RECORD: Darwin, C. R. 1958. [Letter to H. Weyenbergh, 1879]. In Telasco García Castellanos, Darwin: Homenaje en el Centenario de la Primera Manifestación Científica sobre el Orígen de las Especies. Academia Nacional de Ciencias (Córdoba, Argentina). Misc. no. 36: 1-14.

REVISION HISTORY: Text prepared by Christine Chua, edited by John van Wyhe 10.2022. RN1

NOTE: See record in the Freeman Bibliographical Database, enter its Identifier here. With thanks to Pedro Navarro. See also Darwin in Argentina. Revista de la Asociación Geológica Argentina 64, no. 1 (February 2009): 1-180 (A194). A194

Hendrik Weyenbergh (1842-1885) was a Dutch-born physician and zoologist in Argentina and from 1878 President of the Academia Nacional de Ciencias of Argentina.

[front cover]

ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS

(Córdoba, Argentina)

Miscelánea No. 3ó

 

DARWIN

Homenaje en el Centenario de la Primera Manifestación

Ciendfíca sobre el Orígen de las Especies

 

POR

 

TELASCO GARCIA CASTELLANOS

 

CORDOBA (R. A.)

1958

[page 1]

[photograph of Darwin with signature. Also published in Darwin in Argentina (2009): "Portrait with signature [given] by Charles Darwin to the Academia Nacional de Ciencias in 1878 acknowledging his nomination as an Honorary Member. Photograph taken by Julia Margaret Cameron in 1868. Unpublished original copy kept in the Academia (see Depetris this volume)."]

[page 2]

DARWIN

Homenaje en el Centenario de la Primera Manifestación Científica sobre el Origen de las Especies.

La expresión más elevada de la cultura británica está representada por los nombres de un núcleo tan grande y de tantos merecimientos, que es difícil seleccionar cuales son los hombres que pertenecen a la cumbre del pensamiento. Pero lo que es posible y que por lo general aceptamos casi subconscientemente, es que sobre ese núcleo sobresalen tres que cubren gran parte de la historia de la ciencia y de las artes: Shakespeare, Newton, Darwin.

Por ello y por la relación que Darwin mantuvo connuestra Academia es que se le ha rendido un justo homenaje en el centenario de su primera manifestación concreta sobre el Origen de las Especies.

Además, debemos tener en cuenta que fue seguramente en nuestro país, o en naciones limítrofes, donde concibió las primeras percepciones sobre la evolución que dos décadas después dió a conocer con un acabado criterio científico. El mismo lo manifiesta cuando dice: "Viajando en calidad de naturalista a bordo del Beagle, me llamaron mucho la atención ciertos hechos concernientes a la distribución de los seres orgánicos que habitan en America del Sur y a las relaciones geo-

[page 3]

logícas entre los habitantes actuales y preteritos de este continente" (1).

En ef ecto, del total de su libro Viaje de un Naturalista Alrededor del Mundo, que es su primera obra de gran envergadura (2), lo referente a América del Sur ocupa làs tres cuartas partes y lo que concierne a la Republica Argentina, el 40 por ciento.

Por otra parte, es en su relato sobre este viaje que descubrimos dos fundamentales aspectos de su noble espíritu: su extraordinaria sensibilidad por las manifestaciones de la Naturaleza y su temperamento espiritualista.

La fuerte impresión que experimentó el viajero al transitar por nuestras tierras, prueba lo primero, quedando patente al decir que "Cuando evoco los recuerdds del pasado, las llanuras de la Patagonia acuden frecuentemente a mi memoria, y, sin embargo. . . son desiertos. ¿Por qué entonces esos desiertos (y no soy el unico que ha experimentado ese sentimiento) han causado en mí tan profunda impresión?". En cuanto a lo segundo, sus mismas palabras indican su interior espiritual al hablar de la sublime sensación que del transeunte se apodera al visitar las selvas de Brasil y los bosques de Tierra del Fuego: "Nadie, según creo, puede penetrar en esas vastas soledades sin sentir una viva

(1) Darwin, Charles.─ "The Origin of Species By Means of Natural Selection, or the Preservation of Favoured Races in the Struggle for Life", London, 1859.

(2) El verdadero titulo que lleva la 2a edición inglesa, que es la que mantuvo sin modificaciones es: ''Journal of Researches into the Natural History and Geology of the countries visited during the Voyage of H.M.S. "Beagle" round the world, under the command of Capt. FitzRoy, R. N. London 1845 y que despues se abrevió con el titulo "A Naturalist's Voyage".

[page 4]

[See Darwin in Argentina (2009): "Facsimile of the letter sent by Charles Darwin on March 18th 1879 to the Academy's President, Dr. Hendrik Weyenbergh, acknowledging his appointment as Honorary Member of Argentina's National Academy of Sciences."]

[page 5]

[See Darwin in Argentina(2009): "Facsimile of the letter sent by Charles Darwin on March 18th 1879 to the Academy's President, Dr. Hendrik Weyenbergh, acknowledging his appointment as Honorary Member of Argentina's National Academy of Sciences."]

[page 6]

emoción y sin comprender que hay en el hombre algo mas que la vida animal".

A la obra de Darwin, objeto de tanta controversia, no debemos analizarla por su contenido substancial únicamente, sino por su valor esencial. No puede hacerse hincapié en el hecho de que ella resulta como consecuencia de sus predecesores; lo que nos interesa es averiguar si de la modificación del criterio gieneral-mente aceptado para la epoca, surgió una nueva concepción que ha encauzado a los conocimientos modernos en un sistema mas razonado. Sin duda, esa circunstancia se ha alcanzado y no se puede detener la marcha de la ciencia para preguntarnos que proporción de su obra permanece valida o cuanto debe desecharse.

