, y el natural limitado á buscar su alimento en el barro sin conocer las gracias, alegria, juegos y diversiones de los terrestres. Pero sin duda no se acordó de los Ypacahás y Yahanás, que

1 Tom. XIV. pag. 274.

[page] 303

tienen el carácter mas activo y alegre, y las formas mas elegantes que todos los campestres. Tampoco se componen los sentidos obtusos, con decir allí mismo que buscan la comida ménos con los ojos que con el tacto y olfato; pues, si esto fuese cierto, les daria una perfeccion sobre todos en estos dos sentidos. Supone, y tampoco le creo, que de dia están parados á la sombra, porque su vista débil y el natural tímido les hacen preferir la obscuridad de la noche y los crepúseulos á la luz del dia. Pues los Chorlitos caminan de dia lo mismo que los demas páxaros diurnos, aunque no por esto negaré que alguna vez vuelan de noche.

Por último habla de la familia de sus Barges, poniéndola inmediata á la Becada, porque dice tienen la misma forma de cuerpo, con las zancas mas elevadas, y pico mas largo, aunque de la propia hechura. Sobre esto no puedo hablar, porque no conozco á la Becada, sino únicamente algunos Barges, pues lo son mis primeros Chorlitos. Añade que los Barges tienen pico tierno, liso, un poco corvo, y no agudo, ni propio como dice Gesner para flechar los pescados. Cree que viven de insectos pillándolos en el bar-

[page] 304

ro; pero algunas especies los cogen tambien en el campo seco. Es cierto que son algo inquietos como dice, si por esto se entiende, que siempre caminan. Tambien lo es que gritan al tomar vuelo; pero aquí no huyen de muy léjos, y no solo habitan las cercanías del mar y las aguas saladas, como supone, sino igualmente el Paraguay y sus dulces lagunas. En Picardia de Francia dice que se les conoce una pasa arreglada; y aquí hay algunos estacionarios.

Despues1 hace otra familia, llamándola de los Chevaliers, porque teniendo las zancas muy largas, parece que están montados. Los separa de los Barges, porque dice, que aunque mas pequeños de cuerpo, tienen igual altura de zancas y pico mas corto; pero en mi juicio se equivoca, pues las zancas son proporcionales á las longitudes en unos y otros, sin que los Chevaliers aventajen en esto á los Barges. En quanto á la estatura parece que tampoco habla con propiedad. De manera que solo podrán separarse ámbas familias por la longitud del pico; lo que parece insuficiente, quando su hechura es semejante.

1 Tom. XIV. pág. 294.

[page] 305

Por lo demas, si aun despues de haber yo descrito á estos páxaros con atencion, me he visto confuso para discernir sus especies, οque podré esperar de las comparaciones con Buffon y sus estampas? Yo tengo por tan trabajosos y expuestos tales cotejos, que no entraré en ninguno.

NÚM. CCCXCIV.

DEL RABADILLA BLANCA.

Es estacionario en el Paraguay, y no lo he visto en el Rio de la Plata, donde sin embargo presumo que exîstirá. Es escaso, y lo he encontrado siempre solo en las orillas limpias de lagunas.

Longitud 13⅔ pulgadas: cola 31/12: braza 23¼. Tiene blanca la rabadilla, y lo inferior, y gran parte del costado del cuerpo, baxo de la cabeza, una tirita al rededor del ojo, y una manchita delante del lagrimal. El resto de la cabeza y cuello son pardos veteados con blanquizco. El escapulario y la cola pardos, con piquitos obscuros y blancos en las bordas; y en el mis-

TOM. III. V

[page] 306

mo caso están los remos y cobijas de los trozos internos. Los remos y cobijas del trozo externo obscuros, con pocos de dichos piquitos solo en los tres ó quatro remos interiores, cuyas cobijas tienen la puntita blanca. Las cobijas inmediatas al encuentro y los lomos pardos con las bordas blancas. La cola, los trozos internos de los remos y los dos órdenes mayores de tapadas, todo por debaxo, son á tiritas blancas y pardas. Las demas tapadas blancas; pero cada una tiene una tirita obscura que forma el contorno de una media elipse, con una linea negra dentro. El costado del cuerpo blanco con tiritas obscuras al través.

Remos 27, el primero mayor: cola 12 plumas, la central y exterior iguales y poco mas largas que las otras: pierna 40 lineas, la mitad desnuda: tarso 32, secas y amarillas: dedo medio 17, unido por membrana hasta la primera falange al exterior, y poquito al interno: pico 26, recto, aunque algo hundido en la medianía.

[page] 307

NÚM. CCCXCV.

DEL FRENTE ACANELADA.

He tenido varios idénticos en el Paraguay, y tambien creo lo he visto en Buenos Ayres. Solté algunos vivos en mi quarto, y muriéron por no querer comer carne cruda, ni maiz quebrado. Creo es de pasa.

Longitud 12½ pulgadas: cola 2½: braza 23⅚, y hasta la raiz del cuello 6¼. La cabeza es á proporcion mas abultada, el cuello poco mas grueso, y tiene mas carne que los demas; y tambien lleva el cuerpo mas horizontal. La base del pico y la horqueta son de canela. El párpado y una notable manchita sobre él son blancos; como encima de la rabadilla, baxo del cuerpo y los dos órdenes mayores de tapadas en los trozos internos; pero baxo del cuerpo y sus costados no es lo blanco tan puro. El resto de la cabeza y todo el cuello pardos, aunque sobre aquella algo mas obscuro. La espalda, la parte inmediata del pestorejo y los lomos, pardos mas obscuros que en

V 2

[page] 308

la especie anterior, y con las plumas redondas ribeteadas de mas obscuro. Los timoneles superiores y cola casi negros, con la punta cenizosa en la última. Las cobijas pardas con los mástiles obscuros; pero el órden mayor tiene la puntita blanca en los trozos externos. Los remos pardos, mas obscuros en el trozo exterior y con los mástiles muy blancos, ménos en la punta y raiz. Los remos debaxo plateados, y las tapadas menores obscuras en los trozos internos, y las del exterior tienen la puntita blanca.

Remos 26, de mayor á menor: cola 12 plumas, la central y externa poquito mas cortas que las demas: pierna 36 lineas, las 15 desnudas: tarso 27½, lisas y obscuras: dedo medio 16, con union como el precedente: pico 33, recto, obscuro, no fuerte, y la mitad superior excede mas de una linea: iris insensible.

NÚM. CCCXCVI.

DEL PARDO PICADO DE BLANCO.

Siempre lo he visto en las lagunas del Pa-

[page] 309

raguay, buscando á todas las horas del dia su vida, metiéndose en el agua hasta la rodilla; y habiendo quebrado el ala á uno, nadaba y me costó trabajo cogerle. Solté algunos en mi quarto, y muriéron sin querer comer carne, ni maiz.

Longitud 12¼ pulgadas: cola 2¼: braza 22½, y hasta la raiz del cuello 6. Una tirita blanca vá de sobre el lagrimal á la nariz. Del mismo color son el párpado inferior, baxo de la cabeza, lo inferior y costados del cuerpo, y los timoneles superiores; pero estos y los mayores de debaxo tienen raras tiritas pardas. La garganta y su inmediacion blancas, con una manchita parda, estrecha y larga en el centro de cada pluma. Casi lo mismo es el costado de la cabeza; pero del lagrimal al pico es obscuro. Sobre la cabeza hasta la espalda hay plumas obscuras con bordas blancas. La espalda, lomos, todas las cobijas y los remos de los trozos internos, son pardos obscuros, con piquitos blancos en las bordas, y otros obscuros casi insensibles. Los remos del trozo exterior y sus cobijas obscuras, y la cola á tiritas blancas y pardas, dominando estas. Las tapadas menores tie-

TOM. III. V 3

[page] 310

nen en medio de cada una una tirita parda puntiaguda, siendo lo demas blanco; y las mayores plateadas con faxas obscuras poco sensibles. Algunos tienen tiritas pardas en el costado del cuerpo.

Remos 26, el primero mayor, y el único de mas blanco: cola 12 plumas en escalerilla: la externa y su inmediata 3 lineas mas corta que la central, que es aguda: pierna 38, las 18 desnudas: tarso 31 amarillas: dedo medio 16 con membrana como los anteriores: pico 26, recto, opaco hundido en la medianía del caballete, verde obscuro en el primer tercio, lo demas negro, bastante fuertecito, y la punta algo delgada: iris insensible, y el cuello algo delgado.

NÚM. CCCXCVII.

DEL CAMPESINO.

Le creo de pasa, y me parece que llega al Paraguay por septiembre en bandadas de 10 á 20, que al levantarse cantan bibi. Los he encontrado en los campos despeja-

[page] 311

dos, secos y húmedos; pero nunca en lagunas, ni rios. Solté uno en mi quarto, donde comia pedacillos de carne cruda. Jamas se echó, dormia sobre un pie, caminaba despejadamente con la luz natural y artificial, y nunca se ocultó.

Longitud 11¾ pulgadas: cola 2¾: braza 25½. Lo alto de la cabeza y siguiendo hasta la cola, y las cobijas, son pardas obscuras, con las bordas de las plumas blanquizcas; pero dicho pardo es ménos obscuro en el cogote, y lo blanquizco á manchitas desde la espalda á la cola. Esta á faxitas pardas y blanquizcas, y los remos pardos. El costado de la cabeza como el cogote, aunque algo mas claro, notándose una tirita sobre el ojo todavía mas blanquizca. Baxo de la cabeza blanco, y garganta y costados del cuello claros, con una graciosa manchita obscura en medio de cada pluma. Las del pecho hasta el ano y costados son de un blanco pardo con un manchita obscura en figura de lengüeta de flecha en cada una. El resto hasta la cola blanquizco pardo, y las tapadas, de canela débil, con manchitas y tiritas graciosas pardas obscuras, ménos el órden

V 4

[page] 312

mayor que es plateado con tiras obscuras débiles al través: párpado blanquizco.

Remos 28, el primero mayor: cola 12 plumas en escalerilla: la de afuera 4 lineas mas corta: pierna 33, las 12 desnudas: tarso 24, aplomadas: dedo medio 12, unido por membrana como en los anteriores: pico 22, recto hasta mas de la mitad, el resto algo corvo, casi negro, y las mandíbulas acaban en una especie de cucharita: iris insensible.

NÚM. CCCXCVIII.

DEL RIBETES BLANCOS ACANELADOS.

Este páxaro y los que siguen son por lo general mas flacos que los precedentes, y tienen el pico mas corto á proporcion. En quanto al presente, repito todo lo que dixe del anterior.

Longitud 11⅙ pulgadas: cola 3: braza 20⅚. La pluma sobre la cabeza es obscura con las bordas blancas acaneladas. En el mismo caso están la espalda hasta la cola, y las cobijas menores de los trozos inter-

[page] 313

nos. El costado y baxo de la cabeza, y lo inferior y costados del cuerpo, casi blancos. La garganta, costados del cuello y la nuca, tienen plumas casi blancas con los centros casi negros. El trozo exterior entero del ala obscuro con tiritas blancas al través, ménos en el segundo, tercero y quarto remos; y desde el quinto inclusivè todos los demas tienen la punta blanca. El órden mayor de cobijas de los trozos internos tiene los centros pardos, las orillas acaneladas, y lineas negras al través. En toda la cola hay algo blanco en la punta, y luego una mancha negra: ademas la pluma central es parda con tiritas negras mal seguidas; y las demas son acaneladas con algo blanco en las bordas, y lineas mal seguidas negras al través. Las tapadas forman un bonito jaspe blanco y negro.

Remos 20 ó mas, el primero mayor: cola 12 plumas en escalerilla, la de afuera 3 lineas mas corta: pierna 31, las 13 desnudas: tarso 24½, pajizas, no flacas, y apénas se conocen las escamas: dedo medio 12, unido con membrana al exterior hasta el primer artexo, y el interno separado: pico 14, recto con la puntita algo corva, ne-

[page] 314

gro arriba y la punta de abaxo, lo demas pajizo.

NÚM. CCCXCIX.

DEL PARDO MAYOR.

Le compré por octubre en el Paraguay, y habiéndole suelto en mi quarto, murió al tercero dia sin querer comer migas de pan, maiz quebrado y carne cruda.

Longitud 10 pulgadas: cola 2¼: braza 18, y hasta la base del cuello 4½. Baxo de la cabeza, lo inferior y costados del cuerpo, y los timoneles superiores, son blancos. De sobre el lagrimal vá al pico una manchita blanca, baxo de la qual hay otra obscura. La garganta y sus costados son varios por igual de pardo y blanco. Sobre la cabeza hasta la espalda pardo: lo mismo son, aunque algo mas obscuros, la espalda, lomos, cobijas y remos; pero las cobijas tienen raros piquitos blanquizcos. La cola es como la del núm. CCCXCVI, y las tapadas difieren poco de las del mismo, solo que tienen mucho mas blanco, y lo demas mas apagado.

[page] 315

Remos 25, el primero mayor y con el mástil blanco: cola 12 plumas, la de afuera y su inmediata 2½ lineas mas cortas que la central: pierna 33½, las 17 desnudas: tarso 26, secas, amarillas vivas, y con escamas algo ásperas delante: dedo medio 14½, con las mismas uniones de membrana que el del citado núm. 396: pico 17, recto, con la puntita muy poquito corva, y todo como en el mencionado, ménos la lengua que es mas delgada, tiesa y larga.

Despues compré otro idéntico en colores, mucho mas flaco de carne. Tenia 2 lineas mas de cola, 1 de pierna, y 3¼ de tarso, y el color de éste era mas apagado.

NÚM. CCCC.

DEL PARDO MENOR.

Le he visto correr solo y con otro las orillas de las aguas en el Paraguay; y habiendo soltado dos vivos en mi quarto, sucedió lo que con el precedente.

Longitud 8¼ pulgadas: cola 2⅙: braza 14¾, y hasta la raiz del cuello 3¾. Otros

[page] 316

son media pulgada menores. De la nariz sale una tirita blanca que termina sobre el lagrimal. Del propio color son la borda del párpado, baxo de la cabeza, y lo inferior y costados del cuerpo. Los costados de la cabeza, la garganta y su inmediacion, tienen plumas blancas con los centros pardos. Las tapadas á tiras no muy regulares blancas y obscuras; pero las del trozo externo son obscuras, ménos las del encuentro que tienen rayas blancas. Sobre la cabeza hasta el lomo, las cobijas, y los remos de los trozos internos, pardos con tal qual punto blanco muy raro. Los remos del trozo exterior obscuros como sus cobijas; y el lomo es como la espalda con ribetes casi insensibles blancos. La pluma interna de la cola parda, y las demas á faxas blancas y obscuras.

Los individuos menores, que creo hembras, tienen las propias tintas; pero entre la nariz y el ojo, en la garganta, y en la cola, hay mas blanco, y la pluma central de esta tiene piquitos albos en las bordas; los quales tambien dominan mas sobre el cuerpo que en el descrito. Los colores pardos son mas obscuros, y todos algo mas fuertes.

[page] 317

Remos 24, el primero mayor: cola 12 plumas casi iguales: pierna 25 lineas, las 10 desnudas: tarso 17, lisas, forradas con piel amarilla verdosa: dedo medio 11, unido por membrana al exterior hasta la primera coyuntura, y el interno separado: pico 15, recto, obscuro encima y la punta, lo demas verde pálido, y el iris insensible.

NÚM. CCCCI.

DEL LOMO NEGRO.

Le compré en el Paraguay, y es el único que he tenido. Longitud 8½ pulgadas: cola 2¼: braza 16. Una tirita blanca poco notable sale del pico, y pasando por la ceja, entra algo en el cogote. Baxo de la cabeza, lo inferior y costados del cuerpo, y las tapadas, son blancas, ménos las menores de estas que están jaspeadas con pardo. La garganta y sus costados tienen plumas blanquizcas con los centros obscuros. Sobre la cabeza obscuro con pocas motas de canela débil, y el cogote y pestorejo obscuros

[page] 318

con las bordas de las plumas blanquizcas. La espalda y escapulario obscuros con las orillas acaneladas, y lo propio son las cobijas con los colores mas claros. El lomo hasta la cola negro, con poco acanelado en las puntas; pero los timoneles exteriores de encima son blancos con una mancha obscura cada uno. La cola parda clara con un hilo blanquizco en las orillas. Los remos y el órden mayor de cobijas pardos; pero estas tienen la punta blanca.

Remos 24, el primero mayor y el único con el mástil blanco: cola 12 plumas, la de afuera y su inmediata 5 lineas mas cortas que la central, que es aguda: pierna 24½, las 8 desnudas: tarso 15½, amarillas verdosas, poco suaves para Chorlito: dedo medio 10⅓, separado de todos: pico 13½, obscuras, recto con poca curvatura en la mitad de la punta, que acaba en cucharita.

NÚM. CCCCII.

DEL PIES ROXOS.

Le compré por noviembre en el Paraguay,

[page] 319

y no he visto otro. Longitud 8½ pulgadas: cola 2⅙: braza 17¾, y hasta la raiz del cuello 3½. El tupé es pardo muy blanquizco. La pluma de la cabeza parda con orillas blanquizcas, y casi lo mismo son el cogote y nuca. De esta al tercio del pestorejo obscuro con bordas blancas; y el resto hasta la espalda inclusive, el escapulario, y un poco sobre la rabadilla, son obscuros, ménos las plumas externas del escapulario que son muy blancas; lo mismo que todo el lomo, los timoneles superiores, todas las cobijas del trozo externo (ménos las inmediatas al encuentro), lo inferior y costados del cuerpo, los remos debaxo, las tapadas y baxo de la cabeza. Ademas el mismo color blanco se introduce hasta media garganta por un seno en ángulo agudo, formado por las plumas obscuras variadas con blanco, que ocupan la mitad alta de la garganta y sus inmediaciones con todo el costado del cuello. El órden mayor de cobijas en los trozos internos tiene un buen pedazo blanco en las puntas: las demas cobijas obscuras con los mástiles negros; y las del trozo exterior, y los remos, obscuros, con los mástiles blancos en estos. Los

[page] 320

remos de los trozos interiores tienen la punta blanca, y una manchita idem se advierte en los del trozo exterior, ménos en los cinco primeros. La mitad de la raiz de la cola y la puntita blancas, con el intermedio obscuro.

Remos 25, el primero mayor: cola 12 plumas en escalerilla, la de afuera 3 lineas mas corta: pierna 25, las 5 arremangadas: tarso 13½, naranjadas, y los dedos separados: el medio 10: pico 10⅓, rectísimo, agudo y fuerte para Chorlito, negro, comprimido por los costados, y la mitad superior conocidamente mas gruesa: ojo algo pequeño.

NÚM. CCCCIII.

DEL GARGANTA BLANCA ACANELADA.

Compré dos idénticos en el Paraguay por noviembre, y son los únicos que he visto.

Longitud 7⅔ pulgadas: cola 2⅙: braza 15¾, y hasta la raiz del cuello 3. El tupé, el costado de la cabeza, baxo de ella hasta el pecho y las tapadas menores, son blan-

[page] 321

cas acaneladas. Lo inferior del cogote y la nuca tienen el propio fondo; pero en medio de cada pluma á lo largo hay una lista obscura. Del pecho á la cola, costados, tapadas mayores y mas de la mitad de los remos debaxo, blancos; y el resto de los remos, con las tapadas mayores del trozo externo, pardas, con bordas blancas finamente punteadas de pardo. Sobre la cabeza, de la nuca á la cola y el escapulario, tienen plumas obscuras con ribetes blancos acanelados. Las cobijas obscuras con anchos ribetes pardos blanquizcos. Los remos y órden mayor de cobijas del trozo externo obscuros, y los demas pardos con ribete blanco en las puntas, y tras de cada ribete otro paralelo mas angosto y obscuro. Todos los remos tienen un piquito blanco en la punta.

Remos 24, el primero mayor: cola 12 plumas aguditas y en escalerilla, la de afuera 4 lineas mas corta: pierna 23, las 8 arremangadas: tarso 16½, amarillas: dedo medio 10, todos separados: pico 9, negras; y aunque de la misma forma que el del siguiente, es mas calzado y la cabeza mas redonda.

TOM. III. X

[page] 322

NÚM. CCCCIV.

DEL PESTOREJO PARDO.

Me parece de los mas comunes en el Paraguay, y no es arisco. Vive en sociedades de como veinte; y aunque corre las orillas de las aguas, me parece le acomodan mas los campos y prados húmedos.

Longitud 6¾ pulgadas: cola 2: braza 14, y hasta la raiz del cuello 2¾. Otros son poco menores. De la nariz nace una tirita blanquizca que pasa sobre el ojo, y una manchita obscura, tambien poco sensible, hay en el lagrimal. El costado y sobre la cabeza y siguiendo el pestorejo son pardos; pero sobre aquella hay puntos mas obscuros casi insensibles. Baxo de la cabeza, el pecho, lo inferior y costados, tapadas menores y timoneles de encima, blancos. La garganta tiene el centro de las plumas obscuro y lo demas blanquizco. Las tapadas menores forman un jaspeado simétrico blanco y pardo. La espalda, lomos, remos y cobijas, pardas con las puntitas

[page] 323

blanquizcas, aunque el centro de las de los lomos es obscuro. Ademas el órden mayor de cobijas tiene la puntita blanca, que es el color de los mástiles de los remos: cola parda, con la pluma interior obscura y muy aguda.

Remos 25, el primero mayor: cola 12 plumas, la de afuera 2 lineas mas corta que la central. La tercera y quarta iguales, y 3 lineas mas breves que la exterior ó primera, y las demas en escalerilla: pierna 19½, arremangada en lo inferior: tarso 13, pardo obscuro: dedo medio 9, y todos separados: pico 11, negro, casi recto, no fuerte, y acaba en cucharita.

NÚM. CCCCV.

DEL GOLAS OBSCURA Y BLANCA.

No he visto sino el presente, que compré en el Paraguay, y me parece muy diferente de los anteriores; de modo que puede tenerse por páxaro singular.

Longitud 8¼ pulgadas: cola 2: braza 13¾, y hasta la base del cuello 4. Una tira

X 2

[page] 324

casi blanca sigue á lo largo la cabeza, y lo demas sobre ésta es casi negro. Encima de lo posterior del ojo nace una tira blanca que acaba en lo alto del colodrillo, y de la nariz principia un hilo blanco que acaba luego. Tambien es blanca la ceja. Junto al ángulo de la boca es obscuro, y el costado y baxo de la cabeza con todo el cuello son pardos. De la raiz del ala vá á la de la otra por delante una gola obscura; desde la qual á la cola, costados y tapadas, son blancos, aunque el órden mayor de éstas es variado con pardo. Entre la citada gola y la raiz del cuello hay otra gola muy blanca, que no une en la garganta, y al llegar á la raiz del ala, estrecha y se dirige á medio lomo cambiándose en canela, y siguiendo por el costado exterior de las plumas de la espalda, que en lo demas son obscuras. El escapulario obscuro; pero en su medianía y parte externa hay algunas plumas muy blancas. Las cobijas menores varias de pardo y canela, y los dos órdenes mayores obscuros con gotas y lentejas blancas, mas notables en el segundo órden. Los remos pardos con lentejas blanquizcas, y los lomos y cola pardos cla-

[page] 325

ros con lineas sutiles al través mas obscuras.

Remos 24, el primero y segundo mayores, y la totalidad del ala mas ancha que en los precedentes: cola 12 plumas no fuertes, estrechas y en escalera, la de afuera 10 lineas mas breve que la central; y ésta es particular, por mas débil y agudísima: pierna 27, las 8 desnudas: tarso 19½ verdes: dedo medio 14½, poquísimo unido con membrana al exterior, no al interno: pico 18, casi recto hasta los dos tercios, el resto mas corvo que en los precedentes principalmente la punta, que casi acaba en gancho color de aceytuna, siendo lo demas verde, y el ojo todo negro.

NÚM. CCCCVI.

DEL CABEZA Y CUELLO OBSCUROS.

A fines de noviembre le compré en Buenos Ayres bastante estropeado, y aun falto de plumas en las alas y cola. No he visto otro, y tambien le reputo por singular y diverso de todos.

Longitud 8¼ pulgadas: cola 1½: braza

TOM. III. X 3

[page] 326

13. Una tira casi blanca sigue toda la cabeza á lo largo, dividiéndola en dos mitades. El resto de la cabeza y el cuello entero son obscuros, como el escapulario y la espalda; pero las plumas externas del escapulario, que están ocultas por las de encima del mismo, tienen grandes manchas blancas en las puntas, y las mas inmediatas al cuerpo del propio escapulario son muy estrechas y agudas, con la barba exterior blanca pálida; cuyo color volviéndose blanco sigue hácia delante con una tira que termina notablemente en lo inferior del costado del cuello. Las cobijas menores obscuras con ribetes sutiles acanelados claros. Las que siguen son obscuras; pero se notan con cuidado lineas al través mas obscuras. A éstas sigue otro órden mayor obscuro con manchas blancas acaneladas á manera de faxas mal seguidas. Las cobijas del trozo exterior y los remos son algo mas claros con bastantes lentejas blancas. El lomo y rabadilla á tiritas pardas acaneladas, y otras mas claras. Algunas plumas que restaban en la cola parecian pardas, pero estaban muy puercas. El pecho hasta la cola blanco, y sus costados acanelados muy claros.

[page] 327

No pude contar sus remos, que no son cóncavos, ni tampoco bastante fuertes para Chorlito: los quatro primeros casi iguales, lo que le aparta de esta familia: lo mismo que tener el ala mas ancha: pierna 26 lineas, las 8 desnudas: tarso 18, verdes y suaves: dedo medio 14, sin mas union que el precedente: pico 18, casi recto hasta los tres quartos, donde encorva notablemente, terminando ámbas mitades en una cucharita mas ancha que la medianía del pico, y excediendo la superior una linea; cuyo color es pardo roxizo como la punta de la inferior, la qual en lo demas es verdosa. La cabeza de Chorlito; pero el cuello algo corto y un poco abultado.

NÚM. CCCCVII.

DEL TARSO COMPRIMIDO.

Le compré en el Paraguay por diciembre, y es el único que he visto. Le tengo por muy particular, no solo en la hechura del pico, sino tambien por las zancas que difieren mucho de los Chorlitos, á quienes no

X 4

[page] 328

obstante se aproxîma en el resto de las formas.

Longitud 7¾ pulgadas: cola 17/12: braza 14½. En el lagrimal hay una linea vertical negra, y de lo posterior del ojo vá al cogote una tirita parda. Encima de ésta y sobre el ojo corre otra blanca comunicando con el tupé, que lo es; como el costado de la cabeza, la garganta y su inmediacion, lo inferior y costa dos del cuerpo, y la rabadilla. Encima de la cabeza hasta el lomo y el escapulario pardos claros, y mas claros el cogote y nuca. El lomo, cobijas y remos, obscuros con las puntitas blancas. La pluma central de la cola muy aguda, parda clara con la puntita blanquizca. Las demas tienen parda la barba exterior, y la otra lo mismo variada con blanco. Las tapadas menores blancas; pero sigue á lo largo de las de junto al encuentro una tira parda. Los remos debaxo y el órden mayor de tapadas tienen las puntas blancas, y lo demas plateado.

Remos 25, el primero mayor: cola 12 plumas, la del medio 1½ linea mas larga que las otras: pierna 22, las 8 desnudas: tarso 16, el mas comprimido que he visto

[page] 329

en mi vida; pues no tiene media linea de grueso, siendo ancho mas de dos, y amarillo obscuro. Dedo medio once, unido por membrana hasta la primera coyuntura al exterior, y poquito ménos al interno. La misma membrana sigue notablemente los costados de los dedos en toda su longitud: de manera que no puede dudarse que es bastante nadador. Pico 12½, negro, débil, recto, y su caballete tan aplastado en diminucion, que en la punta no tiene grueso sensible en ámbas mitades. Ojo algo pequeño.

NÚM. CCCCVIII.

DEL RAYADOR.

Aunque los Guaranís le llaman Hatí-güazú, porque se suele incorporar en las playas con los Hatís; los Españoles le dan el nombre de Rayador, aludiendo á su costumbre mas singular, que es ir rayando las aguas muy tarde y temprano con la mandíbula inferior sumergida, la superior fuera del agua, y la boca muy abierta; pero la cierra quando algun pescadillo tropieza con

[page] 330

la mitad sumergida. Practica esto volando pegado á las aguas, batiendo á compas las alas con blandura, sin que la forma del pico le permita coger la presa en tierra; ni de otro modo que el dicho, que es bien incómodo; porque no siendo el cuello largo, se vé precisado á ir echado de bruces sobre las aguas, y ha de batir las alas sin tocarlas. Claro está que para pillar pescadillos han de estar en la superficie y direccion de la raya que hace el pico, la qual varía tan poco, que puede decirse recta. Para este modo de pescar tiene el pico dos circunstancias: la primera, que todo el juego está en la mitad superior; y la segunda que la mitad inferior es como hoja de espada que no ofrece superficie al agua. Es un páxaro desgraciado, á quien la naturaleza, dándole un pico el mas extraordinario, ha precisado á subsistir de un solo manjar, y á cogerlo de un solo modo el mas trabajoso. Va solo, con otro, y en bandaditas. Se posa únicamente á la orilla de los rios y lagunas, donde camina con torpeza; pero nunca he visto que nade, sino únicamente caminar en poca agua. Lleva el cuerpo horizontal, su voz dice gaa desagradablemente, y no conozco

[page] 331

diferencia en los sexôs. Cuentan que cria en todo como los Hatís, y me parece lo he visto en las riberas del mar en Buenos Ayres.

Longitud 19 pulgadas: cola 4⅓: braza 44. La frente blanca, ancha 6 lineas, se extiende por debaxo del ojo hasta la raiz del ala. El mismo color tiene la garganta, todo lo inferior y costados, la cola, tapadas, y remos por debaxo; pero los del trozo externo son algo opacos. De la frente á la cola, las cobijas y remos, muy obscuros; pero éstos en los trozos interiores tienen un pedazo blanco en la punta. Las barbas exteriores en la cola blancas, las internas obscuras, y los costados de la rabadilla blancos.

Otros individuos difieren en que lo obscuro es negro, lo blanco no tan puro, y no le hay en las puntas de dichos remos. Ademas éstos por debaxo y las tapadas son obscuras. En otros es pardo obscuro desde la frente á la cola, y todas las cobijas están ribeteadas de blanco. Otro he visto en todo como el último, ménos que tenia la nuca y parte del pestorejo blancos. Estos dos últimos eran algo menores, y presumo que no eran adultos.

[page] 332

En octubre compré uno muy estropeado, largo 17 pulgadas. Los costados y sobre la cabeza, el cogote y parte del pestorejo, eran pardos algo variados con manchitas blanquizcas, mas en número del ojo abaxo, y sobre el oido era obscuro. La garganta hasta la cola, costados y tapadas, la espalda y parte inmediata del pestorejo, eran blancos. El lomo, cola y escapulario pardos claros; pero éste y la cola tenian las bordas blanquizcas. Los cinco primeros remos obscuros: los demas y el órden mayor de cobijas pardos con la puntas blanquizcas. Los tres órdenes siguientes estaban en el propio caso, aunque tenian mas blanquizco en las puntas, y los restantes eran pardos en el medio con poquísimo blanquizco en sus puntas. El órden mayor de tapadas muy largo, plateado, y mas blanco que los remos y cola. Tambien tengo á éste por no adulto. Todos en lo demas eran idénticos.

Remos 28, el primero mayor: cola 12 plumas con seno: la externa 9 lineas mas larga: pierna 27, desnuda en lo inferior: tarso 17½, comprimido, fuerte, roxo en los primeros individuos, y amarillo pálido en lo último: dedos medio y exterior 9⅓: inter-

[page] 333

no 6, unidos con membrana como en los Hatís, y el posterior muy chico: la mandíbula superior larga 28, muy poco corva, y de la figura de un Tajan berberisco poco agudo en la punta: la inferior la excede 6½ lineas, es casi recta, sin mas grueso que una lanceta: tiene dos filos, uno encima otro debaxo, y termina en otro filo vertical de 3 lineas como si estuviese tronchada, notándose junto al extremo en el filo inferior un rebaxo: la altura de esta mandíbula en la raiz es de 7 lineas: la mitad anterior de ámbas es negra, con el resto roxo. Aunque la superior tiene algun grueso en la base, se acaba en la medianía, quedando en lo demas como la inferior. Esta encaxa su filo entre los labios de la superior, que están tan juntos, que apénas entra un poco dicho filo. La lengua aguda, poco ancha y breve: el respiradero sin diafracma: el ojo de 4 lineas, y el iris pardo obscuro.

Buffon1 le llama Bec en sisseaux, y se equivoca diciendo: que la mandíbula inferior tiene dos filos, entre los quales recibe el de la superior; porque es al contrario. Tambien es equivocacion decir que vuela

1 Tom. XVI. pág. 262.

[page] 334

con lentitud. En quanto á colores dice. „Todo baxo del cuerpo, lo anterior del cuello y la frente, son blancos. De este color tiene una mancha sobre el ala. Entre los remos hay algunos en parte blancos, sucediendo lo propio á las plumas laterales de la cola; y todo el resto es negro ó negrizco, y en otros individuos pardo: lo que será cosa de la edad; porque, segun Catesbi, no hay diferencia sexûal." Añade que vive en las costas de Carolina y Guyana, y que le parecen diferentes los páxaros que Cook llama Coupeur d'eau en los mares australes. Sobre lo qual no puedo decir, sino que temo que sean todos unos. La estampa 457 es bastante mala.

CARACTERES GENERALES

DE LAS GABIOTAS.

Conozco tres especies: las dos primeras son estacionarias y muy comunes en la mar, sobre todo en las costas y puertos, que limpian de las inmundicias y pescados muertos, porque no sé ni creo que los pillen vivos. Se

[page] 335

juntan muchísimas en las playas, principalmente si la mar ha arrojado alguna Ballena muerta; y acuden en número infinito á los mataderos de Buenos Ayres y Montevideo, y aun á sus plazas á recoger las piltrafas de carne, posándose á veces en los tejados. Tambien se internan hasta cien leguas en los campos á buscar cadáveres, y los enormes desperdicios de carne que hay en las estancias ó dehesas. Igualmente las he visto en las quintas, posarse sobre las higueras, comiendo higos: y acompañan á las embarcaciones para aprovechar los pedacillos de pan y carne que se tiran, porque son páxaros muy voraces. Siempre se están atisbando unas á otras; y si una pilla alguna cosa, acuden todas sobre ella, y la embisten y aturden con sus gritos fuertes muy desagradables, hasta que suelta la presa; pero nunca he visto que se lleguen á picar, ni que se hagan daño, ni que riñan entre sí ni con otros páxaros. La tercera especie es mas escasa. La he encontrado en los campos del Paraguay buscando insectos, y acaso Ranas y Sapos; y tambien en los de Montevideo comiendo cadáveres. Todas caminan á pasitos freqüentes no muy de priesa, sin mover el cuello ni la

[page] 336

cabeza. Saben muy bien nadar, porque están bien vestidas de mucha pluma. La cabeza es bastante grande, el cuello gruesecito, el vuelo dilatado y algo violento, las alas agudas con el primero y segundo remos mayores, y la cola de 12 plumas iguales. Los tres dedos delanteros son enteramente unidos por membrana, y parte de la pierna desnuda. El pico bastante largo, fuerte, recto hasta la mitad, lo demas muy corvo, comprimido por los costados, la horqueta avanzada, y fuera de ella hay una salida ó punta que fortalece á la pieza inferior. El respiradero largo y sin diafracma, la boca tan rasgada que sus ángulos caen baxo de los lagrimales, y tragan las cosas enteras: y si tirando no pueden rasgar, dexan el pedazo, porque no sacuden, ni hacen uso de los pies para despedazar. Nadie aquí come su carne.

Buffon1 las llama Goelands y Mouettes, porque las divide en dos familias con estos nombres, dando el segundo á las menores de 18 pulgadas, y el primero á las mayores. Pero yo no entiendo que ésto sea bastante para separar á unos páxaros tan semejantes

1 Tom. XVI. pág. 68.

[page] 337

en todo lo demas. Verdad es que su idea es dividir una familia, que se figura muy numerosa, porque no la conoció muy bien, segun veremos.

Dice en general de todas, que no acometen sino á los animales débiles; y no creo que perjudiquen á ning un animal ni pescado vivo. Ni sé porqué las tiene en reputacion de sanguinarias y baxamente crueles, hasta decir que en la esclavitud se pican y hieren unas á otras sin motivo, hasta que saliendo la sangre á alguna se arrojan sobre ella las demas y la hacen pedazos. Todas estas cosas son erradas: lo mismo que decir, que se precipitan con tanta furia sobre el pescado, que se clavan en la qunta que se les preparó debaxo; y que en las Islas de Gersé despedazan los Corderos y los llevan al nido en quartos. Por lo ménos aquí no sucede nada de eso, y he visto mil veces, que para pillar á un pescadi muerto, la carne ú otra cosa en el agua ó eri tierra, se precipitan con violencia; pero que al llegar al objeto suspenden el vuelo, y aletean alargando el pico, pillándolo con blandura. Si riñen por la presa, es del modo que dixe sin llegar á cosas mayores: si comen los an

TOM. III. Y

[page] 338

losseon el cebo, son las jóvenes é incautas. Les da un porte nada noble con la cabeza mal puesta entre los hombros, y las hace correr bastante; pero en nada de esto encuentro propiedad. Añade que habitan todos los climas, aunque le parece que las mayores prefieren: las costas septentrionales: que nacen con plunion: y que no toman la librea de adultas hasta el tercero año.

NÚM. CCCCIX.

LA MAYOR.

Su voz muy desagradable se reduce á repetir gaa, con mas prontitud y agudeza quan, do se enfada, y tambien canta de otras maneras, una de ellas dice queu. Se traga una Rata grande entera, si la halla muerta. No exîste en el Paraguay; pero abunda infinito en el Rio de la Plata, segun dixe hablando en general, donde tambien describí sus costumbres. Como no es adulta hasta el tercer año, la describiré primero en su estado perfecto, despues en el segundo año, y últimamente en el primero.

[page] 339

Longitud 25 pulgadas: cola 6: braza 56: pierna 4¾ pulgadas, desnuda la una: tarso 3¼, color de caña: dedo medio 26½ lineas: pico 27, contadas hasta la calva, y 38 hasta el ángulo de la boca. Es amarillo, recto hasta mas de la mitad; lo demas violentamente corvo, agudo, fortísimo.

La cabeza y cuello enteros, todo baxo del páxaro, la cola y rabadila, son muy blancos. La espalda, lomos y remos, con las cobijas, son muy obscuros ó negros; pero los remos de los trozos internos tienen las puntas blancas. Los del trozo exterior por debaxo obscuros, pero el primero tiene una mancha blanca de una pulgada á otra de la punta.

En el segundo año de edad le falta poco para tener las medidas mencionadas. El pico es obscuro, los pies pálidos, y las plumas en todo lo blanco tienen las puntas obscuras. Ademas lo negro ú obscuro sobre el cuerpo y las alas, es mucho mas claro, y las plumas tienen ribetillos todavía mas claros.

En el primer año de edad tienen 22 pulgadas, y las demas medidas á proporcion. Boxa de la cabeza es casi blanco: de allí al

Y 2

[page] 340

orificio pardo mezclado con blanco; y el resto hasta la cola blanco con tiras al traves obscuras mal seguidas. Las tapadas menores pardas, y las demas con los remos allí plateados obscuros. Los costados y sobre la cabeza pardos con las orillas de las plumas blancas. Lo mismo es la nuca; pero domina lo blanco. De allí á la cola, y las cobijas pardas con ribetes blanquizcos. Los remos y cola obscuros; pero ésta tiene las puntitas blanquizcas, sucediendo lo mismo á los remos de los trozos interiores. Pico negro y pies pálidos. Es de advertir que, ademas de las referidas tres libreas, tienen otras algo diferentes al pasar de unas á otras; porque no pueden hacerlo repentinamente. Así no será de extrañar si se encontrasen algunas diferencias: esto es, que haya mas ó ménos blanco ó negro. Á los individuos adultos como el primero llaman aquí Gaviotas dominicas, y á los demas Gaviotas cocineras y Gaviotas franciscanas; que todos son nombres alusivos á sus colores. El vulgo las reputa especies diferentes, y no lo son; porque sobre persuadirlo así las medidas, formas, costumbres y voz, el P. M. Fr. Isidro Guerra las ha criado domésticas des-

[page] 341

de pollos, y visto que cada año mudaban de librea en la forma mencionada.

Buffon1 la llama Goeland à manteau noir. Dice que es la mayor, y que tiene 24 pulgadas y á veces 30. En quanto á color, le pone un grande manto negro ó negrizco pizarreño, y pinta de blanco todo lo demas. Le da pico fuerte de 42 lineas amarillazas, con una mancha roxa en el ángulo saliente de la mandíbula inferior: y le tiñe el párpado de amarillo aurora, y los pies y membrana color de carne blanquizca y como harinosa. Es indudable que trata de mi Gabiota, y con poca reflexîon, pues no advierte que seis pulgadas mas son incompatibles en la especie. Tambien habla del pico sin haberle medido; y el color de los pies estaria alterado en la esclavitud, pues le tuvo un año en su jardin, oyéndole cantar qüa qüa qüa en tono ronco. Su estampa 990 le tiñe los pies como yo, y el iris amarillo.

En seguida2 habla del Goeland à manteau gris, haciéndole poquito menor que á su precedente, y dice: „Á excepcion de la

TOM. III. Y 3

1 Tom. XVI. pág. 187.

2 Id. pág. 189.

[page] 342

capa gris y de las escotaduras negras de los remos, todo el resto es blanco como en la anterior: el iris amarillo, los pies color de carne amoratada, el pico amarillo pálido y en los pollos negrizco, aunque en los viejos es naranjado con el ángulo inferior saliente roxo." Me parece que no debo dudar un momento, que este páxaro era una hembra de su precedente; pues era ménos poderoso y huía de él, hasta que llegó el tiempo en que á impulsos del amor se juntáron sin verificar sus deseos en el jardin, donde los mantuvo un año. Se esfuerza para persuadir que son especies diversas, y con este fin añade. „Esta especie freqüenta en noviembre y diciembre las costas de Normandía y Picardia, donde la llaman Gros Miolard, y Bleu Manteau, así como á la precedente Noir Manteau. Tiene voces ó gritos diferentes: el primero y mas freqüente parece pronunciar quieu, al principio breve y agudo, y al fin alargando con tono mas baxo. No lo repite sino por intervalos esforzándose, segun se conoce en lo que alarga el cuello é inclina la cabeza. El segundo, que da solo quando le hostigan mucho, y por consiguiente es expresi-

[page] 343

vo de su miedo ó cólera, se reduce á la sílaba tia tia repetida muy apriesa. En primavera tomó otra voz muy aguda y penetrante, que se puede expresar por la palabra quieute ó piente, á veces breve y repetida con precipitacion, y otras deteniéndose en la final eute con intervalos marcados, como los que separan los suspiros de una persona afligida. En ámbos casos esta voz parece ser la expresion lastimera de la necesidad que inspira un amor no satisfecho." Pero yo nada saco de todo eso que pueda argüir diferencia específica. Hablando de todas dixo, que eran estacionarias, que vale tanto como decir que están todo el año en Normandia y Picardia: donde no es extraño las crean de diferente especie, y les den diversos nombres, quando lo mismo hace este vulgo. La voz quieu ó quieute es la misma que queu. El chillar agudamente y de otro modo, no es cosa nueva; pues es sabido, que todo viviente hace lo mismo en igual caso. Si el páxaro del autor profirió otros acentos con el amor, tambien es cosa de todo animal; y ninguna de estas cosas se opone a lo que dixo de su primera especie. La estampa 253 le marca 41 pulgadas;

Y 4

[page] 344

pero Buffon dice que está errada en la mitad. Por lo demas; le obscurece mucho todo lo blanco, le tiñe las zancas de roxizo, el encuentro del trozo exterior blanco, y el pico verdoso, siendo todos descuidos.

Despues1 describe le Goeland brun diciendo: "tiene el plumage de un pardo sombrío uniforme en el cuerpo entero, ménos el vientre que es gris rayado al traves de pardo, y los remos que son negros. Su longitud 20 pulgadas" Es evidente que se trata de mi Gaviota en el primer año de edad. Añade que los Naturalistas concuerdan en creer que es el Cataracte de Aristóteles; en cuya investigacion no entro; ni hago caso de los que siguen tal idea, quando veo, que casi les es tan incognito este páxaro como el de Aristóteles, á quien le quieren identificar. Wbillgubi dice que los pescadores ponen en la mar algun pescado sobre una tabla, y que el páxaro se dexa caer para pillarlo con tanta precipitacion, que se estrella y rompe la cabeza; pero puede irse con el cuento á otro que no haya visto Gaviotas. Agrega mi Autor: "se encuentra en todos los mares del mundo, y en los australes le

1 Tom. XVI. pag. 193.

[page] 345

llaman los navegantes Cordonnier, sin que se sepa el motivo": pues yo se lo diré, y es, que le llaman Gaviota franciscana ó Cordellier, y no Cordonnier. Dice tambien que los Ingleses la llamáron en Maluinas Poule du Port Egmont; pero seria con suma impropiedad. Verdad es que no me atrevo á asegurar, que las tales Poules de Egmont sean mi Gaviota, como cree Buffon; pues no le convienen los caractéres que le dá Cook, y son: magnitud de una Corneja grande, su color de chocolate, y una raya blanquizca en media luna debaxo de cada ala. Pero οque fé merece Cook, que no era Naturalista, en la descripcion de un páxaro que no conoció sino quando le vió pasar una vez volando muchas brazas sobre su cabeza, llenándose por esto de admiracion?