La Ciencia marca sus progresos en forma cualitativa. Es por este motivo que no nos detenemos para confeccionar una estadistica de lo verdadero y de lo erróneo en la ciencia de Aristóteles, por ejemplo, en la que permanece muy poco de positivo si nos atenemos a la luz de los modernos conocimientos. Lo· importante es el pensamiento aristotelico para interpretar cual ha sido el avance científico sobre las ideas preexistentes.

No obstante, debe reconocerse que de la fuerza extraordinaria impresa al movimiento científico· por mentalidades de tan grande altura, deriva una especie de inercia que plasma los conocimientos, muchas veces por siglos, en duros moldes. Posiblemente en la obra darwiniana parte de es.to ha ocurrido. La interpretación de sus principios es discutida de diversa manera por los que desarrollan sus teorías para transportarlas en sentido favorable o desfavorable al ámbito de

[page 7]

la Filosofía y por los que se valen de ellas para aplicarlas a las Ciencias N aturales.

En la actualidad, aun cuando existe una corriente que discute los principios según el esquema precedente para los primeros, no se detienen los otros, los naturalistas, en observaciones inconducentes porque ya poseen el principio evolutivo que aplican y que es la verdadera gloria del mentado sabio.

Se considera al año 1858 como punto de partida de la principal obra de Darwin por la circunstancia de que su trabajo, en realidad un resumido estudio del libro que en esa época tenía casi concluido, se leyó en la Linnaean Society de Landres el 1˚ de julio de 1858 y se publicó en el volumen III (Zoología) del Journal de la misma soeiedad en 1859 (1).

A este trabajo lo intituló "On the Tendency of Species to form Varieties; and on the Perpetuation of Varieties and Species by Natural Means of Selection" y fue leído conjuntamente con otro estudio sobre el mismo tema, de Alfred Wallace, (2) que arribaba a las mismas conclusiones.

Darwin, en la Introducción a "El Origen de las Especies por la Selección Natural", explica cómo se

(1) "The Life and Letters of Charles Darwin including an Autobiographical Chapter. Edited by his Son, Francis Darwin". 3 vol London 1888. La nota bibliografica se encuentra en el vol. III: 3ó7, y ha sido consultada por atención del Ing. A. Hunziker.

(2) Wallace, Alfred Russel (1823-1913) . Naturalista britanico que estudio la fauna y la flora del archipielago ma layo. El articulo que envió al mismo Darwin para que lo presentara a uno de los ambientes científicos mas conspicuos de la epoca y que fue leido en la Sociedad Linneana lleva el t itulo de: "0n the Tendency of Varieties to Depart Indefinitely from the Original Type".

[page 8]

[See Darwin in Argentina (2009): "Facsimile of the front page of Origin of Species. The volume was sent by the publisher to the National Academy of Sciences, in Córdoba, upon Darwin's request."]

[page 9]

desarrollaron los hechos: "En 1858 me envió (Wallace) una monografía acerca del tema, pidiéndome que luego la pusiese en manos de Sir Charles Lyell. Mandóla este a la Sociedad Linneana y se publico en el tomo III de la revista de dicha Sociedad. Sir Charles Lyell y el Dr. Hooker que conocían mi obra el Dr. había leído mi esbozo en 1844─, me hicieron el honor de considerar oportuno que se publicaran, junto con la excelente monografía de Mr. Wallace, algunos breves extractos de mis manuscritos".

Con posterioridad la opinión científica se dividió entre los defensores y los opositores a la teoría. Esta circunstancia es muy conocida del mundo científico y conocidos son también los sabios que se alinearon detrás de cada uno de los grupos. Sólo nos encuadraremos en este homenaje a publicar las referencias y documentos que relacionan a Darwin con nuestra Academia.

En el acta que lleva fecha 3 de agosto de 1878, cuando esta Institución toma su forma definitiva en la presidencia de Avellaneda y se le reconoce un estatuto que le da una mayor autonomía, se encuentra la resolucion por la cual se concede a Darwin el título de Miembro Honorario. Antes era Miembro Corresponsal. La Comisión Directiva que tomó ese temperamento estaba presidida por el Dr. Weyenbergh y como vocaleslos Doctores Latzina, Hieronymus, Brackebusch y Oscar y Adolfo Doering. Como Secretario actuaba Don Tobias Garzón.

Posteriormente, por decreto de fecha 21 de setiembre de 1878 el Presidente Avellaneda y SU Ministro Bonifacio Lastra, aceptan la resolucion académica y con

[page 10]

firman a Darwin y a Grisebach como Miembros Honorarios. (Libro Primero de Actas de la Academia Nae. de Ciencias en Cordoba, folio 24).

Darwin envió, ademas de su fotografía autografiada que figura en la presente publicación, la 6° edición 1878, de "The Origin of Species By Means of Natural Selection of the Preservation of Favoured Races in the Struggle for Life", que es, como se sabe, la mejor y más completa, cuya portada también se ha reproducido.

Estas tres piezas, fotografía, carta y libro, se encuentran guardadas como· verdaderas reliquias y forman parte del acervo documental para el historial de la ciencia argentina.

Córdoba, 1958.


This document has been accessed 140 times

Return to homepage

Citation: John van Wyhe, ed. 2002-. The Complete Work of Charles Darwin Online. (http://darwin-online.org.uk/)

File last updated 15 October, 2022