Mas adelante1 describe le Goeland varié ou le Grisard diciendo, que su vestido es eortado y mosqueado de gris pardo sobre fondo blanco, y los remos negrizcos; y que el pico es negro, largo 4 pulgadas, y la braza 60. Esto basta para que nadie pueda dudar que es mi Gaviota en el primer año de edad, y que habla del pico y braza

1 Tom. XVI. pág. 200.

[page] 346

sin haberlos medido. Baillon le participó, que en el primer año son de un gris puerco y sombrío, que se vá aclarando desde la primera muda, siendo el vientre y el cuello los primeros que blanquean: que despues de tres mudas queda el plumage hondeado y mosqueado segun dixo: y que en lo sucesivo aumenta lo-blanco, hasta que los viejos lo son enteramente. Aquí se vé que Baillon tuvo conocimiento de lo variable de sus colores por la edad; pero que se equivoca en los de los adultos, hablando de ellos conjeturalmente; pues aunque es positivo que van blanqueando con el tiempo, esto sucede á todo ménos á la capa, que al contrario se vá haciendo mas negra. Refiere que este páxaro habia vivido largo tiempo en un corral, donde ocasionó la muerte de su camarada á fuerza de reñirle: que tragaba pedazos casi tan largos como su cuerpo, topos, ratas, páxaros, y pedazos de carne: que un individuo que tuvo Adanson envestia á los animales pequeños, y se defendia de los perros y gatos mordiéndoles la cola, siendo esta su diversion; y que mostrándole un pañuelo blanco, chillaba como si le representasen á algun ene-

[page] 347

migo temible. No me detengo en estas cosas, porque es fácil conocer lo que se puede creer. Añade que en toda Gaviota no hay mas diferencia sexûal que el ser la hembra algo menor: que le Grisard es rara en el Mediterráneo segun Belon: que solo accidentalmente se interna en las tierras: que abunda en las costas francesas del Oceano; y que las hay en Madagascar, aunque su patria principal es el norte, donde acompaña á los pescadores de Ballena, sin temer á las tormentas. Todo esto es creible; pero no que dicho Belon encuentre semejante su cabeza á la del Águila. Adanson asegura que tiene baxo de la piel una membrana ventosa como el Pelicano, y que es algo diferente de la que describió Martens en Spitzberg. Pero esto último no debe creerse diferencia producida por el pais, como se dá á entender, sino por ser algo mas ó ménas jóven. Mi Autor concluye admitiendo una variedad descrita por Lidbeck en el golfo de Bothnia, cuyos individuos, mas bien hondeados que manchados, exceden ocho ó diez pulgadas á los Grisards. Pero yerra; pues tal diferencia en medidas arguye dos volúmenes el uno

[page] 348

mas de doble que el otro, lo que es imposible en minguna especie, ni variedad. La estampa 266 le dá 21 pulgadas y pico negro; pero le tiñe mal el plumage y los pies roxizos.

Describe1 le Goeland á manteau gris brun ou Bourguemestre diciendo, que acompaña á la pesca de la Ballena en las mares del norte á los holandeses una multitud de Gaviotas, á quienes dan diferentes nombres, llamando á la presente Bourguemestre, por su estatura y ayre grave, con que parece presidir á la multitud turbulenta de Gaviotas: que en efecto su magnitud es la de su primera especie: que tiene el lomo gris pardo, como los remos; de los quales unos terminan en blanco y otros en negro; y que el resto del plumage es blanco, la borda del párpado roxa ó amarilla, el pico de este color con el ángulo saliente de debaxo roxo.

Es evidente para mí que todo pertenece á mi Gaviota adulta, y que el nombre y presidencia mencionados son cosas de algun marinero. Willughbi se equivoca creyendo que pesca arenques, y Martens ne-

1 Tom. XVI. pag. 208.

[page] 349

gándole el dedo posterior y asegurando que hace el nido en grietas de las peñas mas elevadas; á que agrega otras cosuelas segun se las figuró. Añade mi Autor copiando á Willughbi, que sus huevos son blanquizcos con algunas manchas negrizcas, y del tamaño de los de la Gallina; sobre lo qual no puedo hablar. Feuillée hace mencion de un páxaro en las costas de Chile y Perú, que por la figura, colores y voracidad, se parece al Goeland del norte; y Buffon se persuade será mas pequeño, quando Feuillée dice que sus huevos no son mayores que los de la Perdiz, y que su estómago está lleno de plumas de ciertos páxaros llamados Topoquito en las costas del sur. Lo que sobre esto me parece es que Feuillée no vió bien los huevos, ni las plumas que dice; aunque quizás alguna Gaviota pudo haber tragado un paxarillo si le encontró muerto, sin que por esto se pueda tener por ave de presa, como se quiere dar á entender.

Hemos visto que los cinco primeros Goelands de Buffon no son á mi entender mas de una especie, y voy á exâminar su sexto y último, que á mi ver se encuentra en el

[page] 350

propio caso. Le llama1 Goeland à manteau gris & blanc. Le hace con corta diferencia de la magnitud de su segunda especie, y probablemente variedad suya ó de alguna de las otras que ha descrito, figurándose que las diferencias proceden de la edad. Feuillée que la describe le dá la figura y formas de las mencionadas y dice: "Tiene la capa de un gris mezclado con blanco. Lo mismo es sobre el cuello, cuya parte anterior es gris claro, lo propio que todo el parement. La cola es de un minime obscuro, y la cabeza gris encima." No comprehendo lo que quiso decir con las palabras parement y minime. Es sin embargo para mi indudable, que trata de un individuo de un año de mi especie.

NÜM. CCCCX.

DE LA CENICIENTA.

Nunca la he visto en el Paraguay; pero supe de cierto, que un año subió por allá en mucha abundancia, En el Rio de la Pla-

1 Tom. XVI. pág. 213.

[page] 351

ta hay infinitas, que acuden por las mañanas á millares á la plaza de Buenos Ayres y á los mataderos, sucediendo lo mismo en Montevideo. Es muy chillona, y incomoda bastante con sus gritos.

Longitud 15¾ pulgadas: cola 4½: braza 39. La cabeza entera, y algo de la garganta, son de un ceniciento ó blanco aplomado, dominando lo blanco en la frente. Del propio ceniciento son la espalda, la parte inmediata del pestorejo y hasta la cola, los remos, cobijas y tapadas; ménos los remos del trozo externo que tienen blanco un buen pedazo de la barba exterior; y el resto de ella hasta la punta y la barba inferior son negras. Ademas los dos primeros tienen la punta negra y luego una mancha blanca. Los timoneles superiores, la cola y todo el resto del páxaro, muy blancos; aunque el pestorejo vá insensiblemente tomando color de plomo hasta la espalda. Los que creo hembras tienen lo ceniciento de la cabeza notablemente mas blanco, y carecen de la mancha blanca en los dos primeros remos. Aun he visto otros que tal vez no serán adultos, y diferian en que la cabeza entera y algo de la gar-

[page] 352

ganta eran pardas, y en otros casi negras.

Pierna 39 lineas, las 9 desnudas: tarso 24, roxas: dedo medio 15: pico 16½, roxo con la punta obscura, la pluma se introduce en la pieza superior hasta el respiradero, formando un ángulo agudo y limpio en el caballete. Es comprimido, y su horqueta muy avanzada, en cuyo angulo estála mayor altura del pico, que es muy fuerte, agudo, recto hasta lo anterior del respiradero, y lo demas corvo: iris de marfil.

Mi Naturalista1 describe á la Mouette tachetée ou le Koutgehef, dándole éste último nombre porque Martens dice le pronunciaban las muchas que acudian gritando á su inmediacion quando despedazaba la Ballenas. "En efecto, continúa mi Autor, este nombre corresponde á la especiende estornudo kephkepb que he oido á diversas Mouettes cautivas; de donde he conjeturado podria derivarse el nombre griego Keppos. Este páxaro tiene 15 pulgadas; y su plumage, sobre fondo blanco puro delante del cuerpo, y gris en la capa, es notable por algunas manchas del propio gris, que en lo alto del cuello for-

1 Tom. XVI. pág. 218.

[page] 353

man un medio collar, y por algunas manchas blancas y negras en las cobijas. Como tiene variedades, diéron éstas motivo á Brisson para hacer sus dos especies octava y undécima, que son sin duda la presente; segun lo persuade, no solo el golpe de ojo en sus estampas, sino mas bien la comparacion que he hecho de una serie de individuos, en la qual se manifestáron todas las degradaciones de mas á ménos del negro y blanco en el ala desde la librea de mi Mouette tachetée, qual la representa mi estampa 387, hasta el simple color gris casi sin negro, qual es la especie octava de Brisson. Pero el medio collar gris, y algunas veces obscuro en lo alto del cuello es cosa de todos los individuos." Meditando un poco veo primero, que este collar puede ser muy bien lo ceniciento pardo ó negro que la mia tiene en lo mas alto de la garganta; y segundo, que en lo demas la mia y la octava de Brisson son tan iguales, que no es posible dudar la identidad. Esto supuesto: asegurando Buffon por las razones expuestas, que las especies octava y undécima de Brisson son la misma que su Tachetée; y como

TOM. III. Z

[page] 354

concede á ésta variedades, puede ser que la citada Tachetée y la oncena de Brisson sean individuos de mi especie que no han cumplido el año; pues no difieren sino en tener manchas negras y blancas en las cobijas, que no son de extrañar, quando esto sucede á mi especie primera ó mayor. Brisson describe á su especie once así: Larus superne cinereus, inferne niveus; tectricibus alarum superioribus minoribus, in exortu cinereis, in apice fusco nigricantibus; remigibus 6 primoribus in extremitate quatuor extimis exterius nigris 5a & 6a. alba macula apice notatis; rectricibus candidis decem intermediis apice nigris. Haciéndonos ver que tiene los remos del trozo exterior como la mia: lo que tambien persuade la identidad. Martens le niega arbitrariamente el dedo posterior, y no supo expresar su canto, ó acaso unió el de dos. Añade que despues de haberla observado en Spitzberg, la encontró en las costas de España con algunas diferencias, que no bastan para dudar la identidad; porque es preciso las haya entre los individuos de una especie que viven en climas muy diferentes y apartados. Pero en esto de climas ya hemos

[page] 355

visto muchas veces que no influyen; y las mismas diferencias que Martens vió en España habria encontrado en el norte, porque la especie creo las tiene en todas partes. Refiere por cosa extraña, que esta Gaviota vuela contra el viento, por mas violento que sea; quando todo páxaro lo hace, y no puede hacer otra cosa, segun advertí en mi discurso general. Tambien dice que otro páxaro le persigue y atormenta con obstinacion, hasta que le hace expeler los excrementos para comerlos con ansia; pero no dudo que la persecucion es para hacerle soltar la presa, y que ésta es la que suelta y no los excrementos. Por lo demas dice, que exîste en las mares del norte y de Inglaterra, Escocia y Grecia, donde le llaman Laros.

La estampa 387 no le marca collar. Le tiñe todo debaxo, el tupé, costados del cuello y la cola blancos, con la punta de ésta negra, como los primeros remos. Le señala todo encima azulado, las cobijas del trozo exterior negras, las inmediatas del trozo medio blancas, y las demas negras ribeteadas de blanco: el pico negro, y el tarso amarillo, no obstante que debe ser

Z 2

[page] 356

roxixo, segun dice el Autor1, con quien en suma concuerda poco la estampa.

En seguida2 dice de su Grand Mouettee cendrée, ou Mouette á pieds bleus, que tiene el pico y pies azules, con 16 á 17 pulgadas de longitud: que su capa es de un peniciento claro: que muchos de los remos tienen escotaduras negras; y que todo el resto del plumage es blanco como la nieve. Esta indicacion adapta á la mia; ménos el color de los pies y pico, y no hacer mencion de lo ceniciento ó blanco aplomado de la cabeza. Brisson describe así el propio páxaro: Larus superine dilute cinereus; inferne niveus; capite & collo superioribus albis fusco maculatis; remigibus 6 primoribus in extremitate, quatuor extimis exterius nigris, quinta exterius nigro marginata binis extimis alba macula versus apicem notatis; rectricibus candidis. Y no me dexa duda en que es mi Cenicienta. Si le dá pico y pies azules, puede venir de la edad, como sucede á mi Gaviota mayor, ó de que la injuria del tiempo habria disipado lo roxo en algun esqueleto. Igualmente le conviene el ser como dice la mas comun

1 Tom. XVI. pág. 224.

2 Ibid.

[page] 357

en Inglaterra, pues lo es aquí. Baillon añade que en Picardia de Francia le llaman Grand Emiaulle: que en el primer año tiene remos negrizcos, y en el segundo negros con algunas manchas blancas notables: que las jóvenes tienen la punta de la cola negra ó gris, y la cabeza y pestorejo con algunas manchas que borra el tiempo, mudándolas en blanco; y que el pico y pies no tienen su color hasta los dos años. Todo esto puede aplicarse á la mia, ménos que las manchas, que supone en la cabeza y pestorejo se cambian en blanco; en lo que creo habla conjetualmente; como quando le supone mas indomesticable y criste, y ménos voraz que á las otras. La estampa 977 le marca 16½ pulgadas: le dá pies y pico azules con la punta de éste blanca: le tiñe la cabeza íntegra y algo de la garganta de blanco variado con pardor le viste el resto del cuello, todo lo inferior y la cola blancos: los primeros remos como en la mia; y la capa de un azulado claro. De manera qué suponiendo, combes muy fácil, que lo variado de la cabeza procede de desórden de las plumas, habrá identidad con la mia, ménos en el color

TOM. III. Z 3

[page] 358

de los pies y pico que son azules, lo que puede venir de lo que dixe arriba.

Llama1 Mouette rieuse á una Gaviota, porque su voz tiene alguna semejanza á una carcajada de risa; y nos copia dos descripciones, con que Brisson duplica al páxaro, y son: Larus superne cinereus inferne niveus; capite & collo supremo cinereo nigricantibus (capite anteriore albo maculato (femina) remigibus sex primoribus in extremitate, tribus extimis exterius nigris, sextd alba macula apice notata; rectricibus candidis. La segunda dice: Larus superne cinereus, inferne nrous; capite fusco nigricante; remigibus deoem primoribus albis, nigra utrinque marginatis & terminatis; recstricibus candidis. La primera es sin duda mi Cenicienta; solo que el ponerle la frente de un pardo manchado con blanco por diferencia sexûal, no está bien dicho, ni lo es; porque lo blanco allí no es á manchas, simo fundido y dominando al pardo. La segunda tambien es mi Cenicienta. Se funda Brisson para establecer dos especies, en que la una tiene pico y pies negros, y la otra roxos; pero le reprehende mi Autor

1 Tom. XVI. pag. 232.

[page] 359

diciendo, que eso pende de la edad. En efecto vimos en la especie anterior, que los jóvenes tenian pico y pies negros, y los adultos de otro color. Buffon dice que si la advertencia de Brisson fuese justa, su estampa 970 representana á una hembra poe la frente y baxo de la cabeza blancos; porque en el macho toda la cabea es, negra, como parte de los mayores remos, la capa cenicienta azulada, y el resto del cuerpo blanco. Sobre esto repito lo que dixe de las descripciones de Brisson: esto es que el color de la cabeza es negro en algunos, pardo en los mas. Dicha estampa le dá 14 pulgadas: le tiñe de negro profundo la cabeza entera y algo de la garganta: le señala una plasta blanca, que empezando en el respiradero, se interna hasta media cabeza, y le dá las demas tintas muy fuertes. De forma que la distribucion es idéatica á la mia, solo que ha recargado los colores, marcándole mal la frente. En quanto á su voz no extraño que á los que tienen mal oido les perezca carcajada. Le hace tan voladora que casi siempre está en el ayre, y el poco tiempo que la dexa en tierra la supone en continuo movimientos;

Z 4

[page] 360

pero en estas cosas habla sin exâctitud, ni propiedad; pues es Gaviota y nada mas. La hace muy gritona con verdad; y tambien creo que se juntarán muchas para eriar, porque no habra muchos parages de su gusto. Asegura que pone seis huevos color de oliva manohados de negro; y que Martens dice son de un blanco puerco ó verdoso salpicados de negro, muy agudos en un polo ottel tamaño de los de Paloma con la clara azul, y que los deposita sobre musgo blanquizco: que el padre y la madre se arrojan animosamente sobre los que les quitan el nido, gritando y aún intentando apartarlos á picotazos. Sobre estas cosas no puedo hablar, bien que no creo lo último, ni lo de la clara azul. Añade tambien que abunda en los condados ingleses de Essex y Stafford; que algunas se encuentra en los mares de ámbos Continentes, y que Fernandez lo llama Pipican en México, y Martens Kirmews. Martens asegura que su voz dice Kir, y que es diferente en las regiones polares, y en las costas de Escocia, Irlanda y Alemania. Pero no lo creo, porque el tal Mautens no

[page] 361

me parece buen observador, ni aun mediano.

Ultimamente dice1 de su Mouelte d'biver, que sospecha sea su tacheté, y que se encuentra en las tierras de Inglaterra por invierno. Se funda en que ámbas tienen la propia magnitud, sin otra diferencia que la de ser la d'biver parda, donde la otra es gris. "porque, dice, se sabe que el pardo reemplaza con frequencia al grls en la librea de las Gaviotas, y porque ademas es fácil confundir ámbos colores en una descripcion y en la iluminacion de una." Yo presumo tambien la identidad, pues he visto en esta especie que lo pardo reemplaza al gris ó ceniciento en la cabeza, y podrá ser lo mismo alguna vez en el resto. Brisson la indica diciendo: Larus superne cinereus, inferne niveus; capite albo, maculis fuscis vario; collo superiore fusco; tectricibus alarum superioribus minoribus cinereo & nigricante variis; remigibus septem primoribus in extremitate, prima intotum, quatuor sequentibus exterius nigricantibus; rectricibus candidis, area transversa nigra versus apicem notatis. Sobre lo qual repito lo que dixe tratando de la Tachetée, y presumo que la

1 Tom. XVI. pág. 238.

[page] 362

d'hiver es un individuo joven de mi Cenicienta. Añade que en Inglaterra se alimenta por invierno de insectos terrestres; y lo creo, pero no que vomite sus restos medio digeridos, y mucho ménos que esto sea la materia jaletinosa, á que llaman Star-sbot, ó Star-gelli.

En la critica de la siguiente veremos que el Tattaret de la historia de los Viages, y el Tambilagan de la Isla de Luzon, me parecen de esta especie, y no de la que sigue, como piensa mi Autor.

Este1, despues de describir á todas sus Gaviotas, indica otras diciendo, que si estuviesen mejor indicadas se podrian quizá referir á las que ha descrito. La primera es la Petite Mouette grisse de Brisson, que dice únicamente es de la estatura de la grande Mouette cendreé, y que no difiere de ella y del Goeland à manteau gris, sino en que tiene blanco mezclado con gris en el lomo. Yo no creo justa esta indicacion; sin embargo el gris de la capa y la estatura me persuaden que es esta especie. Las demas de que hace mencion me son desconocidas quizás por mal indicadas.

1 Tom. XVI. pág. 240.

[page] 363

NÚM. CCCCXI.

DE LA BLANCA.

El invierno del año de 90 ví bastantes en el Paraguay, no en los rios y lagunas, ni en los campos de pasto alto y tupido, sino en los prados húmedos llenos de grama. Iban en familias de hasta 12; pero nunca me permitiéron llegar á tirarles. No sucedió así por invierno en los campos de Montevideo, donde encontré muchas, que acudian á la carne que se tira en abundancia en el campo junio á las casas campestres, y maté bastantes.

Longitud 14 pulgadas: cola 3¾: braza 35½. Sobre el oido hay una manchita obscura. Todo el cuerpo es blanco con las alas cenicientas blancas; pero los dos primeros remos son negros, con el mástil y una mancha hácia la punta blancas, sin llegar á ésta: y los tres remos siguientes tienen la punta y la barba mayor obscuras y la menor blanca. Los demas remos casi están en el propio caso, con la puntita blanca. Algunos tienen en algunas cobijas pardo dorado, y

[page] 364

en otros es mucho mas este color. Como 6 lineas de la punta de la cola son obscuras.

Pierna 42 lineas, las 9 desnudas: tarso 24 roxas: dedo medio 16: pico 15, roxo con la punta negra, algo comprimido por los costados, de figura de Gaviota, mas ancho ántes de la punta: iris pardo.

Buffon1 dice de su Moutte blanche, que en atencion á que su Grisard blanquea con la edad, se podria pensar que la Mouette blanche era un Grisard viejo, pero que no es así; porqué la tal Mouette es mucho menor en estatura y en pico, y porque su plumage es blanco puro sin mancha ni tinta gris, siendo larga apénas 15 pulgadas Su estampa 994 le da 14: le niega negro en el oido y remos, y gris en los demas: le tine el tarso y la raiz del pico obscuros, y el resto de éste color de caña. Todo adapta con exâctitud á la mia, ménos negarle negro sobre el oido y en los primeros remos, y lo ceniciento en los demas; que son cosas que pueden tomarse por descuidos. A que se agrega que esta especie tal vez variará algo en colores, pues yo he notado algo de eso, y es de presumir que los tenga di-

1 Tom. XVI. pág. 215.

[page] 365

versos con la edad en el pico y tarso, y quizá sucederá lo mismo con lo negro del oido y de los primeros remos, y con lo ceniciento en los demas: así presumo la identidad.

Se persuade el autor, á mi ver con razon, que es el páxaro de Spilzberg, de quiendice el Capitan Phipps: Tota avis nivea, immaculata; rostrum plumbeum, orbite aulorum croceœ, pedes cinereo plumbei, ungues nigrl. Digitus posticus articulatus, unguiculatus. Alœ cauda longiores. Cauda œqualis, pedibus longior. Longitudo totius avis, ab apice rostri ad finem caude uncias 16. Longitudo inter apices alarum expansarum 37, rostri 2. Haciéndonos ver que tiene lo desnudo de la pierna roxo como la mia, con la misma longitud y braza, segun se vé, reduciendo las medidas inglesas á francesas; y si discrepa la del pico, será porque le mediria hasta los ángulos. Añade mi Autor que Phipps observa que Lineo no la describió, y que se asemeja perfectamente al Ratsrher, ou Senateur de Martens, ménos que éste le niega dedo posterior arbitrariamente. De su voz dice Martens que es baxa, fuerte, y dice kar; que va sola, ménos quando la comida junta á muchas; y que la ha visto po-

[page] 366

sarse sobre los Lobos marinos á comer sus excrementos: de estas cosas podrá creerse lo que parezca.

El propio Buffon1 describe á la Pelite Mouette cendrée diciendo, que el color de los pies, y la menor estatura la distinguen de mi anterior, á quien se asemeja perfectamente en los colores; porque tiene el mismo ceniciento claro y azulado en la capa, las propias escotaduras negras manchadas de blanco en los primeros remos, y el mismo blanco de nieve en todo el resto del vestido, ménos una mancha negra tras del ojo. Agrega, que los individuos mas jóvenes tienen por divisa manchas pardas en las cobijas, y los mas viejos una ligera tinta de rosa en el vientre; y que solo al segundo ó tercero año toman los pies y pico un color roxo vivo, porque ántes eran roxizos. Me persuado que nadie dudará la identidad. Yo la creo, y no me repugna la divisa que da á los jóvenes; pero sí lo rosado que concede á los viejos, porque este color no parece adaptará la librea de la familia. La estampa 969 le da las 14 pulgadas de la mia; pero le suprime lo negro del oido, y obscurece mucho la

1 Tom. XVI. pág. 227.

[page] 367

capa. Añade mi Autor que es muy inquieta, mas viva y ménos malvada que las demas; en lo que creo habla conjeturalmente. Tambien dice que come muchos insectos, y es cierto; pero dudo que los pille como Golondrina al vuelo en verano; porque no sé que esta costumbre le pertenezca, y presumo que se tomó de los Hatís, con quienes se confunde á alguna distancia. Bayllon añade, y le creo, que se habitúa facilmente al jardin, y que vive en el de insectos, lagartijas, &c., aunque se puede criar con pan mojado y mucha agua. Igualmente refiere que en la Costa de Picardia le llaman Petite Miaulle, y le creo; pero dudo que sea muy gritona, porque lo es ménos que la anterior, y su voz mas aguda.

Presume mi Autor que el Tattaret de la Historia general de los Viages es esta especie; pero no dudo que es la precedente. Me fundo, en que dicha Historia la caracteriza diciendo: que es la pequeña Mouette ordinaria, que grita hasta aturdir quando se acercan á sus nidos que haqen en tropas Lo que conviene á mi Cenicienta mucho mas que á la presente; y lo mismo digo de tener la capa azulada.

[page] 368

En quanto á los páxaros, llamados Garayos por los Portugueses de la India oriental, que se encuentran en cantidad atravesando de Madagascar á las Maldibas, y que Buffon cree mi especie presente: no dudo que equivoca la especie, y aun la familia; pues ninguna Gaviota se posa en los navíos, ni se dexa pillar con la mano, segun se cuenta de los Garayos.

Por lo que hace al Tambilagan de Luzon: es creible sea mi Cenicienta, y no la presente; pues sobre ser mas comun y abundante, le acomoda lo que dice Camel, y se reduce á llamarla Gavia gallina minor coloris cinerei.

CARACTÉRES GENERALES

DE LOS HATÍS.

Algunos les suelen llamar Gaviotillas, por el color y modo de volar; pero los Guaranis le llaman Hatís, por su voz. Vuelan con velocidad sin cansarse, haciendo gambetas y batiendo á compas las alas, sobre los rios grandes, lagunas y aguas limpias. No se po-

[page] 369

san en árbol ni en otra parte que en las playas, donde caminan poco espaciosamente, con el cuerpo horizontal y el cuello y cabeza inmóviles. Las alas son demasiado largas, estrechas en los trozos internos, y plegadas cruzan y exceden á la cola. Esta tiene un seno notable, y las piernas son cortas y desnudas en lo inferior. El tarso bastante fuerte, algo comprimido por los costados, liso, lustroso y amarillo. Los tres dedos anteriores cortos y completamente unidos por nadadera, de donde parece inferirse que flotan y nadan; pero no lo he visto, sino únicamente caminar por poca agua. El ojo grande todo negro. El pico recto, agudo, muy fuerte, mucho mas alto que ancho, la horqueta agudísima, las mitades de igual fuerza y longitud, los labios afilados, y el respiradero largo y sin diafracma. Les creo estacionarios: van solos, á pares, en familias y bandadas, sin que conozca diferencia sexûal. Subsisten de pescadillos, que cogen dexándose caer como cuerpos abandonados de cinco ó seis varas de altura, y saliendo al instante del agua con la presa en la boca, para tragarla entera volando. No persiguen los pescados baxo

TOM. III. AA

[page] 370

del agua, ni son su único alimento; porque voltegean á la manera que los Ybiyaús y Golondrinas sobre las aguas, pillando insectos volátiles, principalmente al anochecer; lo que nadie sospecharia de unos páxaros aquáticos, de boca estrecha, y pico poderosísimo. Noseda me dice que crian desde agosto á diciembre, colocando dos ó tres huevos sin colchon en un hoyuelo, que hacen en la arena de las playas; y que se encuentran muchos nidos sin mas separacion que una ó dos varas. Como tienen muchas semejanzas en el color y en todo, me ha sido dificil ponerlas nombre; pero siendo preciso hacerlo, les he dado los mejores que me han ocurrido. Todos los he descrito en el Paraguay.

Mi Naturalista1 les llama Hirondelles de mer, porque se parecen á las Golondrinas en el seno de la cola, en las alas muy largas y zancas muy cortas, y en volar largos ratos gambeteando con ligereza y prontitud sin cansarse para pillar insectos. Añade que no pescan sino al vuelo, sin explicar el modo; y que para lo mismo se posan un breve rato en el agua, en lo que se equivoca. Tambien dice: "dan gritos agudos y penetran-

1 Tom. XVI. pág. 67.

[page] 371

tes volando, principalmente quando en buen tiempo se elevan jugando á grande altura, quando en estío se amuchan para hacer grandes travesías, y sobre todo quando crian; porque como se juntan para esto y son entónces mas inquietos, alborotan hasta casi ensordecer al que se acerca á sus nidos." Todo eso me parece exâgerado. Por lo demas dice, y le creo; que tienen plumon, aunque no nadan; y que no solo habitan los lagos y rios del norte, sino tambien las mares australes y todos los intermedios. Supone que llegan á las costas de Francia á primeros de mayo, quedando allí muchos miéntras los demas se internan si guiendo los rios y buscando lagunas. Por esto se podria entender que son de pasa, que es cosa repugnante á mis creederas, porque me persuado que lo que hacen es pásar de unos lugares á otros en el propio pais. Foster dice que en la Isla de Otahite duermen en los arbustos, y no le creo, porque estoy persuadido de que nunea se posan en árbol.

AA 2

[page] 372

NÚM. CCCCXII.

DEL COGOTE OBSCURO.

Longitud 14 pulgadas: cola 3⅔ braza 33. Delante del lagrimal hay una manchita muy negra que casi circunda el ojo, y desde ella al pico es blanco. Tras del ojo nace otra manchita negra, ancha 4 lineas, que cubriendo el oido, llega al costado del cogote, siendo éste obscuro. Sobre la cabeza, el pestorejo hasta la cola, y las cobijas menores de los trozos internos, son de un blanco muy azulado, y los tres órdenes mayores de un blanco que empieza en el ángulo del ala. Los remos del trozo externo y sus cobijas obscuras, y los dem as remos tienen el color de la espalda algo mas claro. Las quatro plumas exteriores de cada lado en la cola pardas, y las dem as como el lomo. Baxo de la cabeza, sus costados, todo lo inferior y las tapadas son muy blancas, introduciéndose este color por una punta hácia la nuca.

Remos 29, el primero mayor: cola 12 plumas con seno de 8 lineas: pierna 24, las

[page] 373

6 desnudas: tarso 13, amarillo verdoso, sin escamas: dedo medio 9½, exterior 9, interno 6, trasero 3½: pico 28½, alto ancho 8, amarillo, volumoso, muy fuerte, y parece que el juego principal está en la mitad superior: ojo de 5 lineas.

NÚM. CCCCXIII.

DEL CABEZA NEGRA.

No he visto sino el presente, que compré por noviembre en el Paraguay.

Su tupé es muy angosto y blanco; cuyo color se dirige al lagrimal y por debaxo del oido, sin ocuparlo, hasta la nuca. Esta, el colodrillo, y toda la cabeza encima de dicho color, son muy negros. Las cobijas del trozo externo blancos, ménos el órden mayor y la hijuela que son negros. Toda la cola es como el lomo: y los colores no mencionados, las medidas y formas, son absolutamente idénticas con la especie anterior; lo que me hace sospechar que puedan ser de la misma. Pero como ha sido único, y he tenido muchos de los otros, no puedo creer

TOM. III. AA 3

[page] 374

que dichas diferencias sean sexûales, sino mas bien expecíficas. Verdad es que podrian pender do la edad ó ser individuales; sobre lo qual el tiempo podra aclararnos.

Buffon1 describe Le Pierre-garin ou La Grande Hirondelle de mer de las costas de Francia diciendo: "Es la mayor, pues tiene cerca de 16 pulgadas de longitud, y casi 24 de braza. A su totalidad fina y delgada junta una capa de bonito gris. Todo lo anterior del cuerpo blanco puro, el solideo en la cabeza negro, y el pico y pies roxos." Comparando esto con mi páxaro no hay mas diferencia, que el color del pico y pies; lo que puede venir de equivocacion, ó de que los baña en agua salada y el mio en dulce; pues aunque le marca casi dos pulgadas mas, es de presumir que yerra quando la estampa 987 le señala la que yo. Tampoco hago caso de las 24 pulgadas de la braza, que seguramente está errada; pues no corresponde á las proporciones de esta familia. Dicha estampa le tiñe roxos el pico y zancas; le eleva de piernas; da mucho seno á la cola; le niega el tupecillo blanco, y los demas colores no son bastante propios.

1 Tom. XVI. pág. 75.

[page] 375

De todo resulta que me inclino á la identidad. Dice que por la primavera arriba en grandes tropas á las costas de Francia, donde se dividen en bandadas, penetrando unas por los rios á lo interior, miéntras queda la mayor parte en la costa. Yo no entiendo por esto que sea de pasa, sino que se retira de las mares, juntándose en las costas y rios para criar. Ray dice que siempre se encuentran desde Inglaterra á la Isla de la Madera, y que se junta una multitud para criar en los salvages, que son unos Islotes desiertos cerca de Canarias. Bayllon añade entre otras cosas comunes, que digieren el pescado casi con tanta prontitud como le cogen; pero seguramente habla de memoria. Igualmente dice que se pelean freqüentemente por la presa; y tampoco le creo, porque apénas la pillan quando la han tragado, y nunca las he visto reñir. Lo que si es creible que se aparean luego que llegan á la costa; que depositan dos ó tres huevos sin nido en un agujerito de la arena, y que chillan y revoletean quando alguno se acerca; pero no que los huevos sean de diferentes colores, unos pardos, otros grises, y otros verdosos. Tampoco creo que la hembra co-

AA 4

[page] 376

va solo de noche y quando llueve, ni que cada pollo nace en diferente dia. Igualmente no creo que apénas nacen dexan el nido, ni que los padres les lleven pedazos de pesca dos, higados, &c.; porque son paxaros torpes en dierra, aun siendo adultos, y porque jamas despedazan ni pueden la presa. En fin, no nos cansemos impugnando la relacion de Bayllon, porque seguramente es conjetural.

NÚM. CCCCXIV.

DEL PICO CORTO.

Le compré en el Paraguay por noviembre. Me pareció adulto, y no he visto otro. Las medidas y formas son de la especie anterior; de quien difrere unicamente, en el pico mucho mas corto, pues es de 21 lineas. Aunque los colores sean los mismos, sobre la cabeza, cogote y nuca, las plumas tenian las puntitas acaneladas blanquizcas. Las cobijas del trozo exterior eran negras con las puntitas blanquizcas. De la nuca á la cola, ésta y las cobijas no blancas, eran como en

[page] 377

la primera especie; pero tenian las punitas muy notables de la mencionada canela blanquizca. Lo demas era como en la especie anterior.

NÚM. CCCCXV.

DEL CEJA BLANCA.

Longitud 8½ pulgadas: cola 2½: braza 20¼. Del caballete del pico sale una tira blanca que sigue hasta sobre el ojo. Otra jaspeada de blanco y negro vá debaxo de la anterior desde la nariz al ojo, incluyéndolo. Sobre la cabeza es jaspeado de negro y blanco, y el cogote negro puro. De aquí á la cola inclusivè, las cobijas y remos, de un blanco azulado, lustroso y bello; ménos los quatro primeros remos y sus cobijas mayores correspondientes, que son obscuras. El costado de la cabeza del ojo abaxo, todo lo inferior, costados, tapadas y remos, blanquísimos, algo sombreados los que son obscuros encima.

Remos 22, el primero mayor: cola 10 plumas, la de afuera 10½ lineas mas corta

[page] 378

que su inmediata, la qual es 8 mas larga que la interna, formando las demas seno: pierna 15, las 3½ desnudas: tarso 8½: dedo medio 6: pico 16⅓.

Mi Autor1 describe á su Petite hirondelle de mer diciendo, que se parece tanto á la de mi núm. CCCCXIII. en los colores, que no se distinguirian, sino distasen mucho en la estatura; la qual en el presente es la de una Correndera. Nada mas dice que pueda servir á reconocerle; pero consultando su estampa 996, veo que le dá 7 pulgadas: que le pone la tira blanca que sale del pico: que le pinta otra negra debaxo, aunque no jaspeada con blanco: que tampoco le varía lo negro sobre la cabeza; y que le desfigura y encorva el pico, pintándoselo de roxo, como los pies. Estas diferencias no son tan decisivas que convenzan la diversidad de especie. Añade el Autor que es muy chillon, y que sus costumbres son las de mi núm. CCCCXIII.

1 Tom. XVI. pag. 84.

[page] 379

NÚM. CCCCXVI.

DEL MANCHADO.

Le compré en el Paraguay por abril vivo, y chillaba mucho. No he visto otro.

Longitud 8¼ pulgadas: cola 2½; y por tener las alas cortadas, no puedo decir su braza. Del caballete del pico sale la tira blanca y notable de la especie anterior, que acaba sobre el ojo. Otra angosta y obscurita nace de la nariz y ocupa el ojo, pasado el qual ensancha mucho volviéndose negra, siguiendo hasta el cogote. Sobre la cabeza es acanelado claro con algunas pinceladitas obscuras, y así se introduce por el centro del cogote; quien en el resto es negro con ribetillos blancos. La nuca blanca opaca, que comunica con lo muy blanco del costado de la cabeza del ojo abaxo. Tambien es blanco baxo de la cabeza y lo anterior del cuello. De la nuca al lomo, escapulario y cobijas medias de los trozos internos, son acaneladas con manchitas negras, que dan al todo bastante nota y gra-

[page] 380

cia. El lomo hasta la cola, ésta, los remos, su órden mayor de cobijas y las menores, son blancas azuladas, aunque sobre la rabadilla hay ribetes acanelados, y tambien en la cola, mezclados con algo de obscuro. Ademas los remos de los trozos internos tienen el medio á lo largo obscuro, y los quatro primeros con sus cobijas correspondientes son obscuras. Todo el resto debaxo del páxaro es blanco; pero de la raiz del ala se introduce algo la canela, y el pecho hasta la cola tiene alguna opacidad acanelada.

Remos 27 ó 28: cola 12 plumas, la de afuera 4½ lineas mas larga que su inmediata, la qual lo es 4½ mas que la central, y las demas en escalera. Las medidas restantes son exâctamente las del que precede; ménos el pico que tiene 8½, y es negrizco en la base de la mitad superior y en la punta, con el resto trigueño.

CARACTÉRES GENERALES

DE LOS MARTIN-PESCADORES.

Así les llaman, y no solo se encuentran

[page] 381

en el Paraguay, sino que tambien llegan al Rio de la Plata, habitando las orillas de los rios, arroyos y lagunas. Van solos y rara vez á pares: se posan con preferencia en ramas secas ó de pocas hojas inmediatas al agua, y mejor si se avanzan sobre ella. Desde allí atisban los pescadillos, y se dexan caer como cuerpos abandonados cabeza abaxo, levantándose al punto con el chasco ó con la presa, que tragan entera volando ó sobre algun árbol. No se suelen equivocar en la profundidad á que pueden verificar su lance, y jamas persiguen al pescado que evitó el primer golge. Las especies mayores y medianas se dexan caer de mayor altura hasta de veinte varas, y se detienen con freqüencia en el ayre un rato; batiendo las alas sin mudar de sitio, esperando que la presa se ponga á tiro, y la están mirando con fixeza, conservando el cuerpo inmóvil, y su parte posterior inclinada para abaxo, manifestando en esto, no solo el vigor de sus alas, sino tambien que las baten en otro sentido que el comun de los páxaros, y segun dixe de los Picaflores.

Huelen mucho á marisco: jamas baxan

[page] 382

al suelo, ni saben andar, ni saltar, aunque vuelan desde el suelo; y por consiguiente no pueden alimentarse de insectos terrestres. No abundan, son lindos por sus colores, y extraños por las formas. Tienen el cuerpo fornido, la cabeza larga y grande, y la pluma que la viste es muy larga y angosta, y jamas sienta sobre el cogote, á quien sombrea formando una especie de copete constante en direccion opuesta á la del pico. La del oido es larga, y el iris insensible. El párpado inferior es blanco, como baxo de la cabeza; desde donde continúa este color hasta la nuca, que tambien lo es, y forma allí un ancho collar, Las alas son cortas, pero vigorosas, y vuelan con violencia, muy baxa, larga y horizontalmente; pero quando descubren la presa al paso, se elevan fácilmente para dexarse caer. Las zancas son cortas y algo atrasadas: lo inferior de la pierna desnudo, y el tarso redondo, sin escamas, robusto y tan breve, que parece están echados mas bien que en pie en los árboles. Los tres dedos anteriores son pegados de modo que por su union íntima apénas les dan mas ventaja que la que sacarian de

[page] 383

uno solo muy grueso: en lo que se apartan de los páxaros aquáticos, que por lo comun tienen las zancas largas y los dedos separados; pero unidos con membrana. Las uñas agudas, corvas y comprimidas; y la planta del pie muy lisa. El pico muy largo, rectísimo y poderoso, negro, comprimido por los costados, las mitades de igual fuerza y longitud, grueso en la raiz, y muy adequado para penetrar. Los labios afilados, la lengua pequeña, delgada, muy estrecha, quadrilonga en la raiz y el resto triangular; y el respiradero con diafracma transparente. El tragadero capacísimo, y tal vez vomitarán las espinas. Aseguran que crian en los agujeros de las barranqueras verticales de los rios. Ninguna especie tiene nombre particular, y ha sido preciso dárselo segun me ha parecido, sin que por esto presuma que sean los mas propios.

NÚM. CCCCXVII.

DEL CELESTE.

Cria por octubre y noviembre en aguje-

[page] 384

ros de las barrancas escarpadas dos pollos, segun me aseguró uno á quien los compré. Estaban bien cubiertos de pluma, y no diferian de los padres sino en que lo celeste de la garganta estaba bien bañado de roxo superficialmente.

Longitud 16¼ pulgadas: cola 4⅔: braza 26⅚. Entre el ojo y la nariz hay una mancha muy blanca. Tambien lo es baxo de la cabeza y algo de la garganta, uniendo este color anchamente en la nuca con el que viene del otro lado, como en todos. Lo alto y costados de la cabeza, y el cuello por delante desde dicho blanco al pecho, y desde la nuca á la cola, con las cobijas y la mitad de la barba externa en los trozos interiores, y en la cola, es todo de un celeste bello; pero todas las plumas tienen una linea negra á lo largo, y dichas cobijas una manchita negra en el centro. El resto de los remos negro con raras lentejas blancas en las barbas superiores; y las inferiores son casi blancas, interrumpidas por pedazos negros; siendo las puntas de este color en el trozo de afuera, y los demas tienen la puntita blanca. Las tapadas menores en el trozo externo, y todas

[page] 385

en los otros, el pecho hasta la cola y costados, son color de tabaco sevillano muy roxo y encendido; pero separa este color del celeste de la garganta un poquito blanco, que es el color de las tapadas mayores del trozo externo, aunque las de la punta tienen alguna opacidad en medio.

Remos 23, el tercero mayor: cola 12 casi iguales: pierna 24 lineas, las 4 desnudas: tarso 8½, pardo claro verdoso: dedo medio 12, exterior 10, las 7 pegadas intimamente al medio: interno 8, las 4 pegadas idem: trasero 3½: ojo 6: respiradero 4, muy estrecho, cubierto de una membramilla que se cierra al zambullir: pico 33, alto 10, ancho 9, y tan fuerte, que se puede dar con él una puñalada.

NÚM. CCCCXVIII.

DEL CELESTE OBSCURO.

He tenido cinco idénticos, que me parece son mas robustos de cuerpo que el anterior.

Longitud 16½ pulgadas: cola 4⅓ braza 25½. Baxo de la cabeza y algo de la gar-

TOM. III. BB

[page] 386

ganta son de un blanco, que une en la nuca como en todos. Tambien lo es del ano á la cola, las tapadas, casi toda la barba inferior del trozo externo, y una mancha delante del ojo. El resto de la cabeza y cogote, y desde lo blanco de la nuca á la cola, las cobijas de los trozos internos, y la barba superior de los remos en los mismos, es todo celeste, mas obscuro que en el precedente, y los mástiles no tan aparentes. La barba superior del trozo externo negra con raros picos blancos, y las cobijas del mismo tambien negras ribeteadas de celeste, que es el color de la barba superior de los otros trozos. La cola tiene celeste casi toda la barba externa á lo largo y el resto negro; pero ámbos colores están atravesados con faxas blancas mal seguidas. El costado de la rabadilla á tiritas celestes y blancas. La garganta hasta el vientre y costados de un bello color de tabaco encendido. Remos 26, el segundo mayor, y todo lo demas como en el precedente.

[page] 387

NÚM. CCCCXIX.

DEL OBSCURO DORADO.

He tenido cinco idénticos, y por noviembre compré tres pollos lo mismo, bien cubiertos de pluma, aunque no volaban. Me aseguráron haberlos pillado en un agujero de la barranca del rio. Es de saber que á todos mis Pescadores los he tenido en el Paraguay.

Longitud 12¼ pulgadas: cola 3½ braza 19⅚. Sobre el ojo hay una linea blanca. Tambien lo es el párpado inferior, y baxo de la cabeza uniendo en la nuca; pero las bordas de la horqueta están jaspeadas de negro y blanco. La garganta escasa, y despues hasta la cola, con los costados, tapadas y buena parte de los remos debaxo, son blancos; pero dichos costados están chorreados de negro. Los de la cabeza, sobre ésta, el cogote y desde lo blanco de la nuca á la cola, las cobijas, la barba superior de los remos, y los costados del cuello, es todo obscuro dorado en oposicion

BB 2

[page] 388

con la luz, y obscuro azul-marino en conjuncion; sin mas variedad que la de tener las cobijas mayores y las menores puntitos blancos poco notables en las puntas, y el órden inmediato al mayor algunas lentejas blancas. La barba mayor de los remos blanca y obscura, porque se introduce un color en el otro para formar como dientes. La cola obscura, con lentejas y manchas blancas en ámbas barbas de las tres plumas exteriores de cada lado. Las dos siguientes las tienen solo en la barba interna, y la central carece de blanco.

Remos 23, el segundo y tercero mayores: cola 12 plumas iguales: pierna 18 lineas: tarso 7: dedo medio 8, pegado á sus laterales como en todos: pico 27, alto 8, ancho 7, y negro.

NÚM. CCCCXX.

DEL GARGANTA ROXA.

Solo he tenido dos idénticos, y aunque los creo diversos del anterior, no dexa de quedarme alguna duda.

[page] 389

Longitud 11⅔ pulgadas: cola 3: braza 17 7/12. Todas las demas medidas son las del precedente. Lo mismo digo de gran parte de sus colores, por cuyo motivo solo explicaré las diferencias. La garganta y su inmediacion (pasada la cabeza), y hasta el pecho, es tabaco muy roxo. Solo hay puntos blancos casi insensibles en las cobijas menores de la raiz del ala, y ninguna lenteja en las demas. Remos 25, el tercero mayor, y la pluma exterior de la cola es 5½ lineas mas corta que las demas.

NÚM. CCCCXXI.

DEL VERDE OBSCURO.

He tenido bastantes idénticos; y el 4 de marzo compré cinco pollos hermanos, que empezaban á ensayarse á volar, y fuéron cogidos en un agujero de la barranca, segun se me aseguró.

Longitud 7 11/12 pulgadas: cola 2½: braza 10¼. Una tirita blanquizca poco sensible nace de la nariz y muere sobre el lagrimal. El costado y sobre la cabeza y el cogote

TOM. III. BB 3

[page] 390

son verdes muy obscuros, y baxo de aquella de un blanco que une en la nuca. De ésta á la cola y las cobijas de dicho verde obscuro; pero las cobijas tienen raros puntos blancos. Remos obscuros con lentejas blancas en hileras, y la cola lo mismo con las lentejas en la barba interior; pero las tres plumas de afuera tienen ademas un pedazo blanco en la raiz que se extiende en la barba interior casi hasta la punta. Lo anterior del cuello de tabaco sevillano muy encendido, que se introduce por dos puntas una baxo de cada quixada. El costado del cuerpo y piernas jaspeados de blanco y verde muy obscuro, y lo inferior del cuerpo muy blanco, aunque cada timonel inferior tiene en medio una elipse negra. Los remos y cola por debaxo como encima, pero domina lo blanco; y las tapadas blanquizcas, aunque corre por medio de ellas una tira obscura. Entre las plumas del cogote hay dos ó tres blancas, que se ven alborotándolas.

Remos 22, el tercero mayor: cola 10 plumas, la externa 9 lineas mas corta que la central, las demas en escalera: pierna 11: tarso 5, negras: dedo medio 6: pico 17, negras.

[page] 391

Entre los mencionados cinco pollos, los dos solo diferian de los padres en que la tirita blanquizca del lagrimal era acanelada, y baxo de la cabeza hasta el pecho de canela blanca, que unía en la nuca transformada ya en blanco; y en que poco mas abaxo de media garganta habia una gola obscura verdosa jaspeada con canela blanca. Los tres pollos restantes no diferian de los padres.

NUM. CCCCXXII.

DEL ALILARGO MARINO.

Ví muchos á pares y en bandadas de hasta 20 inmediatos á la isla de la Ascension. Volaban con mediana elevacion, y á veces se perdian de vista. Todos me pareciéron idénticos.

Longitud 30 pulgadas: cola 12⅓: braza 67½. Sobre la cabeza y sus costados pardos, y la nuca casi pelada. El pestorejo obscuro, y la espalda parda, como tambien las plumas menores del escapulario. Las mayores, el lomo hasta la cola, esta,

BB 4

[page] 392

los remos, el órden mayor de cobijas y los trozos interno y exterior del ala, son todos negros con algunos reflexos morados. Las demas cobijas pardas claras, con las orillas blanquizcas y una tirita obscura á lo largo. Baxo de la cabeza y la garganta blanquizcos, con los costados de ésta pardos. De la raiz del ala va á la de la otra una tira parda obscura sobre lo alto del pecho: otra muy blanca sigue lo mismo despues, ensanchando mucho y ocupando buena parte del pecho, el estómago y casi todo el vientre. Todo el resto debaxo es muy negro, pero muy lustroso en los remos y cola.

Remos 32, el primero mayor, y el total del ala estrecho: cola 12 plumas con profundo seno, la exterior 6 pulgadas mas larga que la interna y las demas en escalera: pierna 30 lineas: tarso 15, todo vestido: los dedos blancos, unidos por una membrana que no llega á las puntas, formando senos entre los dedos. El de enmedio 22 lineas, y el posterior es mas bien lateral: pico 38, las 27 pueden decirse rectas, aunque el caballete está hundido. El resto en ámbas mitades violentamente cor-

[page] 393

vo y aganchadísimo: su color blanco azulado. De cada respiradero sale una canaleta que acaba en el orígen del gancho. El ángulo de la boca cae tras de lo posterior del ojo; y abierta se vé su grandísimo tragadero, porque se dilata mucho para abaxo la piel de la garganta y de la horqueta. Esta es pelada y agudísima: la lengua muy corta y en figura de flecha, y el ojo todo negro.

Le obtuve despues de leida la obra de Buffon.

CARACTERES GENERALES

DE LOS ZARAMAGULLONES.

Así les llaman los Españoles, y Viguás los Guaranís. Las dos especies que conozco se parecen en el cuello muy largo, delgado y vestido, como la cabeza, de plumita corta, tupida y aplanchada; y todo el resto del vestido la tiene apretada y de barbas sueltas. Siempre llevan la cola bastante abierta en abanico, y se compone de doce plumas muy largas, vigororísimas, barbudas, an-

[page] 394

chas, tiesas y rectísimas, separándose en esto de todos los páxaros de agua. El ala es fuerte, y el tercer remo mayor. La pierna toda vestida, y los dedos van de mayor á menor desde el exterior al trasero, que es propiamente lateral, y los quatro están enteramente unidos por una membrana. El pico muy fuerte tiene el juego principal en la mitad superior, que en la primera especie tiene un gancho violento en la punta, de que carece la segunda. La cabeza es plana encima, y las piernas algo atrasadas. Su postura ordinaria bastante derecha, con el cuello elevado, mirando con despejo, esquivez y desconfianza. Vuelan con bastante violencia y rectitud; y aunque á veces se elevan bastante, lo comun es volar pegados á las aguas. Se posan en las playas limpias y mejor en los raygones, piedras y árboles, y duermen en éstos. Habitan los rios y lagunas limpias y grandes, nadando sin sacar otra cosa afuera del agua que la cabeza y la mitad del cuello; pero los ocultan con prontitud quando temen. Subsisten del pescado, persiguiéndolo con mucha ligereza largos trechos baxo del agua. Las narices tienen una especie de bál-

[page] 395

bula, que las cierra y abre quando conviene. Creo que no tienen voz, y si se ven cogidos pican con rabia. Aseguran que crian dos pollos en nido de palitos, fabricado en los árboles.

Buffon creo llama á la primera especie Nigaud, y á la segunda Anbinga. No las junta en familia, fundado en la forma del pico, y en la distinta longitud del cuello; á que pudiera agregar que la primera tiene mas braza, y las zancas y dedos mas largos. Pero como estas diferencias son de ménos peso que las identidades en lo demas, y la del pico, que parece la principal, no embaraza que pesquen y vivan del mismo modo, me ha parecido que deben juntarse en la propia familia.

NÚM. CCCCXXIII.

DEL NEGRO.

No escasea en el Paraguay, ni en el Rio de la Plata, y aunque por lo comun vá solo ó con otro, á veces he visto juntos mas de ciento. Don Antonio Cruz Fernan-

[page] 396

dez, Teniente de Protomédico en el Paraguay, me dixo, que habiendo visitado á Doña Petrona Roa, postrada de asma, la encontró de repente sana; y que admirado la preguntó el motivo, y le contestó, que habia abierto vivo á este páxaro, y lo habia aplicado al pecho, quedando repentinamente sana.

Longitud 29 pulgadas: cola 7: braza 42, y hasta la raiz del cuello 13. Todo su vestido es negro profundo con las excepciones siguientes. Las plumas de la espalda y las cobijas tienen el mástil y las bordas negras, con lo demas no muy obscuro. La base de la mandíbula inferior, y al rededor del ángulo de la boca, tienen un dobladillo de plumita muy blanca; y el costado de la cabeza está lleno de puntos idem, sin llegar con mucho al cogote. Tras del oido hay pocas plumas, larga 18 lineas, blancas, endebles, de barba muy corta y suelta, que flotan con el viento, y son muy reparables, por nacer entre otras negras cortísimas y aplanchadas. Otras idem hay como sembradas en el costado del cuello hasta la mitad de su longitud, y tambien hay muy raros puntos blancos en el colodrillo.

[page] 397

Otros individuos son obscuros, y jaspeados desde la horqueta al pecho de blanco y obscuro. Lo mismo es el pecho; pero domina lo blanco. Otros son obscuros, mas claros en las partes inferiores; y aunque todos tienen las mismas formas y medidas, estos dos últimos carecen de las plumas blancas flotantes, y de los puntos blancos que mencioné en el primero. De manera que me persuado que el primer individuo es macho adulto, y los demas hembras, ó tal vez machos jóvenes.

Remos 29: cola 12 plumas en abanico, la externa 32 lineas mas corta: pierna 51, vestida su coyuntura y algo mas: tarso 30, tan comprimidas, que su anchura delante es de 2, sobre 8 de fondo. Los dedos tan aplastados encima, como si hubiesen sufrido una grande compresion. El exterior de 36, y la uña del del medio con serrezuela como las Garzas: pico 24, recto ménos las 6 de la punta, que forman un gancho violento. El caballete negro, lo demas pardo, con la base de la mitad inferior amarilla, y el iris de esmeralda. Las plumas de la espalda y las cobijas muy puntiagudas. La cabeza plana encima, comprimida por los

[page] 398

costados, y no pequeña. Lo pelado del párpado comunica con el ángulo de la boca y con la horqueta, que se prolonga hasta cerca de la punta, donde se divide en dos canalejas. La pluma se avanza mucho sobre el pico, y el ángulo de la boca cae bastante detras del ojo. La lengua larga 4 lineas, y su figura la del fierro de una pala.

Buffon1 habla del Cormoran, ou Nigaud diciendo, que se encuentra principalmente en las islas y extremidades del Continente austral, y tambien en las costas de Inglaterra, Irlanda y Holanda, y en Prusia: que su plumage es pardo encima, y los pies negros lustrosos: que tiene 12 plumas en la cola, y la garganta vestida; y que la base del pico está guarnecida de una piel roxa, que tambien rodea al ojo. Esta relacion acomoda al mio; ménos dicho roxo, lo que no sé si será suficiente para argüir diferencia específica. Sea lo que fuere puede creerse, que el mio es el que dice se encuentra en estas partes australes. Añade que su pesadez ó pereza le ha dado los nombres de Shagg, Niais ou Nigaud. Cook dice, que lo mas que hace al oir un fusi-

1 Tom. XVI. pag. 57.

[page] 399

lazo, es elevarse un poco y caer en el mismo nido; y que no es menester escopeta para matarle, porque basta un garrote. Lo que sobre esto digo es, que aunque aquí anda con torpeza en tierra, es astuto, desconfiado, arisco y agil. Foster parece dá á entender que tiene variedades, y se puede presumir que alude á las que he indicado. Agrega Cook que anida en las laderas y y peñas tajadas, lo que podrá ser donde no hay árboles. Tambien dice que rara vez pierde la tierra de vista, y que su carne es buena; pero aquí nadie la come y huele mucho á marisco.

NÚM. CCCCXXIV.

DEL CHORREADO.

Es muy escaso: sin embargo he visto algunos en las costas del rio Paraguay, incorporados con los de la especie anterior, pareciéndome mas ariscos. Navegaba una embarcacion dicho rio delante de Neembucú, quando un páxaro de esta especie, que estaba en lo alto de un árbol, se dexó

[page] 400

caer volando, y metiéndose dentro, se escondió entre la carga. Diez dias despues llegó el barco á la Asuncion, y salió el páxaro vivo de entre los fardos, y cogiéndole me lo regaláron. En diciembre compré dos pollos, que estaban, segun se me dixo, en un nido de palitos sobre un árbol. Todo su vestido èra de algodon blanco muy tupido, ménos un collar blanco azulado que ocupaba la nuca y cogote. La cabeza entera era absolutamente pelada y blanca rosada, con el contorno del ojo negro, que se dilataba por un chorro hasta el oido. No les apuntaban mas plumas que las mayores del escapulario, la cola, remos y órden mayor de cobijas, siendo todas negras con la punta de la cola blanca. El iris insensible, y el pico negro con algunas manchas verdes en la mitad extrema de la pieza superior. Siempre tuviéron el cuello enroscado con un círculo perfecto, como el de una trompa de caza, y muriéron á los ocho dias, sin querer comer pan, ni carne cruda.

Longitud 34 pulgadas: cola 10: braza 43, y hasta la raiz del cuello 16½. El iris de oro bello, y la cabeza muy chica, lar-

[page] 401

ga, aplastada encima, y con alguna semejanza á la de la Culebra. La pluma sobre ella cortísima, tupida, aplanchada y parda. Casi del mismo color es el cogote, y en seguida el pestorejo. Baxo de la cabeza hasta media garganta pardo blanquizco. De allí al pecho y los costados de la garganta de un pardo claro acanelado, y el pecho con todo lo inferior y costados de un negro profundo; pero donde une este color con el del cuello hay algo roxizo. Tambien es negro fuerte el lomo hasta la cola y los remos. Los dos órdenes mayores de cobijas tienen blanca la mitad externa en los trozos de afuera, y en el trozo interno una lista blanca en medio á lo largo, siendo el resto de todos negro. Tambien lo son las demas, pero con una graciosa lenteja blanca casi en la punta de cada una. Esto tiene la excepcion de que las del trozo interno, no inmediatas al encuentro, carecen de tal lenteja. El escapulario negro con una tira blanca en el centro de cada pluma; ménos en las quatro mayores que no tienen mas blanco que un piquito hácia la punta. Las de la espalda forman una mezclita negra y parda; y la cola negra con la puntita blanquizca.

TOM. III. CC

[page] 402

Otro diferia únicamente en el iris naranjado, y baxo de la cabeza hasta media garganta blanquizco: en que de allí al pecho era un jaspe negro y acanelado; y en que lo inferior y costados eran obscuros, la espalda casi negra con una lenteja blanca en cada pluma.

Remos 26, el segundo y tercero mayores: cola como en el precedente: pierna vestida, larga 43 lineas: tarso 26, como el del Pato, en lo que difiere del anterior: su escama chica, amarilla dentro, y obscura fuera y detras: dedo medio 30, y todos como en el precedente: pico 38, rectísimo, muy comprimido por los costados, la pieza superior y la mitad extrema de la inferior verdes azules, el resto cárdeno, la punta muy aguda, y con fuertes lengüetas hácia la extremidad de los labios: la peladura de su base se introduce y rodea el ojo: lengua corta, y toda incorporada en la membrana de la boca: la horqueta casi pelada se avanza y acaba en dos canales: la calidad de su plumage como en el precedente: las diez primeras pulgadas del cuello, contadas de la punta del pico, son muy delgadas; y el tacto, y aun la vista, notan un nudo for-

[page] 403

mado por la vertebra que corresponde allí; desde la qual á la clavícula va el cuello ensanchando, y en la raiz es demasiado grueso.

Mi Naturalista1 le llama Anhinga, copiando á Marcgrave, que dice le llaman así los Bárbaros Tupinambís del Brasil. Pero yerra Marcgrave diciendo, que pilla el pescado con las uñas; como Barrere en dar á entender, que para zambullir y pescar aprovecha la velocidad que adquiere dexándose caer de los árboles. Mi Autor dice que exîste en Guyana y el Brasil, y le da con corta diferencia mis medidas, acordando conmigo lo bastante en los colores: de modo que no es posible dudar la identidad, pues hasta hace mencion de las diferencias que yo, dándonos las estampas 959 y 960, á quienes falta bastante para ser exâctas.

1 Tom. XVI. pág. 253.

CC 2

[page] 404

NÚM. CCCCXXV.

DEL CISNE DE CABEZA NEGRA.

No exîste en el Paraguay, pero abunda en las cercanías del Rio de la Plata, y en las lagunas grandes de las Pampas de Buenos Ayres; en cuyos parages me dicen que es estacionario. Vive en sociedades numerosas, y hace poco tiempo que se llevan sus pieles á España. He visto muchos y tenido bastantes idénticos, aunque son ariscos.

Longitud 38½ pulgadas: cola 5⅔: braza 62¾; y hasta la raiz del cuello 23½. Los párpados son de un blanco que se extiende por una tirita angosta hasta lo alto del costado del cogote. El resto de la cabeza, y hasta la mitad del cuello entero, son negros; y todo lo demas del vestido blanco.

Remos 28 ó mas, el segundo, tercero y quarto iguales; pero tan delgados, que los mas gruesos no tienen sino dos lineas de diámetro en el cañon. Cola 18 plumas patunas; pero como no se cuentan fácilmente, podrá haber alguna mas ó ménos: pier-

[page] 405

na 6½ pulgadas: tarso 4, suaves, blancas y comprimidas por los costados: dedo medio 48 lineas, exterior 43, interno 37, trasero 10; y los tres primeros envueltos en nadadera: pico 34, sanguinas hasta la mitad, y obscuras en el resto hasta la punta: la nariz oval sin diafragma, y situada en medio de dichos colores.

Los machos tienen 44½ pulgadas de longitud, y las demas medidas á proporcion. Ademas difieren, en que en lo mas anterior de lo roxo del pico algo mas atras del paralelo de la nariz, tienen un tubérculo blando, del tamaño de un garbanzo, de que carecen las hembras. Ademas éstas tienen pardas las puntitas de los remos del trozo exterior.

Mi Autor1 describe al Cisne de Europa, repitiendo todas sus noticias fabulosas de la antigüedad, y agregando otras muchas con la idea de ensalzarle; pero á la verdad no le son peculiares, sino comunes con todos los Gansos y Patos. Dice que tambien exîste en las partes septentrionales de América, en Canadá, Virginia y Luisiana, sin dife-

TOM. III. CC 3

1 Tom. XVII. pág. 97.

[page] 406

rencia del europeo. Pero que en quanto á los Cisnes de cabeza negra, de que hablan Bourgainville y Coreal en Maluinas y en la costa de la mar del sur, están muy mal descritos para poder juzgar si son ó no de la especie europea. Pues ahora podrá formar juicio por mi descripcion, que indudablemente es del Cisne de dichos Viageros, y diverso del de el otro mundo.

NÚM. CCCCXXVI.

DEL GANSO BLANCO.

Solo he visto dos en el Paraguay, y una bandadita en los 28 grados; pero abunda mucho en sociedades grandísimas en las lagunas grandes cercanas al Rio de la Plata. Grazna á la manera que el Ganso, y es muy arisco, no obstante de que no le persiguen ni hacen caso de su carne; ni aun de sus plumas, que en realidad son bastante delgadas para escribir, aunque poquito mas largas y gruesas que las de mi Cisne. No admite diferencia sexûal, y le tienen por estacionario.

[page] 407

Longitud 35¾ pulgadas: cola 5: braza 56½; y hasta la raiz del cuello 17. Todo el vestido es muy blanco, ménos una mancha de 3 á 4 pulgadas obscuras, que hay en las puntas de los remos del trozo exterior.

Remos 30, los tres primeros iguales: cola 16 plumas patunas: pierna 6¼ pulgadas: tarso 4, rosado claro, como las 15 lineas desnudas de la pierna: dedo medio 48, exterior 45, interno 36, posterior 10, y los tres primeros envueltos en nadadera: pico 27 rosadas claras y sin berrugas en la cara.

Mi Autor, despues de haber descrito al Ganso de Europa, se persuade1 que son de la misma especie ó cosa muy próxîma, los que han llamado tales los Navegantes en las tierras Magallánicas y del Fuego, y en la nueva Holanda; y se funda en que les han dado el nombre de Gansos, sin decir otra cosa. Sobre esto me parece se puede creer, que á lo ménos alguno de dichos Gansos de Magallanes y del Fuego son el que acabo de describir, el qual es especie diferente de la de Europa. Biron dice, que en Maluinas son tan mansejones, que se dexan matar á

CC 4

1 Tom. XVII. pág. 97.

[page] 408

pedradas; pero presumo hablará de otros, porque yo siempre he encontrado muy arisco al mio por acá.

CARACTERES GENERALES

DE LOS PATOS.

La mayor parte de los Guaranís les llama Ypé (Mancha del agua): otros les dan el nombre de Guarimbé: los españoles el de Patos; y los Portugueses del Brasil el de Marecas. Aunque he descrito al Cisne y al Ganso separadamente, conformándome con el vulgo, no por eso dexa de parecerme, que son de la propia familia que los Patos. De estos he tenido bastantes especies, entre las quales hay algunas del Paraguay, otras del Rio de la Plata, y otras de ámbas partes. A todas las creo estacionarias y mas ó ménos sociables. Nadie ignora sus costumbres generales, alimento, y la hechura del pico, que es ancho, volumoso y acaba en una uña. Los labios por dentro están llenos de estrias que sirven de dientes, y la lengua es muy carnosa, larga y ancha casi lo que el

[page] 409

pico, aunque cerca de la extremidad se estrecha repentinamente. La cola es corta de figura conocida, las piernas algo atrasadas, y un poco sujetas por el abdomen, de donde les viene caminar con torpeza y contoneos, aunque en el agua nadan y flotan ligeramente. Las alas son Fuertes, y por último la forma de los pies, &c., el buen gusto de su carne, el alimento y costumbres generales son tan conocidas, que tengo por excusado detenerme á explicarlas.

Buffon1 los divide en dos familias, que llama Des Canards y Sarcelles; pero yo los he unido, pareciéndome tal separacion fundada únicamente en la magnitud; la qual forma una serie continua sin separacion. Son tantos los que describe el autor, que para saber si entre ellos están los mios, sería necesario cotejar cada descripcion de las suyas con todas las mias; lo que daria un grande trabajo, tal vez sin fruto, porque describe sus caractéres y colores con tanta ligereza y ambigüedad, que quando mucho se podrian fundar conjeturas de identidad. Prueba de esto serán las quatro especies que he reconocido con trabajo, á pesar de ser

1 Tom. XVII. pág. 168 y siguientes.

[page] 410

inequivocables; porque las medidas, estampas y descripciones no son buenas. En consideracion á esto me he detenido poco en los Patos del autor.

NÚM. CCCCXXVII.

DEL GRANDE Ó REAL.

Suelen llamarle los Guaranís Ypéguazú (Pato grande), y los Españoles Pato Real ó Grande, porque es el mayor de estos payses. No escasea en el Paraguay, ni llega al Rio de la Plata. Va comunmente á pares ó solo, y tambien en bandadas de veinte ó treinta. Es estacionario, y no solo come el producto de los rios y albercas, sino que aseguran que las noches de luna desentierra las raices de Mandioca, y que perjudica en los mayzales y trigos. Se posa en el suelo y en los árboles grandes, duerme siempre en éstos, y por lo comun en el mismo lugar. Es arisco, principalmente en el suelo y en el agua; pero por las madrugadas se suele descuidar con el afan de comer. Principia á criar por septiembre, y unos le

[page] 411

hacen poner diez huevos, y otros 14. Los deposita en alguna cavidad ú horqueta de árbol grueso con alguna elevacion, sin mas nido, ni colchon que las plumas que la madre arranca ó se le caen del pecho. Unos dicen que la madre llama desde el suelo á los pollos luego que nacen, y que baxan por el tronco si es inclinado; arrojándose si es vertical. Pero otros creen con mayor verisimilitud, que la madre los toma uno á uno y los lleva á las aguas en el pico. Su voz es tan baxa y gutural, que no se oye sino de muy cerca, reduciéndose á un idéntico al que pronuncian los domésticos de su especie.

Longitud 34 pulgadas: cola 7½: braza 56. Todo el vestido es negro con reflexos verdes y morados; pero algunos tienen piquitos blancos en el cogote, y en todos todas las tapadas y cobijas, con la hijuela, son muy blancas, ménos el órden mayor sobre el trozo de afuera. La pluma sobre la cabeza, cogote y nuca, es larga y estrecha, y la elevan quando quieren.

Remos 26, el tercero mayor: cola 18 plumas patunas, la de afuera 3 pulgadas mas corta que la central: pierna 65 lineas,

[page] 412

algo desnuda en lo inferior: tarso 36, negras: dedo medio 39: iris amarillazo: el ojo rodeado de piel negra, que comunica con el ángulo de la boca, y cubre tambien la base de la mandíbula superior hasta el respiradero, que es elíptico de 6 lineas, ancho 2, y sin diafragma. Entre sus ventanas hay una berruga grande, blanda y negra, y tras de ella un grupo de berrugas roxas que ocupan 9 lineas hasta la pluma, y siguen con ménos anchura sin interrupcion sobre el ojo. Despues y detras de este grupo hay algunas otras berruguitas separadas y roxas. Del extremo del pico al lagrimal hay 41 lineas. Una notable faxa celeste atraviesa el pico delante de la nariz, y del mismo color es la punta, con la uña negra. Tras de esta hay una mancha roxa, siendo el resto del pico negro.

Lo dicho pertenece al macho viejo, de quien no difieren las hembras de igual edad sino en que solo tienen 26½ pulgadas, ménos pelado en el costado de la cabeza, y la cabellera mas corta; y en que carecen de las berrugas mencionadas.

Por marzo, esto es á los seis ó siete meses de edad, tienen los machos 27 pul-

[page] 413

gadas, y carecen de peladura en el contorno del ojo y de berrugas en la cara. Todo sobre el páxaro es negro con reflexos. El costado de la cabeza poco ménos obscuro, y baxo de ella es piqueteado de pardo y canela clara. Á esto siguen 2 pulgadas de garganta como el costado de la cabeza, y de aquí á la cola y costados es pardo obscuro ribeteado de canela clara. La cola por debaxo obscura. Los remos, tambien debaxo, obscuros plateados, y las tapadas obscuras con ribetitos blancos. Al año de edad las tapadas y algunas de las cobijas son ya blancas: se pela el contorno del ojo, y ya se notan berrugas interrumpidas en la cara, siendo la estatura de 30 pulgadas. Últimamente aún creo que pasa otro año sin perder enteramente las cobijas negras, y que solo al fin del tercer año es quando quedan segun he descrito al primero. Las hembras por la misma graduacion van adquiriendo las medidas y colores competentes.

Noseda cree este Pato de diversa especie del único doméstico, que crian aquí en abundancia con poco trabajo; porque come de todo, no es delicado, ni necesita mas

[page] 414

agua de la que bebe. Funda su opinion en que el silvestre tiene postura mas derecha y elevada, las piernas mas largas, delgadas y atrasadas, las nadaderas mas flexîbles, lustrosas y enteras: la totalidad ménos redonda, mas suelta, y plana debaxo del cuerpo: el cuello mas delgado y flexîble: la piel de la cara ménos gruesa, con ménos berrugas, y mas pequeñas: la cabeza menor, y el plumage mas aplanchado, ordenado y lustroso. Agrega que los pollos silvestres sacados por Gallina, forman quadrilla aparte, son mas ariscos, huyen quando son adultos, y conservan sin variedad sus colores; que en los domésticos son tan inconstantes, que no se parecen unos á otros, y tienen la piel de la cara roxa. Pero yo soy de dictámen contrario, y no dudo que todo lo dicho es influxo de la esclavitud. Una ojeada cuidadosa basta para convencerse; porque se ven las mismas medidas, formas y proporciones, y se conoce que dichas diferencias no pueden contrapesar á las identidades. Ademas tienen la misma voz, y se ha visto muchas veces cubrir un macho silvestre á las hembras domésticas. Verdad es que ellas son tan con-

[page] 415

descendientes, que dexan hacer lo mismo al Pabo y al Gallo; y habiéndolo observado Noseda, puso los huevos á una Gallina por ver las resultas, y no las hubo.

Buffon1 llama á un Pato Canard Musqué, porque dice que huele á almizele. Añade: "es el mayor de los Patos, y su voz tan baxa que no se puede oir sino estando enojado; por cuyo motivo Scaliger le cree mudo. Se posa en los árboles del Brasil, donde es silvestre, y pasa allí lo fuerte del sol. Le crian doméstico en América, y en Guyana cria en los troncos de los árboles, y lleva en el pico los pollos al agua. El macho tiene un copete tras de la cabeza, y su plumage es todo negro con reflexos verdes en la espalda, y una mancha blanca grande en las cobijas. Una peladura roxa ocupa la quixada, extendîéndose hasta detras del ojo, y está sembrada de berrugas, de las quales la mayor se halla en la raiz del pico." Esta descripcion indudablemente es de mi macho, á quien tambien acomoda el no exîstir en el norte de Francia; pues veo que no gusta del temperamento del Rio de la

1 Tom. XVII. pág. 237.

[page] 416

Plata, quando no se encuentra allí. Verdad es que esto podria venir de la falta de árboles. Pero se equivoca asignándole 24 pulgadas, como en decir que la hembra carece de copete ó plumas largas en el cogote; pues aunque sea cierto que es menor, y que no tiene tolondrones en la cara, su copete es notable, aunque no tanto como en el macho. Tambien se equivoca Aldrovando diciendo que la hembra tiene lo anterior del cuello matizado con algunas plumas blancas Si Willughbi vió una blanca, seria albina; porque en punto á colores no hay diferencia sexûal, sino las mencionadas de la edad. En quanto al olor almizcloso, que Barrere dice sale de un humor amarillazo que destilan las glándulas de la rabadilla, no he hecho tal reparo. Marcgrave le llama Annas silvestris magnitudine anseris. Pison Ypecá-guazú; y en Francia Canard d'inde. No se sabe de donde le lleváron á la Francia, sino únicamente que fué en tiempo de Belon; que es cabalmente quando se pobláron estos paises de Españoles. Aldrovando dice que le conduxéron á Italia del Cayro; pero tengo por mas cierto que fué de aquí. Su estampa 989

[page] 417

le marca las mismas 24 pulgadas escadas, le suprime la cereta sobre el pico, pintándoselo de roxo, como todo lo pelado del costado de la cabeza, tomando este color de los domésticos: le da pies roxos ly no nos cansemos, porque es mala.

NÚM. CCCCXXVIII.

DEL CRESTUDO.

No le he visto en Buenos Ayres, y es mucho ménos numeroso que el anterior, y conmente mas arisco en el Paraguay. Noseda, de resultas de un viage, me escribe lo siguiente. "Ví muchos Pàtos crestudos; pero muchas mas hembras que machos. Aquellas iban en bandadas de orainta á quarenta por los campos inmediatos á anegadizos, incórporadas á veces con Patos de varias especies; pero siempre sin macho alguno de la suya: Estos iban en quadrillas de cinco á seis quando mas, ó solos, incorporados á veces con otras especies; pero jamas con una de sus hem-

TOM. III. DD

[page] 418

bras; por cuyo motivo, y el de distar tanto los sexôs en magnitud, creen muchos que son diferentes en especie, y me lo quisiéron persuadir aunque en vano."

Longitud 29 pulgadas: cola 5¼: braza 50. Sobre la cabeza, cogote y nuca, son de un obscuro, que en conjuncion con la luz reflexa morado, y en la oposicion verde. Ademas todas las plumas en lo dicho son cortas ó como escamas, algo crespas ó rizadas, y algunas de ellas blancas. De este color es baxo de la cabeza; cuyos costados y hasta mas de medio cuello entero son de un blanco jaspeado con algunas plumas ó lentejas obscuras moradas, que serán cómo la sexta parte de las blancas, las quales no están rizadas; y en el costado de la cabeza y un poco tras del oid se advierte un baño amarillo. El resto íntegro del cuello, y en seguida por debaxo hasta la cola, blancos. El costado de la rabadilla amarillo, y los del cuerpo y piernas negros. La cola, remos debaxo y tapadas, negras; pero las últimas en la cercanía del encuentro tienen la orilla exterior blanca en los trozos internos, y el órden inmediato al mayor las borditas blan-

[page] 419

cas, quedando la punta negra. La espalda hasta la cola, y todo encima, negros con reflexos verdes, morados y de oro.

Remos 27, el segundo mayor: cola 14 plumas algo agudas y de Pato: pierna 66 lineas, las 10 desnudas: tarso 39, aplomadas: dedo medio 34. En el ángulo saliente del ala hay un boton obtuso, que sale 5 lineas, sin pluma, y cubierto de piel blanquizca. La cresta comienza en la raiz del pico y acaba 22 lineas mas adelante, formando casi un semicírculo alto 17, con 2 de grueso igual. Es negra, como el pico, y al tacto parece cordoban muy grueso algo flexîble. El pico se adelanta á la cresta 9 lineas, la nariz es oval sin diafracma, y el ojo todo negro.

He tenido otro macho idéntico 2 pulgadas mas corto. La única hembra que he pillado era de 20½ pulgadas: carecia de cresta, y de plumas crespas. Aunque los colores eran los dichos, el jaspe de la nuca se extendia hasta la espalda. No se notaba amarillo en los costados de la cabeza y de la rabadilla, y en los lomos habia algunos ribetes blancos. Ademas todos los colores eran ménos vivos.

DD 2

[page] 420

Buffon1 llama Oye blanzed á un grande y bello Ganso, que ademas es muy notable por una ancha excrescencia carnosa em forma de cresta sóbre el pico, y tambien por los reflexos dorados de bronbe y relucientes como acero bruñido, con que brilla su capa sobre fondo negro. Añade, que la cabeza y la itad superior del cuello están mosqueados de negro y blanco, con plumitas rizadas en lo posterior del cuello; y que todo lo anterior del cuerpo es blanco teñido de gris en los costados. Dice tambien que le parece ménos grueso de cuerpo, y mas délgado de cuello que el Ganso silvestre de Europa, aurique la estatura es á lo ménos la misma. No hay, pues, duda en que trata de mi macho, porque el Autor no conoció la hembra. Se lo lleváron de Coromandel, y cree es el Ipecatí-apoú del Brasil descrito por Marcgrave, segun e lo persuaden los caractéres que éste le dá. Yo tambien debo creer lo mismo, siendo de presumir que el mio exîste ignalmente en el Brasil; pero no sé si será de esta especie el Ganso crestudo de Madagascar, de que hablan Ronnefort y Flac-

1 Tom. XVII. pág. 114.

[page] 421

court, llamándole Rasangue, porque le dan cresta roxa, y en el mio es negra. La estampa 937 le marca 31 pulgadas, y es mala.

NÚM. CCCCXXIX.

DEL COLA AGUDA.

He tenido en Buenos Ayres quatro idénticos, ménos que los dos eran una pulgada mas cortos que el que voy á describir.

Longitud 22 pulgadas: cola 5½: braza 31⅔. Sobre la cabeza es de tabaco sevillano roxo, algo variado con negro. El costado de la misma blanquizco muy punteado de obscuro, y casi lo mismo son la nuca y una pulgada inmediata en contorno del cuello. De allí á la cola pardo, con ribetes notables mas claros, y en el escapulario acanelados. El trozo exterior entero del ala y todas las cobijas en los otros pardas algo mas claras que sobre el cuerpo; pero el órden mayor del trozo medio tiene 3 ó 4 lineas blancas en las puntas, que hacen unatira muy notable. Los remos en la raiz

TOM. III. DD 3

[page] 422

son negros aterciopelados y reflexantes, y mas abaxo hay en las puntas otra tira blanca algo mas ancha que la de las cobijas. Los últimos remos tienen blanquizco el mástil y algo mas, con el resto por fuera pardo, y por dentro negrizco. Los timoneles superiores agudos, y la cola parda ribeteada de blanquizco. De este color es baxo de la cabeza. El resto del cuello, sus costados, los del cuerpo, y el vientre, tienen plumas obscuras con ribetes blanquecinos pardos, que forman un total jaspeado. Lo mismo es baxo del cuerpo con los ribetes mas blancos; de manera que casi todo es de este color. Los timoneles inferiores muy agudos, obscuros y ribeteados de canela clara. La cola y remos debaxo plateados, como el órden mayor de tapadas, siendo las demas pardas; pero las puntas de los remos, que son blancas encima, están por debaxo acaneladas.

Remos 25, el segundo mayor: cola 16 plumas agudas, mucho mas la central, que excede á su inmediata 15 lineas, y ésta á la exterior 23, formando las demas escalera: pierna 33: tarso 22½, pardo verdoso: dedo medio 21: pico 21, obscura la mitad

[page] 423

superior, ménos un poco en los costados de la base que son amarillos, como el labio y la mitad inferior, ménos en las puntas que son obscuras.

NÚM. CCCCXXX.

DEL NEGRIZCO ALA BLANCA.

Exîste en el Paraguay y en Buenos Ayres. Longitud 20½ pulgadas: cola 2¼: braza 32. La cabeza y cuello íntegros son negros profundos con reflexos morados obscuros, aunque el pestorejo de medio atras pardea. La espalda y escapulario tambien negros; pero mirados con cuidado, se advierte una infinidad de sutiles puntos blancos. El lomo obscuro que pardea en la rabadilla, y los timoneles superiores casi negros. La cola y todas las cobijas negrizcas, como los últimos remos: las demas tienen las puntas negras, y el resto blanco. El encuentro blanquizco: tambien las tapadas menores, aunque jaspeadas de obscuro; y las restantes y los remos debaxo blancas con las puntas obscuras. El costado del cuerpo á lineas

DD 4

[page] 424

iguales al traves blancas y negras. Las piernas y vientre lo mismo; pero con las lineas confusas mucho ménos notables. Del orificio á la cola blanco, y el resto baxo del páxaro es un punteado blanquizco y obscuro.

Remos 24: el segundo mayor: cola 14 plumas agudas: pierna 43 lineas: tarso 23, pálido ó amarillo muy débil, y en otros tirante anaranjado: dedo medio 25: pico 28, ancho 11, y mucho mas grueso en la raiz que en los otros Patos; como que tiene allí 15 de altura, y por eso el caballete es mas cóncavo: la punta negra, y el resto roxo algo cárdeno: iris naranjado muy roxo: cabeza mas grande de lo regular sin pluma larga en el cogote, ni berrugas en la cara. No obstante se nota bien que la base del pico es muy gruesa y blanda, y que forma un ángulo agudo en el caballete.

El descrito es macho. La hembra es una pulgada mas corta, y la cabeza mas chica. Baxo de ésta es blanquizca, sus costados pardos blanquizcos, y el resto de la misma con el cuello entero pardos: bien que en los costados y debaxo de éste se nota algun jaspeado. Lo demas sobre el páxaro pardo obscuro, y los remos como el ma-

[page] 425

cho. El costado del cuerpo pardo acanelado, lo inferior blanquizco, y del orificio á la cola con las alas debaxo como en el macho. Pico aplomado, y zancas amarillas obscuras.

Noseda me envia la siguiente descripcion de un pollo de esta especie. "Estaba con su padre y madre, y los tres cayéron del tiro. Fuera de esto en varias quadrillas de la especie ví algunos de éstos, y no les hice caso pensando fuesen de otra conocida, hasta que viéndolos volar, y que todos tenian alas claras, entré en sospecha y los procuré matar. Los campestres que andaban conmigo quisiéron persuadirme, que era otra casta i pero yo, viendo las señas de la especie le creo pichon recien volador; y no tengo duda, porque ademas indicaban lo mismo la ternura de su pico, tarso, dedos y membranas, y lo muy gordo que estaba! Suelen llamar á la especie Alas claras, y en guaraní Peposacá, porque así las manifiestan volando. Medidas las del macho, porque creo lo sería. Encima de la cabeza pardo fuerte, y los costados y tras del cuello son mas claros. Lo restante del cuello hasta el hombro

[page] 426

tambien pardo, pero con ribetes á la redonda pardos acanelados. Así tambien son la espalda y escapulario, pero con ménos ribetes. Lo restante hasta la cola pardo obscuro. Esta mas obscura, y por debaxo blanquizca. Baxo de la cabeza hasta lo delgado del cuello blanquizco: mas abaxo pardo acanelado: despues de un poco ántes del pecho hasta el ano blanquizco, con un jaspe disimulado de pardo: y del ano á la cola blanco. Los costados del cuerpo pardos acanelados. El órden mayor de cobijas, la hijuela y los tres últimos remos, muy negros. Todas las demas cobijas obscuras. El encuentro blanco. Dos órdenes de mayores tapadas muy blancos, los demas de un obscuro blanquizco con bordas blancas. Remos blancos con las puntas negras, y los quatro exteriores tienen la barba menor obscura, y los del trozo interno despues de la faxa negra tienen otra vez las puntitas blancas. El pico, tarso y dedos, azules aplomados. El pico sin cresta."

[page] 427

NÚM. CCCCXXXI.

DEL PATO ESPÁTULA.

No he visto sino quatro en Buenos Ayres. Noseda mató en el Paraguay de un tiro dos de los tres que iban juntos por julio. Todos seis idénticos. El nombre que le doy hace referencia al pico.

Longitud 19 pulgadas: cola 3½: braza 28½. La cabeza y hasta lo mas delgado del cuello son de un blanquizco, salpicado de motitas negras, que dominan sobre aquella, y debaxo lo blanquizco. El resto del cuello entero y hasta el lomo, con los costados del cuerpo y piernas, tienen fondo de canela roxiza con muchas lentejas negras. El pecho hasta el orificio roxizo morado jaspeado de negro, y del ano á la cola negro. El lomo obscuro con sutiles ribetes pardos claros, y los timoneles superiores muy negros. La cola debaxo blanquizca, y tambien la barba exterior de encima; bien que en la pluma de afuera lo es enteramente, y va á ménos hasta que la central solo

[page] 428

tiene blanquizca la orilla, y lo demas es obscuro. Las cobijas celestes aplomadas claras y vivas; ménos el órden mayor, que en el trozo medio es blanco, y en el exterior obscuro ribeteado de dicho celeste. La hijuela y remos del trozo externo obscuros: los del trozo medio de un verde muy tierno y cambiante; y los del trozo interior y el escapulario negros profundos con una lista blanca á lo largo en medio de cada pluma. Los remos debaxo y el órden mayor de tapadas en los trozos internos plateadas obscuras: las tapadas menores pardas aplomadas con algunas lentejas mas obscuras; y las tapadas restantes blancas, como una mancha en el costado de la rabadilla.

Remos 23, el primero mayor, y el ala estrecha y puntiaguda; por cuyo motivo la bate con mas priesa que todos. La cola aguda con 16 plumas en escalera: la exterior 24 lineas mas corta: pierna 36, las 8 desnudas: tarso 22, naranjado claro: dedo medio 22: ojo pequeño, iris blanco: pico de Pato, pero extravagante; porque siendo ancho 8 lineas en la base, va ensanchando la mandíbula superior, hasta que en su mayor extension tiene 14 de travesía,

[page] 429

terminando en un semicírculo, excedido por solo la uñita. De ésta nace una moldura, que sigue los labios. Los dientes largos dos lineas, mayores que en los demas Patos, apiñados y flexîbles, como las puas de un peyne. La longitud del pico 27 lineas, su anchura en la base 8, y en la espátula 14; todo muy negro, liso, suave y tierno, con el respiradero oval sin diafracma. Aunque la pieza inferior es mas estrecha, corresponde á la superior. Las que creo hembras son muy poco menores, y pintadas lo mismo con colores no tan vivos.

Buffon1 describe le Souchet, ou le Rouge, diciendo: „Tiene pico grande, arredondeado, dilatado, y en la punta á modo de cuchara; por lo que le han dado los apellidos de Cuillere, Spatule, y Platyrinchos. La magnitud del macho es poco ménos que la del Canará Sauvage. Su vestido rico en colóres. La cabeza y mitad superior del cuello de un bello verde, las cobijas menores de azul tierno, las medianas blancas, y las mayores hacen un espejó verde branzeado. Lo inferior del cuello y pecho blancos, y todo baxo del cuerpo de un

1 Tom. XVII. pág. 275.

[page] 430

bello acanelado roxizo, aunque algunos, segun Brisson, tienen el vientre blanco. Ray dice que el pico es totalmente negro, Aldrovando que pardo, y Gesner que amarillo encima." Bien meditado todo encuentro, que los colores difieren de los mios, en que le da la cabeza y hasta lo delgado del cuello verdes, y yo de un blanquizco salpicado con motas negras; que convenimos en lo mejor de la librea; esto es en los tres colores de las cobijas, ménos que pone el espejo verde en el órden mayor, quando está en los remos: en que le da blanco el resto del cuello, y yo acanelado con lentejas negras: y en que le tiñe el resto debaxo del cuerpo de un bello acanelado roxizo, que viene á ser lo que yo digo, solo que se lo jaspeo de negro. Resulta pues que la distribucion de colores, y la mayor y principal parte de éstos, son los mismos. A que se agrega la propia forma singular del pico, y su color negro. La estampa 971 difiere, en que le marca una arista aguda en el caballete del pico, poniéndole la uña roxa. En nada se parece al mio el color de la cabeza y hasta medio cuello, ni el resto de éste y principio del pecho. Lo mismo digo de una

[page] 431

tira muy blanca que le señala en las cobijas menores, continuándola por las plumas internas del escapulario. Le da blanco el órden de cobijas inmediato al mayor, á quien pinta de verde. Le tiñe de blanquizco el vientre rayándoselo de negro. Le da cola igual, iris naranjado; y le achica y acorta la cabeza.

Pasemos á cotejar la hembra. De quien dice el Autor, tiene los propios colores, mas débiles en las cobijas; pero que en lo demas no está vestida sino de tintas obscuras, de un gris blanco y acanelado, y ribeteado y festoneado de negrizco. Ya se vé que habla tan confusamente que no se puede formar juicio de la tal hembra. Recurramos pues á su estampa 972, que le da 17½ pulgadas, y acordamos en el color de la cabeza y hasta medio cuello. Le tiñe el resto de éste y hasta el lomo de blanquizco, con anchos dobladillos negros en lugar de mis lentejas. Le señala el pecho hasta el orificio como yo, y de allí á la cola blanquizco variado con negro. Convenimos en el lomo, cola y timoneles superiores; ménos que á éstos los ribetea de color claro. Finalmente concordamos en las tintas de

[page] 432

las cobijas, remos, pies y pico, ménos que termina lo verde de los remos con una linea blanca. Pensándolo todo opino: que estas diferencias, sacadas de la estampa de la hembra, son descuidos del iluminador; y que la mencionada hembra es mi Pato Espátula. En quanto al macho, como lie tenido quatro, y Noseda dos, todos idénticos, y sea mas que probable que entre los seis hubiese de ámbos sexôs, no debo admitir diferencia sexûal. Por consiguiente, ó el Autor se ha equivocado suponiendo que difiere del macho, ó el que tiene por tal es especie diversa. Yo estoy por lo primero. Copia varias noticias de Baillon, que dice, no come sino pequeños insectos y crustáceos; á que añade. Gesner, que tambien pilla con destreza moscas volando; pero aunque no me repugna totalmente lo primero, seguro está que crea lo segundo. Tampoco me opongo á que sea triste y dificil de domesticar. Le hace de pasa, y le tengo por estacionario. Describe el modo de criar, el color de los huevos y pollos, &c.; pero de estas cosas cada uno creerá lo que le dé la gana, porque observo, que el tal Baillon habla tanto de los

[page] 433

páxaros aquáticos que se me hace imposible lo haya averiguado. Entre otras cosas parece cree que todos los Patos, ménos el presente y el Chipeau, se visten de diverso modo, y de colores grises todos los años pasado el tiempo del amor; y no le doy crédito, porque á todos los mios he encontrado idénticos todo el año.

Mi Autor se persuade, á mi ver con razon, que este Pato es el Yacapatlahoac, á quien Fernandez caracteriza con los tres colores mas notables de las alas, y con la espátula del pico. Tambien estoy con Buffon en quanto á que es de esta especie el Tempatlahoac del propio Español; pues aunque Brisson le hace diferente, le caracteriza inequivocablemente con las alas y pico que yo; y advierte Fernandez, que tambien dan el nombre Tempatlahoac al Yacapatlahoac.

Mauduit añade que los individuos de la especie Souchet varían de colores en Europa, y que encontró las mismas variedades en siete ú ocho que le enviáron de Luisiana, sin dudar qué son todos de la misma especie. Yo en materia de variedades creo poco, porque las encuentro pocas ve-

TOM. III. EE

[page] 434

ces en la naturaleza, y porque veo que casi todas proceden del diferente modo de explicarse y del descuido.

NÚM. CCCCXXXII.

DEL PICO PEQUEÑO.

He tenido quatro idénticos en Buenos Ayres. Longitud 20 pulgadas: cola 3½: braza 33¾. La cara hasta el ojo blanca. De allí á lo delgado del cuello obscuro, mas claro en el costado de la cabeza; pero de lo posterior del ojo nace sobre él una tira ancha 6 lineas, que, dirigiéndose por lo alto del costado del cuello, acaba casi en lo delgado de éste, siendo de precioso esmalte azul morado en conjuncion con la luz, y verde tierno en la oposicion. El resto íntegro del cuello á listones al través blancos y obscuros, el pecho hasta el orificio blanco, y lo demas hasta la cola no sé el color que tendrá, porque le habian desplumado. El costado del cuerpo de canela amarillaza clara: los remos debaxo y rapadas plateadas; pero éstas variadas con

[page] 435

tiritas y manchitas pardas. La espalda y escapulario negros con las orillas de las plumas blancas: el lomo obscuro con insensibles ribetes blanquizcos, y de allí á la cola blanco. El trozo exterior èntero del ala, las cobijas menores del siguiente y la cola, pardas obscuras. El resto de cobijas en dicho trozo medio blanco, con las puntitas del órden mayor negras aterciopeladas, que es el color de los remos del mismo trozo. El interno es pardo obscuro; pero sus remos tienen el mástil y la bordita blancas.

Remos 25, el segundo mayor: cola 14 plumas algo agudas: pierna 40 lineas: tarso 21, verdes obscuras: dedo medio 22: pico 15, celeste muy claro, con la punta y una linea en la raiz negras, que es el color de la pieza inferior. La frente bastante elevada, y la pluma sobre la cabeza y nuca larguita. Las que creo hembras no difieren sino en tener algo mas corta la cabellera.

EE 2

[page] 436

NÚM. CCCCXXXIII.

DEL PICO APLOMADO Y ROXO.

Maté dos idénticos en una laguna de las Pampas de Buenos Ayres, y son los únicos que he visto.

Longitud 19¾ pulgadas: cola 4½: braza 29¼. Baxo de la cabeza y su costado del ojo abaxo son blancos, y el resto de la misma opaco; aunque mirándolo con cuidado se advierte ser una mezclilla de obscuro y canela. La nuca parda, y en el pestorejo hay lentejas negras circundadas de canela. La espalda, escapulario y timoneles superiores, casi negros ribeteados de canela. El lomo, todas las cobijas y los remos del trozo externo, obscuros. Los del trozo interior como las plumas del escapulario, y los del trozo medio tienen en la punta 9 lineas de tabaco roxo, luego una tira de 3 lineas negra aterciopelada, y el resto verde esmaltado. Ademas el órden mayor de cobijas correspondiente tiene una tira ancha 3 lineas, roxizas en la punta. Todo

[page] 437

lo inferior y costados es de un fondo acanelado vinoso con lentejas negras limpias. Los timoneles inferiores de canela con los centros opacos. Los remos como encima; pero lustrosos. Lo mismo es el órden mayor de tapadas, el siguiente blanquizco en los trozos internos, y las demas negras. La cola debaxo blanquizca, y lo mismo encima aunque mas opaca, y con ribetes mas claros y acanelados.

El segundo remo es el mayor: cola 16 plumas agudísimas, particularmenteola central, y en escalera igual, siendo la de afuera 3 lineas mas corta: pierna 37: tarso 21, aplomado obscuro pico 18, aplomado, y sus costados roxos naranjados desde la raiz hasta pasar un poco el respiradero.

NÚM. CCCCXXXIV.

DEL ALAS AZULES.

No lo he visto sino en el Rio de la Plata y Buenos Ayres. Longitud 17½ pulgadas: cola 3¼: braza 25. En la raiz del caballete del pico nace una tira angosta obscura,

TOM. III. EE 3

[page] 438

que se prolonga ensanchando sobre la cabeza. Todo el resto de ésta, el cuello entero, baxo del cuerpo y sus costados, son roxos, con los timoneles inferiores obscuros. Los dos órdenes menores de tapadas celestes: los dos siguientes pardos con las puntitas acaneladas, y todas las demas blancas. Las cobijas celestes preciosas, aunque las puntas del órden mayor en el trozo medio son blancas con tal qual mancha de canela. El trozo externo entero del ala obscuro, con sus cobijas ribeteadas de celeste. Los remos del trozo medio verdes tiernos y reflexantes, y la espalda hasta la cola obscura; pero en ámbos extremos se notan bien ribetes más claros. Las plumas mayores del escapulario obscuras con el centro á lo largo blanco, y las menores roxizas con tiritas obscuras al través.

Remos 24, el segundo mayor: cola 12 plumas patunas: pierna 33 lineas, tarso 18 amarillas, aunque la membrana obscurece en lo interior de los dedos: pico 20 negras.

La hembra es una pulgada mas corta, y algo diferente en colores. Sobre la cabeza es pardo obscuro, y el resto de la misma pardo mas claro debaxo. De allí es tam-

[page] 439

bien parda una pulgada del cuello, y lo demas de éste íntegro, la espalda y hasta la cola inclusive, obscuros con ribetes notablemente mas claros. El ala en todo idéntica á la del macho, menos que el verde tierno no se percibe sino muy poco, porque parece obscuro. El resto baxo del cuerpo y sus costados jaspeados de blanquecino y pardo acanelado.

Despues tuve otro macho de 15⅓ pulgadas, y no se notaba en él la tirilla que sale del pico sino únicaménte alguna obscuridad sobre la cabeza, y los quatro órdenes menores de tapadas enan pardos. Despues tuvé otro macho y hembra; aquel de 18½ pulgadas: cola 3¾: toda la cabeza y hasta lo mas delgado del cuello era pardo blanquizco acanelado bon motitas obscuras, y el resto del cuello entero y costados del cuerpo acanelados claros con lentejas negras. Baxo del cuerpo roxizo obscuro con lentejas obscuras menores que las dichas. Los timoneles inferiores negros: la cola plateada debaxo, y obscura encima con ribetes blanquizcos. Últimamente los ribetes de la espalda y de los timoneles superiores eran acanelados. Su hembra tenia la

EE 4

[page] 440

cabeza y lo delgado del cuello como el macho.

NÚM. CCCCXXXV.

DEL CARA BLANCA.

No lo he visto en el Rio de la Plata; pero abunda en el Paraguay casi tanto como todos los demas juntos, y es estacionario. Visto en sociedades que á veces pasan de doscientos, y suelen estar tan juntos, como que Noseda mató dirz y seis de un tiro y veinte de otro. Es muy volador, y se oye pasar á todas horas de: la noche, silbando bi bi bi, en linea de batalla, que á veces encorva en media luna. Casi no tiene diferencia sexûal, y se aparta del comun de los Patos en la braza, pierna y tarso mas largos, en el cuerpo ménos redondo, que trae mas derecho, y en el cuello mas delgado y largo, sin encorvarle tanto.

Longitud 18 pulgadas: cola 2½: braza 33. Si se concibe un plano vertical que pase 2 lineas tras de los ojos, todo lo que quedaria hácia el pico es blanco, mas puro

[page] 441

en los costados y debaxo que en lo superior. Desde dicho plano hasta medio cuello es negro; pero lo blanco de debaxo de la cabeza sigue otro tanto por la garganta en el macho, y en la hembra este blanco está separado en dos por lo negro que cierra en lo alto de la garganta, y se introduce por dos puntas hácia la horqueta. El resto íntegro del cuello hasta cerca de la raiz es roxo avinagrado y bello. Desde este color comienza una tira ancha y negra que sigue á lo largo baxo del cuerpo hasta la cola, dexando los costados á listones al través limpios é iguales blancos y negros. Las piernas, cola, lomo, rabadilla, remos, todas las tapadas y el órden mayor de cobijas, son negras. La espalda y parte inmediata del pestorejo pardas obscuras con tiras amarillas pálidas. El escapulario obscuro con las bordas pálidas. Las cobijas de los trozos internos desde el encuentro á la medianíde ellos roxizos, y los restantes obscuros pálidos. Los del trozo exterior négros.

Remos 27, el segundo y tercero mayores, y con rebaxos hácia la punta: cola 14 plumas patunas: pierna 48 lineas, las 9 desnudas: tarso 30, celestes: dedo medio

[page] 442

29: picó negro: el contorno del ojo celeste, como una faxita tras de la uña del pico. La hembra tiene la cabeza algo menor.

Mi Naturalista1 le llama como yo, y le describe así. "El contorno de la cara es blanco, é inmediatamente hay sobre la cabeza un velo negro, que abrazando lo anterior y lo alto del cuello, cae para atras. El ala y cola negrizcas, y el resto del vestido ricamente matizado á bandas y festones negrizcos, acanelados y roxizos; cuya tinta, mas fuerte en la espalda, vá hasta lo roxo de ladrillo en lo inferior del cuello y pecho." Añade que se encuentra en el Marañon, y que es mas grueso que le Canard Sauvage de Francia. No hay para que detenernos en este modo de describir, y bastará decir que trata de mi Pato, equivocando mucho su magnitud. La estampa 808 le señala erradamente 26 pulgadas, y toda ella es mala.

1 Tom. VII. pág. 366.

[page] 443

NÚM. CCCCXXXVI.

DEL ROXO Y NEGRO.

No he visto sino dos en el Paraguay; pero he tenido ocho en Buenos Ayres. Noseda dice que canta bi-bi-bi como el anterior; pero algo mas ronco: que no tiene diferencia sexûal, y que hácia los 26 grados abundaba tanto como el precedente; á quien se acerca en las formas y proporciones.

Longitud 17 pulgadas: cola 2⅓: braza 31¾. Sobre la cabeza es de canela opaca, y en lo alto del cogote comienza una tira negra bastante ancha que sigue hasta mas de medio pestorejo. De la medianía de esta tira nace una gola ó collar blanquizco, ancha una pulgada, que abraza la garganta, y el color de esta gola sube por la garganta hasta la vertebra inmediata á la cabeza. Baxo de ésta, sus costados y todo el resto del cuello, son de canela amarilla, algo obscurecida en la inmediacion de la espalda. Esta y el escapulario casi negros

[page] 444

con anchos dobladillos de canela, y los timoneles encima y debaxo blancos bañados en pajizo. El lomo, cola, remos, cobijas y tapadas, negras; pero todas las cobijas menores de los trozos internos tienen dobladillos roxizos obscuros. El pecho hasta el orificio de canela, mas roxa en los costados; pero en éstos las plumas mas inmediatas al ala tienen casi blanca la mitad exterior.

Remos 27, el primero mayor: cola 16 plumas patunas, y la exterior y su inmediata tienen un piquito blanco hácia la punta: pierna 46 lineas, las 10 arremangadas: tarso 29 aplomadas: dedo medio 31: pico 22, obscuras azules, con los labios y a mitad inferior celestes.

He tenido otros de 19½ pulgadas, y las demas medidas á proporcion. Su pico negro, y todo lo demas idéntico. Noseda le describió tambien, y en nada discrepamos en los colores.

[page] 445

NÚM. CCCCXXXVII.

DEL IPECUTIRÍ.

Así le suelen llamar los Guaranís, aludiendo á su voz, que es muy aguda y dice tiri ó cutiri. Me parece que abunda sin comparacion mas en el Paraguay que en el Rio de la Plata. Vá ordinariamente con us amada, á veces en bandadas de hasta veinte, y suele incorporarse en las lagunas con las demas especies. Es mansejon, estacionario, y hace el nido en los juncos por agosto; y aunque ignoro el número de huevos, sé que son blancos, mas agudos en un polo, largos 23 lineas, y gruesos 16. Muda de plumas á primeros de mayo.

Longitud 16¾: cola 3½: braza 26. Lo anterior de la cabeza hasta el ojo inclusive es pardo acanelado, y el mismo costado desde el ojo á lo mas delgado del cuello mas blanquizo que baxo de la cabeza. La nuca, el cogote y algo sobre éste negros: el resto del cuello hasta el estómago roxizo; y lo inferior y costados del cuerpo par-

[page] 446

dos acanelados, con algunas lentejas negras en lo anterior de dichos costados. La espalda, escapulario, timoneles superiores y últimos remos, pardos no tan claros como el pestorejo; y el lomo, cola y cobijas menores, negras esmaltadas. El trozo externo del ala, y parte de los remos del siguiente, con sus cobijas mayores, tienen color cambiante en verde y azul esmaltado; pero dichos remos en el trozo medio tienen la puntita blanca, luego una tira negra aterciopelada, y despues un pedazo azul morado. Los remos debaxo conservan lo blanco de encima, y lo demas es obscuro, como sus dos órdenes de mayores tapadas, ménos los del trozo interno que son blancos. La hembra es muy poco menor, con los propios colores mas apagados, y con una mancha blanca sobre cada lagrimal, y otra idem sobre el ángulo de la boca.

Remos 26, el segundo mayor: cola 14 plumas patunas: pierna 34 lineas, las 4 desnudas: tarso 21, roxas: dedo medio 22: pico 18, roxas obscuras, y en la hembra aplomadas.

[page] 447

NÚM. CCCCXXXVIII.

DEL CABEZA NEGRA.

Compré macho y hembra en Buenos Ayres. Longitud 15¾ pulgadas: cola 2: braza 23½. La cabeza entera y algo del cuello son de un negro no profundo, que se dilata sobre el cuello, perdiendo algo de su fuerza, hasta ocuparlo todo sobre el páxaro. Pero mirando con cuidado se advierte, que todo lo dicho, ménos la cabeza, tiene infinidad de puntos finísimos acanelados, ménos el trozo exterior del ala. Las puntas de los remos del trozo medio son blancas, como la puntita del órden mayor de sus cobijas. El resto inferior de la garganta, y del costado del cuello, con el del cuerpo, y la rabadilla, son un compuesto igual de puntos acanelados claros y obscuros. Los timoneles inferiores roxizos, y el resto baxo del páxaro es un mármol plateado matizado de obscuro. El encuentro y todo baxo del ala color de plata. La hembra una pulgada menor con los pro-

[page] 448

pios colores, ménos que el citado mármol es con mucho ménos blanco y con bastante canela.

Remos 24, el segundo mayor: cola 12 plumas patunas: pierna 33 lineas, las tres desnudas: tarso 17, pálidas obscuras: dedo medio 21: pico 18, obscuro verdoso, aunque en los costados de su raiz hay algo roxo en el macho, y naranjado en la hembra.

NÚM. CCCCXXXIX.

DEL PICO AMARILLO Y NEGRO.

Le compré en Buenos Ayres por diciembre, y es el único que he visto. Longitud 15 pulgadas: cola 2⅚: braza 24¾. La cabeza entera y un poco del cuello son un compuesto de tiras obscuras y blanquizcas puercas, y el pestorejo obscuro con ribetes mas claros muy poco sensibles. La espalda y escapulario obscuros notablemente ribeteados de pardo mas claro, y en las mayores plumas del escapulario de acanelado. El lomo hasta la cola inclusive pardos:

[page] 449

tambien lo es el ala entera, pero algo mas obscura; ménos las puntas de las cobijas del órden mayor en el trozo medio que tienen una cinta ancha tres lineas color de tabaco roxo débil en las puntas. Otra cinta poco mas ancha, mas blanquizca, hay en las puntas de los remos de dicho trozo, y el resto de estos remos es negro aterciopelado; pero los dos remos internos del mismo tienen dorada brillante la barba de afuera en oposicion con la luz, y verde tierna en la conjuncion. El resto del cuello, sus costados y algo mas, tienen notables lentejas negras en fondo blanquizco avinagrado. En el pecho hasta el vientre hay fondo casi blanco con tiras obscuras mal seguidas. Las piernas y del orificio á la cola pardos. Tambien lo son, aunque mas obscuras, las tapadas menores; y los remos debaxo plateados obscuros con la cinta roxiza en las puntas los que la tienen encima. El propio plateado se vé en el órden mayor de tapadas, ménos en su raiz que es casi blanca, como el órden inmediato, bien que en las puntas de éste se nota un poquito obscuro. El resto de tapadas de los trozos internos blanco con muchas manchas graciosas obscuras.

TOM. III. FF

[page] 450

Remos 25, el segundo mayor: cola 12 plumas patunas: pierna 32 lineas: tarso 18 aplomadas claras: dedo medio 19: pico 15½, hundido su caballete en los respiraderos; entre los quales es negro como en la punta, y lo demas amarillo puro.

NÚM. CCCCXL.

DEL PICO DE TRES COLORES.

He tenido bastantes idénticos en el Paraguay, y tambien me parece que exîste en Buenos Ayres. Sus costumbres son las del Ypecutirí, y no conoce otra diferencia sexûal que la de ser la hembra muy poco menor. Algunos de esta especie crian en los mechinales de la Iglesia de Areco.

Longitud 14¼ pulgadas: cola 2½: braza 22¾. Sobre la cabeza es de un negro que incluye el ojo y poco mas. El centro del cogote y la nuca pardos, y el resto de la cabeza blanquizco acanelado. De la nuca á la rabadilla son las plumas obscuras, con ribetes, y uno ó dos listoncillos al traves blancos acanelados, mucho ménos sensibles en

[page] 451

el lomo. Las plumas del escapulario y los últimos remos pardos obscuros; pero aquellas en el macho tienen una tira blanca á lo largo. Las cobijas y el trozo externo de los remos obscuros aplomados; pero el órden mayor del trozo medio tiene en la punta blanco, que forma una cinta ancha tres lineas: otra idem algo mas ancha hay en la punta de los remos correspondientes, los quales sobre esta cinta tienen otra algo mas estrecha negra aterciopelada, y el resto verde con reflexos azules, morados y de oro. La rabadilla y cola á tiritas negras y blancas al traves. Lo propio son las piernas y el vientre hasta la cola; pero aquí domina mas lo blanco, porque las tiritas negras son lineas muy sutiles interrumpidas ó como formadas de puntos. Desde lo alto de la garganta al vientre es fondo blanco acanelado con gotas ó lentejas negras, y el costado del cuerpo blanco con gotas negras mayores y ménos redondas, de modo que de medio atras son ya tiras al traves. Las tapadas menores obscuras: las demas blancas, como las puntas del trozo medio de los remos; y éstos obscuros plateados.

Remos 24, el segundo mayor: cola 14

FF 2

[page] 452

plumas de Pato: pierna 30 lineas: tarso 17, aplomadas claras: pico 17, su uña y el caballete negros, y todo el resto celeste claro; ménos una mancha naranjada en cada lado, que empieza en la raiz y se extiende hasta pasar el respiradero sin tocar al labio: iris de canela.

NÚM. CCCCXLI.

DEL COLLAR NEGRO.

Digo lo que del precedente, ménos que no sé donde cria. Longitud 14 pulgadas: cola 2⅔: braza 23: la frente, costado de la cabeza y un poquito de la garganta, tienen plumas blanquizcas con algo pardo en los centros. Sobre la cabeza de un negro que sigue hasta pasar la nuca, donde ensancha algo y forma un collar, que no cierra con mucho en la garganta. Pegado á este negro hay una tira blanca que le acompaña desde el costado del cogote al collar. De éste al lomo es pardo como los últimos remos. El lomo hasta la cola inclusivè, las cobijas y tapadas, negras profundas; pero en las

[page] 453

cobijas del trozo medio hay una grande elipse blanca, que dexa negras las puntas. Los remos del trozo externo negros: los del medio de un verde lustroso en la oposicion, y azul en conjuncion; y el escapulario roxizo. Del collar al pecho inclusive, y los costados del cuello, roxizos avinagrados con graciosas lentejas negras; y del pecho al ano fondo blanquizco con lineas sutiles obscuras al traves. El resto hasta la cola muy negro, con una grande mancha blanca en cada costado de la rabadilla, separada por una tira negra de otra mancha blanca que hay tras de ella. Los costados del cuerpo y lo exterior de las piernas fondo blanquizco con lineas graciosas obscuras al traves, mas bien tiradas que las de baxo del cuerpo.

Remos 23, el tercero mayor: cola 12 plumas patunas: pierna 30 lineas: tarso 18, blanco rosado: pico 18, azul aplomado.

NÚM. CCCCXLII.

DEL CEJA BLANCA.

Solo he tenido dos idénticos, y visto ocho

TOM. III. FF 3

[page] 454

que me lo han parecido. Todos en el Paraguay, y sus costumbres las del Ypecutirí.

Longitud 13¼ pulgadas: cola 2¼: braza 22. De sobre el ojo nace una tira blanca, que sigue con pequeña interrupcion hasta la nuca, sin unir con la del otro lado. Tambien son blancos el párpado inferior, baxo de la cabeza y su inmediacion, sin unir en la nuca. El resto de la cabeza y el cogote pardos, mas obscuro sobre aquella. La garganta hasta la cola y costados blancos con cintas pardas al traves, que se notan poco del pecho atras, casi nada en el vientre, y los timoneles inferiores solo tienen puntitos pardos: las tapadas negras, y los remos allí de acero bruñido. Del cogote al lomo, el escapulario y los tres ó quatro últimos remos pardos; y la cola obscura con las puntas de canela débil. El trozo externo entero del ala pardo obscuro como la barba mayor de los otros, que tienen la superior de un verde vivo, con las bordas moradas en qualquiera posicion de la luz. Todas las cobijas de los trozos internos negros; pero el órden mayor del trozo medio tiene una grande mancha elíptica y blanca que dexa negras las puntas y raices.

[page] 455

Remos 25, el primero y segundo mayores: cola 12 plumas patunas: pierna 27 lineas, muy poco desnuda abaxo: tarso 16½, blanco rosado: pico 17½, obscuro con un poquito azul opaco en la punta: iris pardo poco sensible.

CARACTERES GENERALES

DE LOS MACÁS.

Así les llaman los Guaranís, y aunque los he descrito todos en el Paraguay, no dudo que exîsten en el Rio de la Plata, pues he visto alguno de léjos en los arroyos. Tienen las alas estrechas, y en reposo ocultas con el escapulario y con las plumas del costado del cuerpo. Carecen de cola, y en su lugar hay un pincel de plumitas, cuyas barbas parecen pelos. La cabeza es algo peqúeña, prolongada y algo semejante á la de la Culebra. El pico recto, agudo, fuerte, de mitades iguales en fuerza y longitud, los labios afilados, y el respiradero sin diafracma. El cuello largo y delgado: su pluma y la de la cabeza corta, tupida, aplanchada y

FF 4

[page] 456

de barba suelta. El cuerpo aplastado: su pluma corta, espesa é impenetrable á la humedad. Las piernas enteramente envueltas en el abdomen, y tan atrasadas, que el tarso nace de la extremidad del cuerpo, y no está como en los demas páxaros, sino echado para, fuera en un plano horizontal; y es mas bien remo y timon, que instrumento de caminar, porque no lo pueden hacer: ademas es comprimidísimo, y sus escamas en lo posterior o mas bien interior forman dos serrezuelas. La nadadera que une los dedos es escamosa y hondeada. Las uñas anahas, planas, y con mas propiedad son escamas envueltas en la nadadera; y el dedo exterior es igual ó mayor que el del medio.

No solo no pueden caminar en tierra, pero ni aun creo que tomar vuelo; pues me han traido uno, que sorprehendido por casualidad en tierra, le cogiéron con la mano. He observado en algunos vivos, que lo mas que hacen, es poner con mucho trabajo el cuerpo vertical, y con los tarsos echados afuera dar algunos pasitos, muy cortos apresurados, y caer en el suelo sin adelantar media vara. Zambullen para evitar los peligros, y salen lejos; porque no hacen uso

[page] 457

de las alas para huir, aunque se les tire y maltrate. No obstante, como habitan los rios y lagunas mediterráneas, es preciso sepan tomar vuelo desde el agua, que es su único elemento, donde zambullen y persiguen los pescaditos con destreza, y nadan perfectamente, meneando las patas como remos en el plano horizontal del cuerpo, que llevan mas flotante ó fuera del agua que los Patos. Allí sus movimientos son muy prontos y vivos; y quando uno les quiere coger, pican con actividad.

Buffon los divide en dos familias de Greves y Castagneaux sin mas motivo que el de la magnitud; pero como ésta es progresiva, no es justa tal division. Ninguna de sus estampas los representa con el cuerpo tan vertical y las piernas tan echadas afuera como ellos están los pocos momentos que se sostienen en pie.

NÚM. CCCCXLIII.

DEL CORNUDO.

Solo he tenido dos idénticos vivos; y ha-

[page] 458

biéndolos soltado en mi quarto, manifestá, ron mucha actividad en la cabeza y cuello, porque lo demas estaba como tullido en tierra. Siempre estuviéron echados como Ranas con los tarsos vueltos afuera. Les dí carne cruda, y aunque la tomaban con el ansia de hambrientos, al punto la arrojaban como si les causase hastío. Al dia siguiente amaneciéron muy melancólicos, y á la tarde muriéron. Echados y tranquilos formaban una S con el nuello, tocando su medianía al espinazo: y la extremidad del pico, algo inclinada para a baxo, casi no sobresalia de la base del cuello.

Longitud 22½ pulgadas: el pincel de la cola 2¼: braza 13½; y hasta la raiz del cuello 12. El otro era 2¾ pulgadas mas corto. En el cogote hay un espeso moño de una pulgada, algo echado atras, bien que con la rabia le pone casi vertical, y á veces separa sus plumas por detras formando una V, ó como dos cuernitos, herizando tambien muy poco al mismo tiempo las plumas de toda la cabeza. Sobre ésta, el moño y pestorejo son de un azul fuerte lustroso y casi negro, que se interna por la nuca en la garganta para formar un collar pequeño.

[page] 459

El costado y baxo de la cabeza azules plateados, y la garganta y sus costados de un roxizo, que empieza á blanquear poco ántes de la clavícula, siguiendo lo blanco con lustre de plata bruñida por todo lo inferior; donde se nota á lo largo una canal aparente. Los costados del cuerpo acanelados lavados con un obscuro, que domina en la parte posterior y alta de dichos costados. Todos los remos debaxo blancos, con las puntas pardas en el trozo exterior. El órden mayor de tapadas tambien blanco, y las demas mezcladas de este color y roxizo. La espalda hasta la cola negrizcos; pero aquella y el escapulario con sutiles ribetes pardos claros. Todas las cobijas obscuras, y los remos blancos, con las puntas obscuras en el trozo exterior, y acaneladas en los demas. El pincel de la cola casi negro encima, y en lo demas roxizo; siendo su postura natural 45 grados elevada sobre la rabadilla.

Remos 30, el segundo y tercero mayores: pierna 63 lineas, desnuda la coy untura: tarso 33: dedo exterior 36, medio 33, interior 28, y trasero 8; pero éste es mas bien lateral interno, y está envuelto en na-

[page] 460

dadera. Tambien los otros, pero de diferente modo que los Patos, porque la nadadera del Macá es escamosa y hondeada al modo que la hoja de una higuera. En ella se vé mucho pálido, siendo lo demas negro, como los dedos y el tarso. Pico rectísimo, fuerte, largo 35 lineas, negro con la punta blanquizca, la boca rasgadísima, y el iris roxo.

Despues tuve otro de 24 pulgadas, y en lo demas lo mismo, ménos que todo el costado del cuerpo era obscuro, y los tres órdenes mayores de tapadas blancos.

Buffon1 describe á su Grebe cornu diciendo. "Lleva un copete negro dividido detras en dos puntas ó cuernos. Ademas tiene una especie de cabellera esponjada, acanelada en la raiz, negra en la punta, y cortada á la redonda en el contorno del cuello: lo que le da fisonomía extraña, y ha hecho que le miren como una especie de monstruo. Es un poco mayor que la especie comun, y tiene el propio vestido, ménos la cabellera y los costados, que son acanelados. Exîste en Italia, Suiza, Alemania, Polonia, Holanda, Inglaterra y

1 Tom. XV. pág. 365.

[page] 461

México, donde Fernandez dice, que le llaman Liebre de agua, sin decir el motivo." Reflexîonando un poco encuentro, que el Grebe comun tiene, segun el autor, 17 pulgadas; y siendo el Cornudo algo mayor, resulta tener la longitud del mio. Tambien noté yo, que con el enojo formaba un copete cornudo ó con dos puntas, y que herizaba un poco las plumas de la cabellera. Igualmente es de notar que lo negro del copete y cabellos del mio se introduce por la nuca en la garganta: y esto es lo que entiendo puede significar decir el autor, que el extremo ó parte baxa de la cabellera es negra. Ademas el mio tiene roxizo el costado del cuello, y por consiguiente el de lo que llama cabellera. Por fin convienen en el color del costado del cuerpo, y aun en el de encima, pues en esto son casi lo mismo todos los Macás. Concluyo pues que creo la identidad. Verdad es que el autor le supone cuernos y cabellera constantes; pero no dudo que pondera. La estampa 400 le marca 14 pulgadas contra lo que dice el autor: le hace demasiado notable la cabellera: le pinta blanca la mitad anterior del costado de la cabeza y todo el cuello desde lo mas

[page] 462

delgado abaxo: y le pone todo lo inferior y costados acanelados variados de blanco. Encima todo lo hace obscuro con una tira blanca en las cobijas menores, y otra en la raiz de los remos. Ademas le da pico y una pierna obscuros acanelados, y la otra azul: que son todas cosas que no convienen con lo que dice el autor, y descuidos manifiestos. Mejor conviene mi descripcion con la de Brisson que dice: Colymbus cristatus, superne obscure fuscus, inferne albo argenteus, capite superiore nigricante; capite ad latera, gutureque dilute fulvis; collo supremo rufo, in medio longis pennis nigris circundata; tectricibus alarum superioribus minoribus & majoribus corpori finitimis remigibusque à decima quinta ad vigesimam quintam usque candidis. De manera, que aunque tengo por mas exâcto lo que he dicho, se conoce que hablamos del propio páxaro.

Despues1 habla del Grebe de Cayena diciendo: „Por la longitud del cuello es el mayor de su familia, y no por las dimensiones del cuerpo. Tiene la capa parda, y lo anterior del cuerpo de un acanelado pardo, que se extiende por los costados y

1 Tom. XV. pág. 375.

[page] 463

sombrea lo blanco del pecho y lo inferior, que en realidad no lo es puro sino en el estómago." Esta indicacion y el pais parece pueden aplicarse al mio. La estampa 404, fig. 1a. le marca la propia longitud de 19 pulgadas. Le da el mismo color que yo encima, pero lo uniforma con el del pestorejo y de toda la cabeza. No le marca el collarcito, y solo le indica blanca la mitad de la raiz de los primeros remos. Le da nadaderas y tarso azules obscuros, la raiz de la mandíbula inferior blanca, y el resto del color de la capa. Tambien me parece que le alarga algo el cuello, lo que puede venir de la preparacion del esqueleto. En fin presumo que todas estas diferencias son descuidos.

Le parece al autor que el Kaarsaac de Groenland es tambien un Macá; pero estoy en que no, porque se le supone de pasa, y no creo que lo sea ninguno de esta familia. Mas bien pudiera serlo y de esta especie el Canard abec pointu de Groenland, que tiene copete, segun dice Crantz. Tambien lo puede ser el Esarokuitook Groenlandis, colymbus major, plumis candidis & nigris, minoribus præditus alis de Egede. Igualmente puede ser de esta especie alguno de los que

[page] 464

Bougainville encontró en Maluinas; pero no los caracteriza bastante para poder convencernos.

NÚM. CCCCXLIV.

DEL PICO CORVO.

Le compré por enero, y es el único que he visto. Longitud 12⅚ pulgadas: el pincel de la cola 1¼: braza 21; y hasta la raiz del cuello 6½. Sobre la cabeza y siguiendo el pestorejo, con todo sobre el páxaro, son obscuros; pero los remos y cobijas mas claros ó pardos. De lo anterior del ojo cae por el ángulo de la boca una mancha negra aterciopelada, que tambien ocupa todo baxo de la cabeza; cuyo costado y el del cuello hasta la mitad de su longitud son pardos blanquizcos, como la mitad alta de la garganta. El resto de ésta, todo debaxo, y los costados del cuello y del cuerpo, son de un plateado pardo, y los remos y tapadas de plata.

Remos 27 como los del precedente: pierna 41 lineas: tarso 21, aplomado obscuro: dedos medio y exterior 29, interno 21½,

[page] 465

trasero 6½: la nadadera que une los tres primeros forma un hondo seno entre el medio y los demas: pico largo 10, alto y ancho 6, recto con la quarta parte de la punta bastante corva, blanco azulado con un anillo de tres lineas en su medianía negro aterciopelado, que cubre el respiradero sin diafracma: la borda del párpado muy blanca: el párpado pelado, como un poquito de su contorno, que comunica estrechamente con el pico.

Mi Autor1 habla del Grebe de Luisiana diciendo. „Sobre tener la punta del pico ligeramente corva, difiere de la mayor parte de los otros en que el pecho no es blanco puro, sino muy cargado en los costados de pardo obscuro, con lo anterior del cuello de esta última tinta. Su estatura menor que la del Grebe comun." Aunque esta indicacion no tiene la puntualidad que la mia, tengo por cierto que pertenece á mi páxaro, porque le acomoda la estatura y todo. La estampa 943 le da 13 pulgadas; y por lo que hace á colores no se parece á lo que dice el autor.

1 Tom. XV. pág. 373.

TOM. III. GG

[page] 466

NÚM. CCCCXLV.

EL MENOR.

Es el que ménos escasea. He tenido bastantes idénticos: uno de ellos cogido con la mano fuera del agua junto á un arroyo; y habiéndole yo soltado en mi quarto, sucedió lo que con el primero.

Longitud 8 pulgadas: el pincel de la co la 1½: braza 14; y hasta la raiz del cuello 4⅙. Sobre la cabeza, el pestorejo y la horqueta, son de un negro no fuerte. El costado de la cabeza y del cuello, con la garganta, cenicientos obscuros; y lo inferior y costados del cuerpo menudamente jaspeados por igual de blanco y pardo. Los remos debaxo y las tapadas mayores blanquísimas, y las demas no tanto. Todo sobre el páxaro y las cobijas obscuras, con la raiz de las plumas blanquizca; pero el escapulario esta bañado con vinagre.

Otro era largo 8¾ pulgadas, y otro 8¼. Este tenia todo el cuello obscuro, como la

[page] 467

espalda y grande parte del costado del cuerpo: el lomo pardo como las cobijas: los remos debaxo y tapadas blanquizcas, con las puntas pardas en los trozos internos. Baxo del cuerpo y parte de sus costados de un blanquizco variado con obscuro, y lo demas como en el primero.

Remos 28, los quatro primeros casi iguales: pierna 27 lineas: tarso 9½ negras: dedo exterior 20, medio 19, interno 15, trasero 5: todos muy delgados como en los demas, y la nadadera lo mismo: pico 8½, recto, negro, agudo, fuerte, y el iris amarillo.

Mi Naturalista1 habla de su Castagneau de Saint Domingue diciendo, se encuentra en dicha Isla: que su longitud del pico á la rabadilla apénas es de 7½ pulgadas; y que es negrizco encima y gris blanco plateado manchado con pardo debaxo. Parece que esto puede aplicarse muy bien al mio.

1 Tom. XV. pág. 384.

GG 2

[page] 468

NÚM. CCCCXLVI.

DEL DEDALES.

Es una de mis primeras descripciones, quando mi ignorancia era mucha, y despues no he vuelto á ver el páxaro. Le llamo Dedales aludiendo á las nadaderas singulares de sus dedos, y porque no me ocurre nombre mejor. Don Juan Machain le vió nadar por agosto en una laguna pegada al rio Paraguay en los 25 grados de latitud, y le mató creyéndole Pato. Se acercó con la canoa, y al cogerle, se admiró de oir chillar; lo que le estimuló á registrarle, y encontró oculto baxo del escapulario un pollo recien nacido; pues tenia todavía el pico y las uñas dobladas por la cáscara del huevo, y los dedos no bien desenvueltos. Se acerca á los Macás en la cabeza, pico y cuello, y en las escamas de las nadaderas; pero éstas son circulares, y tambien difiere en la cola.

Longitud 9½ pulgadas: braza 27. Me lo traxéron sin cola; pero tenia tres plu-

[page] 469

mas en cada lado del coccix, que excedian 10 lineas á la longitud referida. Sobre la cabeza es negro, y el párpado inferior hasta el pico blancos. De este color es la ceja, que sigue hasta el cogote sin unir con la del otro lado. Baxo de ella hay una tira negra, que naciendo tras del ojo, une con lo negro del colodrillo, que sigue hasta medio pestorejo. Del ángulo de la boca sale una mancha de canela clara que ocupa la quixada. De su extremo nace una cinta blanca que corre el costado del cuello hasta la mitad de éste, y la acompaña otra negra por debaxo. La garganta hasta la mitad es de un blanco que une con la citada cinta del propio color. El resto de la garganta hasta el vientre de un pardo blanquizco, y el vientre blanco. Los timoneles inferiores, las piernas y costados del cuerpo pardos verdosos, como el resto del pestorejo y todo sobre el páxaro, ménos los remos y las cobijas del trozo exterior que son obscuros. Las tapadas blanquean, mas las del segundo órden. Las citadas plumas de la cola eran negras con las puntas blancas.

Remos 20, el segundo y tercero mayo-

TOM. III. GG 3

[page] 470

res. Me lo traxéron sin cola; pero creo que la tiene, porque así lo indicaban sus tres plumas exteriores de cada lado, y porque le apuntaba al pollo: pierna 22 lineas, enteramente oculta con las plumas que caen del muslo: tarso 12, negro, ménos la coyuntura desnuda y una lista pajiza que sigue hasta la medianía por el costado de afuera: dedo externo 14, envuelto en nadadera escamosa compuesta de quatro círculos, de los quales solo el de la punta está despegado de los del dedo medio; el qual es largo 15½, y tambien envuelto en tres círculos, los dos de la punta separados de los del interior. Este es de 11, envuelto en dos círculos, y el trasero en uno: todos son negros, como un liston perpendicular á ellos, que atraviesa cada círculo por el medio, dexando lo demas amarillo. La cabeza pequeña, algo mas alta y angosta de lo regular: su pluma y la del cuello muy corta y sentada, aunque la del cogote poco mas larga: pico 13 lineas, recto hasta la mitad, lo demas insensiblemente corvo. El respiradero se extiende de la medianía para adentro tres lineas paralelamente al labio, que allí es roxo, y lo

[page] 471

demas de la pieza superior obscuro con la punta blanquizca, que es el color de la pieza inferior.

Buffon1 le llama Grebe-foulque, porque dice tiene los dos caractéres de Grebe y de Foulque; esto es, la cola bastante ancha y las alas largas; pero me parece mas bien Macá. Dice que se encuentra en Cayena: que es tan pequeño como el Castagneaux: que toda la capa es parda verdosa, y todo lo anterior de un bello blanco; y que los dedos son cortados al través con rayas negras y blancas ó amarillazas. Esta descripcion es ligera, y no muy exâcta. Su estampa 893 le marca 11 pulgadas, le suprime la canela de la quixada, le alarga la cinta blanca hasta los dos tercios del cuello, y solo la acompaña la otra negra desde la mitad en adelante. Le tiñe toda la garganta hasta el ano y las piernas de muy blanco, y el resto pardo acanelado, con toda la cola obscura y la punta blanca, y el pico naranjado. Tampoco le dibuxa bien los anillos de las nadaderas; pero se conoce al páxaro.

GG 4

1 Tom. XV. pág. 385.

[page] 472

NÚM. CCCCXLVII.

DE LA FOCHA.

Ignorando su nombre, se lo doy, porque me parece es la Focha de mi tierra. Tuve tres vivas en el Paraguay, y las solté en mi quarto, donde manifestáron tranquilidad, estupidez y pereza. Jamas, aun hostigados, hiciéron uso de las alas como si no supiesen volar. Les dí pan mojado, y pedacitos de carne cruda; pero no queriendo comer muriéron al tercer dia. En Buenos Ayres tuve otra por julio. Se parece á los Yahanás en la cola, en la hechura del pico, aunque mas grueso y corto á proporcion; en el iris, en la forma total, aunque mas abultada, y en la lesna de la hijuela; pero dista mucho por la estupidez y torpeza de sus movimientos. Tiene el pecho plano, aunque no tanto como los Macas y Patos, el plumage mas tupido, el tarso mas comprimido que dichos Yahanás, y nadadera en los pies, con las alas mas extendidas.

[page] 473

Longitud 12⅔ pulgadas: cola 17/12: braza 23, y hasta la raiz del cuello 6. El volúmen es mas abultado de lo que corresponde á la carne, porque la pluma es larguita, y tan tupida, que no puede verse el cuero sin arrancarla, y sus barbas son sueltas y suaves, con el cuello gruesecito. La cabeza entera y hasta la mitad del cuello muy negros. El resto del vestido casi negro, aunque no tanto en lo inferior. Los timoneles inferiores, las puntas de los remos de los trozos internos y el filo del encuentro blancos, como la bordita del primer remo. Estos por debaxo y el órden mayor de tapadas plateados, las demas obscuras, como el ala, la hijuela y cobijas del trozo exterior.

Remos 26, no débiles, el segundo mayor: cola 12 plumas agudas y patunas, y la cubren todos sus timoneles: pierna 43 lineas, las 8 desnudas, y junto á la pluma de un verde amarillazo: tarso 28, comprimidísimo, pálido verdoso delante y el resto obscuro: dedo medio 31½, con tres nadaderas circulares algo unidas cada una á su inmediata, escamosas, y del color del tarso con las bordas obscuras: dedo exte-

[page] 474

rior 26, envuelto totalmente en una nadadera larga con pequeñas hondas: interno 23, envuelto como el medio en dos nadaderas, y los tres enteramente separados. El de atras 10½, con una nadadera en la parte interna: ojo grandecito, iris sanguino. El pico tiene una muy notable entrada ó calva plana, algo blanduja, casi semicircular, ancha 5, honda 6, amarilla gutabamba. Midiendo el pico desde lo interior de la calva es largo 18, alto 6, ancho 4, comprimido por los costados, fuerte y recto hasta el último tercio, que encorva algo. La raiz ó inmediacion de la calva es blanca verdosa, lo demas lo mismo; pero algo obscurecido y con viso roxizo. La nariz 4, angosta sin diafragma y algo corva con las puntas arriba.

En la crítica de la siguiente verémos que es la Morelle de Buffon.

NÚM. CCCCXLVIII.

DE LA FOCHA DE LIGAS ROXAS.

Encontré tres parejas hácia el mediodia

[page] 475

por septiembre en el riachuelo de Buenos Ayres. Observé que nadaban bien, aunque no con la agilidad de los Patos; y algunas al acercarme tomáron tierra para esconderse entre las plantas, caminando bastante bien y con ayre; pero ninguna zambulló aun despues de tirarles y errarlas. Maté dos idénticas, y las cotejé con la descripcion anterior, y encontré las diferencias siguientes, que unidas á la magnitud, que dista bastante, podrán ser suficientes para graduarlas de diversa especie.

Longitud 15½ pulgadas: cola 1¾: braza 25, y hasta la raiz del cuello 7¼. No tiene blancas las puntas de los remos en los trozos internos. Cola 14 plumas nada agudas: pierna 58 lineas, las 10 desnudas y naranjadas roxas: tarso 34, no demasiado comprimido: dedo medio 40, exterior 34, interno 30, trasero 14. La calva bastante aguda en lo interior, y no circular. Midiendo el pico como en la antecedente es largo 19½, alto 7, ancho 6, y todo él como la calva de un amarillo verdoso, con una mancha sanguina en el tercio medio del caballete. Todo lo demas idéntico con la anterior.

[page] 476

Buffon1 dice que hay dos especies de Foulque, ó mas bien dos variedades ó dos razas, que no se juntan, viviendo en las mismas aguas: que solo se diferencian en que la una, á quien llaman Macroule, es un poco mayor que la llamada Morelle; y que los que han querido distinguirlas por el color de la calva, ignoráron que en ámbas se vuelve roxa con el amor, siendo en todo otro tiempo blanca.

Luego describe á la menor diciendo, que interiormente tiene plumon tupido, que su plumage fino y cerrado es negro aplomado, lleno y profundo sobre la cabeza y cuello, y con algo blanco en el pliegue del ala: que la membrana gruesa, blanca y desnuda de la calva le parece ser una prolongacion de la costra superior de la substancia del pico: que es blanduja y casi carnosa cerca de la raiz: que el pico es una especie de cono comprimido por los costados, blanco azulado, que se cambia en roxizo con el amor quando la calva se vuelve roxa: que los dedos tienen en ámbos lados franjas de membrana festonada, cuyos nudos corresponden á las articula-

1 Tom. XV. pág. 327.

[page] 477

ciones, y son aplomados como el tarso; y que en lo desnudo de la pierna hay un círculo roxo. La estampa 197 le marca 11½ pulgadas. No le señala blancos los timoneles inferiores, ni las puntas de los remos internos, sino el encuentro y la barba superior del primer remo. Le tiñe todo el vestido azul obscuro, el pico amarillo obscuro y mal figurado, la calva blanca al principio, roxiza en lo interior, y lo desnudo de la pierna roxo con los pies obscuros amarillazos. De modo que sin duda es mala. De la Macroule ó mayor dice1 que en todo es lo mismo, ménos que es un poco mas grande, y tiene la calva mas ancha.

Á mí me parece indudable que aquí se trata de mis dos Fochas, y que la Macroule es la presente, y la Morelle la anterior; pues así lo persuade el tamaño. Siendo esto al parecer evidente, se infiere que el Autor aplicó mal á ámbas lo roxo de la pierna, quando solo es de la presente; y que se equivoca en dar calva mayor á la Macroule, que la tiene mas estrecha. Igualmente no se me hace creible que la calva sea roxa con el amor. Tampoco apruebo que com-

1 Tom. XV. pág. 340.

[page] 478

pare su magnitud y formas á las de la Gallina; pero le creo que ámbas comen insectos aquáticos, pescaditos, sanguijuelas y semillas, aunque no que traguen piedrezuelas. Añade que la Morelle en libertad tiene dos cantos, y que los pierde en la esclavitud. Supone que á nadie cede para nadar, que está en el agua mas que nadie (ménos los Plongeons), que es raro verla en tierra, y que si sucede, se dexa á veces coger con la mano. Pero segun he observado qualquier Pato nada mas y mejor, y la he visto dexar el agua para correr en tierra ántes que me llegase á tiro. Igualmente afirma y creo, que prefieren las albercas, que ven bastante de noche, que les repugna el volar, y que lo hacen muy alto con la obscuridad. Pero no que las viejas buscan el alimento solo de noche, que la mayor parte del dia están todas escondidas, y se meten hasta en el cieno si las inquietan, y que zambullen; porque he visto á mi especie mayor nadar y caminar con lo fuerte del dia, y no veo en las formas indicio de que zambullan en el agua, y ménos en el barro. Tambien me parece mucho hacerle poner de 18 á 20 huevos blancos sucios,

[page] 479

y que construya su nido tan á descubierto como supone; pues es páxaro arisco y que se esconde siempre. Asegura que existe en toda Europa desde Italia á Suecia, en Asia y Groenlandia, y que se detiene en Francia la mayor parte del año, y en algunos cantones siempre. Tuvo una Macroule viva, y porque la pilláron en las viñas asegura que el viento la llevó. Reusó desde luego toda comida, el pan, queso, carne cruda y cocida, lombrices, ranaquajos vivos y muertos; y para que viviese un mes fué menester embucharle pan mojado. Por lo demas lo que observó es lo mismo que yo en la anterior.

FIN DEL TOMO TERCERO.

[page] 480

ERRATAS.

PAG. LIN. DICE. LEASE.
44 25 Ynambiu Ynambui
111 13 Ramichi Kamichi
115 3 aspeados jaspeados
210 3 a pasa la pasa
225 5 fuscos fuscus
238 9 don donde
253 18 con el sigue con el que sigue
262 18 aparte aparéa
429 20 Canará Canard

[page break]

[page break]

 


This document has been accessed 1049 times

Return to homepage

Citation: John van Wyhe, editor. 2002-. The Complete Work of Charles Darwin Online. (http://darwin-online.org.uk/)

File last updated 11 March, 2014